Proverbios españoles (E)

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
Saltar a: navegación, buscar

Con la E[editar]

De Ea... a Ek...[editar]

  • Ea, que hago barato: ¡lo que vale tres, lo doy por cuatro!.
  • Echa bien tus cuentas, para que después no te arrepientas.
  • Echa cuentas, que te saldrán cuentos.
  • Echa cuentas y te saldrán rosarios.
  • Échalas del tuyo que con el aire no se oye.
  • Échale guindas a la tarasca y verás como las masca.
  • Échale guindas al pavo.
  • Échame pan y dime tonto.
  • Échame pan y llámame perro.
  • Echando a perder se aprende.
  • Echando mucho aceite en la sartén, cualquiera fríe bien.
  • Echar confites a un cochino, es desatino.
  • Echar por el atajo no siempre ahorra trabajo.
  • Echar todo a doce, aunque nunca se venda.
  • Échate a enfermar y verás quién te quiere bien o quién te quiere mal.
  • Échate este trompo a la uña.
  • Echa un cacho de honradez al puchero, y verás qué caldo sale.
  • Échele leche al sapo, antes que él se la eche.
  • Echéme a dormir y espulgóme el perro, no la cabeza sino el esquero.
  • Écheme ese trompo en l'uña.
  • Edificar sobre arena no es buena labor.
  • Educación y pesetas, educación completa.
  • Educación y buenos modales abren puertas principales.

De "El a..." a "El p..."[editar]

  • El abad canta donde yanta.
  • El Abad de Bamba, lo que no puede comer, dalo por su alma.
  • El Abad debe cantar, y el acólito acompañar.
  • El Abad de Compostela, que se comió el cocido y aún quiso la cazuela.
  • El abuso de las riquezas es peor que la necesidad de ellas.
  • El aceite de oliva todo mal quita.
  • El aceite es: armero, relojero y curandero.
  • El afeite que más hermosea es la dádiva buena.
  • El agradecido demuestra ser bien nacido.
  • El agradecido no olvida el bien recibido.
  • El agraviado, nunca desmemoriado.
  • El agua clara y corriente, no contamina a la gente.
  • El agua corriente no mata a la gente, el agua sin correr mata a la mujer.
  • El agua cuesta arriba dura poco, y menos el amor de niño y loco.
  • El agua de Agosto quita vino y no da mosto.
  • El agua de San Juan quita aceite, vino y pan.
  • El agua de San Juan quita vino y no da pan.
  • El agua en invierno duerme sola.
  • El agua es blanda y la piedra es dura; pero gota a gota, hace cavadura.
  • El agua fresca se bebe en jarro.
  • El agua hace sudar; el vino, cantar.
  • El agua ni envejece ni empobrece.
  • El agua, ni envejece, ni empobrece.
  • El agua no horada a la piedra por su fuerza sino por su constancia.
  • El agua para el pollino, para el hombre el vino.
  • El agua para los bueyes y el vino para los reyes.
  • El agua para los peces; para los hombres, vino a montones.
  • El agua para un susto y el vino para un gusto.
  • El agua que corre nunca se corrompe.
  • El ahorro anda pasito a pasito, pero llega lejitos.
  • El ahorro es santo porque hace milagros.
  • El aire de Madrid mata a un hombre y no apaga un candil.
  • El aire que corre muda la veleta, más no la torre.
  • El ajo es la triaca del villano.
  • El álamo largo y enjuto, ni da sombra ni da fruto.
  • El alcalde de mi pueblo me lo enseñó: quítate del medio que me pongo yo.
  • El alcalde de mi pueblo, ¡qué burro tiene que ser!, para mandar en nosotros, que semos más burros que él.
  • El alcanzar algo no significa nada si no se le utiliza.
  • El alfayate del Cautillo hacía la costura de balde y ponía el hilo.
  • El allegar no es por mucho madrugar, sino por mucho trabajar y poco gastar.
  • El alma cruelmente herida, perdona pero no olvida.
  • El alma está no donde vive sino donde ama.
  • El almendro de enero no llega al cesto.
  • El ama brava, es llave de su casa.
  • El amigo ausente, como si fuese presente. Has de estimarlo y tenerlo en memoria.
  • El amigo, lo escojo yo, el pariente, no.
  • El amigo verdadero ni contra tu honra ni contra tu dinero.
  • El amo imprudente hace al mozo negligente.
  • El amo majestuoso, hace al mozo reverencioso.
  • El amo no siempre tiene razón, pero es el amo.
  • «El amor da al necio osadía y entendimiento.» [1]
  • «El amor de asnos hace sabios, y de sabios hace asnos.» [2]
  • «El amor de la mujer, en la ropa del marido se echa a ver.» [3]
  • «El amor del cobarde hace hombre para alarde.» [1]
  • El amor de lejos, es para los pendejos.
  • «El amor de los asnos entra a coces y bocados.» [4]
  • «El amor de los gatos, a voces y por los tejados.» [5]
    • Nota: Censura la actitud de quienes difunden sin discreción sus conquistas amorosas. El amor entra por los ojos. Señala la importancia del buen parecer y del buen aspecto físico en el nacimiento del amor. [5]
  • «El amor, de necios hace discretos.» [6]
  • «El amor destierra la vergüenza.» [6]
  • «El amor encogido en poco es tenido.» [7]
  • «El amor entra con cantos y sale con llantos.» [4]
  • «El amor entra por la cocina.» [8]
  • «El amor entra por los ojos.» [5]
    • Nota: Señala la importancia del buen parecer y del buen aspecto físico en el nacimiento del amor. [5]
  • «El amor es carne para el mancebo y hueso para el viejo.» [1]
  • «El amor es ciego.» [5]
    • Nota: Señala que la persona enamorada no ve los defectos de la persona a quien ama. Proviene del proverbio latino Amor caecus. [5]
  • «El amor es demencia, y su médico, la ausencia.» [9]
  • «El amor es el vino que más pronto se avinagra.» [10]
  • «El amor es estupendo, pero dando y recibiendo.» [11]
  • «El amor es eterno, mientras dura.» [12]
  • «El amor es loco, pero a muchos vuelve tontos.» [13]
  • «El amor es una ratonera; entra el ratón, cuando quiere, pero no saldrá cuando quiera.» [14]
  • «El amor, la picardía y la necesidad hacen buenos oradores.» [15]
  • «El amor, la tos y el fuego, no pueden ser encubiertos.» [16]
  • «El amor no se compra con dinero.» [17]
  • «El amor nunca hizo ningún cobarde.» [18]
  • «El amor nunca se paga sino con puro amor.» [19]
  • «El amor poco, nunca es loco; pero si mucho es, con todo obstáculo da al través.» [20]
  • «El amor presencia quiere, y sin ella, pronto muere.» [9]
  • «El amor que se lleva el viento, que te sirva de escarmiento.» [4]
  • «El amor tira más que una yunta de bueyes.» [21]
  • «El amor todo lo iguala.» [6]
  • «El amor, unas veces soñador y otras volador.» [4]
  • «El amor vive en presencia y muere en ausencia.» [9]
  • «El amor y el buñuelo han de comerse en caliente.» [22]
  • «El amor y el dinero no pueden estar ocultos.» [23]
  • «El amor y el interés, comen juntos en un plato; el amor come por horas y el interés cada rato.» [24]
    • Variante: «El amor y el interés se fueron al campo un día, pero más pudo el interés que el amor que le tenía.» [25]
  • «El amor y el niño, donde les muestran cariño.» [26]
  • «El amor y el odio son las dos caras de la misma moneda.» [27]
  • «El amor y el reinar, nunca admiten compañía.» [6]
  • «El amor y el reloj locos son.» [28]
  • «El amor y el vino sacan al hombre de tino.» [4]
  • «El amor y la fe, en las obras se ve.» [29]
  • «El amor y la luna se parecen, menguan cuando no crecen.» [30]
  • «El amor y la nariz enrojecida no pueden ocultarse.» [31]
  • «El amor y los celos, hermanos gemelos.» [4]
    • Variante: «El amor y los celos son compañeros.» [32]
  • El andar de la madre, tiene la hija. Siempre salen los cascos a la botija.
  • El año bueno, el grano es hecho; el año malo, la paja es grano.
  • El año bueno, el grano es heno; el año malo, la paja es grano.
  • El año de la sierra, no lo traiga Dios a la tierra.
  • El año nuevo nos viene anunciando cuando Diciembre se va tiritando.
  • El año que es de leche, hasta los machos la dan.
  • El año que viene de suerte, la mujer pare los hijos de otro.
  • El aprender es amargura; el fruto es dulzura.
  • El aprendizaje cuesta caro, y siempre se paga.
  • El arado rabudo, el arador, barbudo.
  • El aragonés fino después de comer tiene frío.
  • El arandino se lava con vino, lo lleva de camino y lo bebe de continuo.
  • El árbol con fronda amiga, buena sombra nos prodiga.
  • El arbolito desde chiquito.
  • El árbol que no da frutos, da leña.
  • El arco al poniente, desunce los bueyes y vente.
  • El arco iris brilla después de la tempestad.
  • El arroz, el pez y el pepino, nacen en agua y mueren en vino.
  • El arroz, la merluza y el pepino, nacen en agua y mueren en vino.
  • El asesor financiero, no es quien arriesga el dinero.
  • El asno del gitano, en viendo el palo alarga el paso.
  • El asno del gitano, viendo el palo alarga el paso.
  • El asno enamorado, muéstralo a coces y a bocados.
  • El asno no quiere espuela, sino vara con aguijón que le duela.
  • El asno que se cree ciervo, al saltar se despeña.
  • El asno sólo en la muerte halla descanso.
  • El asno y la mujer, a palos se han de vencer.
  • El aspecto orgulloso aleja los corazones, pero la cortesía los gana.
  • El asunto de la jodienda no tiene enmienda.
  • El avariento nunca está contento.
  • El avaro carece tanto de lo que tiene como de lo que no tiene.
  • El avaro es como el cerdo, esta bueno muerto.
  • El avaro, por gastar poco, aunque todo lo tiene, carece de todo.
  • El avaro se roba a sí mismo. El pródigo, a sus herederos.
  • El ave canta aunque la rama cruja.
  • El ave de rama en rama, y el numérito a la cama.
  • El ave que vuela, a la cazuela.
  • El barbecho de enero hace a su amo caballero.
  • El barco de las promesas ya zarpó.
  • El bebedor fino, a sorbitos bebe el vino.
  • El beber es caballero, y el comer villano y grosero.
  • El beber es el placer, y el pagar es el pesar.
  • El beber es hidalgo, y el comer es villano.
  • El beso es al amor lo que el rayo al trueno.
  • El beso lo inventó Dios y el diablo lo que viene en pos.
  • El bien, de lejos viene; pero el mal, cerca lo tienes.
  • El bien hacer abre cien puertas, y el mal agradecer las cierra.
  • El bien que se venga a pesar de Menga, y si se viene el mal, sea para la manceba del abad.
  • El bien se vende por onzas y el mal por arrobas.
  • El bien viene andando, pero el mal volando.
  • El blanco es el color que se ensucia más fácilmente.
  • El bobo José Mamerto, tras de jetón, boquiabierto.
  • El bobo si es callado, por sesudo es reputado.
  • El bobo todo lo sabe hacer cuando no es menester.
  • El borracho, aunque turbio, habla claro.
  • El borracho, de nada tiene empacho.
  • El borracho fino, después del dulce, vino.
  • El borracho fino, tras la leche, vino.
  • El borracho valiente se pasa del vino al aguardiente.
  • El borracho vendería los pantalones por beber.
  • El borriquito delante, para que no se espante.
  • El brasero, llega mejor a los primeros.
  • El brazo a trabajar, la cabeza a gobernar.
  • El buen alimento cría entendimiento.
  • El buen bebedor bien sabe. cuanta cerveza le cabe.
  • El buen caballo de ladridos no hace caso.
  • El buen cirujano, corta por lo sano.
  • El buen cirujano. opera temprano.
  • El buen enero, frío y seco.
  • El buen gallo, en todo gallinero canta.
  • El buen garbanzo y el buen ladrón de Fuentesauco son.
  • El buen hijo a su casa vuelve.
  • El buen instrumento saca maestro.
  • El buen labrador en el camino, no en el casino.
  • El buen libro de las penas es alivio.
  • El buen mosto sale al rostro.
  • El buen nabo, por Santiago tiene cabo.
  • El buen obrero, encuentra trabajo en cualquier agujero.
  • El bueno, lo malo calla; el malo, todo lo habla.
  • El buen pagador no necesita prenda.
  • El buen paño dentro del arca se vende.
  • El buen paño en el arca se vende.
  • El buen pan se hace con trigo, y con franqueza el amigo.
  • El buen saber es callar, hasta ser tiempo de hablar.
  • El buen tiempo ayuda en el trabajo.
  • El buen tiempo hay que meterlo en casa.
  • El buen traje encubre el mal linaje.
  • El buen vecino, arregla el camino.
  • El buen vestido aumenta la hermosura, y la fealdad disimula.
  • El buen vinagre del buen vino sale.
  • El buen vino añejo hace al hombre niño y remoza al viejo.
  • El buen vino de ha de beber en cristal fino.
  • El buen vino, de sí propio es padrino.
  • El buen vino, en copa cristalina, servida por mano femenina.
  • El buen vino, en cristal fino; el peleón, en jarro o en porrón.
  • El buen vino, en cristal fino; y el peleón, en el jarro o en el porrón.
  • El buen vino en vaso chico.
  • El buen vino no merece probarlo, quien no sabe paladearlo.
  • El buen vino para el catador fino.
  • El buen vino resucita al peregrino.
  • El buen vino, se bebe en cristal o en vidrio.
  • El buen vino sin ramo se vende.
  • El buen vino sugiere buenos pensamientos y el malo perversos.
  • El buen vino, venta trae consigo.
  • El buey a la rueda, y la vaca a la puchera.
  • El buey, arando en la loma, trabaja para que otro coma.
  • El buey busca la sombra; porque la sombra no lo busca a él.
  • El buey conoce a su dueño y el burro el pesebre de su señor.
  • El buey huertero se caga en la entrada o se caga a la salida.
  • El buey lerdo bebe el agua turbia.
  • El buey manso mató al amo.
  • El buey no es de donde nace, sino de donde pace.
  • El buey pace donde yace.
  • El buey para arar, el pájaro para volar, el pez para nadar y el hombre para trabajar.
  • El buey ruin pereceando se descuerna.
  • El buey solo bien se lame.
  • El buey suelto, bien se lame.
  • El buey tira del arado, más no de su agrado.
  • El burrito siempre busca pastito tierno.
  • El burro adelante para que no se espante.
  • El burro adelante y la carga atrás.
  • El burro al ratón le llamó orejón.
  • El burro bueno, aunque sea la quijada encaja.
  • El burro busca al otro burro para rascarse.
  • El burro cayendo y el amo perdiendo, los dos se van entendiendo.
  • El burro cuando está alegre, rebuzna y pee.
  • El burro de San Vicente carga la carga y no la siente.
  1. Variante: El burro de San Vicente lleva la carga y no la siente.
  • El burro de Vicente, que lleva la carga y no la siente.
  • El burro hablando de olotes.
  • El burro hablando de orejas.
  • El burro que más trabaja, más rota tiene la albarda.
  • El burro sabe a quien tumba y el diablo a quien se lleva.
  • El burro sabe a quien tumba y el diablo a quien se lleva a la tumba.
  • El caballero y la dama, también lo son en la cama.
  • El caballo del judío, harto de agua y bien corrido.
  • El caballo es regalado, ¿y exiges que traiga bocado?.
  • El caballo grande, ande o no ande.
  • El caballo la pistola y la mujer nunca se prestan.
  • El caballo malo hay que venderlo lejos.
  • El caballo que mucho anda, nunca falta quien le bata.
  • El caballo y la mujer, al ojo se han de tener.
  1. Variante: El caballo y la mujer, a ojo se han de tener.
  2. Variante: El caballo y la mujer, donde se puedan ver.
  • El café, en taza, y los toreros, en la plaza.
  • El caldo, en caliente; la injuria, en frío.
  • El calamar, en todos los mares sabe nadar.
  • El calibre de un hombre se mide por la cantidad de sus enemigos.
  • El camarón que se duerme se lo lleva la corriente.
  • El camino del cielo es empinado, y el del infierno llano.
  • El camino del infierno está empedrado de buenas intenciones.
  • El camino malo, se pasa rápido.
  • El canal del Manzanares pocos barcos saca a mares.
  • El canalla es el que hace el agravio, no el que lo soporta.
  • El can en Agosto, a su amo, vuelve el rostro.
  • El can que mucho lame, saca sangre.
  • El cantar, alegra el trabajar.
  • El capitán verdadero embarca el primero y desembarca el postrero.
  • El caracol donde nace, pace.
  • El casa del muerto cada uno llora su duelo.
  • El casado casa quiere.
  • El casado, casa quiere y costal para la plaza.
  • El casado en su casa, y el muerto en la mortaja.
  • El casado por amor vive vida con dolor.
  • El Casado por amor vive vida con dolor.
  • El casamiento y el buñuelo quieren fuego.
  • El casar y descasar, despacio se han de pensar.
  • El catalán de piedras hace pan.
  • El cazador ruidoso es el que consigue menos pájaros.
  • El cebo es el que engaña, no la caña.
  • El cebo es el que engaña, que no el pescador ni la caña.
  • El cebo oculta el anzuelo.
  • El ceder es a veces la mejor manera de vencer.
  • El celoso no puede ser jocoso.
  • El centavo mal habido corrompe al peso honrado.
  • El cerdo no sueña con rosas, sino con bellotas.
  • El cerdo siempre busca el fango.
  • El cerebro es embustero; el corazón verdadero.
  • El cestero que hace un cesto, hace ciento.
  • El chisme agrada, pero el chismoso enfada.
  • El chisme que gira, no siempre es mentira.
  • El chocolate excelente, para poderse beber, tres cosas ha menester: espeso, dulce y caliente.
  • El chocolate, muy movido y poco hervido.
  • El chofer que no es perito, no maneja sino el pito.
  • El chorizo no es dañino si se cuece en vino fino.
  • El ciego y el ignorante, tienen el mismo talante.
  • El cierto amigo, en la cosa incierta se conoce.
  • El clérigo y el fraile al que han de menester, llamadlo compadre.
  • El cliente siempre tiene la razón.
  • El cobarde es león en su casa y liebre en la plaza.
  • El cobarde vive, el valiente muere.
  • El comer, es maestro del beber.
  • El comer mató a muchos; el hambre, a casi ninguno.
  • El comer mató a muchos, el hambre casi a ninguno.
  • El comer no admite espera, el pagar, la que se quiera.
  • El comer y el besar, todo es hasta empezar.
  • El comer y el cagar, con reposo se han de tomar.
  • El comer y el rascar no quieren más que empezar.
  • El comer y el rascar, solo es empezar.
  • El comer y el rascar, todo es empezar.
  • El conejo y el ruin, donde nace quiere morir.
  • El consejo de la mujer es poco, y el que no lo toma es loco.
  • El consejo del padre capuchino: con todo lo que comas, vino.
  • El consejo del viejo frailuco, hay que ser cuco.
  • El corazón conoce la amargura del alma.
  • El corazón del avaro se parece al fondo del mar, ya pueden llover riquezas, no se llenará.
  • El corazón del codicioso nunca tiene reposo.
  • El corazón del justo, piensa para responder.
  • El corazón del ñame sólo lo sabe el cuchillo.
  • El corazón en Dios y la mano donde se pueda.
  • El corazón engaña a los viejos.
  • El corazón es fiel, el entendimiento no lo es.
  • El corazón manda en los ojos, y les hace trampantojos.
  • El corazón, ni engaña ni se engaña.
  • El corazón no envejece es el cuero el que se arruga.
  • El corazón no habla, más adivina aunque calla.
  • El corazón no habla, pero adivina.
  • El corazón nunca es engañador.
  • El corazón que sabe temer sabe acometer.
  • El corazón sospechoso no tiene reposo.
  • El corazón triste, riendo muere y llorando vive.
  • El corazón y los ojos nunca son viejos.
  • El cordero manso mama a su madre y a cualquiera; el bravo ni a la suya ni a la ajena.
  • El cornudo es el último que lo sabe.
  • El creído majadero, pierde más que el consejero.
  • El criado, el gallo y el amo: un año; si es bueno: dos; ya tres: ¡os!.
  • El cuchillo no conoce a su dueño.
  • El cuchillo que no corta, si se pierde poco importa.
  • El cuclillo, solo sabe su estribillo.
  • El cuco que no canta en Abril, o está malo, o se quiere morir.
  • El cuco y el sacristán, juntos de juerga se van.
  • El cuerdo nunca se satisface de lo que hace.
  • El cuidado y la diligencia atraen la suerte.
  • El cura, cuando muere un rico, mata un buen cochino.
  • El cura de la aldea, por él venga lo que desea: que mucha gente se muera.
  • El cura y el que cura, no tienen hora segura.
  • El daño hecho no tiene remedio.
  • El danzante tiene cuatro chiquitillos y todos son danzantillos.
  • El dar es honor; el pedir, dolor.
  • El dar limosna nunca mengua la bolsa.
  • El Dar limosna nunca mengua la bolsa.
  • El dar y el tener, seso ha de menester.
  • El Dar y el tener, seso ha menester.
  • El deber y no pagar es tan antiguo como el mear.
  • El dedo malo, se corta y se vota.
  • El de las piedras hace pan.
  • El demonio no duerme.
  • El demonio y las mujeres siempre se entretienen.
  • El desdichado va por agua al río, y encuentra el cauce vacío.
  • El deseo hace hermoso lo feo.
  • El desgraciado, va a por agua al río, y encuentra el cauce vacío.
  • El desgraciado va por agua al río y se encuentra el cauce vacío.
  • El desorden almuerza con la abundancia, come con la pobreza y cena con la miseria.
  • El desperdicio, crea la necesidad. No desperdicies y no necesitarás.
  • El destino baraja, nosotros jugamos.
  • El deudor no se muera, que la deuda en pie se queda.
  • El diablo abre la puerta, y el vicio la mantiene abierta.
  • El diablo es puerco.
  • El diablo, harto de carne, se metió a fraile.
  • El diablo no sabe por diablo, sino por viejo.
  • El Diablo no se harta de romper suelas.
  • El diablo nunca duerme.
  • El diablo sólo tienta a aquel con quien ya cuenta.
  • El día de las Candelas, entra el sol por las callejuelas.
  • El día de San Bernabé dijo el sol: aquí estaré.
  • El día de San Brando, no tiene cuando".
  • El día de San Ciruelo, pagaré lo que debo.
  • El día de San Matías, entra el sol por la umbría.
  • El día dos de Febrero, cayó la rata en el puchero.
  • El día en que la mierda tenga algún valor, los pobres nacerán sin culo.
  • El día en que la mierda valga dinero, los pobres nacerán sin culo.
  • El día más claro llueve.
  • El día para el trabajo; la noche para el descanso.
  • El día que amasó, mal día pasó; pero peor es no tener qué amasar ni qué cerner.
  • El día que arda la enramada, se verá la llamarada.
  • El día que el pobre come merluza, está malo el pobre o la merluza.
  • El día que la mierda tenga algún valor, los pobres nacerán sin culo.
  • El día que no escobé, vino quien no pensé.
  • El día que no me afeité, vino a mi casa quien no pensé.
  • El día que te casas, o te curas o te matas.
  • El día que te casas, o te sanas o te matas.
  • El día que te cases salen tus faltas y el día que te mueras, tus alabanzas.
  • El día tiene ojos, la noche tiene oídos.
  • El diecisiete de enero piden por sus animales desde el pastor al yuntero.
  • El diente de la cabra menos come que daña.
  • El diez de Abril, al cuco verás venir.
  • El dinero al ignorante, lo hace necio y petulante.
  • El dinero ayuda a sopotar la pobreza.
  • El dinero como el chisme, se hicieron para contarlo.
  • El dinero corrompe al hombre.
  • El dinero del juego muchos lo tienen, pero pocos lo retienen.
  • El dinero del mezquino anda dos veces el camino.
  • El dinero del pobre, dos veces se gasta.
  • El dinero del pobre, dos veces se gasta. El duro del casado vale dos cincuenta.
  • El dinero del pobre, va dos veces a la plaza.
  • El dinero diario, es necesario.
  • El dinero es bien venido aunque llegue en una bolsa sucia.
  • El dinero es bueno para siervo, malo para dueño.
  • El dinero es buen servidor, pero como amo, no lo hay peor.
  • El dinero hace al hombre entero.
  • El dinero llama al dinero.
  • El dinero no compra la felicidad.
  • El dinero no da la felicidad, pero ayuda.
  • El dinero no da la felicidad; pero como calma los nervios.
  • El dinero no es Dios; pero hace milagros.
  • El dinero no es medicina; pero quita muchos dolores de cabeza.
  • El dinero no es santo; pero hace milagros.
  • El dinero no hace la felicidad.
  • El dinero no lo es todo, según dicen los que lo tienen.
  • El dinero requiere tres cosas: saberlo ganar, saberlo gastar y saberlo despreciar.
  • El dinero tiene más de un gozar, saberlo ganar y saberlo gastar.
  • El dinero vaya y venga y con sus frutos nos mantenga.
  • El dinero y el amor son dos cosas que no se pueden ocultar.
  • El dinero y el amor, son dos cosas que no se pueden ocultar.
  • El dinero y los pendejos, siempre acaban separados.
  • El doctor, a los malos desespera y a los buenos consuela.
  • El dolor físico solo el que lo siente.
  • El dormir y el comer, hermanos han de ser.
  • El ducado nunca huele a robado.
  • El dueño de la vaca es el dueño del ternero.
  • El duro del casado vale dos cincuenta.
  • El ejemplo es el idioma más persuasivo.
  • El ejercicio hace maestro al novicio.
  • El empezar es el comienzo del acabar.
  • El empezar, es el comienzo del acabar.
  • El enamorado que no es pulido, luego es aborrecido.
  • El enamorado, ve en la verruga de su novia un lunar encarnado.
  • El enamorado y el pez frescos han de ser.
  • El encanto de las cosas es que siendo tan hermosas no conocen que lo son.
  • El enjambre de Abril para mí, el de mayor para mí hermano, el de Junio para ninguno.
  • El envidioso es de tal ser, que no se le indigesta lo que come sino lo que ve comer.
  • El envidioso es de tal ser, que no se le indigesta lo que come, sino lo que ve comer.
  • El español fino, después de comer siente frío.
  • El español fino después de comer tiene frío.
  • El espantajo sólo dos días engaña a los pájaros; a los tres, se cagan en él.
  • El espantapájaros solo dos días engaña a los pájaros; a los tres, se cagán en él.
  • El espejo no sabe mentir; lo que le dijeron ha de decir.
  • El espejo y la amistad siempre dicen la verdad.
  • El espíritu es fuerte; pero la carne es débil.
  • El estreñido muere de cursos.
  • El estudio y la experiencia, son los padres de la ciencia.
  • El etajo sólo dos días engaña a los pájaros; a los tres, se cagan en él.
  • El éxito es la realización progresiva de un sueño.
  • El éxito o el fracaso, los forja uno paso a paso.
  • El éxito sin honor es un fracaso.
  • El fatuo y el ignorante, se denuncian al instante.
  • El flaco cuando no es hambre, es resistente como un alambre.
  • El flojo trabaja doble.
  • El flojo y el mendigo, caminan dos veces el mismo camino.
  • El flojo y el mezquino andan dos veces el camino.
  • El flojo y el mezquino recorren dos veces el camino.
  • El follo del santo, no hiede tanto.
  • El fracasado promete, el triunfador se compromete.
  • El fraile, la horca en el aire.
  • El fraile predicaba que no debía hurtar y él tenía en el cepillo el ánsar.
  • El fraile se muda, el mozo se casa, el casado se cansa y se va a su casa, el clérigo dura.
  • El francés no es de natura si no prende al que se asegura.
  • El frío conoce al encuero.
  • El fruto prohibido es el más apetecible.
  • El funcionario más ducho, mejor maneja el serrucho.
  • El gallo bueno, canta igual en su corral que en el ajeno.
  • El gallo desde que es chico, busca el grano con el pico.
  • El gallo donde canta come.
  • El gallo que ya no canta, está mal de la garganta.
  • El gañán y el gallo, de un año.
  • El ganar es ventura y el conservar, cordura.
  • El gandul es un cadáver con apetito.
  • El garbanzo para San Marcos, ni nacido ni en el saco.
  • El gato de Mariramos halaga con la cola y araña con las manos.
  • El gato escaldado, del agua fría corre.
  1. Variante: El gato escaldado del agua fría huye.
  • El gato gruñón, no caza ratón.
  • El gato maullador, nunca buen cazador.
  • El gato que se quema con la leche, cuando ve la vaca llora.
  • El gato y el ratón nunca son de la misma opinión.
  • El golpe de la sartén, aunque no duela, tizna.
  1. Variante: El golpe de la sartén, aunque no duele, tizna.
  • El golpe de la sartén, siempre tizna y no hace bien.
  • El gorrino y la mujer, acertar y no escoger.
  • El gorrón tiene que ser sufrido.
  • El gozo en el pozo.
  • El gran pez sólo se cría en gran mar.
  • El gritón siempre tiene la razón.
  • El guayabo más le asienta, a aquel que paga la cuenta.
  • El gusto de la alabanza a todos alcanza.
  • El gusto se rompe en géneros.
  • El habar de Cabra se secó lloviendo.
  • El hábito no hace al monje.
  • El hábito no hace al monje, ni la venera al noble.
  • El hablar bien, poco cuesta.
  • El hablar de El Escorial, es muy largo de contar.
  • El hablar, es más fácil que el probar.
  • El hablar es plata y el callar es oro.
  • El hablar mismo idioma.
  • El hable es plata, el silencio es oro.
  • El hacer bien a un bellaco, es guardar agua en un saco.
  • El hambre aguza el ingenio.
  • El hambre arroja al lobo al bosque.
  • El hambre es el mejor cocinero.
  • El hambre es la buena, no la comida.
  • El hambre es muy mala consejera.
  • El hambre mató a pocos; la hartura a muchos.
  • El hambre tira, y el orgullo me levanta.
  • El hambre viene sola, pero no se va sola.
  • El hambre y la guerra, para verlos a cien leguas.
  • El hambre y la suerte esquiva, son fuentes de la inventiva.
  • El hambriento, por sorber algo, sorbe el viento.
  • El haragán es el hermano del mendigo.
  • El harto no se acuerda del ayuno.
  • El harto no se acuerda del "farto".
  • El hierro caliente se dobla fácilmente.
  • El hijo borde y la mula cada día se mudan.
  • El hijo de erizo con púas nace.
  • El hijo de la cabra, cabrito ha de ser.
  • El hijo de la cabra, de una hora a otra, bala.
  • El hijo del asno dos veces rebuzna al día.
  • El hijo del asno, dos veces rebuzna al día.
  • El hijo del bueno, pasa malo y bueno.
  • El hijo del judío a fraile se ha metido.
  • El hijo mal enseñado no será muy honrado.
  • El hijo muerto, y el apio al huerto.
  • El hijo prodigo, siempre vuelve a casa.
  • El hijo que está en casa no es estimado por los padres.
  • El hijo que quieras más, ése se te irá en graz.
  • El hijo que sale al padre, saca de duda a la madre.
  • El hijo sabe que conoce a su padre.
  • El hilo se revienta por lo más delgado.
  • El hipo, en el niño para vivir, en el viejo para morir.
  • El hogar del Ingles es su castillo.
  • El holgazán tiene en vano sus cinco dedos en la mano.
  • El hombre acucioso y fuerte. no confía Sólo en la suerte.
  • El hombre al mendrugo, y el buey al yugo.
  • El hombre a los treinta, o vive o revienta.
  • El hombre apercibido medio combatido.
  • El hombre apercibido medio combatido.
  • El hombre astuto, hasta de los males saca buen fruto.
  • El hombre a tirar el mocho y la mujer al sancocho.
  • El hombre bien comido y bien bebido, quiere reposo y no ruido.
  • El hombre celoso, hace de la pulga un oso.
  • El hombre como el oso, cuanto más feo, más hermoso.
  • El hombre, como el oso, cuanto más feo más hermoso.
  • El hombre cuando da su cigarro, por la ceniza vuelve.
  • El hombre cuando es celoso se acuesta pero no duerme.
  • El hombre descalzo no debe andar entre espinos.
  • El hombre descalzo no debe andar sobre ascuas.
  • El hombre después que le roban, pone candado.
  • El hombre discreto hace nacer más oportunidades que las que encuentra.
  • El hombre discreto saca mayores ventajas de sus enemigos que un tonto de sus amigos.
  • El hombre donde nace, el buey donde pace.
  • El hombre en la plaza, la mujer en la casa.
  • El hombre es como el oso, entre más peludo, más hermoso.
  • El hombre es como el oso, mientras más feo más hermoso.
  • El hombre es el único animal que tropieza dos veces en la misma piedra.
  • El hombre es fuego, la mujer estopa, viene el diablo y sopla.
  • El hombre es fuego y la mujer estopa: llega el diablo y sopla.
  • El hombre está hecho para el trabajo y el ave para volar.
  • El hombre es un animal de costumbre.
  • El hombre experimentado, es hombre viejo y gastado.
  • El hombre gana la plata y la mujer la desbarata.
  • El hombre honrado a las diez acostado.
  • El hombre ladino, estando entre extraños no bebe vino.
  • El hombre lo pide, y la mujer decide.
  • El hombre mal hablado, tendrá un hijo desvergonzado.
  • El hombre más insignificante y débil puede hacer algún daño.
  • El hombre muere, pero su obra vive y permanece.
  • El hombre necio, menosprecia a su madre.
  • El hombre no ha de ser de dichos, sino de hechos.
  • El hombre no sabe para quien trabaja, y la mujer para quien lo tiene.
  • El hombre no vale por lo que tiene sino por lo que es.
  • El hombre pone y la mujer dispone.
  • El hombre pone, y la mujer dispone.
  • El hombre por el traje, la perdiz por su plumaje.
  • El hombre, por el verbo, y al toro por los cuernos. [33]
    • Variante: El hombre por la palabra, y el buey por el cuerno. [33]
  • El hombre por las buenas entra hasta en el infierno, por las malas ni al cielo.
  • El hombre propone, Dios dispone y el diablo descompone.
  • El hombre propone y Dios dispone.
  • El hombre propone y Dios dispone; viene la mujer y todo lo descompone.
  • El hombre que desea estar tranquilo ha de ser sordo, mudo y ciego.
  • El hombre que no se equivoca no es humano.
  • El hombre que se respeta, no besa sino en la jeta.
  • El hombre reina y la mujer gobierna.
  • El hombre rico tiene aduladores, no amigos.
  • El hombre se arropa, hasta dónde la sábana le llegue.
  • El hombre se casa cuando quiere y la mujer cuando puede.
  • El hombre se tuerce; pero no se rompe.
  • El hombre sin honra, más hiede que un muerto.
  • El hombre y el oso, entre más feo más hermoso.
  • El honor y el ocio no suelen ser buenos compañeros.
  • El hoy aquí está; el mañana, ¿quién lo verá?.
  • El huésped dos alegrías da, cuando viene y cuando se va.
  • El huésped dos alegrías da, una cuando llega y otra cuando se va.
  • El huésped y el pez, a los tres días hieden.
  • El huésped y el pez, a los tres días huelen.
  • El huésped y la pesca, a los tres días apestan.
  • El huevo de hoy, el pan de ayer y el vino de un año, a todos hace provecho y a ninguno daño.
  • El huevo, fresco, y el pan, moreno.
  • El huevo, mientras más cocido, más duro.
  • El humo al suelo, agua en el cielo.
  • El idiota grita, el inteligente opina y el sabio calla.
  • El ignorante al ciego es semejante.
  • El ignorante a todos reprende y habla más de lo que menos entiende.
  • El ignorante es poco tolerante.
  • El ignorante y el ciego caminan a tiento.
  • El indio no mata, lo que mata es la flecha.
  • El inferior paga las culpas del superior.
  • El inferior pecha lo que el superior pega.
  • El infierno está lleno de buenas intenciones y el cielo de buenas obras.
  • El infierno está lleno de buenos deseos y el cielo de buenas obras.
  • El infierno está lleno de buenos propósitos, y el cielo de buenas obras.
  • El infierno no sirve para quemar paja.
  • El infortunio hace sabios y la buena fortuna , sandios.
  • El infortunio pone a prueba a los amigos y descubre a los enemigos.
  • El ingenio obvia dificultades,.
  • El ingrato por un favor, coces cuatro.
  • El injustamente alabado, entienda que es engañado.
  • El injustamente alabado, entiende que es engañado.
  • El interés dueño del mundo es.
  • El interés es más fuerte que el amor.
  • El interés tiene patas.
  • El interés tiene pies y yo también.
  • El invierno no ha pasado hasta que Abril no ha pasado.
  • El jefe siempre tiene razón.
  • El jornal del pobrete, por la puerta entra y se va por el retrete.
  • El jornal entra por la puerta, y se va por la chimenea.
  • El jornal por la puerta entra y por el humero se va.
  • El jorobado no ve su joroba, sino la ajena.
  • El joven armado y el viejo arrugado.
  • El joven conoce las reglas pero el viejo las excepciones.
  • El joven para obrar y el viejo para aconsejar.
  • El joven puede morir, pero el viejo no puede vivir.
  • El joven se hincha para vivir y el viejo para morir.
  • El juego de la correhuela, cátale dentro y cátale fuera.
  • El juego del puto, la primera carta es triunfo.
  • El juego destruye más que el fuego.
  • El juego de Venus no es para hombres viejos.
  • El juego, la mujer y el vino sacan al hombre de tino.
  • El juego, la mujer y el vino, sacan al hombre de tino.
  • El juego lo conozco yo; pero el jugador no.
  • El juego y la muerte, en no distinguir categorías se parecen.
  • El Juez, derecho como la viga del techo.
  • El juez infiel impide que la balanza esté en su fiel.
  • El juez injusto, colgado de un saúco.
  • El juez perverso, condena a la paloma y libra al cuervo.
  • El juez que toma, presto es tomado.
  • El jumento para la arada es malo; para la carga es bueno.
  • El ladrón en la horca y el santo en el altar para bien estar.
  • El labrador antes sin orejas que sin ovejas.
  • El labrador para Octubre sus deudas cubre.
  • El labrador que quiera empobrecer, a sus criados deja de ver.
  • El labrador siempre está llorando, o por duro o por blando.
  • El labrador siempre esta llorando, unas por duro y otras por blando.
  • El labrador tiene que sembrar para recolectar.
  • El ladrillo mal regado y bien barrido, y el empedrado, mal barrido y bien regado.
  • El ladrón en la horca y el santo en el altar para bien estar.
  • El ladrón juzga por su condición.
  • El ladrón piensa en el robo, y el preso en la libertad.
  • El lechón de un mes, y el pato, de tres.
  • El lechón que siendo lechón no lo matan, muere marrano.
  • El león cree que todos son de su condición.
  • El león, no es como lo pintan.
  • El león no es tan bravo como lo pintan.
  • El letrado y la paciencia ganan la sentencia.
  • El levante las mueve y el poniente las llueve.
  • El llanero es el sincero, y del serrano ni la mano.
  • El llanto alivia el quebranto.
  • El llanto es el privilegio del hombre.
  • El llanto sobre el difunto.
  • El lobo, harto de carne, métese a fraile.
  • El lobo y la oveja, nunca hacen pareja.
  • El loco no fue el culpable, sino quien le diera el sable.
  • El loco, por la pena es cuerdo.
  • El lo que se pierde, se aprende.
  • Ellos son blancos y se entienden.
  • El lunes, ni las gallinas ponen.
  • El luto de la abuela, corre que vuela, y el del abuelo, lo que dura el duelo.
  • El maestro Ciruela, que no sabe leer y pone escuela.
  • El maestro Ciruela, que no sabe leer y quiere poner escuela.
  • El maestro Quiñones, que no sabe para él, y ya quiere dar lecciones.
  • El maestro sabe lo que hace.
  • El maíz que se coge en esa tierra se puede dejar pilar en el culo de una aguja de arria.
  • El maíz tendrás colgado, de las vigas del sobrado.
  • El mal agüero del espejo roto es que hay que comprar otro.
  • El mal ajeno no cura el mío.
  • El mal año, entra nadando. [34]
    • Nota: Enseña que la abundancia de lluvias al entrar en el nuevo año nada bueno trae al campo. [34]
  • El mal caldo, hirviendo y soplando.
  • El mal cobrador hace mal pagador.
  • El mal comido no piensa.
  • El mal del amor, no lo cura el doctor.
  • El mal del cornudo, él no lo sabe y sábelo todo el mundo.
  • El mal del milano, las alas quebradas y el pico sano.
  • El mal de tonto, no tiene cura.
  • El mal de vientre no se cura con agua caliente.
  • El mal encantador con la mano ajena saca la culebra.
  • El mal entra a brazadas y sale a pulgaradas.
  • El mal entra a brazadas, y sale a pulgaradas.
  • El mal entra como loco, y sale poco a poco.
  • El mal escribano, le echa la culpa a la pluma.
  • El mal hablar es semilla del mal obrar.
  • El mal llama al mal.
  • El malo come pechugas y el bueno come lechugas.
  • El mal oficial le echa la culpa a la herramienta.
  • El malo mundo está y peor se pondrá.
  • El malo para mal hacer, achaques no ha menester.
  • El malo siempre piensa engaño.
  • El mal pajarillo, la lengua tiene por cuchillo.
  • El mal para quien lo fuere a buscar.
  • El mal que a muchos azota, consuelo es para el idiota.
  • El mal que no es durable, es tolerable.
  • El mal que no tiene cura es la locura.
  • El mal que no tiene cura, es locura.
  • El mal que salió de mi boca voló hasta tu corazón.
  • El mal que se vaya y el bien se nos venga.
  • El mal tiempo trae bienes consigo: huyen las moscas y los falsos amigos.
  • El mal tiempo trae bienes consigo: que huyen las moscas y los falsos amigos.
  • El mal trae bien consigo, que espanta a las moscas y a los malos amigos.
  • El mal trago pasarlo pronto.
  • El mal vecino ve lo que entra y no lo que sale.
  • El mal y el bien no son amigos, pero son vecinos.
  • El mandamiento del pobre, primero reventar antes que sobre.
  • El mandar no admite par.
  • El mandar no quiere par.
  • El mandar no tiene par.
  • El marido a su Rosario, le da "pa' lo necesario".
  • El marido celoso nunca tiene reposo.
  • El martes, ni te cases ni te embarques.
  • El más abusado se ahoga en el vado.
  • El más avisado cae.
  • El más avisado, se ahoga en el vado.
  • El más cristiano se alegra, si se le muere la suegra.
  • El más cruel fastidio, no vale un suicidio.
  • El más cuerdo, más callado.
  • El más eficaz remedio, contra el guache: guache y medio.
  • El más feliz parto, tiene algo de "jarto".
  • El más fuerte teme a la muerte.
  • El más gallardo señor, también peé de mal olor.
  • El más grande placer de la vida es hacer algo que los demás dicen que no se puede hacer.
  • El más peligroso de todos los animales salvajes es el calumniador; de los mansos el adulador.
  • El más piadoso se alegra, al ver su rival en quiebra.
  • El más ruin se engalla, y el más honrado calla.
  • El más vistoso color, nunca anuncia lo mejor.
  • El matrimonio es como el flamboyán, empieza con flores y termina con vainas.
  • El matrimonio es como el framboyán, primero vienen las flores y después vienen las vainas.
  • El matrimonio es el único error que no debemos dejar de cometer.
  • El matrimonio es un lazo que soca el demonio.
  • El mayor de los pesares es arar con borrico los olivares.
  • El mayor desprecio es no hacer aprecio.
  • El mayor gusto, el vengar; la mayor gloria, el perdonar.
  • El médico mata, y el cura lo tapa.
  • El mejor adorno es, la modesta sencillez.
  • El mejor cazador, miente más que caza.
  • El mejor de todos los hombres es el que le gusta a todas las mujeres.
  • El mejor disfraz, el tiempo te lo dará.
  • El mejor escribano echa un borrón.
  • El mejor guardián del rey es el amor de sus súbditos.
  • El mejor hombre es el que gusta a todas las mujeres.
  • El mejor maestro de espada muere a manos del que no sabe nada.
  • El mejor maestro echa un borrón.
  • El mejor maestro, el tiempo; la mejor ciencia, la experiencia.
  • El mejor marido, el que más ha corrido.
  • El mejor médico es el carnicero.
  • El mejor perro, el de casa; la mejor mujer, la del vecino.
  • El mejor premio es merecerlo.
  • El mejor remedio contra un hombre malo es mucha tierra de por medio.
  • El mejor suegro, vestido de negro.
  • El mejor tuero para Mayo lo quiero y el mejor costal para San Juan.
  • El mejor vino se puede tornar vinagre.
  • El mejor vino se torna vinagre.
  • El melón, calado, y el amigo, bien probado.
  • El melón en ayunas es oro; al mediodía, plata; y por la noche, mata.
  • El melón, largo, pesado, escrito y borrado.
  • El melón por la mañana, oro; por la tarde, plata; por la noche, mata.
  • El melón y el casamiento ha de ser acertamiento.
  • El melón y la mujer, difíciles son de entender.
  • El melón y la mujer, malos son de conocer.
  • El melón y la mujer, son difíciles de conocer.
  • El mendigo pide pan, pero come carne si se la dan.
  • El menor yerro que podría hacer, es casarse la mujer.
  • El mico no ve su rabo, pero ve el del compañero.
  • El miedo guarda la viña.
  • El miedo guarda la viña, que no el viñadero.
  • El miedo guarda la viña, que no el vinatero.
  • El miedo no anda en burro.
  • El miedo no monta en burro.
  • El miedo tiene mucha imaginación y poco talento.
  • El mirón, ¡chitón!.
  • El mirón mirar, pero sin chistar.
  • El miserable y el pobre, las paga doble.
  • El mismo cuchillo me parte el pan y me corta el dedo.
  • El mochuelo le dijo al gorrión, que tenía un cabezón.
  • El mono sabe el palo al que trepa.
  • El montañés, por defender una necedad dice tres.
  • El monte tiene ojo.
  • El motín no se debela, metiéndole más candela.
  • El movimiento se demuestra andando.
  • El mozo bellaco, tres barbas o cuatro.
  • El mozo bien criado no habla sino cuando es preguntado.
  • El mozo perezoso, por no dar un paso da ocho.
  • El muchacho que es llorón y tú que me lo pellizcas.
  • El mucho hablar es dañoso, y el mucho callar no es provechoso.
  • El mucho joder empreña.
  • El mucho joder "excompone" el cuerpo.
  • El mucho saber hace sabios, pero no dichosos.
  • El mucho trato hermana al perro y al gato.
  • El mucho vino, no guarda secreto ni cumple palabra.
  • El muerto a la sepultura y el vivo a la travesura.
  • El muerto al hoyo y el vivo al bollo.
  • El muerto al pozo y el vivo al gozo.
  • El muerto al pozo, y el vivo al gozo.
  • El muerto al pozo y la viuda al gozo.
  • El muerto cuando lo cargan se hace el pesado.
  • El muerto delante y la griteria atrás.
  • El muerto en la guerra no sacó ningún provecho.
  • El muerto es del mar cuando la tierra lejos está.
  • El muerto se asusta del degollado.
  • El muerto y el arrimado, a los tres días apestan.
  • El muerto y el ausente, no son gente.
  • El muerto y el convidado, a los tres días apestan.
  • El mugido de un buey tirando la carreta, presagia la muerte de un vecino.
  • El mundo critica, pero no mantiene.
  • El mundo da muchas vueltas.
  • El mundo es para los osados, no para los tímidos callados.
  1. Variante: El mundo es para los osados, no para los tímidos y callados.
  • El mundo es un mercado, o serás ladrón o serás robado.
  • El mundo es un pañuelo [a veces lleno de mocos].
  • El mundo es un tira y afloja, y para que unos rían, otros lloran.
  • El mundo promete y no da, y si algo te da, caro te lo cobrará.
  • El mundo y sus atractivos, son botín de los más vivos.
  • El muy sano, de la primera se va al camposanto.
  • El necio cree que todo lo sabe.
  • El necio hace al fin lo que el discreto al principio.
  • El necio no escarmienta sino en su cabeza.
  • El necio o no se casa o se casa mal.
  • El niño engorda para vivir, y el viejo para morir.
  • El niño llorón y la china que lo pellizca.
  • El niño meón, que calaba siete mantas y un colchón.
  • El niño sin hacer trabajo, da mucho trabajo.
  • El no hacer falta y el estorbar, juntos suelen andar.
  • El no vigilar a los operarios es como dejarles nuestra bolsa abierta.
  • El novio y el pez, frescos han de ser.
  • El nuevo paga novicial.
  • El ocio es el padre de todos los vicios.
  • El ocio es la madre de todos los vicios.
  • El ocio no quede impune; quien no trabaje, que ayune.
  • El ocioso e incapaz, carga es para los demás.
  • El ocioso vale para la plaza pero no para el trabajo.
  • El oficial hace la obra, y el maestro la cobra.
  • El oficial que no miente, sálgase de entre la gente.
  • El oficio de aguador se aprende al primer viaje.
  • El oficio hace maestro.
  • El oficio quita el vicio.
  • El ofrecer no empobrece, es el dar lo que aniquila.
  • El ojo del amo engorda al caballo.
  1. Variante:* El ojo del amo engorda el caballo.
  • El ojo del amo hace más que sus manos.
  • El ojo del puente, el baratillo y el pan, como se estaban están.
  • El ojo es más grande que la barriga.
  • El olor de la agena fama, al envidioso atafaga.
  • El optimista algo amasa, y el pesimista fracasa.
  • El orgullo puede estar oculto bajo un capa caída.
  • El orgullo suele ponerse la capa de la humildad.
  • El oro entra por todas las puertas, excepto las del cielo.
  • El oro hace poderoso pero no dichoso.
  • El oro luce, y la virtud reluce.
  • El oro se prueba con el fuego; la mujer, con el oro; y el hombre, con la mujer.
  • El oro se prueba en el fuego y los amigos en las adversidades.
  • El padre desvergonzado, hace al hijo mal hablado.
  • El padre para castigar y la madre para tapar.
  • El pagar y el morir, cuanto más tarde mejor.
  • El pájaro no se caga en el nido.
  • El palo dado ni Dios lo quita.
  • El pan ajeno hace al hijo bueno.
  • El pan bien escardado hinche la troja a su amo.
  • El pan caliente, mucho en la mano y poco en el vientre.
  • El pan comido, hace al que lo da amigo.
  • El pan con hartura y el vino con mesura.
  • El pan, con ojos, el queso ciego, y el vino añejo.
  • El pan, con ojos, el queso ciego, y el vino que salte a ellos.
  • El pan con ojos, el queso sin ojos, y el vino que salte a los ojos.
  • El pan de viaje no hace bulto.
  • El pan es freno del vino.
  • El pan, por el color; y el vino, por el sabor.
  • El pan sin ojos, y el queso con ellos.
  • El papel aguanta todo lo que le pongan.
  • El papel puede con todo.
  • El papel que se rompa él.
  • El parir y amasar siempre empezar.
  • El pasajero se conoce por la maleta.
  • El pasto que le ha sobrado, es el que engorda al ganado.
  • El pastor come la oveja y viste la pelleja.
  • El pastor que se acuesta con sus abarcas, cuando se despierta no se las calza.
  • El pastor ruin, por no dar un paso, tiene que dar mil.
  • El pecado te acusa.
  • El peje que olió el señuelo, ya no se traga el anzuelo.
  • El peligro que no se teme, más presto viene.
  • El pelo se pierde, la calvicie nunca.
  • El pensamiento anda siempre de viaje, ni peaje, barcaje ni hospedaje.
  • El pensamiento postrero es más sabio que el primero.
  • El peor de los males es tratar con animales.
  • El peor de todos los temores, es el temor a vivir.
  • El pepino en el gazpacho, y los negocios en el despacho.
  • El pequeño can levanta la liebre y el grande la prende.
  • El perdigón y el gallo, por Mayo.
  • El perdón sobraría donde el yerro falta.
  • El perezoso siempre es menesteroso.
  • El perfume bueno siempre viene en potes pequeños.
  1. Variante: El perfume bueno viene en frasco pequeño.
  • El perro, a quien tiene inquina, alza la pata lo orina.
  • El perro con rabia, de su amo traba.
  • El perro de buena raza hasta la muerte caza.
  • El perro del hortelano, ni come ni deja comer al amo.
  1. Variante: El perro del hortelano, ni come, ni deja comer a su amo.
  • El perro del hortelano, ni comerlo ni darlo.
  • El perro del hortelano, que ni come las berzas ni las deja comer al amo.
  1. Variante: El perro del hortelano, que ni come las berzas ni las deja comer a su amo.
  • El perro es el mejor amigo del hombre.
  • El perro flaco todo es pulgas.
  • El perro hambriento no teme al león.
  • El perro le manda al gato, y el gato a su cola.
  • El perro, mi amigo; la mujer mi enemigo; el hijo, mi señor.
  • El perro no come perro, ni el gorgojo come fierro.
  • El perro que mucho lame, chupa sangre.
  • El perro que no es de raza, si no tiene hambre no caza.
  • El perro viejo cuando ladra da consejo.
  1. Variante: El perro viejo, si ladra, da consejo.
  • El perro y el niño, donde le dan cariño.
  1. Variante: El perro y el niño, donde le ponen cariño.
  2. Variante: El perro y el niño, donde ven cariño.
  • El pescado en Mayo, a quien te lo pida dáselo.
  • El pescador de caña, más come que gana.
  • El pescado y el huésped, a los tres días hieden.
  • El pescar con caña, requiere paciencia y maña.
  • El pez de Mayo, a quien te lo pidiere dalo.
  • El pez fresco, frito y frío, y tras él, vino.
  • El pez grande en la mar se hace.
  • El pez grande se come al chico.
  1. Variante: El pez grande se come al pequeño.
  • El pez muere por su propia boca.
  1. Variante: El pez, por su propia boca muere.
  2. Variante: El pez por la boca muere
  • El pez que busca el anzuelo busca su duelo.
  1. Variante: El pez que busca el anzuelo, busca su duelo, dice mi abuelo.
  • El pez y el cochino, la vida en agua y la muerte en vino.
  • El piadoso cielo socorre en las mayores necesidades.
  • El pícaro en el penal, se afila más en el mal.
  • El pícaro y el villano, la pagan tarde o temprano.
  • El pie en el lecho y la mano el pecho.
  • El pienso "conocimiento", no es para todo jumento.
  • El placer es víspera del pesar.
  • El plato de la mesa ajena se antoja más que el propio.
  • El pleito claro no necesita abogado.
  • El pobrecito no es loco, pero le falta muy poco.
  • El pobre es rumboso; el rico roñoso.
  • El pobre es un extranjero en su país.
  • El pobre no tiene consuelo ni con la subida del sueldo.
  • El pobre, por pobre, va dos veces a la tienda.
  • El pobre que pide pan, toma carne si se le dan.
  • El pobre y el cardenal, todos mueren por igual.
  • El poco comer y el poco parlar no hizo nunca mal.
  • El poco seso canta en la mesa y silba en el lecho.
  • El poder no es dicha plena, porque, a veces, envenena.
  • El poder y el esplendor, embriagan más que el licor.
  • El poeta nace y no se hace.
  • El pollo de enero a San Juan es comedero.
  • El pollo de enero, debajo de las alas trae el dinero.
  • El pollo de enero, sube a su madre al gallinero.
  • El "porque sí" y el "porque no" son la razón de la sinrazón.
  • El porrazo da más ira, cuando la gente nos mira.
  • El, por vía de compadres, quiere hacerme la hija madre.
  • El primer amor es como la camiseta, siempre va pegada al pecho.
  • El primer año es el difícil, todos los demás ya son iguales.
  • El primer automóvil es como el primer hijo.
  • El primer deber del amor es escuchar.
  • El primero que llega se le sirve primero.
  • El primer paso es el que cuesta.
  • El primer real a nadie hace rico: pero es el principio.
  • El príncipe iletrado es un burro coronado.
  • El procurar no caer es mejor que el levantarse aunque sea con ayuda.
  • El procurar no caer es mejor que levantarse con ayuda.
  • El prometer no empobrece, el dar es lo que aniquila.
  • El prometer no empobrece, y cosa de ricos parece.
  • El proletariado no tiene patria, se la impone el capital.
  • El pudor de la doncella la hace aparecer más bella.
  • El puerco nunca ve más arriba que la altura de su cabeza.
  • El puerco y el noble, por la casta se conocen.
  • El puro y la mujer, acertar y no escoger.

El que...[editar]

  • El que a buen árbol se arrima, buena sombra lo cobija.
  • El que a burros favorece, coces merece.
  • El que acaba primero, le ayuda a su compañero.
  • El que a caracol ara, o sabe mucho o no sabe nada.
  • El que aconseja, no paga.
  • El que a Cristo se mete termina crucificado.
  • El que a cuarenta no atina y a cincuenta no adivina, a setenta desatina.
  • El que a cuchillo mata a cuchillo muere.
  • El que adelante no mira, atrás se queda.
  • El que a dos amos atiende, a uno le queda mal.
  • El que a dos amos sirve con uno queda mal.
  • El que a feo ama, bonito lo ve.
  • El que afloja tiene de indio.
  • El que aguanta lo más, aguanta lo menos.
  • El que a hierro mata , a hierro muere.
  • El que a hierro mata, a hierro muere.
  • El que a hierro mata, no muere a monterazos.
  • El que a la bestia hace mal, es más bestia que el animal.
  • El que a la bestia hace mal, es más bestia que el animal.
  • El que a la bodega va y no bebe, burro va y burro viene.
  • El que al amigo desea gran prosperidad, desea se deshaga la amistad.
  • El que a larga vida llega, mucho mal vio y más espera.
  • El que al asno alaba, tal hijo le nazca.
  • El que a las once no ha “bebío”, viene el Diablo y le dice: “Esto es mío.”.
  • El que a la tienda va y viene, dos casas mantiene.
  • El que a la tienda va y viene, dos cosas mantiene.
  • El que al cielo escupe a la cara le cae.
  • El que algo debe, no reposa como quiere.
  • El que algo quiere, algo le cuesta.
  • El que algo quiere, algo le ha de costar.
  • El que algo teme, algo debe.
  • El que al mundo vino y no toma vino, ¿a qué carajo vino?.
  • El que al mundo vino y no toma vino, ¿a qué mierda vino?.
  • El que a los cuarenta no atina y a los cincuenta no adivina, a los sesenta desatina.
  • El que a los cuarenta no atura, y a los cincuenta no adivina, a los sesenta desatina.
  • El que a los quince no tiene a los veinte no espere.
  • El que a los suyos menosprecia, a sí mismo se desprecia.
  • El que a los suyos se parece, honra merece.
  • El que a los veinte no es valiente, a los treinta no es casado, y a los cuarenta no es rico, es gallo que clavó el pico.
  • El que al pedir abusa, a cambio recibe una excusa.
  • El que al sentarse dice "¡ay!" y al levantarse dice "¡upa!", no es ese el yerno que mi madre busca.
  • El que ama a una casada, puede morir de cornada.
  • El que ama el peligro, en él perece.
  • El que ama, teme.
  • El que ambiciona lo ajeno, pronto pierde lo propio.
  • El que amenaza, pierda la ocasión de la venganza.
  • El que amenaza pierde la ocasión de la venganza.
  • El que a mi casa no viene, de la suya me despide.
  • El que a mi casa no viene, de la suya me echa.
  • El que anda con cojo, aprende a cojear.
  • El que anda con un cojo, si al año no cojea, renquea.
  • El que anda con un cojo, si al año no correa, renquea.
  • El que anda en silencio, cazar espera.
  • El que anda pidiendo prestado, no tardará en andar con lamentaciones.
  • El que antes muere, antes lo entierran.
  • El que a orilla del río mora, mucho bebe y mucho llora.
  • El que a otro quiere engañar, el engaño en él se puede tornar.
  • El que a otro quitó la vida, la suya juzga perdida.
  • El que aprende con pelos abajo, aprende poco y con trabajo.
  • El que a pueblo ajeno va a casar, o va engañado o va a engañar.
  • El que a pueblo ajeno va a pretender, o va a dar perro, o a que se lo den.
  • El que a pueblo extraño va a enamorar, va a que lo engañen o a engañar.
  • El que apunta a la luna disparará más alto que el que apunta a un estercolero, aunque no de en el blanco.
  • El que apurado vive, apurado muere.
  • El que apura su vida, apura su muerte.
  • El que araña y muerde, poco puede.
  • El que arcoiris ve, no se morirá de sed.
  • El que a reglas de educación no se sujeta, en cualquier parte de su culo hace trompeta.
  • El que a reglas de educación no se sujeta, en cualquier parte, de su culo hace trompeta.
  • El que asierre yarumos, que aguante las hormigas.
  • El que asno nace, asno se queda.
  • El que asno se fue a Roma, asno se torna.
  • El que a solas se ríe de sus picardías se acuerda.
  • El que a su hijo consiente va engordando una serpiente.
  • El que a todos saluda, pronto rompe su cabeza.
  • El que avisa no es traidor.
  • El que ayuda a otro, se ayuda a sí mismo.
  • El que bebe alante, bebe agua limpia.
  • El que bien ama, tarde olvida.
  • El que bien caga y bien mea no necesita que el médico le vea.
  • El que bien come y bien digiere, sólo de viejo se muere.
  • El que bien huele, mal hiede.
  • El que bien lo sabe, pronto lo reza.
  • El que bien reparte, se lleva la mejor parte.
  • El que bien te quiere no te engaña.
  • El que bien te quiere te hará llorar.
  • El que bien tiene y mal escoge, por mal que le vaya que no se enoje.
  • El que bien tiene y su mal escoge, por mal que le vaya que no se enoje.
  • El que bien vive, harto letrado es.
  • El que bien vive y santamente, antes de tiempo ve la muerte.
  • El que bruto entra, bruto se ausenta.
  • El que buena cama hace, en buena cama se acuesta.
  • El que buen Norte tiene, seguro va y seguro viene.
  • El que buen salto da, a sus pies se atiene.
  • El que busca, encuentra.
  • El que busca en yaguas viejas encuentra cucarachas.
  • El que busca halla, y a veces, lo que no pensaba.
  • El que busca las escogidas, se queda con las raídas.
  • El que busca, siempre encuentra.
  • El que cabras cría, va a juicio cada día.
  • El que cada día va bien, el domingo no tiene que poner.
  • El que caga duro y mea claro, no necesita médico ni cirujano.
  • El que calla, no dice nada.
  • El que calla, otorga.
  • El que calla, otorga o no tiene una perra gorda.
  • El que callar no puede, hablar no sabe.
  • El que camina en terreno plano, jamas tropieza.
  • El que camina, no estorba.
  • El que canea, no calvea.
  • El que canta por la mañana, llora por la tarde.
  • El que canta, sus males espanta.
  • El que canta, sus males eta.
  • El que canta y danza se agita y no avanza.
  • El que carece de ideas, hace suyas las ajenas.
  • El que chatico nació, no puede ser narigón.
  • El que coge el mal por su mano, que vaya al infierno a quejarse.
  • El que coge la vela es porque es cofrade.
  • El que coge la verbena en la noche de San Juan, no le picará culebra ni bicho que le haga mal.
  • El que coge la zorra y la desuella, ha de saber más que ella.
  • El que come aguacate sin sal, come mierda sin pensar.
  • El que come aprisa, come mal.
  • El que come con navaja, come más que trabaja.
  • El que come hasta enfermarse tiene que ayunar hasta reponerse.
  • El que come poco y bien, vive mucho y mejor.
  • El que come queso sin pelar, come mierda sin cesar.
  • El que come solo, come como un animal.
  • El que come solo, muere solo.
  • El que come tierra, carga su terrón.
  • El que come y canta algún sentido le falta.
  • El que come y canta loco se levanta.
  • El que come y canta, pronto se atraganta.
  • El que come y canta, tiene los enemigos en la garganta.
  • El que come y deja, dos veces pone la mesa.
  • El que come y no da, atragantado morirá.
  • El que come y no da, atrancado morirá.
  • El que come y no da, en el cielo lo verá.
  • El que compra el paraguas cuando llueve, valiendo seis le cobran nueve.
  • El que compra paraguas cuando llueve, valiendo sólo seis le cobran nueve.
  • El que compra un paraguas cuando llueve, valiendo seis le cobrarán nueve.
  • El que compra y miente, en su bolsa lo siente.
  • El que compra y miente en su bolso lo siente.
  • El que con cojos anda se llama bastón.
  • El que con leche se quema, hasta al jocoque le sopla.
  • El que con lobos anda a aullar aprende.
  • El que con lobos anda a aullar se enseña.
  • El que con locos anda, a aullar se enseña.
  • El que con locura ama, nunca llega hasta la cama.
  • El que con locura nace, con ella yace.
  • El que con muchachos se acuesta, amanece hecho fiesta.
  • El que con muchos se casa, a todos enfada.
  • El que con niños se acuesta, cagado se levanta.
  • El que con niños se acuesta, meado amanece.
  • El que con niños se acuesta mojado amanece.
  • El que con niños se acuesta, mojado se levanta.
  • El que con niños se acuesta, orinado se levanta.
  • El que consigue algo tiene mucho, pero el que guarda tiene más.
  • El que con su barriga se enoja, la tripa le queda floja.
  • El que con su desgracia se conforma, su dicha se forma.
  • El que con tontos anda es por sacarles la pasta.
  • El que corre mucho, atrás se halla.
  • El que corre mucho se cae de panza y el que no corre no alcanza.
  • El que corre mucho se cae de panza y el que no corre no alcaza.
  • El que corre mucho, se cae de panza, y el que no corre no alcaza.
  • El que corre muy aprisa no correrá mucho.
  • El que cosas busca, por fuerza ha de hallar alguna.
  • El que cree en espantos, hasta de la camisa se asusta.
  • El que cree en etos, hasta de la camisa se asusta.
  • El que cree en la astrología, se amarga todos los días.
  • El que cree en mujer no cree en Dios.
  • El que cree en mujer, no cree en Dios.
  • El que cuida la higuera, comerá de su fruto.
  • El que da algo a un hombre bueno hace una buena venta.
  • El que da a todo el que le pide, acaba por pedir a quien no da.
  • El que da dinero manda y el que no de pendejo anda.
  • El que da lo que tiene antes de la muerte merece que le den con un canto en los dientes.
  • El que da lo que tiene a pedir se atiene.
  • El que da lo que tiene, a pedir se queda.
  • El que da lo que tiene, a pedir se queda o, a pedir se enseña.
  • El que da lo que tiene en vida, que coja la bolsa y pida.
  • El que da lo que tiene no está obligado a dar más.
  • El que da lo que tiene, no está obligado a dar más.
  • El que da lo suyo antes de la muerte, merece que le den con un canto en los dientes.
  • El que da pan a perro ajeno, pierde el pan, pierde el perro.
  • El que da pan a perro ajeno, pierde el pan, pierde el perro y la amistad de su dueño.
  • El que da porque le den, engañado debe ser.
  • El que da primero da dos veces.
  • El que da primero, da dos veces.
  • El que da, recibe.
  • El que da sin que le pidan, pretende sin que le ofrezcan.
  • El que da todo lo que tiene en cueros se queda y nadie lo quiere.
  • El que da y quita, con el diablo se desquita.
  • El que de amarillo se viste a su hermosura se atiene.
  • El que de amarillo se viste, en su hermosura confía.
  • El que de amigos carece es porque no los merece.
  • El que de amigos carece, quizá no los merece.
  • El que debajo de una hoja se posa, dos veces se moja.
  • El que debe y paga, descansa.
  • El que de cuando en cuando ayuna, su salud asegura.
  • El que de ilusiones vive, de desengaños perece.
  • El que deja una herencia, deja pendencias.
  • El que de joven come perdices, de grande caga las plumas.
  • El que de joven corre, de viejo trota.
  • El que de joven no trabaja, de viejo duerme en la paja.
  • El que de joven no trabaja, de viejo duerme en paja.
  • El que de joven no trota, de viejo galopa.
  • El que de joven no trotea, de viejo galopea.
  • El que de joven se come la gallina, de viejo echa las plumas.
  • El que de la culebra está mordido, de la sombra se espanta.
  • El que de la culebra está mordido, de la sombra se eta.
  • El que de la ira se deja vencer, se expone a perder.
  • El que del campo viene, cenar quiere.
  • El que de mañana se levanta, en su trabajo adelanta.
  • El que demonios da, diablos recibe.
  • El que de mozo no corre su caballo, lo corre de casado.
  • El que de muchacho no trota, de viejo tiene que galopar.
  • El que de nada sabe, de todo se unta.
  • El que depende de la mesa de otro, con frecuencia cena tarde.
  • El que depende de otro come mal y cena peor.
  • El que de pequeño come perdices, de viejo caga las plumas.
  • El que de refranes se fía, no llega bien al mediodía.
  • El que de rosas de comer al burro, cobrara con un rebuzno.
  • El que dé rosas de comer al burro, cobrará con un rebuzno.
  • El que desalaba la yegua, ése la merca.
  • El que de Santo resbala hasta demonio no para.
  • El que desecha la yegua, ése la lleva.
  • El que de servilleta llega a mantel, Dios nos libre de él.
  • El que desprecia un centavo deseará después un peso.
  • El que de treinta no sabe y de cuarenta no tiene, no lo aguarde si no es que herede.
  • El que de veras quiere dar, no ofrece.
  • El que dice la verdad, ni peca ni miente.
  • El que dice lo que no debe, oye lo que no quiere.
  • El que dice lo que quiere, oirá lo que no quiere.
  • El que dice tener palabra, al final no te cumple nada.
  • El que dice verdades a medias, dice mentiras a puños.
  • El que duerme con niños amanece mojado.
  • El que duerme en Mayo que duerma todo el año.
  • El que el vino no trae, Dios le quite el pan.
  • El que en Abril riega, en Mayo siega.
  • El que en Agosto duerme, velará en Septiembre.
  • El que en buen árbol se aloja, dos veces se moja.
  • El que en casarse acierta, en nada yerra.
  • El que en mentira es cogido, cuando dice la verdad no es creído.
  • El que entra en la Inquisición, suele salir chamuscado.
  • El que entre la miel anda, algo se le pega.
  • El que entre miel anda, algo se le pega.
  • El que en verano no trilla, en invierno no come.
  • El que es buen gallo en cualquier gallinero canta.
  • El que es buen juez por su casa empieza.
  • El que es buen juez, por su casa empieza.
  • El que es buen músico, con una cuerda toca.
  • El que es buen pagador es señor de la bolsa de otro.
  • El que es ciego de nación, nunca sabe por dónde anda.
  • El que escoge el amor, siempre escoge lo peor.
  • El que escucha consejos, llega a viejo.
  • El que escucha su mal oye.
  • El que escucha, su mal oye.
  • El que es culpable puede reincidir.
  • El que escupe para arriba en la cara le cae.
  • El que es demasiado pequeño, siempre tiene un orgullo muy grande.
  • El que es de tu profesión, es tu perdición.
  • El que es enemigo de la novia, ¿cómo dirá bien de la boda?.
  • El que es exagerado, siempre queda mal parado.
  • El que es gallo en todo patio canta.
  • El que es mandado no es culpado.
  • El que es pendejo ni de dios goza.
  • El que espera desespera.
  • El que espera, desespera.
  • El que esperar puede, alcanza lo que quiere.
  • El que es perico donde quiera es verde.
  • El que es perico donde quiera es verde y el que es pendejo donde quiera pierde.
  • El que es perico donde quiera es verde y el que es pendejo dondequiera pierde.
  • El que es perico, donde quiera es verde y el que es "tonto" donde quiera pierde.
  • El que es sabio nunca enceguece.
  • El que esta abajo no tiene miedo de caer.
  • El que está a las duras, está a las maduras.
  • El que está a las verdes, está a las maduras.
  • El que esta arriba, no se acuerda del que esta abajo.
  • El que está bien no para hasta que se pone mal.
  • El que esta bien y mal escoge, por mal que le vaya que no se enoje.
  • El que está bien y mal escoge, por mal que le vaya que no se enoje.
  • El que está cerca de la vaca, algo mama.
  • El que está debajo del peral, coge la mejor pera.
  • El que está en el lodo querría meter a otro.
  • El que está en el molino es el que muele, y no el que va y viene.
  • El que está en la aceña, muele; que el otro va y viene.
  • El que está en pié, mire no caiga.
  • El que está, y no está por su gusto, que se joda es justo.
  • El que este libre de culpa que tire la primera piedra.
  • El que esté libre de pecado, que tire la primera piedra.
  • El que es un buen gallo, en cualquier corral canta.
  • El que evita la ocasión, evita al ladrón.
  • El que evita la ocasión, evita el ladrón.
  • El que evita la tentación, evita el pecado.
  • El que exprimió su limón que se tome su agrio.
  • El que exprimió su limón, que se tome su agrio.
  • El que fácilmente se enoja, hace locuras.
  • El que fácilmente se enojas, hace locuras.
  • El que fía, o pierde o porfía.
  • El que fía o promete, en deudas se mete.
  • El que fía, salió a cobrar.
  • El que fía y no sabe cobrar, pronto no tendrá con que pagar.
  • El que fía y no sabe cobrar, pronto no tendrá conque pagar.
  • El que fua a Sevilla perdió su silla.
  • El que fue a Melilla, perdió su silla.
  • El que fue a Sevilla perdió su silla.
  • El que fue cocinero antes que fraile, lo que pasa en la cocina bien lo sabe.
  • El que fue monaguillo y después abad, sabe lo que hacen los mozos tras el altar.
  • El que fuera se va a casar, o va engañado o va a engañar.
  • El que ganó y calló, hizo lo que debió.
  • El que gasta antes de ahorrar pedirá limosna antes de lo que cree.
  • El que guarda, halla.
  • El que guarda siempre encuentra.
  • El que guarda, siempre tiene.
  • El que habla de la mar, en ella no suele entrar.
  • El que habla de más, cansa; y el que habla de menos, aburre.
  • El que habla de millones, seguro que no tiene para calzones.
  • El que habla es el que peca.
  • El que hace bien a los demás se beneficia a sí mismo.
  • El que hace feliz a una mujer, es su esclavo; quien la hace desgraciada, es su dueño.
  • El que hace la ley, hace la trampa.
  • El que hace lo que no debe, sucédele lo que no cree.
  • El que hace trampas jugando, al infierno se va caminando.
  • El que hace trampas jugando, al infierno va caminando.
  • El que hace uno, hace ciento.
  • El que ha de besar al perro en el culo, no ha menester limpiarse.
  • El que ha de besar al perro en el culo no ha menester limpiarse mucho.
  • El que ha de morir a oscuras, aunque muera en velería.
  • El que ha de ser bachiller, menester ha de aprender.
  • El que ha de ser servido, ha de ser sufrido.
  • El que hambre tiene, con pan sueña.
  • El que hambre tiene, en pan piensa.
  • El que hambre tiene, en tortillas piensa.
  • El que ha naufragado teme a la mar aún calmada.
  • El que ha naufragado, teme a la mar aún calmado.
  • El que ha sido cocinero antes que fraile, lo que pasa en la cocina bien sabe.
  • El que ha sido tu enemigo, nunca será tu amigo.
  • El que ha tenido un mujer, merece una corona de paciencia; el que ha tenido dos, la merece de simpleza.
  • El que hizo la ley hizo la trampa.
  • El que hizo la ley, hizo la trampa.
  • El que huye, obedece.
  • El que juega con el tabernero o está loco o le sobra el dinero.
  • El que juega con fuego, se quema.
  • El que juega con fuego siempre sale quemado.
  • El que juega por necesidad pierde por obligación.
  • El que jura miente.
  • El que jura, miente.
  • El que la deba, que la pague.
  • El que la hace, la paga.
  • El que la ley establece, guardarla debe.
  • El que las hace, las imagina.
  • El que la sigue la consigue.
  • El que las sabe, las tañe.
  • El que lejos se va a casar, o va engañado o va a engañar.
  • El que le sigue, lo consigue.
  • El que le tiene miedo a los ojos, no puede comer cabeza.
  • El que ley establece, guardarla debe.
  • El que llama a un abogado es que ha matado o mucho ha robado.
  • El que llama a un abogado, es que ha matado o mucho ha robado.
  • El que lo tiene, lo gasta, y si no, se lame el asta.
  • El que madruga, Dios lo ayuda.
  • El que madruga, es sereno.
  • El que mal anda, mal acaba.
  • El que malas mañas ha, tarde o nunca las perderá.
  • El que mal vive, poco vive.
  • El que manda, manda.
  • El que manda, no se equivoca, y si se equivoca, vuelve a mandar.
  • El que manda, no va.
  • El que manda y se equivoca, vuelve a mandar.
  • El que más chifle, capador.
  • El que más come, menos come.
  • El que más habla es el que más tiene por qué callar.
  • El que más hace, es el que menos merece.
  • El que más hace, menos alcanza.
  • El que más madrugo, un talego se encontró.
  • El que más madrugó, un talego se encontró.
  • El que más mira menos ve.
  • El que más puede, más aprieta.
  • El que mata el marrano temprano, pasa buen invierno pero mal verano.
  • El que mata por los Santos, en el verano come cantos.
  • El que mea y no pee, es como el que va a la escuela y no lee.
  • El que me caga no me lava y si me lava no me deja como estaba.
  • El que me hace más bien de lo que suele, o engañado me ha o engañarme quiere.
  • El que menos sabe suele ser el que más presume.
  • El que mide el agua al charco es el que lo conoce.
  • El que miente es adorado, el que dice la verdad, ahorcado.
  • El que miente, si no lo pillan, no se arrepiente.
  • El que monta un negocio y no es pesetero, pronto pierde su dinero.
  • El que mucho abarca, poco acaba.
  • El que mucho abarca poco aprieta.
  • El que mucho abarca, poco aprieta.
  • El que mucho abarca, poco aprieta o se le cansan los brazos.
  • El que mucho analiza, se martiriza.
  • El que mucho come, poco adelgaza.
  • El que mucho corre, pronto para.
  • El que mucho duerme poco aprende.
  • El que mucho duerme poco vive.
  • El que mucho duerme, poco vive.
  • El que mucho fía, se queda con la bolsa vacía.
  • El que mucho habla, mucho yerra.
  • El que mucho habla, poco acierta.
  • El que mucho ofrece, poco da.
  • El que mucho se despide, pocas ganas tiene de irse.
  • El que muchos oficios tiene, con ninguno se mantiene.
  • El que mucho te cela es porque bien te quiere.
  • El que muda de amo, muda de hado.
  • El que muere en Lunes mal empieza la semana.
  • El que muere, se libra de lo que debe.
  • El que nace barrigón, buenas ganas que lo fajen.
  • El que nace barrigón es inútil que lo fajen.
  • El que nace capacho, muere serón.
  • El que nace chicharra, muere cantando.
  • El que nace pa maceta, no pasa del corredor.
  • El que nace pa' maceta, no pasa del corredor.
  • El que nace pa' martillo del cielo le caen los clavos.
  • El que nace para borrico, del cielo le baja el aparejo.
  • El que nace para buey, del cielo le cae la yunta.
  • El que nace para buey, hasta cuernitos le salen.
  • El que nace para buey, hasta la yunta lame.
  • El que nace para burro, de niño ya tiene orejas.
  • El que nace para burro, de pequeño ya tiene orejas.
  • El que nace para chavito prieto nunca llega a vellón.
  • El que nace para maceta, no pasa del balcón.
  • El que nace para maceta, no pasa del corredor.
  • El que nace para monje, del cielo le cae el hábito.
  • El que nace para mulo, del cielo le cae el arnés.
  • El que nace para ochavo, no llega a cuarto.
  • El que nace para pito nunca llega a corneta.
  • El que nace para real nunca llega ni a peseta.
  • El que nace para rey, del cielo le cae la yunta.
  • El que nace para tamal, del cielo le caen las hojas.
  • El que nace para torta, del cielo le cae el jamón.
  • El que nace pa' real, nunca llega ni a peseta.
  • El que nace postrero, llora primero.
  • El que nació para buey desde chiquito berrea.
  • El que nació para caballo tiene que morir pastando.
  • El que nació para estropajo, no sale del fregadero.
  • El que nació para melón, nunca llegará a sandía.
  • El que nada debe, nada ha adquirido a plazos.
  • El que nada debe nada teme.
  • El que nada debe, nada teme.
  • El que nada no se ahoga.
  • El que nada sabe, de nada duda.
  • El que nada sabe, nada teme.
  • El que nada sabe, nada tiene.
  • El que nada tiene, nada vale.
  • El que necesita, te visita.
  • El que nísperos come y bebe cerveza, espárragos chupa y besa a una vieja, ni come, ni bebe, ni chupa ni besa.
  • El que no agradece, al diablo se parece.
  • El que no agradece, al Diablo se parece.
  • El que no agradece, no merece.
  • El que no ama, no se desilusiona.
  • El que no anda, no tropieza.
  • El que no aprende a sus años, sufre amargos desengaños.
  • El que no aprende es porque no quiere.
  • El que no arriesga nada lo arriesga todo.
  • El que no arriesga no gana.
  • El que no arriesga, no gana.
  • El que no arriesga, no pasa el río.
  • El que no arriesga un huevo no saca un pollo.
  • El que no asegunda no es buen labrador.
  • El que no ayuda, estorba.
  • El que no cae no se levanta.
  • El que no cae, resbala.
  • El que no coge consejeros no llega a viejo.
  • El que no coge consejos, no llega a viejo.
  • El que no cojea, renquea.
  • El que no corre, vuela.
  • El que no cumple su palabra al fin su desdicha labra.
  • El que no duda, no sabe cosa alguna.
  • El que no encuentra amigos, por algo será, yo digo.
  • El que no engorda comiendo, no engorda lamiendo.
  • El que no enseña no vende.
  • El que no es agradecido, no es bien nacido.
  • El que no es amado, es un desgraciado, pero el que no ama es un infeliz.
  • El que no es buzo, es porque no ha buceado.
  • El que no está acostumbrado a bragas, las costuras le hacen llagas.
  • El que no esta acostumbrado a los calzones se le pelan los cojones.
  • El que no está contra ti, está contigo.
  • El que no está hecho a bragas las costuras le hacen llagas.
  • El que no fuma ni bebe vino, el diablo le lleva por otro camino.
  • El que no habla, Dios lo hizo mudo.
  • El que no habla Dios no lo oye.
  • El que no habla, no yerra.
  • El que no habla, no yerre.
  • El que no ha visto que vea y el que ya vio que compare.
  • El que no la hace a la entrada la hace en la salida.
  • El que no le teme a la muerte es porque no le teme a la vida.
  • El que no llora no mama.
  • El que no llora, no mama.
  • El que no madruga con el Sol no goza del día.
  • El que no mira adelante, atrás se queda.
  • El que no mira hacia adelante, atrás se queda.
  • El que no muere en la guerra se resbala en la bañera.
  • El que no oye consejo no llega a viejo.
  • El que no oye consejo, no llega a viejo.
  • El que no pierde, algo gana.
  • El que no puede tañer arpa, tañe flauta.
  • El que no quiera polvo, que no salga a la era.
  • El que no quiera ver visiones que no salga de noche.
  • El que no sabe, es como el que no ve.
  • El que no sabe nadar, se lo lleva la corriente.
  • El que sabe obedecer, no tiene derecho a mandar.
  • El que no sea cofrade, que no tome vela.
  • El que no se arriesga no cruza el río.
  • El que no se arriesga, no gana.
  • El que no se arriesga, no pasa la mar.
  • El que no se atreve a largar velas hasta que tenga un viento favorable perderá muchos viajes.
  • El que no se consuela es por que no quiere.
  • El que no se consuela es porque no quiere.
  • El que no se embarca, no se marea.
  • El que no se fía, no es de fiar.
  • El que no se harta comiendo no se harta lamiendo.
  • El que no se muere joven, de viejo no se escapa.
  • El que no sepa guardar un centavo, nunca tendrá muchos.
  • El que no sirve para comer, no sirve para trabajar.
  • El que no te ama, burlando te difama.
  • El que no te conozca, que te compre.
  • El que no tiene alforjas ni barril, todos saben adónde ha de ir.
  • El que no tiene amigos, tema a los enemigos.
  • El que no tiene buey ni cabra, toda la noche ara.
  • El que no tiene cabeza, para qué quiere montera.
  • El que no tiene cabeza, tiene lomo.
  • El que no tiene cabeza, tiene que tener pies.
  • El que no tiene casa, adonde quiera es vecino.
  • El que no tiene con quien, con su mujer se acuesta.
  • El que no tiene enemigos, no tiene incentivos.
  • El que no tiene experiencia, que tenga imaginación.
  • El que no tiene hechas no tiene sospechas.
  • El que no tiene hijos, los educa bien.
  • El que no tiene hijos los mata a palos.
  • El que no tiene hijos tiene una pena; el que tiene hijos tiene muchas penas.
  • El que no tiene mujer, bien la castiga, y el que no tiene hijos, bien los cría.
  • El que no tiene mujer, cada día la mata; más quien la tiene, bien la guarda.
  • El que no tiene nada que decir, suele hablar de más.
  • El que no tiene opinión, se aprende cualquier canción.
  • El que no tiene otra cosa, con su madre se acuesta.
  • El que no tiene para más, con su mujer se acuesta.
  • El que no tiene quehacer desbarata su casa y la vuelve a hacer.
  • El que no tiene una cruz, se la están haciendo.
  • El que no tiene vergüenza, toda la calle es suya.
  • El que no trabaja no come.
  • El que no tranza no avanza.
  • El que nunca tiene y llega a tener loco se quiere volver.
  • El que ofrece lo que tiene, no está obligado a más.
  • El que paga a lo primero, pierde a lo postrero.
  • El que paga descansa, pero el que cobra aún más.
  • El que paga descansa y el que cobra, también.
  • El que paga. descansa y el que cobra, también.
  • El que paga intereses es el burro que jala la carreta de quien le presto.
  • El que paga la primera ronda, se ahorra la cuenta de la cena.
  • El que paga lo que debe tiene derecho a pedir más.
  • El que paga mal, paga dos veces.
  • El que paga manda y el que no se aguanta.
  • El que paga por anticipado no conseguirá un trabajo bien hecho.
  • El que paga y goza, empata y hasta gana.
  • El que para mear tiene prisa, termina por mearse en la camisa.
  • El que para pobre está apuntao, igual le da estar de pie que sentao.
  • El que parte y bien reparte se lleva la mejor parte.
  • El que parte y comparte, se queda con la mejor parte.
  • El que parte y recomparte, le toca la mayor parte.
  • El que parte y reparte se queda con la mejor parte.
  • El que pasa por romero y no lo coge, si le viene algún mal que no se enoje.
  • El que peca de modesto, es tirado en un cesto.
  • El que pega primero pega dos veces.
  • El que pega primero, pega dos veces.
  • El que perdona un engaño, merece ir a un rebaño.
  • El que persevera triunfa.
  • El que persevera, triunfa.
  • El que pestañea pierde.
  • El que pide en exceso, le dan lo que envuelve al queso.
  • El que pide lo justo, recibe migajas.
  • El que pide y no da, siempre algo tendrá.
  • El que pierde y dice que no lo siente, es un puto, ladrón, cornudo y miente.
  • El que planta árboles, ama a los otros además de a sí mismo.
  • El que poco pide, poco merece.
  • El que poco tiene a poco aspira.
  • El que pone al juego sus dineros no ha de hacer cuenta de ellos.
  • El que porfía mata venado.
  • El que por necesidad trabaja, poco tiene y poco gana.
  • El que por su gusto corre, nunca se cansa.
  • El que por su gusto es buey hasta la coyunda lame.
  • El que por su gusto es buey hasta la yunta lame.
  • El que por su gusto muere, hasta la muerte le sabe.
  • El que por su gusto muere hasta la muerte le sabe a gloria.
  • El que por su gusto muere, hasta la muerte le sabe a gloria.
  • El que por su gusto muere ni camposanto merece.
  • El que presta, a pedir se atiene.
  • El que presta a un amigo, pierde el dinero y pierde el amigo.
  • El que presta a un amigo pierde la plata y pierde el amigo.
  • El que presta a un amigo, pierde lo prestado y pierde al amigo.
  • El que presta no mejora.
  • El que presta su caballo para garrochar, y a su mujer para bailar, nada tiene que reclamar.
  • El que presta su caballo para garrochar, y a su mujer para bailar, na tiene que reclamar.
  • El que presta su caballo para garrochar, y a su mujer para bailar, ná tiene que reclamar.
  • El que presume de honrado, presume de desgraciado.
  • El que primero llega, ése la calza.
  • El que primero se levanta primero se calza.
  • El que pueda ser libre no sea cautivo.
  • El que puede gobernar a una mujer puede gobernar a una nación.
  • El que puede y no quiere, cuando él querrá no podrá.
  • El que quiera celeste, que le cueste.
  • El que quiera coger miel, que cate por San Miguel; el que quiera coger cera, que cate por las Candelas.
  • El que quiera comer la nuez tiene que romper la cáscara.
  • El que quiera conquistar tiene que luchar.
  • El que quiera de primera, que consulte su cartera.
  • El que quiera/e la col, quiera las hojas de alrededor.
  • El que quiera honra, que la gane.
  • El que quiera la fruta tendrá que trepar al árbol.
  • El que quiera la fruta tiene que trepar al árbol.
  • El que quiera peces que se moje el culo.
  • El que quiera pescar peces, tendrá que mojarse.
  • El que quiera saber lo que vale un potro, que venda el suyo y compre otro.
  • El que quiera saber, que vaya a Salamanca.
  • El que quiera ser bohemio, que no se eche el lazo al cuello.
  • El que quiera vivir poco, y ese poco con dolor, tome a la noche naranja y a la mañana limón.
  • El que quiere a la col, quiere las hojas de alrededor.
  • El que quiere azul celeste, que le cueste.
  • El que quiere baile, que pague músico.
  • El que quiere besar, busca la boca.
  • El que quiere mentir, alarga los testigos.
  • El que quiere moño bonito, tiene que aguantar jalones.
  • El que quiere, va; el que no quiere, envía.
  • El que quiero no me quiere, y el que no quiero me dan.
  • El que quita la ocasión, quita el peligro.
  • El que recibe todas las pedradas se pone el escudo.
  • El que regala bien vende, si el que recibe lo entiende.
  • El que regala, no vende; pero sorprende.
  • El que reparte y comparte se lleva la mejor parte.
  • El que ríe de lo que desconoce esta en el camino de ser un ignorante.
  • El que ríe el último, ríe dos veces.
  • El que ríe el último, ríe mejor.
  • El que ríe mucho, es tenido por insensato, y el que no ríe es de casta de gato.
  • El que ríe último, ríe mejor.
  • El que ríe último ríe mejor.
  • El que roba a un ladrón tiene cien años de perdón.
  • El que rompe, paga.
  • El que sabe cuándo hablar, sabe también cuándo callar.
  • El que sabe guardar un secreto es porque está muerto.
  • El que sabe, sabe y el que no aprende.
  • El que sabe sabe y el que no es empleado publico.
  • El que sabe sabe y el que no lo inventa.
  • El que sale a bailar, pierde su lugar.
  • El que sane guardar un secreto es porque está muerto.
  • El qu'es comedido, come de lo qu'está escondido.
  • El que se acuesta con hambre, sueña con viandas.
  • El que se acuesta con niños, se levanta meado.
  • El que se acuesta con perros, amanece con pulgas.
  • El que se acuesta con perros se levantará con pulgas.
  • El que se afloja se aflige.
  • El que se ajunta con gato aprende a maullar.
  • El que se ajunta con perro a ladrar aprede.
  • El que se alegra del mal del vecino, el suyo le viene de camino.
  • El que se alegre del mal de su vecino, el suyo le viene de camino.
  • El que se apura llega tarde.
  • El que se apura, poco dura.
  • El que se brinda se sobra.
  • El que se cae hoy puede levantarse mañana.
  • El que se casa con una mujer guapa, hasta los cuarenta años el miedo no se le escapa.
  • El que se casa con vieja, fea y sin dote, es tonto de capirote.
  • El que se casa fuera, o la trae o la lleva.
  • El que se casa, por todo pasa.
  • El que se casa, quiere casa.
  • El que se casa viejo, muerte o cuernos.
  • El que se coma la carne que se coma también el hueso.
  • El que se come la col, que se coma las hojas de alrededor.
  • El que se convida, fácil es de hartar.
  • El qué se convierte en borrego será comido por el lobo.
  • El que se enamora no lo nota, pero al poco tiempo se vuelve idiota.
  • El que se enfada en la boda, la pierde toda.
  • El que se enoja pierde.
  • El que se escusa, se acusa.
  • El que se esquila en enero, está esquilado el año entero.
  • El que se excusa se acusa.
  • El que se excusa, se acusa.
  • El que se fue a la villa perdió su silla.
  • El que se fue a la villa, perdió su silla y el que se fue a Torreón, su sillón.
  • El que se fue a León perdio su sillón.
  • El que se fue a León perdió su sillón.
  • El que se fue a Sevilla, perdió su silla.
  • El que se fue y regreso, su nido ocupado hallo.
  • El que se hace de mieles, las moscas se lo comen.
  • El que se levanta tarde, ni oye misa ni come carne.
  • El que se lleva de consejos muere de viejo.
  • El que se mete a loro debe saber dar la pata.
  • El que se mete a redentor sale crucificado.
  • El que se mete debajo de hoja, dos veces se moja.
  • El que se pega al televisor, pierde fuerzas y color.
  • El que se pica, ajos come.
  • El que se pinta de bueno, o es tonto o tiene veneno.
  • El que se prepara para lo malo, lo recibe preparado y amortigua el golpe.
  • El que se queja, sus males aleja.
  • El que se quema con leche, cuando ve una vaca llora.
  • El que se quemo con leche hasta las cuajadas sopla.
  • El que se ríe a solas de su maldad se acuerda.
  • El que se ríe del mal del vecino el mal le viene en su camino.
  • El que se siente gracioso, siempre resulta engorroso.
  • El que se traga un hueso, confianza tiene en su pescuezo.
  • El que se va no hace falta.
  • El que se va para Aguadilla pierde su silla. Y el que de Aguadilla viene su silla tiene.
  • El que se va sin que le echen, vuelve sin que le llamen.
  • El que se viere solo y desfavorecido, aconséjese con los refranes antiguos.
  • El que se viste con lo ajeno, en la calle lo desnudan.
  • El que siembra alguna virtud. coge fama.
  • El que siembra, cosecha.
  • El que siembra en tierra ajena, hasta la semilla pierde.
  • El que siembra espinas que no espere cosechar flores.
  • El que siembra maíz, que se coma su pinole.
  • El que siembra odio, cosecha tempestades.
  • El que siembra odio, recoge tempestades.
  • El que siembra tormentas recoge tempestades.
  • El que siembra vientos cosecha tempestades.
  • El que siembra vientos, recoge tempestades.
  • El que siembra y cría, tanto gana de noche como de día.
  • El que siembre y cría, tanto gana de noche como de día.
  • El que siendo servilleta llega a mantel, ¡Dios nos libre de él!.
  • El que sigue la caza, ése la mata.
  • El queso es sano que da el avaro.
  • El que sólito se ríe de sus picardías se acuerda.
  • El que solo come su gallo, solo ensilla su caballo.
  • El que solo se ríe, de sus maldades se acuerda.
  • El queso pesado, y el pan liviano.
  • El queso y el barbecho, de Mayo sea hecho.
  • El queso y el barbecho en Mayo se han hecho.
  • El que su nariz acorta, su cara afea.
  • El que tal ha padecido, ése se compadece del doliente y del herido.
  • El que tarda en dar lo que promete, de lo prometido se arrepiente.
  • El que tarde trilla, la lluvia le pilla.
  • El que te habla de sus penas, espera que se las resuelva.
  • El que teme a sufrir, sufre de temor.
  • El que teme padecer padece ya lo que teme.
  • El que temprano se levanta, cualquier bulto lo espanta.
  • El que temprano se levanta, un muerto lo espanta.
  • El que temprano se levanta, un muerto lo eta.
  • El que temprano se moja tiempo tiene de secarce.
  • El que tenga hacienda, que la atienda o que la venda.
  • El que tenga hijo varón, no llame a otro ladrón.
  • El que tenga la cola de zacate, que no se acerque a la lumbre.
  • El que tenga perro que lo ate, y si no que lo mate.
  • El que tenga rabo de paja, no se arrime a la candela.
  • El que tenga sus gallinas, que las cuide del coyote.
  • El que tenga tienda, que la atienda.
  • El que tenga tienda, que la atienda, y si no, que la venda.
  • El que tenga un hijo majadero, que lo ponga campanero.
  • El que te presta oídos es porque también quiere hablar.
  • El que termina primero, le ayuda a su compañero.
  • El que tiene a un juez como acusador, necesita a Dios como abogado.
  • El que tiene bien y su mal escoge, de lo que le venga no se enoje.
  • El que tiene boca, se equivoca.
  • El que tiene boca, se equivoca, y el que tiene culo se pee.
  • El que tiene boca, se equivoca, y el que tiene culo, sopla.
  • El que tiene boca se equivoca y quien tiene nariz lo vuelve a repetir.
  • El que tiene buba, ése la estruja.
  • El que tiene buenas piernas no necesita muletas.
  • El que tiene buenos padrinos, no se cae dentro de la pila.
  • El que tiene capa, escapa.
  • El que tiene caridad y un alma pura, de las fallas ajenas no murmura.
  • El que tiene el culo alquilado, no puede sentarse en él.
  • El que tiene es el que pierde.
  • El que tiene higuera en camino real, si quiere comer higos, tiene que madrugar.
  • El que tiene ictericia, todo lo ve pajizo.
  • El que tiene la cabeza de manteca no debe acercarse al horno.
  • El que tiene la plata pone la música.
  • El que tiene las lagrimas hondas, que empiece llorar temprano.
  • El que tiene las llaves tiene que ser el primero en llegar para abrir, y el último en irse para cerrar.
  • El que tiene lengua a Roma va.
  • El que tiene los pies torcidos no llega a donde quiere.
  • El que tiene narices, no manda a oler.
  • El que tiene obreros no sabe lo que es tener patrones.
  • El que tiene ovejas, tiene pellejas.
  • El que tiene padrino es el que se bautiza.
  • El que tiene padrinos, se bautiza.
  • El que tiene peones y no los ve, se queda en calzones y no lo cree.
  • El que tiene poco y gasta menos, será rico sin parecerlo.
  • El que tiene salud es rico.
  • El que tiene sed, busca agua.
  • El que tienes más saliva, come más hojaldres.
  • El que tiene su cohombro, que se lo eche al hombro.
  • El que tiene tejado de vidrio no tira piedras al de su vecino.
  • El que tiene tienda, que la atienda.
  • El que tiene tienda que la atienda y sino que la venda.
  • El que tiene tienda, que la atienda, y sino que la venda.
  • El que tiene una alta meta, suela cambiar de chaqueta.
  • El que tiene una higuera en el camino real, si quiere comer higos, tiene que madrugar.
  • El que tiene un vicio, si no se mea en la puerta se mea en el quicio.
  • El que tiene vergüenza, ni cena ni almuerza.
  • El que tiene vergüenza, ni come ni almuerza.
  • El que tiene y su mal escoge, de lo que venga no se enoje.
  • El que todo lo niega, todo lo confiesa.
  • El que todo lo quiere, todo lo pierde.
  • El que todo lo quiere vender, presto quiere acabar.
  • El que todo lo quiere vender, pronto quiere acabar.
  • El que toma el nombre de la madre, por ruin deja a su padre.
  • El que toma la zorra y la desuella ha de saber más que ella.
  • El que toma parientes más honrados que sí, señores toma a quien servir.
  • El que toma parientes más honrados que sí, toma a quien servir.
  • El que tonto nace, tonto muere.
  • El que tonto se fue a la guerra, tonto volvió de ella.
  • El que tonto va a la guerra, tonto vuelve de ella.
  • El que trabaja en el río, es trabajo "perdío".
  • El que trabaja honrado, se vuelve jorobado.
  • El que trabaja mucho, no tiene tiempo de hacer dinero.
  • El que trabajando se hizo rico, vivió pobre y murió rico.
  • El que trabaja, principia bien; el que ahorra acaba mejor.
  • El que trabaja principia bien, el que ahorra termina mejor.
  • El que trae , lleva.
  • El que tropieza y no cae, adelanta terreno.
  • El que tuvo, retuvo, y guardó para la vejez.
  • El que tuvo retuvo, y para la vejez guardó.
  • El que tuvo y retuvo, guardó para la vejez.
  • El que un bien gozar espera, cuando espera, desespera.
  • El que va a cagar y no se pee, es como el que va a la escuela y no lee.
  • El que va a hacer mal, ya va herido, dice el refrán.
  • El que va a hacer mal, ya va medio herido, dice el refrán.
  • El que va a Jacarilla, pierde su silla.
  • El que va a la bodega por beber se le cuenta y el que no bebe, bobo va y bobo viene.
  • El que va a la bodega y no bebe, buena vez se pierde.
  • El que va a la romería, se arrepiente todo el día.
  • El que va a las Indias es loco, y el que no va es bobo.
  • El que va a un entierro y no bebe vino, el suyo le viene de camino.
  • El que va en carro, ni va a pie ni a caballo.
  • El que vale para trasnochar no vale para madrugar.
  • El que vale, vale, y el que no a la Marina.
  • El que va para viejo va para pendejo.
  • El que ve la mota en el ojo ajeno, vea la viga en el suyo.
  • El que veló, sondó y desconfió, jamás se perdió.
  • El que vende siempre se arrepiente el que compra nunca.
  • El que vende un caballo es porque patea.
  • El que venga atrás que arree.
  • El que venga detrás que arree.
  • El que viejo se casa, mal lo pasa.
  • El que vino a Gumiel y no bebió vino, ¿a qué coños vino?.
  • El que vive de favores, sirve a muchos señores.
  • El que vive de idealismos, muere de pesimismos.
  • El que vive de ilusiones muere de desengaños.
  • El que vive de prestado, algún día es encuerado.
  • El que vive en la montaña, piensa que tiene algo y no tiene nada.
  • El que vive en una casa de cristal no debe tirar piedras.
  • El que vive prevenido, nunca sufre decepciones.

De El r... a El z...[editar]

  • El rábano, malo para el diente y peor para el vientre.
  • «El rabo está por desollar.» [35]
    • Variantes: [35]
      «Aún falta el rabo por desollar» (Correas; M.Kl. 32667)
      «Aún la cola falta por desollar» (Quijote II, 2)
      «Estar el rabo por desollar» (DRA.)
      «Falta la cola por desollar» (Quijote II, 35)
      «¡Oh! Aún el rabo está por desollar.» (M.Kl. 22818).
  • El ratón que no tiene más que un agujero, presto llega al moridero.
  • El rayo y la maldición dejan sana la ropa y queman el corazón.
  • El recurso más eficaz para ahorrar dinero es el trabajo.
  • El relajo es dulce después del trabajo.
  • El remedio fue peor que la enfermedad.
  • El remedio más noble contra las injurias es el olvido.
  • El remiendo, bueno o malo, ha de ser del mismo paño.
  • El respeto al derecha ajeno es la paz.
  • El Rey es poco para su porquero.
  • El rey fue viejo a Toro y volvió mozo.
  • El Rey reina, más no gobierna.
  • El rico come "sudao", y el pobre sudando.
  • El rico no pierde sino el alma, y las hijas de los pobres.
  • El río pasado, el santo olvidado.
  • El río, por donde suena se vadea.
  • El roble como nace y el pino como cae.
  • El rocín a la crin, y el asno, al rabo.
  • El rocín, para polvo; la mula, para lodo; el mulo, para todo.
  • El rosario en el cuello, y el diablo en el cuerpo.
  • El rostro es el espejo del alma.
  • El ruin buey, holgando se descuerna.
  • El ruin calzado sube a los cascos.
  • El ruin cuando más le ruegan, más se ensancha.
  1. Variante: El ruin cuando más le ruegan, más se extiende.
  • El ruin de Roma, en mentándolo asoma.
  • El ruin muere en su tierra; el hazañoso lejos de ella.
  • El ruso tiene tres principios: quizá, de alguna manera, no importa.
  • El saber no ocupa lugar.
  • El saber no ocupa lugar, la ignorancia tampoco.
  • El saber no ocupa lugar, pero sí espacio en disco.
  • El sabio calla, el tonto otorga.
  • El sabio es menospreciado y el necio rico estimado.
  • El sabio siempre quiere aprender; el ignorante siempre quiere enseñar.
  • El saco del jugador, no necesita atador.
  • El salario es de acuerdo con el trabajo.
  • El santo ausente, vela no tiene.
  • El Santo más milagrero es, San dinero.
  • El sarampión mata a lo traidor.
  • El sastre, corte y cosa, y no se meta en otra cosa.
  • El sastre de fama, conoce la trama.
  • El sastre engaña al parroquiano, y bien vestido el parroquiano, a la mitad del género humano.
  • El sastre que no hurta, no es rico por la aguja.
  • El secreto de la vida no está en vivir, sino en vivirla.
  • El sentido común es, el menos común que ves.
  • El siguiente vicio es la mentira, si el primero son las deudas.
  • El silencio es más disiente, que la palabra imprudente.
  • El silencio hiere más, que la palabra procaz.
  • El silencio y la prudencia, mil bienes agencia.
  • El Sil lleva el agua y el Miño la fama.
  • Els lladres grans enforquen als petits.
  • El sol ablanda la cera y endurece la tierra.
  • El sol brilla para todos.
  • El sol de Agosto cría aceite y mosto.
  • El sol de enero, poco duradero.
  • El sol de Marzo, da con el mazo.
  • El sol de Marzo temprano, es muy bueno para los campos.
  • El sol de Marzo temprano, es para el campo muy sano.
  • «El sol septembrino, madura el membrillo.» [36]
  • El sólo decir te quiero, no logra amor duradero.
  • El solo olor de un buen frito, no nos sacia el apetito.
  • El sólo querer es medio poder.
  • El sol sale para justos y pecadores.
  • El sol sale para todos.
  • El sol sale para todos y cuando llueve, todos nos mojamos.
  • El sol siempre reluce.
  • El sordo no oye, pero bien que compone.
  1. Variante: El sordo no oye, pero compone.
  • El sucio quiere ensuciar al otro.
  • El sueño es alimento de los pobres.
  • El sueño es hermano de la muerte.
  • El sueño es media vida y la otra media la comida.
  • El sueño quita el hambre.
  • El sueño y la muerte hermanos parecen.
  • El sueño y la muerte, próximos parientes.
  • El tabaco, el vino y la mujer, al hombre echan a perder.
  • El tahúr no juega limpio.
  • El terco que se empecina, al fin descubre la mina.
  • El tiempo aclara las cosas.
  • El tiempo cura al enfermo, que no el engüento.
  • El tiempo descubridor de todas las cosas.
  • El tiempo enseña más que cien maestros de escuela.
  • El tiempo es el heraldo de la verdad.
  • El tiempo es el jinete que cansa a la juventud.
  • El tiempo es oro.
  • El tiempo es oro, la salud tesoro.
  • El tiempo es oro y el que lo pierde tonto.
  • El tiempo es padre de la verdad y a relucir la sacará.
  • El tiempo es una lima que muerde sin hacer ruido.
  • El tiempo es un remedio que todo lo cura.
  • El tiempo no pasa en balde.
  • El tiempo no perdona a nadie.
  • El tiempo todo lo alcanza, a la corta o a la larga.
  • El tiempo todo lo amansa.
  • El tiempo todo lo cura.
  • El tiempo todo lo cura, menos vejez y locura.
  • El tiempo todo lo cura y todo lo muda.
  • El tiempo todo lo pone a prueba.
  • El tiempo vuela, que se las pela.
  • El tiempo y la marea, ni se paran ni esperan.
  • El tiempo y las palabras no pueden volver a recogerse.
  • El tigre no es como lo pintan.
  • El tomate hasta que se remate.
  • El tonel vacío mete más ruido.
  • El tonto y el mezquino andan dos veces el mismo camino.
  • El toro, a las cinco, y el torero, a los veinticinco.
  • El toro y el gallo en el mes de Mayo.
  • El toro y el melón, como salen, son.
  • El toro y el vergonzoso poco duran en el coso.
  • El torpe caminador, anda mal y acaba peor.
  • El trabajo bien hecho da alegría en el pecho.
  • El trabajo cazurro, sólo es para los burros.
  • El trabajo del lino no es fino.
  • El trabajo del niño es poco, y el que lo desprecia un loco.
  • El trabajo duro purifica el espíritu.
  • El trabajo ennoblece.
  1. Variante: El trabajo ennoblece a quien lo hace.
  • El trabajo es bendito; por eso ni se toca.
  • El trabajo es la ley y a todos agita.
  • El trabajo es tan feo que hasta pagan por hacerlo.
  • El trabajo mata al asno, pero no mata al amo.
  • El trabajo no deshonra, dignifica.
  • El trabajo no mata a nadie.
  • El trabajo por la mañana vale oro.
  • El trabajo sin reposo, convierte a Juan en un soso.
  • El trabajo sin reposo, convierte al hombre en un soso.
  • El trabajo y el comer, su medida han de tener.
  • El trabajo y la economía son la mejor lotería.
  • El traidor y el incapaz, siempre asechan por detrás.
  • El tramposo, el codicioso y el tahúr, presto se conciertan.
  • El traspié no se da contra la montaña sino contra la pequeña piedra del camino.
  • El trato engendra el cariño.
  • El tren de Arganda, que pita más que anda.
  • El trigo en la panera, y el vino en la bodega.
  • El trigo en tierra arcillosa y el centeno en arenosa.
  • El trigo tardío no alcanza al temprano, ni en paja ni en grano.
  • El trigo y la mujer a la candela parecen bien.
  • El trompo mientras más lo lían más baila.
  • El tronco de enero, no le pongas en el humero.
  • El tuerto es el rey en el mundo de los ciegos.
  • El último en llegar, con la más fea le toca bailar.
  • El último en saberlo es siempre el interesado.
  • El último mono es el que se ahoga.
  • El último que se pierde es la esperanza.
  • El uno por el otro la casa sin barrer.
  • El uso es maestro de todo.
  • El uso hace al maestro.
  • El uso hace diestro, y la destreza maestro.
  • El vago trabaja doble.
  • El vago trabaja más por evitar el trabajo.
  • El valiente de palabras es muy ligero de pies.
  • El valiente vive hasta que el cobarde quiere.
  • El valor, la buena conducta y la perseverancia conquistan a todo lo que se les pone por delante.
  • El vaso malo nunca se cae de la mano.
  • El veinte de Enero, San Sebastián el primero.
  • El vencido, vencido, y el vencedor, perdido.
  • El veneno como el perfume vienen siempre en frasco pequeño.
  • El venido es preferido, que el ausentado pronto es olvidado.
  • El verano es el mejor amigo de los pobres.
  • El vergonzoso se muere de hambre entre dos panes.
  • El viajero que sed siente, se agacha y besa la fuente.
  • El vicio envilece y la virtud ennoblece.
  • El vicio es más peligroso cuando se pone la vestimenta de la virtud.
  • El vicio, saca la casa de quicio.
  • El victorioso tiene muchos amigos; el vencido, buenos amigos.
  • El viejo desvergonzado, hace al niño mal educado.
  • El viejo el hipo para morir, el niño el hipo para vivir.
  • El viejo en su tierra y el mozo en la ajena miente de igual manera.
  • El viejo pierde el diente, pero no la simiente.
  • El viejo pone la viña y el mozo la vendimia.
  • El viejo por no poder y el mozo por no saber, dejan las cosas perder.
  • El viejo que casa con niña, uno cuida la cepa y el otro la vendimia.
  • El viejo que se casa, mal lo pasa.
  • El viejo que se cura, cien años dura.
  • El viejo quiere más vivir, para más ver y oír.
  • El viejo y el horno por la boca se enciende.
  • El viento y la marea no esperan a nadie.
  • El vientre lleno aunque sea de heno.
  • El vino abre el camino.
  • El vino alegra el ojo, limpia el diente y sana el vientre.
  • El vino casi es pan.
  • El vino comerlo, y no beberlo.
  • El vino, comido mejor que bebido.
  • El vino como el rey, y el agua como el buey.
  • El vino con el amigo.
  • El vino debe tener tres prendas de mujer hermosa: buena cara, buen olor y buena boca.
  • El vino de cepas viejas calienta hasta las orejas.
  • El vino de Jerez, ya no lo deja quien lo probó una vez.
  • El vino, de la verdad es amigo.
  • El vino demasiado, ni guarda el secreto ni cumple palabra.
  1. Variante: El vino demasiado, ni guarda secreto, ni cumple palabra.
  • El vino desde que lo pisaron, por huir de los pies se sube a la cabeza.
  • El vino en bota, y la mujer en pelota.
  • El vino en bota, y la mujer en pelotas.
  • El vino en jarro cura el catarro.
  • El vino es la ganzúa de la verdad.
  • El vino es la leche de los viejos.
  • El vino es la teta del viejo.
  • El vino es un traidor: primero es amigo y después, enemigo.
  • El vino ha ahogado a más hombres que el mar.
  • El vino hace reír, hace dormir y los colores al rostro salir.
  • El vino malo es mejor que el agua buena.
  • El vino más bueno, para quien no sabe mearlo, es un veneno.
  • El vino no tiene vergüenza.
  • El vino para los reyes y el agua para los bueyes.
  • El vino peleón, tomarlo en jarro o en porrón.
  • El vino poco, trae ingenio; mucho, se lleva el seso.
  • El vino por el color, el pan por el olor y todo por el sabor.
  • El vino puro dirá quién es cada cual.
  • El vino puro dirá quién es cada uno.
  • El vino se hizo para los reyes y el agua para los bueyes.
  • El vino y la mujer, el juicio hacen perder.
  • El vino y la mujer se burlan del saber.
  • El vino y la verdad, sin aguar.
  • El vivo se embriaga; y el pendejo paga.
  • El vulgo es necio y pues lo paga, es justo hablarle en necio para darle gusto.
  • El vulgo no repara en quien es majadero, sino en quien tiene dinero.
  • El yerro del médico, la tierra le tapa; el del letrado, el dinero le sana.
  • El yerro del médico, la tierra lo tapa; el del letrado, el dinero lo sana; el del teólogo, el fuego lo apaga.
  • El yerro encelado, medio perdonado.
  • El zapatero, juzgue de su oficio y deje el ajeno.
  • El zapato malo malo, más vale en el pie que no en la mano.
  • El zapato más bonito puede lastimar el pie.
  • El zorro que se duerme no caza gallinas.
  • El zorro viejo huele a trampa.
  • El zumo de una mora, con otra verde se quita.

De Em... a En...[editar]

  • Embustes y cuentos, de uno nacen cientos.
  • Empezar como grande y acabar como chico, corrida de caballo y parada de borrico.
  • Empezar con buen pie.
  • Empezar mal y terminar bien, pocos ojos lo ven.
  • Emplea palabras suaves y argumentos fuertes.
  • Emplearse en cualquier bobada, es mejor que no hacer nada.
  • Empréñate del aire, compañero, y parirás viento.
  • Emprestaste, perdiste al amigo.
  • En 13 y martes, ni te cases ni te embarques.
  • En Abril, aguas mil.
  • En Abril aguas mil, al entrar pero no al salir.
  • En Abril aguas mil, coladas por un mandil; en Mayo, tres o cuatro, y ésas con buen barro.
  • En Abril aguas mil y todas caben en un barril.
  • En Abril, dos horas de siesta es dormir.
  • En Abril, florece el jardín.
  • En Abril, huye de la cocina; más no te quites la anguarina.
  • En Abril lluvias mil, y todas caben en un barril.
  • En Abril poda el ruín; el bueno en Marzo o Febrero.
  • En Abril sale la espiga del cascabil.
  • En Abril y en mayo no dejes en la casa el sayo.
  • En Abril y Mayo, haz harina para todo el año.
  • En Agosto, frío al rostro.
  • En Agosto, frío en el rostro.
  • En Agosto prepara el agua y el costo.
  • En Agosto, prepara la tinaja para el mosto.
  • En Agosto trilla el perezoso.
  • En Agosto y en enero, no tomes el sol sin sombrero.
  • En Agosto y enero para tomar el sol, no te pongas el sombrero.
  • En aguas donde hay piraña, muy pendejo quien se baña.
  • En almoneda, ten la boca queda.
  • En alquimia y en casar gran ventura es acertar.
  • «Enamorado y loco, lo uno es lo otro.» [37]
  • En amores: Corazones y en Empedradas: Zapatos.
  • En amores, los que huyen son vencedores.
  • En amores o en dinero, no existe amigo sincero.
  • En año caro, harnero espeso y cedazo claro.
  • «En años pares, a abrir los costales; en años nones, pocos montones.» [38]
  • En apagando el candil, guapas y feas van por el mismo carril.
  • En apurada ocasión, haz de tripas corazón.
  • En apurada situación, haz de tripas corazón.
  • En arca abierta, el justo peca.
  1. Variante: En arca abierta, hasta el justo peca.
  2. Variante: En arca abierta, hasta el más justo peca.
  • En arca de avariento, el diablo yace dentro.
  • En ausencia de la bella, sus encantos van con ella.
  • En bien cortar y en vino echar, bien veo quién me quiere bien y quién me quiere mal.
  • En boca cerrada no entran moscas.
  • En boca con mella, si entra una mosca, allá ella.
  • En boca del mentiroso lo cierto se hace dudoso.
  1. Variante: En boca del mentiroso lo cierto se hace más que dudoso.
  • En bote pequeño la buena mermelada.
  1. Variante: Al pot petit la bona confitura.
  • En Briviesca, el que no caza, pesca.
  • En buena casa, mal inquilino.
  • En buen año ni en malo, no dejes la harina en el salvado.
  1. Variante: En buen año o en malo, no dejes la harina en el salvado.
  • En buen año y malo ten tu vientre regalado.
  • En buenas manos está el pandero que lo sabrá bien tañer.
  • En buen tiempo, no faltan pilotos.
  • En buen y mal año, ten tu vientre reglado.
  • En Burgos hay solo dos estaciones, el invierno y la del ferrocarril.
  • En burlas ni en veras, con tu señor no partas peras; darte ha las duras y comerse ha las maduras.
  • En cabeza limpia, nunca piojos ha de haber.
  • En cabeza loca, ni se tiene, ni dura, ni para cosa.
  • En cada casa cuecen habas, y en la mía calderadas.
  1. Variante: En cada casa cuecen habas, y en la nuestra a calderas.
  • En cada casa, un solo amo.
  • En cada corral un solo gallo, y en cada casa un solo amo.
  • En cada legua hay un pedazo de mal camino.
  • En cada pago, su viña, y en cada barrio, su tía.
  • En cada refrán tienes una verdad.
  • En cada tiempo, su tiento.
  • En cada tierra su uso, y en cada casa su costumbre.
  • En cada villa, su maravilla.
  • Encaja como pedrada en ojo de boticario.
  • En calabaza o bota, lo que bebes no se nota.
  • En Calatañazor, Almanzor perdió el tambor.
  • En caliente ni se siente.
  • En calma el mar no creas, por sereno que lo veas.
  • En cama extraña, no se junta las pestañas.
  • En camino largo, corto el paso.
  1. Variante: En camino largo, paso corto.
  • Encargo sin plata, no pesa ni mata.
  • En carnaval todo pasa, hasta los novios a las casas.
  • En carrera larga hay desquite.
  • En carrera larga no se pisa base.
  • En casa como porquero, y en la calle, caballero.
  • En casa con hombres y sin vino, todo anda mohíno.
  • En casa de Amanda, ella es la que manda.
  • En casa de Gonzalo, manda más la gallina que el gallo.
  1. Variante: En casa de Gonzalo, más manda la gallina que el gallo.
  • En casa del abad, comer y llevar.
  • En casa del ahorcado, no mientes la soga.
  1. Variante: En casa del ahorcado no se ha de nombrar la soga.
  2. Variante: En casa del ahorcado, no se menciona la soga.
  • En casa del albañil, goteras mil.
  • En casa del alboguero, todos son albogueros.
  • En casa de la mujer rica, ella manda y ella grita.
  • En casa de la puta, el que la pilla la disfruta.
  1. Variante: En casa de la puta, quien la pilla la disfruta.
  • En casa del bueno, el ruin tras el fuego.
  • En casa del capellán, no falta nunca el pan.
  • En casa del carpintero, zuecos de hierro.
  • En casa del doliente quémase la casa y no se siente.
  • En casa del gaitero, todos son danzantes.
  • En casa del herrero, asador de madero.
  • En casa del herrero, azadón de palo.
  • En casa del herrero, cuchara de palo.
  • En casa del herrero cuchillo de Embero.
  • En casa del herrero, cuchillo del madero.
  • En casa del herrero, cuchillo de palo.
  • En casa del herrero, martillo de palo.
  • En casa del herrero, nunca falta un palo.
  • En casa del hortelano, siempre es más gordo el marrano.
  • En casa del jabonero, el que no cae resbala.
  1. Variante: En casa del jabonero, quien no cae, resbala.
  • En casa del jugador loco, la alegría dura poco.
  • En casa del ladrón te roban hasta la respiración.
  • En casa del mezquino, más manda la mujer que el marido.
  • En casa del músico, todos saben cantar.
  • En casa de los tíos ella es la tía.
  • En casa del pobre la alegría dura poco.
  • En casa del pobre, la plata se vuelve cobre.
  • En casa del pobre, ni vino ni odre.
  • En casa del pobre, reventar antes que sobre.
  • En casa del pobre, todos riñen y todos tienen razón.
  • En casa del que jura, no faltará desventura.
  • En casa del rico, el vinagre se vuelve vino.
  • En casa del ruin, la mujer es alguacil.
  • En casa del tabernero el que no cae, resbala.
  • En casa de Manuel, él es ella y ella es él.
  • En casa de Margarita, ella pone y ella quita.
  • En casa de Miguel, él es ella y ella es él.
  • En casa de mi vecino, cuando no hay para pan, hay para vino.
  • En casa de mujer rica, ella manda y ella grita.
  • En casa de mujer rica, ella manda y él obedece.
  • En casa de sinvergüenza, todo el mundo es suyo.
  • En casa de tu enemigo, la mujer ten por amigo.
  • En casa de tu hermano eructa pollo aunque comas mierda.
  • En casa de viejo: no faltará un buen consejo.
  • En casa donde hay suegra, no hay hora buena.
  • En casa limpia los ángeles bailan de gusto.
  • En casa llena el loco no se apena.
  • En casa llena no hay mujer mala.
  • En casa llena presto se guisa la cena.
  1. Variante: En casa llena, presto se hace la cena.
  • En casa llena sienta bien la torta ajena.
  • En casa mal gobernada, más vale plaza cara que despensa abastada.
  • En casa pobre no hay mujer buena.
  • En casa pobre, pocos cuentos.
  • En casa sin mujer, no te podrías valer.
  • En casa y en amores, entras cuando quieres y sales cuando puedes.
  • En caso de duda, la más tetuda.
  • En caso de duda, que no sean ellas las viudas.
  1. Variante: En caso de duda que nunca sean ellas las viudas.
  2. Variante: En caso de duda, que sea yo la viuda.
  • En chica cabeza caben grandes ideas.
  • En chica casa y en largo camino se conoce al amigo.
  1. Variante: En chica casa y en largo camino se conoce al buen amigo.
  • En cien años todos calvos.
  • Encima de la cabaña todo daña.
  • Encima de la leche, nada eches.
  • En claustros de locos, están los más pocos.
  • En cojera de perro y en lágrimas de mujer, no has de creer.
  • Encomienda sin renta, a su dueño no sustenta.
  • En Constantina cuando no llueve, llovizna.
  • En corrillos de mucamas, se despelleja las damas.
  • En cosas de su provecho, hasta el más tonto es cuerdo.
  • En cualquier sitio se cuecen habas.
  • En cuanto fui nuera, nunca tuve buena suegra, cuando fui suegra nunca tuve buena nuera.
  • En cuestión de gustos, no hay nada escrito.
  • En cuestiones del amor no hay niveles ni color.
  • En Diciembre, no hay valiente que no tiemble.
  • En Diciembre, se hielan las cañas y se asan las castañas.
  • En dimes y diretes, mal harás si te metes.
  • «En dinero o en querer, mejor que mañana ayer.» [39]
  • En dinero y en bondad, la mitad de la mitad.
  • En dinero y santidad la mitad de la mitad.
  • En donde la fuerza sobra, hasta la razón estorba.
  • En donde menos se espera, sale el conejo en carrera.
  • En el acto de varar, manda la máquina parar.
  • En el ajedrez, el Rey y el Peón van siempre al mismo cajón.
  • En el amor como en las armas la confianza pierde al hombre.
  • «En el amor y en la guerra, todo hueco es trinchera.» [40]
  • En el andar y en el beber se conoce a la mujer.
  • En el arca abierta, el malo peca.
  • En el arca del avariento, el Diablo yace dentro.
  • En el buen tiempo, amistades ciento; mudada la fortuna, ni una.
  • En el cielo tiene más poder un niño que siete sacerdotes.
  • En el corro mucha fiesta y en el refectorio feria texta.
  • En el culo y en la trompeta, sólo es aire lo que suena.
  • En el juego del poder no se trata con quien se desea, sino con quien hay necesidad.
  • En el juego y el licor, se reconoce al señor.
  • En el libro de la vida, lo aprendido no se olvida.
  • En el llano como quiere el amo, en la cuesta como quiere la bestias.
  • En el marido, prudencia; en la mujer, paciencia.
  • En el medio está la virtud.
  • En el menguante de enero, corta tu madero.
  • En el mes de San Juan, al sol se cuece el pan.
  • En el modo de barrer, se conoce si es limpia una mujer.
  • En el modo de escupir se conoce el que es baboso.
  • En el modo de partir el pan se conoce al que es tragón.
  • En el mundo como en el mar, no se ahoga quien sabe nadar.
  • En el país de ciegos, el tuerto es rey.
  1. Variante: En el país de los ciegos, el tuerto es el rey.
  • En el pecado se lleva la penitencia.
  • En el pedir no hay engaño.
  • En el peligro se conoce al amigo.
  • En el tono que canta el abad, le responde el sacristán.
  • En el último parche es cuando se cambia la cámara.
  • En el verano, unos tiran la paja y otros recogen el grano.
  • En enero, bufanda, abrigo y sombrero.
  • En enero, cada oveja con su cordero.
  • En enero, cásate compañero y da vueltas al gallinero.
  • En enero castañero y en Febrero, correndero.
  • En enero, el besugo es caballero.
  • En enero, el buey y el varon, hacen riñón.
  • En enero, enciende la abuela el brasero.
  • En enero, ni galgo lebrero ni halcón perdiguero.
  • En enero no te separes del brasero.
  • En enero, plante ajero; a finales, que no a primeros.
  • En enero, se hiela el agua en el puchero.
  • En enero, suda el fresno.
  • En España, amigos de hoy, enemigos de mañana.
  • En esta feria has de ser o mercancía o mercader.
  • En esta vida caduca, el que no trabaja no manduca.
  • En esta vida insensata, ni al rico le sobra plata.
  • En esta vida no hay dicha cumplida.
  • En esta vida tan loca, uno es el que baila y otro es el que toca.
  • «En este mundo al revés, no hay amor sin interés.» [41]
  • En este mundo estupendo, todo es dando y recibiendo.
  • En este mundo jodido el hijo regaña al padre y la mujer al marido.
  • En este mundo nada hay cierto, salvo la muerte y los impuestos.
  • En este mundo redondo quien mal anda mal acaba.
  • En este mundo traidor, al mejor tratan peor.
  • En este mundo traidor, de cagar nadie se escapa: caga el rico caga el rey, caga el obispo y el Papa.
  • Enemigos grandes: vergüenza y hambres.
  • Enemigos me de Dios, y amigos no.
  • Enero, buen mes para el carbonero.
  • Enero caliente, el diablo trae en el vientre.
  • Enero, claro y heladero.
  • Enero, frío o templado, pásalo abrigado.
  • Enero las quita el sebo, Febrero las descoyunta, ellas mueren en Abril, y Mayo lleva la culpa.
  • Enero mes torrendero.
  • Enero mojado, bueno para el tiempo y malo para el ganado.
  • Enero, soy caballero, según lo encuentro, lo llevo.
  • Enero y Febrero desviajadero.
  • Enero y Febrero, desvieajadero.
  • Enero y Febrero hinchan el granero, con su hielo y su aguacero.
  • En Febrero busca la sombra el perro.
  1. Variante: En Febrero busca la sombra el perro; a finales, que no a primeros.
  2. Variante: En Febrero, busca la sombra el perro pero a finales no a primeros.
  3. Variante: En Febrero busca la sombra el perro, pero a últimos, no a primeros.
  • En Febrero, el loco, ningún día se parece a otro.
  • En Febrero llama a obrero, a últimos que no a primeros.
  1. Variante: En Febrero, pon obrero, mejor a finales que a primeros.
  • «En el amor, como en el fútbol, hay que saber tirar.» [42]
  • En Febrero mete obrero, que pan te comerá, pero buen trabajo te hará.
  • En Febrero, sale la lagartija del agujero.
  • En Febrero, un día al sol y otro al brasero.
  • En Febrero, un rato al sol y otro al humero.
  • Enfermedad a plazo fijo, señal es de nuevo hijo.
  • Enfermedad larga, cruz a la espalda.
  • Enfermo que bebe y no mea el diablo que se lo crea.
  • Enfermo que come y mea el diablo que se lo crea.
  • Enfrenta la lengua; considera y rumia las palabras antes de que salgan de la boca.
  • Engañarme porque no me mintió, que si me mintiera, engañarme no pudiera.
  • Engañosa es la gracia, y vana la hermosura.
  • Engordar para morir es mal vivir.
  • Engordar para vivir no es gordura de reír.
  • En gran aprieto, espera más del vecino que del nieto.
  • En gran casa, a muchos el trabajo cansa.
  • En gran casa, gran gasto se amasa.
  • En gran río, gran pez, más ahógase alguna vez.
  • En guerra avisada no muere gente.
  • En guerra avisada, no muere soldado.
  • En guerra los estados, los libros cerrados.
  • En Gumiel de Izán, tan malo es el hombre como el pan.
  • En gustos no hay nada escrito.
  • En gustos se rompen géneros.
  • En gustos y colores, no discuten los doctores.
  • En habiendo vino, aceite y manteca de cerdo, media botica tenemos.
  • En hacer bien nunca se pierde.
  • En hombre nuevo no hay trampa vieja.
  • En invierno y en verano ganaderos y hortelanos.
  • En invierno y verano la capa en la mano.
  • En Junio hoz en puño.
  1. Variante: En Junio, la hoz en puño.
  • En la abundancia bueno es, guardar para la escasez.
  • En la aldea, no hay melón malo ni mujer fea.
  • En la amistad no se mira la obra sino la voluntad.
  • En la barba del necio aprenden todos a rapar.
  • En la batalla se conoce al soldado; pero en la Victoria se conoce al caballero.
  • En la boca del discreto, lo público es secreto.
  • En la boca del embustero lo cierto se hace dudoso.
  • En la boca del horno se quema el pan.
  • En la boca del mentiroso, lo cierto se hace más que dudoso.
  • En la boda, quien menos come es la novia.
  • En la cárcel y en la cama se conoce a los amigos.
  • «En la cárcel y en la cama, verás bien quién te ama.» [43]
  • En la casa del ahorcado, nombrar la soga es pecado.
  • En la casa del buen amo vive y muere el buen criado.
  • En la casa del cura siempre hay hartura.
  • En la casa del cura, siempre reina la ventura.
  • En la casa del herrero, cuchara de palo.
  • En la casa del músico, hasta los gatos maúllan por nota.
  • En la casa donde no hay gobierno, a pellizcos se va un pan tierno.
  • En la casa donde no hay harina todo es mohína.
  • En la casa donde no hay pan, pocas cosas se dan.
  • En la casa, el hombre reina y la mujer gobierna.
  • En la casa que hay un viejo, no faltará un buen consejo.
  • En la casa que no hay de comer, todos lloran y saben porqué.
  • En la casa y en la fosa, el hombre vive y reposa.
  • En la causa está el remedio.
  • En la cuesta de enero, sin dinero me quedo.
  • En la curtiembre todos los bueyes son vacas.
  • En la duda, ten la lengua muda.
  • En la escuela, la cárcel, o la guerra se conocen los amigos.
  • En la fiesta del patrón, repiques, cohetes, música y sermón.
  • En la forma de agarrar el taco se conoce al que es tragón.
  • En la forma de coger la sartén se conoce al cocinero.
  • En lágrimas de mujer y en las cojeras del perro, ninguno debe creer.
  • En la guerra y en el amor, todo se vale.
  • En la guerra y en el amor, todo vale y se comparte.
  • En la hacienda o el hogar, mejor atajar que arrear.
  • En la huerta que hay mozo, está en la acequia o en el pozo.
  • En la iglesia el primero que roba es el sacristán.
  • En la iglesia la oración, y en la cama la función.
  • En la juventud aprendemos, en la vejez entendemos.
  • En la mesa y en el juego, se conoce al caballero.
  • En la mucha necesidad dice el amigo la verdad.
  • En la muerte y en la boda, verás quién te honra.
  • En la necesidad se conoce la amistad.
  1. Variante: En la necesidad se ve la amistad.
  • En la noche de San Juan, no quedan en casa ni los perros.
  • En la noche y sobre el muro, todo gato se ve oscuro.
  • En la paz y en la guerra, el que matan muerto queda.
  • En la puerta del horno se quema el pan.
  • En larga jornada, la leve carga es pesada.
  • En largos caminos se conocen los amigos.
  • En las caricias de otoño, se empieza en la cara y se acaba en el coño.
  • «En las cosas del corazón, no manda uno, mandan dos.» [43]
  • En las cosas del espíritu el que no avanza, retrocede.
  • En las cuestas arriba quiero mi burro, que las cuestas abajo bien me las subo.
  • En las damas el desdén, es algo que parece bien.
  • En las horas de trabajo, los amigos al carajo.
  • En la siesta y en el juego, se conoce al caballero.
  • En las siembras y en la trilla, el amor con zancadilla.
  • En la tardanza está el peligro.
  • En la tierra de calvos, los pelones son trenzudos.
  • En la tierra del ciego, el tuerto es rey.
  • En la tierra de los ciegos, el tuerto es el rey.
  • En la tierra de los ciegos, se disputaban la corona un bizco y un tuerto.
  • En la unión está la fuerza.
  • En la variación consiste el gusto.
  • En la variedad está el gusto.
  • En la vida no me quisiste, en la muerte me plañiste.
  • En la vida, según es la situación, se cambia de opinión.
  • En la vida todo tiene remedio, menos la muerte.
  • En la viña del Señor, hay de todo, menos uvas.
  • En la vivienda del pobre la casa siempre es enorme.
  • En libros hay ciencia ingente, pero poca en nuestra mente.
  • En llegando a San Andrés, invierno es.
  • En llegando la Ascensión, ni merluza ni salmón.
  • En llegando San Antón, ninguna niebla llega a las dos.
  • En lo ajeno, reina la desgracia.
  • En lo amargo esta lo bueno, y en lo más dulce el veneno.
  • En lo que el hacha va y viene, descansa el palo.
  • En los años no importa cuantos, lo importante es cumplirlos.
  • En los bares y en la ruta, se conoce al hijoputa.
  • En los grandes aprietos, crece el entendimiento.
  • En los juegos de azar, la suerte es no jugar.
  • En los meses de erre, en piedra no te sientes.
  • En los meses frioleros, se tapa hasta el brasero.
  • En los nidos de antaño, no hay pájaros de hogaño.
  1. Variante: En los nidos de antaño no hay pájaros hogaño.
  • En los ojos del patrón, verás siempre la ambición.
  • En los ojos y en la frente se lee lo que el hombre siente.
  • En los tiempos cuaresmales, los ponientes, vendavales.
  • En luengo camino y en cama angosta se conoce a los amigos.
  • En lugar de señorío, no hagas tu nido.
  • En lugar ventoso, tiempo sin reposo.
  • En mala casa, mal amo y mala masa.
  • En mal de muerte no hay médico que acierte.
  1. Variante: En mal de muerte, no hay médico que lo acierte.
  • En mares serenos no se forman marineros buenos.
  • En marrano y en mujer, más vale acertar que escoger.
  • En martes, y tu hijo cases, y tu cerdo mates.
  • En Marzo, la veleta, ni dos horas está quieta.
  1. En Marzo la veleta ni dos horas se está quieta.
  • En Marzo los almendros en flor y los mozos en amor.
  • En Marzo saca la cabeza el lagarto.
  • En Marzo saca la cabeza el lagarto, en Abril acaba de salir y en Mayo corre como un caballo.
  • En Marzo tira el pastor el zarzo.
  • En Marzo tres hojitas tiene el ajo.
  • En materia de dinero, no hay compañero.
  • En Mayo crece el tallo.
  • En Mayo, leche y miel hacen al niño doncel.
  • En Mayo lodo, espigas en Agosto.
  • En Mayo quien tiene un burro tiene un caballo.
  • En Mayo regresa el rebaño.
  • En Mayo tira el pastor el sayo.
  • En mediado Noviembre, si no has sembrado, no siembres.
  • En mentando el ruin de Roma, por la puerta asoma.
  • En mente obtusa, la letra, ni a punta de palo penetra.
  • En mi casa mando yo que soy viudo.
  • En mi casa y en mis anchuras y tres "peos" para el señor cura.
  • En mi casa, yo me soy rey y yo me soy Papa.
  • En mi gusto y en mi gana, ni mi tata ni mi mama.
  • En mi huerto te crié, de tu fruto nunca comí, los milagros que tú hagas, que me los cuenten a mí.
  • En negocios de mucho tomo, ándate con pies de plomo.
  • En ningún apostolado falta un judas.
  • En noche oscura y sin vela "churrias y dolor de muelas".
  • En nombrando al rey de Roma, luego asoma.
  1. Variante: En nombrando al rey de Roma, por la puerta asoma.
  • En Noviembre el frío vuelve.
  • En Noviembre, mata tus cerdos.
  • En Noviembre, quien cava, el tiempo pierde.
  • En Octubre caída de hojas, ubre y lumbre.
  • En Octubre, de la sombra huye.
  • En Octubre de la sombra huye, pero si sales al sol, cuida de la insolación.
  • En Octubre echa pan y cubre.
  • En Octubre, el hogar de leña cubre.
  • En Octubre, la oveja cubre.
  • En Octubre no le toques a tu mujer la ubre.
  • En Octubre, toma los bueyes y cubre.
  • Enójate pero no pegues.
  • En otoño la mano al moño.
  • En paellas y en culos, cada uno tenemos uno.
  • En pasando Noviembre, quien no sembró que no siembre.
  • En pedregal no siembres cereal.
  • En pelea de garañones, pierden siempre los patrones.
  • En Peñaflor de Hornija, puta la madre y puta la hija.
  • En perro flaco, todo son pulgas.
  • En pleitos de hermanos, no metas las manos.
  • En poca agua, poco se navega.
  • En pocos miles, pocos cientos.
  • En priesa me ves, y doncellez me demandas.
  • En prisión y enfermedad, se conoce la amistad.
  • En puerta y en puente nadie se siente.
  • En que poco agua te ahogas.
  • En queriéndome Dios aunque no me quieran los santos.
  • En quien nada sabe, pocas dudas caben.
  • En reuniones, el grosero, se destaca de primero.
  • En salud se cura el sabio, y el necio, ni estando malo.
  • En San Antón, calabazas al sol.
  • En San Antón dijo el gallo a la gallina pon.
  • En San Nicolás de los vinos agudos, de treinta vecinos veintinueve cornudos.
  • En Santo Domingo de la Calzada, canto la gallina después de asada.
  • En seco o en mojado, por San Lucas ten sembrado.
  • Enseña la cautela que debe observarse para confiar un secreto, pues muchos, so capa de amistad, abusan del sigilo.
  • ¿Enseñar sin saber?, como no sea el culo, no sé qué.
  • En Septiembre, el que no tenga ropa que tiemble.
  • En Septiembre o llena los puentes o seca las fuentes.
  • En sí toma buena doctrina el que en cabeza ajena se castiga.
  • En sol de invierno, cojera de perro y lágrimas de mujer no hay que creer.
  • En sociedad enferma, individuo sano más raro que ave rara.
  • En soledad y recuerdo, consuelo es "Manuela Izquierdo".
  • En talento o en caudales, lo que tienes justo vales.
  • En tal mundo vivimos, que para lo que queda por ver, no es nada lo que vimos.
  • Entender por donde entienden los gigantones de Burgos.
  • Entendido y anotado.
  • Entendimiento agudo pero sin grandeza lo pincha todo y nada mueve.
  • Enteramente de balde no se da nada a nadie.
  1. Variante: Enteramente en balde, no se da nada a nadie.
  • En tiempo de campaña, apaña.
  • En tiempo de guerra cualquier hoyo es trinchera.
  • En tiempo de guerra, mentiras por mar y por tierra.
  • En tiempo de verano, el capote con su amo.
  • En tiempos de guerra cualquier agujero es frontera.
  • En tiempos de guerra, todo hueco es trinchera.
  • En tiempos de lluvia se requiere algo más que un gabán.
  • En tiempos de sequía, mata unas vacas para que otras coman.
  • Entiende bien la dicción, antes de armar discusión.
  • En tierra de abrojos, abre los ojos.
  • En tierra de ciegos, el tuerto es el rey.
  1. Variante: En tierra de ciegos, el tuerto es rey.
  • En tierra de Medina el que gasta en vino blanco se lo ahorra en medicina.
  • En toda casa hay muchas mudanzas.
  • En toda guerra está mezclada una mujer.
  • En todas partes cuecen habas y en mi casa a calderadas.
  • En todas partes tiene la semana su martes.
  • En todo el mundo entero, llaman señor a quien tiene dinero.
  • En Tosantos tal y cuanto, y en San Andrés no preguntes de qué bota es.
  • Enchufa el ASKAR. (Radio de principios de los 60, para enterarse, más o menos de lo que pasa por el planeta).
  • Entra, bebe, paga y vete.
  • Entrañas y arquetas, a los amigos abiertas.
  • Entran como arrimaos y quieren salir como dueños.
  • Entre amigos honrados, cumplimentos dispensados.
  • Entre amigos no hay cumplidos.
  • Entre bellacos, virtud es el engaño.
  • Entre bodas, fiestas y meriendas, ¿quién cuidará tu hacienda?.
  • Entre bueyes no hay cornadas.
  • Entre casados, valor, que ya aguantarse es amor.
  • En trece y martes, ni te cases ni te embarques.
  • En trece y martes ni te cases ni te embarques ni vayas a ninguna parte.
  • Entre col y col, lechuga.
  • Entre contar y cantar, lo primero has de procurar.
  • Entre dimes y diretes, bien harás si no te metes.
  • Entre dos amigos, un notario y dos testigos.
  • Entre dos muelas cordales nunca metas tus pulgares.
  • Entre dos muelas cordales nunca pongas tus pulgares.
  • Entre dos muelas molares, nunca metas tus pulgares.
  • Entre dos piedras molares, no metas los pulgares.
  • Entre dos piezas molares nunca metas los pulgares.
  • Entre dos que se quieran, con uno que coma basta.
  • Entre dos que se quieren con uno que coma basta [y ese que sea yo].
  • Entre el honor y el dinero, lo segundo es lo primero.
  • Entre el león y el ratón no cabe comparación.
  • Entre el silencio del velorio mudo, se le zafa a cualquiera un estornudo.
  • Entre el si y el no de una mujer, no cabe ni la cabeza de un alfiler.
  • Entre gavilla y gavilla, hambre amarilla.
  • Entre grama y terrón se siembra el buen melón.
  • Entre gustos no hay disgustos.
  • Entre hermanos, dos testigos y un notario.
  • Entre hermanos que nadie meta la mano.
  • Entre hermano y hermano, dos testigos y un escribano.
  • Entre hermano y hermano, no metas la mano.
  • Entre hoz y vencejo muere la mujer y huye el mancebo.
  • Entre la cuna y la sepultura no hay cosa segura.
  • Entre la gente ruin el que pestañea pierde.
  • Entre la mujer y el gato, ni a cual irle de más ingrato.
  • Entre la santa y el santo, paredes de cal y canto.
  • Entre las gentes, hay mil gustos diferentes.
  • Entre la verde y la madura, el hambre ayuda.
  • Entre locos me metí, y lo que sea de ellos, será de mí.
  • Entre lo dulce y lo amargo, no existe trecho muy largo.
  • Entre lo feo y lo hermoso, deme Dios lo provechoso.
  • Entre lo salado y lo soso está el punto sabroso.
  • Entre los amores verdaderos, el más fino es el primero.
  • Entre los extremos de cobarde y de temerario está el medio de la valentía.
  • Entre mamar y mamar dos horas han de pasar.
  • Entre marido y mujer, nadie se debe meter.
  • Entre marido y mujer, solo paz hay que poner.
  • Entre más amistad, más claridad.
  • Entre más apuro menos prisa.
  • Entre más ceniza, más fuerte la llamarada.
  • Entre más cuervos haya, la rapiña es devastadora.
  • Entre más estrecha la mente más grande la boca.
  • Entre más gruesas las gotas, menos dura el chaparrón.
  • Entre más viejo el violín, mejor es la melodía.
  • Entre más viejo más cuero pero e que te cuelga.
  • Entre más viejo más pendejo.
  • Entre menos bulto más claridad.
  • Entre menos burros, más choclo.
  • Entre menos burros, más olotes.
  • Entre mi amigo y mi amiga, primero está mi barriga.
  • Entre mozas y mozos, pocos retozos.
  • Entre padres y hermanos, no metas tú las manos.
  • Entre padres y hermanos no metas tus manos.
  • Entre perros y gatos lamen todos los platos.
  • Entre pillos anda el juego.
  • Entre Pinto y Valdemoro. (Frase utilizada en España para a alguien que duda).
  • Entre pitos y flautas.
  • Entre puntada y puntada, una miradita a cuantos pasan.
  • Entre reventar o peer, ¿qué duda puede haber?.
  • Entre reventar y peer, ¿qué duda puede haber?.
  • Entre salud y dinero, salud primero.
  • Entre San Pedro y San Juan, las hierbas olores dan.
  • Entre santa y santo, pared de cal y canto.
  • Entre santo y santa, cama doble y buena manta.
  • Entre sastres, no se pagan hechuras.
  • Entre suegra y cuñado, sale el nieto abogado.
  • Entre todos la matamos y ella sola se murió.
  • Entre todos la mataron y ella sola se murió.
  • Entre todos la mataron y ella solo se murió.
  • Entre todos los Santos y Navidad, es invierno de verdad.
  • Entre tres la tenían y ella meaba, y no meaba a gusto la condenada.
  • Entre una mujer hacendosa y hacendada, la primera más me agrada.
  • Entre un pastor y una garrota, no pasa la bota.
  • En tripa vacía no cabe alegría.
  • En tristezas y en amor lloriquear es lo mejor.
  • En tu casa, hasta el culo descansa.
  • En tu casa no tienes sardina y en la ajena pides gallina.
  • En tu comunidad, no luzcas tu habilidad.
  • En tus apuros y afanes, acude a los refranes.
  • En una fina no deben faltar un viejo y un burro, pero que el viejo no sea tan burro, ni el burro tan viejo.
  • En un boda no se pierde un hijo sino que se gano un hija.
  • En un momento, al fin del mundo te lleva el pensamiento.
  • En vender y comprar, no hay amistad.
  • En verano hasta el más seco suda.
  • En verano, tabernera, y en invierno panadera.
  • En vez de ella, bien quisiera la mujer, que uno pariera.
  • En vía abierta, el justo peca.
  • En vida de matrimonio, ni soso ni salado.
  • En vida de nadie te metas que salen perdiendo las alcahuetas.
  • En vida no me quisiste, y en la muerte me plañiste.
  • Envidia me tengan y no me compadezcan.
  • Envidia, ni tenerla ni temerla.
  • En viernes ni en martes, ni tu casa mudes, ni tu hija cases, ni tu viña podes, ni tu ropa tajes.
  • En viernes y martes ni te cases ni te embarques.
  • En viniendo el perdigón pierde la trucha sazón.
  • En vino y en moro, no pongas tu tesoro.
  • En vísperas de viajar no te pongas a jugar.
  • En Zaratán, buenas putas y mejor pan.

De Er... a Ez...[editar]

  • Éramos pocos y parió la abuela.
  • Eres como San Nicolás, me lo quitas después que me lo das.
  • Eres de la ley del tordo, las patas flacas y el culo gordo.
  • Eres guapo, joven y con dinero, ¿qué más quieres, Baldomero?.
  • Eres lo que comes.
  • Eres más puta que las gallinas.
  • Erga Arga y Aragón, hacen al Ebro varón.
  • Errando errando, se va acercando.
  • Errando, errando, se va acertando.
  • Errar es humano.
  • Errar es humano, perdonar es de sabios.
  • Esa es carne para los perros.
  • Esa es la gracia del buen escribano, escribir bien con mala pluma y papel malo.
  • Esa es la madre del cordero.
  • Es agradable ser importante, pero más importante es ser agradable.
  • Esa más viejo que Matusalén.
  • Es amigo, o enemigo, o mal criado, quien sube sin llamar desde abajo.
  • Es amor mal entendido el que no corrige a un hijo.
  • Esa muchacha caraja, no presta el hacha ni raja.
  • Esa negrita chiflada, no paga desbraguetada.
  • Esa pregunta ni se pregunta.
  • Esas perlas, perdónalas, por tener que engarzarlas.
  • Es bien hermosa la que es virtuosa.
  • Es bueno tener amigos hasta en el infierno.
  • Es caballero, no el que tiene caballo, sino el que tiene dinero.
  • Escarba la graja, mal para su casa.
  • Escarmentar en cabeza ajena, doctrina buena.
  • Escarmentar en cabeza ajena es lección barata y buena.
  • Escatimar y dar a putas.
  • Es cierto que no te quiero tanto como cuando eramos novios, pero es que a mi nunca me han gustado las mujeres casadas.
  • Esclava te doy y no mujer, trátala como burro y déjala sin comer.
  • Escoba nueva, barre bien.
  • Escoba nueva, bien barre.
  • Escoba que no se gasta, casa que no se limpia.
  • Escoger huevos en banasta, escoger la peor casta.
  • Es combate disparejo, el del tigre y burro viejo.
  • Es como buscar una aguja en un pajar.
  • Es como el basurero que quema por debajo.
  • Es como el cilindro, que cualquiera lo toca pero no cualquiera lo carga.
  • Es como el maestro Ciruela, que no sabe leer y pone escuela.
  • Es como el perro del hortelano, que ni come ni deja comer.
  • Es como la gatita de Maria Ramos, que tira la piedra y esconde la mano.
  • Es como la mierda del pavo que ni sabe ni huele.
  • Es como llevar leña para el monte.
  • Es como tener un tío en Alcalá, que ni tienes tío, ni tienes na.
  • Es como tener un tío en Granada, que ni tienes tío, ni tienes nada.
  • Esconder la ignorancia es hacerla crecer.
  • Esconder la ignorancia es hacerla creer.
  • Es cosa de locos querer coger mucho sembrando poco.
  • Es costumbre de villanos tirar la piedra y esconder la mano.
  • Escribano, puta y barbero pacen en un prado y van por un sendero.
  • Escribir despacio y con buena letra.
  • Escrita la carta, mensajero nunca falta.
  • Escritura es buena memoria.
  • Es cualquier baba de perico.
  • Escucha a tus enemigos que son los primeros en notar tus errores.
  • Es de bien nacidos el ser agradecidos.
  • Es de bien nacidos ser agradecidos.
  • Es de gran dolor no ser loado, siendo digno de loor.
  • Es del hombre condición, como del cabrito, o morir muy pequeñito o llegar a ser un cabrón.
  • Es del hombre condición como del cabrito, o morir muy pequeño o llegar a ser un cabrón.
  • Es de sabios cambiar de mujer.
  • Es de sabios, cambiar de opinión.
  • Es de sabios preguntar y de tontos el callar.
  • Es de vidrio la mujer, pero no se ha de probar si se puede o no romper, pues todo podría ser.
  • Es devoto o es loco quien habla consigo solo.
  • Ese baila al son que le toquen.
  • Ese es carne de presidio.
  • Ese es el mismo perro con otro collar.
  • Ese huevo, quiere sal.
  • Es el mismo músico, pero con diferente son.
  • Es el mismo perro, con diferente collar.
  • Es el mismo perro, pero con diferente dueño.
  • Es el tercero en discordia.
  • Es engaño triste y vano, consolarse con la mano.
  • Ese no es santo de mi devoción.
  • Ese no necesita sardinas para beber vino.
  • Ese no pega ni un timbre.
  • Es en vano dar razones cuando no las escuchan.
  • Ese oye sus defectos que no calla los ajenos.
  • Es estólido quien toma, la sátira como broma.
  • Ese te quiere bien, te hace llorar.
  • Es fácil caer en una trampa, pero difícil salir de ella.
  • Es fácil ser rico y evitar mostrarse orgulloso, es difícil ser pobre y evitar ser gruñón.
  • Esfuerzo de vago, barriguera rota.
  • Es gente discreta, quien aguza el ojo con la lengua quieta.
  • Es gran bobada poner cebo al ave cazada.
  • Es gran parte de la salud el conocer la enfermedad.
  • Es gusano de la misma guayaba.
  • Es hombre honrado el que es todo lo que hay que ser para no morir ahorcado.
  • Es ilusión fementida, un mundo a nuestra medida.
  • Es la misma cosa, pero con diferente nombre.
  • Es la misma gata, no más que revolcada.
  1. Variante: Es la misma gata, pero revolcada.
  • Es ley la que quiere el rey.
  • Es ligero el tiempo y no hay barranca que lo detenga.
  • Es lo peor poner a un indio a repartir chicha.
  • Es más agrio que un limón.
  • Es más añejo que el vinagre.
  • Es más barata la cena, que se come en casa ajena.
  • Es más bueno que el pan.
  • Es más confiable la más pálida tinta que la más brillante memoria.
  • Es más corto que las mangas de un chaleco.
  • Es más el ruido que las nueces.
  • Es más fácil conocer al enemigo que al amigo.
  • Es más fácil, decir que hacer.
  • Es más fácil, destruir que construir.
  • Es más fácil hablar que saber guardar silencio.
  • Es más fácil ser Doctor, a veces, que ser Señor.
  • Es más fácil tapar el sol con un dedo que la verdad con una montaña de mentiras.
  • Es más fácil variar el curso de un río que el carácter de un hombre.
  • Es más fácil ver una paja en el ojo ajeno, que una viga en el propio.
  • Es más fea que una noche oscura.
  • Es más fea que un coco macaco.
  • Es más feliz el que regala que el que recibe.
  • Es más grande que un domingo sin paga.
  • Es más hábil funcionario, quien más ordeña al erario.
  • Es más importante la creatividad que la inteligencia.
  • Es más infeliz que una mata de habas.
  • Es más inútil que cenicero de moto.
  • Es más larga que la cuaresma.
  • Es más largo que un día sin pan.
  • Es más limpio que el cuello de un sacerdote.
  • Es más listo que el hambre.
  • Es más molesto no tener nada que hacer que tener mucho que hacer.
  • Es más molesto que una piedra en el zapato.
  • Es más popular que la adelita.
  • Es más puntual que un ingles.
  • Es más puta que una gallina.
  • Es más terco que una mula.
  • Es más tonto que mandado hacer de encargo.
  • Es más tonto que mandao hacer de encargo.
  • Es más vago que la quijá de arriba.
  • Es más viejo que la sarna.
  • Es más vivo y es más pronto, quien a veces se hace el tonto.
  • Es medio sorda, le decís sentate y se acuesta.
  • Es mejor callar que con tontos hablar.
  • Es mejor cobrar a que te cobren.
  • Es mejor dar un centavo que prestar un peso.
  • Es mejor deber dinero y no favores.
  • Es mejor decir allí corrió, que allí murió.
  1. Variante: Es mejor decir aquí corrió que aquí murió.
  • Es mejor el amo temido que el despreciado.
  • Es mejor encender una cerilla que maldecir la oscuridad.
  • Es mejor estar bien parado que estar bien estacionado.
  • Es mejor gastarse que enmohecerse.
  • Es mejor mala avenencia que buena sentencia.
  • Es mejor mala avenencia, que buena sentencia.
  • Es mejor malo conocido que bueno por conocer.
  • Es mejor no jugárselo todo a una sola carta.
  • Es mejor precaver que tener que remediar.
  • Es mejor que digan: “Por aquí corrió”, que no “Aquí quedó.”.
  • Es mejor que la ultima peseta la gane otro.
  • Es mejor que la última peseta la gane otro.
  • Es mejor que una piedra en el ojo y una mordida de puerco en la cara.
  • Es mejor ser desconfiado, que resultar estafado.
  • Es mejor ser envidiado que ser apiadado.
  • Es mejor tres hombres corrientes que uno sabio.
  • Es mejor un buen rumor que una mala noticia.
  • Es mucho arroz para este pollo.
  • Es mucho collar para tan poco perro.
  • Es muy poco pinole para ahogarse.
  • Es novia de cualidades, pero de pocos caudales.
  • Eso dicen las malas lenguas y la mía que no es tan buena.
  • Eso es como llover sobre mojado.
  • Eso es como pedirle peras al olmo.
  • Eso es desvestir un santo para vestir a otro.
  • Eso es harina de otro costal.
  • Eso es meterse en camisa de once varas.
  • Eso es regar fuera del tiesto.
  • Eso no te lo despinta nadie.
  • Eso pasa en las mejores familias.
  • Eso será, cuando los cerdos vuelen.
  • Eso son otros veinte pesos.
  • Espada toledana y broquel barcelonés; puta valenciana y rufián cordobés.
  • Espada y mujer, ni darlas a ver.
  • Es pan comido.
  • Español rojo y alemán moreno, ninguno es bueno.
  • Espanya és de qui més s'afanya.
  • Es peor la envidia del amigo que el odio del enemigo.
  • Es peor un tropezón de la lengua que de los pies.
  • Espera lo mejor, pero prepárate para lo peor.
  • Esperando al duque que no llegó, la dama envejeció.
  • Esperando a un duque que no llegó, la doncella envejeció.
  • Esperando marido caballero, lléganle las tetas al braguero.
  • Esperando marido caballero, lléganme las tetas al braguero.
  • Esperando marido caballero, me llegan los pechos al braguero.
  • Esperando que crezca la hierba, el buey se muere de hambre.
  • Esperanza que consuela, que no muera.
  • Espera que llene la mar, para entrar al canal.
  • Espera que se acabe el circo para verle la cara a los payasos.
  • Esperar salud en muerte ajena es condena.
  • Espinacas, cómelas mientras las haya.
  • Es poco saber, matarse por lo que no se puede obtener.
  • Esposa prudente es don de Dios.
  • Es preferible ser dueño de un peso que esclavo de dos.
  • Es preferible sufrir un agravio que causarlo.
  • Es prudente el que cuando está en buena situación puede mantenerse como antes.
  • Espuela de plata, también hiere y mata.
  • Es puerco de la misma manada.
  • Es puro jarabe de pico.
  • Es que los dos cojeamos del mismo pie.
  • Es quien predica y predica, quien menos cree lo que explica.
  • Esquivó la bicicleta, y lo aplastó la volqueta.
  • Es sorprendente lo que no obtienes cuando no pides.
  • Esta bien; pero podría estar mejor.
  • Esta bien que sea el encaje; pero no tan ancho.
  • Está bueno el culantro, pero no tanto.
  • Está comiendo zacate el burro.
  • Está como abeja de piedra.
  • Está como agua, para chocolate.
  • Está como aji titi.
  • Está como la reina mora que a veces canta y a veces llora.
  • Esta como las agujas pendiendo de un hilo.
  • Está como padre, que le llevan la hija.
  • Está creyendo la beata, que quien reza y peca empata.
  • Esta de mírame y no me toques.
  • Esta en medio del río y se muere de sed el mezquino.
  • Está en todo menos en misa.
  • Esta es la gota que derramo el vaso.
  • Esta es la opinión del cuco, pájaro que nunca anida, pone el huevo en nido ajeno y otro pájaro lo cría.
  • ¿Esta es la vida?. Dígole yo muerte y corrida.
  • Esta más caliente que pepita en comal.
  • Está más entristecido, que mico recién cogido.
  • Esta más grande la caja que el muerto.
  • Está más loco que una cabra.
  • Está más "pegado", que mosca en melado.
  • Está más pelao que las rodillas de un cabro.
  • Está más perdido que una cucaracha en un baile de gallinas.
  • Estamos tan ocupados llevando a cabo lo urgente que no nos queda lugar para lo importante.
  • Esta muy pelón el indio para poder hacerle trenzas.
  • Es tan bueno, que confunde las películas con la realidad.
  • Es tan buey el buey, que hasta la yunta lame.
  • Es tan chaparro que cuando se sienta en el suelo, le cuelgan los pies.
  • Están cortados por la misma tijera.
  • Estando el diablo ocioso, se metió a chismoso.
  • Estando sabroso el frito, el plato no importa un pito.
  • Están más concentraos que un jugo de china.
  • Están separados, como el agua y el aceite.
  • Es tan torcido que hasta los perros lo orinan.
  • Esta permitido ser más hábil que los demás; pero es peligroso parecerlo.
  • Está por encima de sus enemigos el que desprecia sus agravios.
  • Estar como las putas en cuaresma.
  • Estar en ayunas no mata, pero la glotonería sí.
  • Estar entre Pinto y Valdemoro.
  • Estas como mango, amarilla y bien chupada.
  • Estáse la vieja muriendo y está aprendiendo.
  • Estás en la procesión y también quieres tocar las campanas.
  • Estás entre la espada y la pared.
  • Estás más perdido que un juey bizco.
  • Estas más puesto que un calcetín.
  • Estas matando el tiempo, no sabes que el tiempo es quien te esta matando a ti.
  • Estás probando tu propia medicina.
  • Estas sacando fuerza de flaqueza.
  • Estas si que son piernas, que no las de mi mujer; y eran las mesmas.
  • Estas son de mi rodada.
  • Estas son lentejas; si quieres, las comes, y si no, las dejas.
  • Estás trabajando para el inglés.
  • Esta todo dicho pero no hay nada hecho.
  • Está todo dicho pero no hay nada hecho.
  • Esta vale en oro lo que pesa.
  • Esta vida es un camote y el que no la goza es un chayote.
  • Esta vida es un fandango, y el que no la baila es chango.
  • Está visto y comprobao, que al que le dan por el culo está gordo y colorao.
  • Este afán renovador, cambia malo por peor.
  • Este arroz ya se coció.
  • Este batea y corre para tercera.
  • Este, como los gatos siempre cae parado.
  • Este dicho lo dijo Valentín y ni cuenta me di.
  • Este es carne de cañón.
  • Este es el cuento de María Sarmiento, que fue a cagar y no encontró siento.
  • Este es el hombre de la Paula Pasos.
  • Este mundo es casa de locos: cantan unos y lloran otros.
  • Este mundo es un fandango, y el que no lo baila, un asno.
  • Este navega con banderita de pendejo.
  • ¡Este no es mi Juan, que me lo han cambiao, aquél tenía pelo y este está pelao!.
  • Este no ha perdido la cabeza; porque la trae pegada.
  • Este se mete como Juan por su casa.
  • Este si que se llevo el santo y hasta las limosnas.
  • Este si que te quita los calcetines sin quitarte los zapatos.
  • Estima y ocasión, son buenas para el corazón.
  • Esto de mi casamiento es cosa de cuento; cuanto más se trata, más se desbarata.
  • Esto el mundo me enseñó: a lo tuyo tú; y a lo mío, yo.
  • Esto es como para mear y no echar gota.
  • Esto es como quitarle un caramelo a un niño.
  • Esto es como quitarle un pelo al gato.
  • Esto es como una cena de negros.
  • Esto es de rompe y rasga.
  • Esto es el pan nuestro de cada día.
  • Esto es la misma jeringa pero con diferente bitoque.
  • Esto es pan comido.
  • Esto está color de hormiga.
  • Esto está en chino.
  • Esto esta hecho nomás a que aguante entrega.
  • Esto fue como llamarada de petate.
  • Esto huele a cuerno quemado.
  • Estómago vacío no tiene oídos.
  • Esto no termina hasta que se acaba.
  • Es tonta la oveja que va a confesarse con el lobo.
  • Es tonto, pero se mete en casa.
  • Esto parece el coño de la Bernarda.
  • Estorba más que un colchón en la cocina.
  • Estornudos y frailes, salen a pares.
  • Esto son habas contadas.
  • Esto son lentejas, si las quieres las tomas y si no, las dejas.
  • Esto son lentejas, si quieres las comes y si no las dejas.
  • Esto sucede hasta en las mejores familias.
  • Esto tiene más tiras que el calzoncillo de Jesucristo.
  • Esto vale lo que un ojo de la cara.
  • Esto ya es harina de otro costal.
  • Esto ya se está pasando de castaño a oscuro.
  • Estoy como agua para chocolate.
  • Estoy como la tamalera, que me va más, que me va mal; pero como del tamal.
  • Estoy con la espada pendiendo sobre mi cabeza.
  • Estoy en un callejón sin salida.
  • Estoy más salado que la bragueta de un pescador.
  • Estoy que no me calienta ni el sol.
  • Estoy tan lleno como garrapata de yegua vieja.
  • Estrenar casas y domar potros, otros.
  • Estreno de traje fino, preciso chorreón de vino.
  • Estreno de traje fino, preciso chorrión con vino.
  • Estudia en tu juventud, disfruta en tu madurez.
  • Estudia y no serás cuando crecido, el juguete vulgar de las pasiones, ni el esclavo servil de los tiranos (Abel Vera Simbort)
  • Estudiando con tesón, al fin entra la lección.
  • Estudiante memorista, pozo a simple vista.
  • Estudiante que no estudia, en nada bueno se ocupa.
  • Estudiante sin blanca, de criado de un estudiante rico va a Salamanca.
  • Estudiante y diablo, una misma casa con dos bocados.
  • Es una locura amar, a menos de que se ame con locura.
  • Es un buen criado el que no habla sin ser preguntado.
  • Es un garbanzo de a libra.
  • Es un loco quien su mal achaca a otro.
  • Es un pillo de siete suelas.
  • Es viejo, pero no pendejo.
  • Es virtud el trabajar, como también el guardar.
  • Es virtud el trabajo como también el guardar.
  • Exagerar y mentir, por un mismo camino suelen ir.
  • Excava el pozo antes de que tengas sed.
  • Excelente está la Hercilia, para sacarle familia.
  • Explicación no pedida, acusación manifiesta.
  • Explique, no complique.

Referencias[editar]

  1. 1,0 1,1 1,2 Refranero general ideológico español. Real Academia española. Editor Luis Martínez Kleiser. Compilado por Luis Martínez Kleiser. Editorial Hernando, 1989. Procedencia del original: Universidad de Virginia. Digitalizado: 4 agosto 2010. ISBN 978-84-7155-306-5. p. 43.
  2. Piquer, Florencia. Refranes de amor. Editorial Imaginador, 2003. ISBN 9789507684289. p. 27.
  3. Jara Ortega, José. Más de 2.500 refranes relativos a la mujer: soltera, casada, viuda y suegra. Editorial Instituto Editorial Reus, 1953. p. 97.
  4. 4,0 4,1 4,2 4,3 4,4 4,5 Solís Miranda, José Antonio. El libro de todos los refranes. Editor José Antonio Solís Miranda. Editorial El arca de papel, 2009. ISBN 9788497655200. p. 32.
  5. 5,0 5,1 5,2 5,3 5,4 5,5 Etxabe Díaz, Regino. Diccionario de refranes comentado. Ediciones de la Torre, 2012. ISBN 978-84-7960-475-2. p. 157.
  6. 6,0 6,1 6,2 6,3 Blázquez Rodrigo, Marcelo. Píldoras para pensar. Editorial Trafford Publishing, 2007. ISBN 9781425194345. p. 69.
  7. Citado en Alvizuri, Luis Enrique. Hacia un nuevo mundo. Editor Luis Enrique Alvizuri. Editorial Fondo editorial del Instituto de Investigación para la Paz Cultura e Integración deAmérica Latina, Lima, Perú, 2004. p. 37.
  8. Marín, María. El empujoncito para el amor: Una reveladora guia de seduccion para toda mujer. Editorial Penguin Random House Grupo Editorial USA, 2016. ISBN 9781941999677.
  9. 9,0 9,1 9,2 Refranero general ideológico español. Real Academia española. Editor Luis Martínez Kleiser. Compilado por Luis Martínez Kleiser. Editorial Hernando, 1989. Procedencia del original: Universidad de Virginia. Digitalizado: 4 agosto 2010. ISBN 978-84-7155-306-5. p. 45.
  10. Hermógenes, Luis. Los refranes de Baco. Editor Luis Hermogenes Alvarez Castaño, 2013. ISBN 9788461671878. p. 164.
  11. Martín Sánchez, Manuel. Refranes para la vida cotidiana. Editorial EDAF, 2006. ISBN 9788441416857. p. 128.
  12. Citado en Sádaba, Javier. El amor y sus formas. Editorial Grupo Planeta Spain, 2010. ISBN 9788499420738. p. 29.
  13. Blázquez Rodrigo, Marcelo. Píldoras para pensar. Editorial Trafford Publishing, 2007. ISBN 9781425194345. p.69.
  14. Refranero general ideológico español. Real Academia española. Editor Luis Martínez Kleiser. Compilado por Luis Martínez Kleiser. Editorial Hernando, 1989. Procedencia del original: Universidad de Virginia. Digitalizado: 4 agosto 2010. ISBN 978-84-7155-306-5. p. 40.
  15. Enríquez Castañeda, Alba Refrán viejo nunca muere: el refranero jaliscience alegre mensajero. Editorial Amate Editorial, 1997. p. 53.
  16. Los mejores refranes de la lengua castellana. Varios autores. Editorial Plutón Ediciones X Sl, 2017. ISBN 9788494637247.
  17. Franco Rodríguez, Jesús. De Limón y tamarindo. Editorial Palibrio, 2013. ISBN 9781463366513. p. 16.
  18. Blázquez Rodrigo, Marcelo. Píldoras para pensar. Editorial Trafford Publishing, 2007. ISBN 9781425194345. p. 69.
  19. D'Accone, Frank A. Music in Renaissance Florence: Studies and Documents. Edición ilustrada. Editorial Ashgate Publishing, Ltd., 2006. ISBN 9780754659006. p. 776.
  20. Refranero general ideológico español. Real Academia española. Editor Luis Martínez Kleiser. Compilado por Luis Martínez Kleiser. Editorial Hernando, 1989. Procedencia del original: Universidad de Virginia. Digitalizado: 4 agosto 2010. ISBN 978-84-7155-306-5. p. 44.
  21. Marán, Héctor A. Cartas al paraíso. Descubriendo el amor. Editorial Dunken, 2015. ISBN 9789870288114. p. 74.
  22. Gran diccionario de refranes de la lengua española. Autor y editor Manuel José García. Edición reimpresa. Editorial J. Gil, 1943. p. 74.
  23. Varios autores. Colección de autores españoles, volumen 5. Editorial F.A.Brockhaus, 1876. p. 130.
  24. Sierra García, Jaime. El refrán antioqueño. Editorial Fondo Editorial Cooperativo, Cooperativa de Profesores de la Universidad de Antioquia, 1994. ISBN 9789589392034. p. 250.
  25. Alejandro Torres, José. Al buen entendedor: breve antología del refrán. Editorial LD Books, 2005. ISBN 9789707320871. p. 52.
  26. Refranero general ideológico español. Real Academia española. Editor Luis Martínez Kleiser. Compilado por Luis Martínez Kleiser. Editorial Hernando, 1989. Procedencia del original: Universidad de Virginia. Digitalizado: 4 agosto 2010. ISBN 978-84-7155-306-5. p. 39.
  27. Joyce, Brenda. El premio. Editorial Harlequin Iberica, 2011. ISBN 9788467198171.
  28. Soto Posada, Gonzalo. Los Refranes en la medicina y la medicina en los refranes. Edición ilustrada. Editorial Universidad Pontificia Bolivariana, 2000. ISBN 9789586960281. p. 130.
  29. Palomo Triguero, Eduardo. Cita-logía. Editorial Punto Rojo Libros,S.L. ISBN 978-84-16068-10-4. p. 41.
  30. Palomo y Trigueros, Eduardo. El Maestro de la vida. Editorial Punto Rojo Libros, 2015. ISBN 9781629349527. p. 77.
  31. Piquer, Florencia. Refranes de amor. Editorial Imaginador, 2003. ISBN 9789507684289. p. 36.
  32. Piquer, Florencia. Refranes de amor. Editorial Imaginador, 2003. ISBN 9789507684289. p. 111.
  33. 33,0 33,1 Correas, Gonzalo. Vocabulario de refranes y frases proverbiales: y otras fórmulas comunes de la lengua castellana en que van todos los impresos antes y otra gran copia. Editorial Ratés, 1906. Procedencia del original: University of Minnesota. Digitalizado: 16 diciembre 2011. p. 80.
  34. 34,0 34,1 Etxabe Díaz, Regino. Diccionario de refranes comentado. Ediciones de la Torre, 2012. ISBN 978-84-7960-475-2. p. 171.
  35. 35,0 35,1 Los 494 refranes del Seniloquium. Autor y editor Julia Sevilla Muñoz. Colaborador Jesús Cantera Ortiz de Urbina. Editorial G. Blázquez, 2002. ISBN 9788485944989. pp. 48-49.
  36. Correas Martínez, Miguel; Gargallo Gil, José Enrique. Calendario romance de refranes. Edición ilustrada. Editor ial Edicions Universitat Barcelona, 2003. ISBN 9788483383940. p. 254.
  37. Blázquez Rodrigo, Marcelo. Píldoras para pensar. Editorial Trafford Publishing, 2007. ISBN 9781425194345. p. 88.
  38. Solís Miranda, José Antonio. El libro de todos los refranes. Editor José Antonio Solís Miranda. Editorial El arca de papel, 2009. ISBN 9788497655200. p. 39.
  39. Martín Sánchez, Manuel. Refranes para la vida cotidiana. Editorial EDAF, 2006. ISBN 9788441416857. p. 106.
  40. Piquer, Florencia. Refranes de amor. Editorial Imaginador, 2003. ISBN 9789507684289. p. 15.
  41. Piquer, Florencia. Refranes de amor. Editorial Imaginador, 2003. ISBN 9789507684289. p. 25.
  42. Flores-Huerta, Samuel. Dichos o refranes: compendio temático. Editor Octavio Miramontes y Mariana Benítez. Editorial CopIt ArXives, 2016. ISBN 978-19-3812-809-7. p. 45.
  43. 43,0 43,1 Solís Miranda, José Antonio El libro de todos los dichos y sentencias. Editorial El arco de papel Editores, 2009. ISBN 978-84-9765-441-8. p. 40.

Véase también[editar]

Estudia y no serás cuando crecido el juguete vulgar de las pasiones, ni el esclavo servil de los tiranos (Abel Vera Simbort)

Refranes en español por países[editar]

Argentinos - Chilenos - Colombianos - Mexicanos - Uruguayos