Refrán

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Portada de Refranes o Proverbios en romance, de Hernán Núñez, 1555.

El refrán es una paremia tradicional de origen y uso popular –y por definición, de autoría anónima– con intención didáctica, moral o, incluso, filosófica. En algunos contextos puede encontrarse como sinónimo de dicho e incluso de proverbio, si bien el dicho, esencialmente oral abarca un significado más amplio, como conjunto de palabras que proponen un concepto cabal, agudo, oportuno, e incluso malicioso, o bien una ocurrencia chistosa.[1] Por su parte, el proverbio, como el adagio y la máxima, suelen estar asociados a lo culto, lo bíblico o lo oriental. En suma, en el ámbito de la lengua castellana o idioma español, el refrán es, por antonomasia, la paremia más representativa de la sabiduría popular.[2]

Citas[editar]

  • «El refrán es una forma popular literaria construida entre el verso y la prosa con su propia entidad rítmica».
    • Francisco López Estrada, en el Diccionario de métrica española.[3]
  • «Ese complejo de experiencia y juicio, de sentencia y gracia, que es el refrán, domina en Cervantes sobre el concepto escueto o revestido de artificio retórico».
    • Antonio Machado
    • Fuente. Machado, Antonio (1973 (5ª ed. XXII, p. 102). Juan de Mairena I (Juan de Mairena, sentencias, donaires y recuerdos de un profesor apócrifo). 
  • «Hombre refranero, medido y certero».[5]
  • «La filosofía práctica, elaborada por el pueblo español a lo largo de los siglos, se encuentra aquí[en el refranero] en su casi totalidad».
  • «—Mi lema es “A Dios rogando y con el mazo dando”.
    —¡Pero si usted no cree en Dios!
    —No, pero creo en los refranes».[6]
  • «No hay mejor refrán que buen vino y buen pan».[7]
  • «Por lo general los refranes suelen consistir en la emisión, paralelística o no, de una mentira vergonzante que aspira a suplantar la verdad». [8]

Uso de ‘refrán’ en El Quijote de Miguel de Cervantes[editar]

  • «“—Hay un refrán en nuestra España, a mi parecer muy verdadero, como todos lo son, por ser sentencias breves sacadas de la luenga y discreta experiencia; y el que yo digo dice: "Iglesia, o mar, o casa real", como si más claramente dijera: "Quien quisiere valer y ser rico, siga o la Iglesia, o navegue, ejercitando el arte de la mercancía, o entre a servir a los reyes en sus casas"; porque dicen: "Más vale migaja de rey que merced de señor".
    • Fuente: Capítulo XXXIX. "Donde el cautivo cuenta su vida y sucesos".[9]
  • “—Mira, Sancho -respondió don Quijote-: yo traigo los refranes a propósito, y vienen cuando los digo como anillo en el dedo; pero tráeslos tan mal por los cabellos, que los arrastras, y no los guías; y si no me acuerdo mal, otra vez te he dicho que los refranes son sentencias breves, sacadas de la experiencia y especulación de nuestros antiguos sabios; y el refrán que no viene a propósito antes es disparate que sentencia”».
    • Fuente: Conversación entre don Quijote y Sancho, en el Capítulo LXVII de la Segunda parte).[10]
  • «“—No más refranes, Sancho, pues cualquiera de los que has dicho basta para dar a entender tu pensamiento; y muchas veces te he aconsejado que no seas tan pródigo en refranes y que te vayas a la mano en decirlos [...] Mira, Sancho: yo traigo los refranes a propósito, y vienen cuando los digo como anillo en el dedo; pero tráeslos tan por los cabellos, que los arrastras, y no los guías; y si no me acuerdo mal, otra vez te he dicho que los refranes son sentencias breves, sacadas de la experiencia y especulación de nuestros antiguos sabios; y el refrán que no viene a propósito, antes es disparate que sentencia. Pero dejémonos desto, y, pues ya viene la noche, retirémonos del camino real algún trecho, donde pasaremos esta noche, y Dios sabe lo que será mañana”».
    • Fuente: Conversación entre don Quijote y Sancho, en el Capítulo LXVII de la Segunda parte).[11]

Refranes nuevos[editar]

  • «A preguntas embarazosas, respuestas anticonceptivas».[12]
  • «Cuando el disco de tu vecino veas formatear, pon el tuyo a escanear».[13]
  • «Dime con quien chateas, y te diré quién eres».[14]
  • «Entrenador nuevo, victoria segura».[15]
  • «Si trabajas por tu cuenta, nunca te salen las cuentas».[16]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Definiciones en el DLE.
  2. Lloréns Barber, Ramón. Refranero de los frutos del campo. Editorial Taurus, 1986. ISBN 8430641750. Páginas 8 a 26.
  3. Domínguez Caparros, José (1999). Diccionario de métrica española. Madrid: Alianza. p. 299. isbn 8420636762
  4. Señor, Luis (editor). Diccionario de citas. Editorial Espasa Calpe, 2005. ISBN 8423992543, p. 372.
  5. (Junceda:510-512)
  6. José María Albaigès Olivart. Un siglo de citas. Planeta, 1997. ISBN 8423992543. p. 401.
  7. (Junceda:510-512)
  8. José María Albaigès Olivart. Un siglo de citas. Planeta, 1997. ISBN 8423992543. p. .
  9. El Quijote en línea.
  10. El Quijote en línea.
  11. El Quijote en línea.
  12. Etxabe (2012), p. 8
  13. Etxabe (2012), p. 8
  14. Etxabe (2012), p. 8
  15. Etxabe (2012), p. 8
  16. Etxabe (2012), p. 8

Bibliografía[editar]


Enlaces externos[editar]