Antonio Machado

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Antonio Machado
«Hoy es siempre todavía»
«Hoy es siempre todavía»
Véase también
Wikipedia-logo.png Biografía en Wikipedia.
Commons-logo.svg Multimedia en Wikimedia Commons.
Esta página contiene citas de una persona fallecida hace 80 años.
Copyright maybe.svg Dependiendo de cómo se publicaran, pueden estar protegidas por derechos de autor. Deben usarse según las políticas de licencias de Wikiquote.

Antonio Machado (Sevilla, 26 de julio de 1875-Colliure Francia, 22 de febrero de 1939) fue un escritor y poeta español, perteneciente a la Generación del 98.

Citas[editar]

  • «Benevolencia no quiere decir tolerancia de lo ruin, o conformidad con lo inepto, sino voluntad de bien».[1]
    • Nota: En el inicio de la carta-artículo sobre "¿Cómo veo la nueva juventud española?", dirigida por Machado a Ernesto Giménez Caballero.
    • Fuente: Los complementarios (1957).[2]
  • «Busca a tu complementario
    que marcha siempre contigo
    y suele ser tu contrario.[3]
    • Fuente: Nuevas canciones (1917-1930)
  • «Despacito y buena letra, que el hacer las cosas bien, importa más que el hacerlas».[4]
  • «El imperio es una satisfacción que se debe preferentemente a los esclavos».[6]
    • Nota: De un artículo titulado "Intelectuales y obreros", publicado en el diario El Sol, de Madrid, en septiembre de 1920. Incluido en Los complementarios (1957).
  • «Los conceptos son de todos, y se nos imponen desde fuera; las intuiciones siempre son nuestras».[8]
  • «Los que están siempre de vuelta de todo son los que no han ido nunca a ninguna parte».[9]
  • «Hay dos clases de hombres: los que viven hablando de las virtudes y los que se limitan a tenerlas».[10]
  • «Hora de mi corazón:
    la hora de una esperanza
    y una desesperación».[11]
  • «Hoy es siempre todavía».[12]
    • Fuente: Nuevas canciones (1917-1930)
    • Contexto: «... mas el doctor no sabía que hoy es siempre todavía».[13]
  • «Juzgarnos o corregirnos supone aplicar la medida ajena al paño propio».
    • Fuente: Prólogo a Páginas escogidas (1917).[14]
  • «La crítica (...) es sin duda el más alto deporte de la inteligencia; pero acaso también el más superfluo, el más pobre en conclusiones positivas. Cuando es dogmática, parte de una definición para tornar a ella; y cuando no lo es, sólo nos descubre su propio problema: la dificultad de definir eludiendo definiciones».[15]
    • Fuente: Los complementarios (1957)
  • «Los honores desmedidos perturban siempre el equilibrio psíquico de todo hombre medianamente reflexivo».[16]
    • Fuente: Los complementarios (1957)
  • «Llamo naturaleza a todo lo que no es arte, y en ella incluyo al corazón del hombre».[17]
    • Fuente: Los complementarios (1957)
  • «No tiene Don Juan el sentido mosaico del amor puramente genésico, patriarcal. Don Juan tiene del semita el desprecia a la mujer, pero no el bíblico desprecio a la mujer estéril, sino a la mujer. La mujer no es para Don Juan ni siquiera un objeto de placer erótico, sino (ya lo apuntaba Stendhal) cinegético».[18]
    • Fuente: Recogido en Los complementarios (octubre, 1922).
  • «Nunca perdáis contacto con el suelo; porque sólo así tendréis una idea aproximada de vuestra estatura».[19]
  • «Para dialogar,
    preguntad primero,
    después... escuchad».[20][21]
    • Fuente: Nuevas canciones (1917-1930)
  • «Si es bueno vivir, todavía es mejor soñar, y lo mejor de todo, despertar».[24]
    • Variaciones:
      • «Tras el vivir y el soñar,
        está lo que más importa:
        despertar».[25]
      • «Si vivir es bueno,
        es mejor soñar,
        y mejor que todo,
        madre, despertar.[26]
    • Fuente: Nuevas canciones (1917-1930)
  • «Siempre que trato con hombres del campo pienso en lo mucho que ellos saben y nosotros ignoramos, y en lo poco que a ellos importa conocer cuanto nosotros sabemos».[27]
    • Fuente: Recogido en Los complementarios (octubre, 1922)
  • «Sólo Platón y el Cristo supieron dialogar, porque ellos más que nadie, creyeron en la realidad espiritual de su prójimo».[28]
    • Fuente: Los complementarios (1957)
  • «Tiene razón Baroja cuando afirma que el sabio y el artista, aunque parezcan revolucionarios, son por su instinto conservadores. Pero el Estado debe sentirse revolucionario atendiendo a la educación del pueblo, de donde salen los sabios y los artistas».[29]
    • Fuente: Los complementarios (1957)

En Soledades. Galerías. Otros poemas[editar]

  • «¡Ay del que llega sediento
    a ver el agua correr
    y dice: la sed que siento
    no me la calma el beber!».
    • Fuente: "Coplas elegíacas".[32]
  • «He andado muchos caminos,
    he abierto muchas veredas,
    he navegado en cien mares,
    y atracado en cien riberas».
    • Fuente: "He andado muchos caminos".[33]
  • «Guitarra del mesón que hoy suenas jota,
    mañana petenera, (...)
    guitarra del mesón de los caminos,
    no fuiste nunca, ni serás poeta».
    • Fuente: "Guitarra del mesón".[34]

En Campos de Castilla[editar]

  • «... Soy en el buen sentido de la palabra bueno».
    • Fuente: "Retrato".[35]
  • «Desdeño las romanzas de los tenores huecos
    y el coro de los grillos que cantan a la luna.
    A distinguir me paro las voces de los ecos,
    y escucho solamente, entre las voces, una».
    • Fuente: "Retrato".[35]
  • «Y cuando llegue el día del último viaje,
    y esté al partir la nave que nunca ha de tornar
    me encontraréis ligero de equipaje,
    casi desnudo, como los hijos de la mar».
    • Fuente: Últimos versos del poema "Retrato".[36]
  • «La verdad es lo que es
    y sigue siendo verdad
    aunque se piense al revés».
    • Fuente: "Proverbios y cantares".[37]
  • «Nuestras horas son minutos
    cuando esperamos saber,
    y siglos cuando sabemos
    lo que se puede aprender».
    • Fuente: "Proverbios y cantares".[38]
  • «...Y cuando vino la muerte,
    el viejo a su corazón
    preguntaba: ¿Tú eres sueño?
    ¡Quién sabe si despertó!».
    • Fuente: "Parábolas".[39]

En los libros de Juan de Mairena[editar]

Juan de Mairena (logo bandera).jpg
  • «Hay que tener los ojos muy abiertos para ver las cosas como son; aun más abiertos para verlas otras de lo que son; más abiertos todavía para verlas mejores de lo que son».
    • Fuente: Juan de Mairena I, (XV, "De un discurso de Juan de Mairena", p. 65).[40]
  • «El ateísmo es una posición esencialmente individualista: la del hombre que toma como tipo de evidencia el de su propio existir, con lo cual inaugura el reino de la nada, más allá de las fronteras de su yo. Este hombre, o no cree en Dios, o se cree Dios, que viene a ser lo mismo».
    • Fuente: Juan de Mairena I, (XXXIII, p. 151).[41]
  • «Ese complejo de experiencia y juicio, de sentencia y gracia, que es el refrán, domina en Cervantes sobre el concepto escueto o revestido de artificio retórico».
    • Fuente: Juan de Mairena I, (XXII, p. 102).[42]
  • «Las religiones superiores nos dicen que es el desmedido amor de sí mismo lo que aparta al hombre de Dios».
    • Fuente: Juan de Mairena I, (XXXIII, p. 152).[43]
  • «Por debajo de lo que se piensa está lo que se cree».
    • Fuente: Juan de Mairena I, (XXXIII, p. 150).[44]
  • «Por mucho que un hombre valga, nunca tendrá valor más alto que el de ser hombre».[45]
    • Cita completa: «Sed modestos: yo os aconsejo la modestia, o, por mejor decir: yo os aconsejo un orgullo modesto, que es lo español y lo cristiano. Recordad el proverbio de Castilla: "Nadie es más que nadie". Esto quiere decir cuánto es difícil aventajarse a todos, porque, por mucho que un hombre valga, nunca tendrá valor más alto que el de ser hombre. Así hablaba Mairena a sus discípulos. Y añadía: ¿Comprendéis ahora por qué los grandes hombres solemos ser modestos?».
  • «DON COSME.- Alguna vez se ha dicho: “las cabezas son malas; que gobiernen las botas”. Esto es muy español, amigo Mairena».
    MAIRENA.-Eso es algo universal, querido don Cosme. Lo específicamente español es que las botas lo hagan siempre peor que las cabezas.
    • Fuente: Juan de Mairena I, (XXXIV, p. 156).[46]

Escritos (1936—1938).[47][editar]

  • «Aprende a dudar, hijo, y acabarás dudando de tu propia duda; de este modo premia Dios al escéptico y confunde al creyente».[48]
  • «Ayudadme a comprender lo que os digo y os lo explicaré más despacio».[49]
  • «No olvidéis que es tan fácil quitarle a un maestro la batuta, como difícil dirigir con ella la quinta sinfonía de Beethoven».[48]

Notas inactuales a la manera de Juan de Mairena[editar]

  • «De cada diez novedades que pretenden descubrirnos, nueve son tonterías. La décima y última, que no es una necedad, resulta a última hora que tampoco es nueva».[50]
    • Fuente: Los complementarios (1957)
  • «Quien avanza hacia atrás, huye hacia adelante. Que las espantadas de los reaccionarios no os cojan desprevenidos».[50]
    • Fuente: Los complementarios (1957)

Desde el mirador de la guerra[editar]

  • «Hay en el mundo —decía Juan de Mairena— muchos pillos que se hacen los tontos y un número abrumador de tontos que presumen de pillos».[51]
    • Fuente: Los complementarios (1957). Originalmente publicado en La Vanguardia, el 1 de septiembre de 1938.
  • «La Sociedad de las Naciones (...) fiel a su corta y lamentable tradición, sigue siendo un instrumento en manos de los poderosos para asegurarse la paz armada, que es acrecentar la guerra futura por el camino más corto, es decir, mediante el exterminio de los débiles».[52]
    • Fuente: Los complementarios (1957). Originalmente publicado en La Vanguardia, el 25 de septiembre de 1938.

Sobre el camino[editar]

  • «¿Para qué llamar caminos a los surcos del azar».[54][55]
  • «Todo pasa y todo queda,
    pero lo nuestro es pasar,
    pasar haciendo caminos
    caminos sobre la mar».[56]

Citas sobre Machado[editar]

  • «Poeta, poeta antiguo y de hoy; poeta de un pueblo entero al que enteramente acompaña».[57]
    • María Zambrano
    • Fuente: Hora de España, diciembre de 1937. Artículo de María Zambrano dedicado a Machado.
  • «Se ha dicho acertadamente que si Unamuno es, en la literatura española moderna, un “modo de sentir”, y Ortega un “modo de pensar”, Machado representa un “modo de ser”».
    • Max Aub
    • Fuente: Manual de historia de la literatura española.[58]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Palomo Triguero (2013), p. 51.
  2. Machado (1968), p. 152.
  3. Machado (2009), p. 13.
  4. Últimas soledades del poeta Antonio Machado: recuerdos de su hermano JoséJosé Machado. Ed. de la Torre, 1999. Página 46. ISBN 9788479602604
  5. Ortega Blake (2013), p. 902.
  6. Machado (1968), p. 152.
  7. Tomás Ferré, Facundo. Las culturas periféricas y el síndrome del 98, p. 89. Anthropos Editorial, 2000. ISBN 8476585926, 9788476585924. En Google Books. Consultado el 27 de septiembre de 2019.
  8. Señor (1997), p. 383.
  9. Señor (1997), p. 435.
  10. Palomo Triguero (2013), p. 298.
  11. Ortega Blake (2013), p. 952.
  12. Machado (1985), CLXI, p. 269.
  13. Diccionario Akal de términos literarios (varios autores y recopiladores). Página 169.
  14. Antonio Machado, el poeta y su doble. Edicions Universitat Barcelona, 1989. Página 64, ISBN 9788475289540.
  15. Machado (1968), p. 108. Del borrador de un Discurso de ingreso en la Academia de la Lengua, fechado en 1931, publicado en 1951, en la Revista Hispánica Moderna de Nueva York.
  16. Machado (1968), p. 105. Del borrador de un Discurso de ingreso en la Academia de la Lengua, fechado en 1931, publicado en 1951, en la Revista Hispánica Moderna de Nueva York.
  17. Machado (1968), p. 132.
  18. Machado (1968), p. 45.
  19. Palomo Triguero (2013), p. 114.
  20. Señor (1997), p. 285.
  21. Machado (1985), CLXI p. 268.
  22. Ortega Blake (2013), p. 2672.
  23. Machado (1985), CLXI, p. 274.
  24. Palomo Triguero (2013), p. 229.
  25. Machado (1985), CLXI p. 275.
  26. Machado (1985), CLXI, p. 279.
  27. Machado (1968), p. 88. Publicado originalmente en la revista Mundial de París, núm. 9, enero de 1912, dentro del cuento-leyenda La tierra de Alvargonzález.
  28. Machado (1968), pp. 125-126. En el fragmento titulado "El mañana".
  29. Machado (1968), p. 44.
  30. Señor (1997), p. 515.
  31. Señor (1997), p. 285.
  32. Machado (1985), II, p. 101
  33. Machado (1985), II, p. 76.
  34. Machado (1985), p. 128.
  35. 35,0 35,1 Machado (1985), p. 136.
  36. Machado (1985), p. 137.
  37. Machado (1985), XXX, p. 224.
  38. Machado (1985), XXX, p. 219.
  39. Machado (1985), I, p. 230.
  40. Machado (1973), I, p. 65.
  41. Machado (1973), XXXIII, p. 151.
  42. Machado (1973), XXII, p. 102.
  43. Machado (1973), XXXIII, p. 152.
  44. Machado (1973), XXXIII, p. 150.
  45. Caudet, Francisco: Antología comentada de Antonio Machado. Ediciones de la Torre, 1999. Página 244. ISBN 9788479602512
  46. Machado (1973), XXXIV, p. 156.
  47. Selección de "consejos sentencias y donaires de Juan de Mairena y Abel Martín" (Valencia-Rocafort, noviembre 1936-abril 1938).
  48. 48,0 48,1 Machado (1985), p. 92.
  49. Machado (1985), p. 93.
  50. 50,0 50,1 Machado (1968), p. 192 (nota II).
  51. Machado (1968), p. 233.
  52. Machado (1968), p. 235.
  53. Machado (1985), XXIX p. 223.
  54. Machado (1985), IV p. 218.
  55. Ortega Blake (2013), p. 532.
  56. Machado (1985), XLIV, p. 227.
  57. Citado por Ian Gibson en Ligero de equipaje; Santillana Editores; Madrid, 2006. ISBN 9788403096860; página 646.
  58. Aub, Max: Manual de historia de la literatura española. Madrid, 1966; Akal Editor. ISBN 847339030-X, p. 474.

Bibliografía[editar]

  • Machado, Antonio (1985). Poesías completas. Espasa-Calpe.  ISBN 8423920011
  • Machado, Antonio (2009). Juan de Mairena. Alianza Editorial (1ª ed. Biblioteca de autor).  ISBN 9788420649849
  • Machado, Antonio (1973 (5ª ed.). Juan de Mairena I (Juan de Mairena, sentencias, donaires y recuerdos de un profesor apócrifo). Losada. 
  • Machado, Antonio (1973 (5.ª ed.). Juan de Mairena II. Losada. 
  • Machado, Antonio (1968 (2.ª ed.). Los complementarios. (Selección de Guillermo de Torre). Losada. 

En diccionarios de citas[editar]

En ensayos y misceláneas[editar]

Bibliografía en línea[editar]