Platón

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Platón
«Donde reina el amor, sobran las leyes».
«Donde reina el amor, sobran las leyes».
Véase también
Wikipedia-logo.png Biografía en Wikipedia.
Commons-logo.svg Multimedia en Wikimedia Commons.
Wikisource-logo.svg Obras en Wikisource.
Esta página contiene citas de una persona fallecida hace 2365 años.
Icon PD.svg Hay una gran probabilidad de que hayan entrado en el dominio público en la mayoría de los países.

Platón, en griego antiguo Πλάτων, (Atenas o Egina ca. 427-347 a. C.) fue un filósofo griego seguidor de Sócrates y maestro de Aristóteles.

Citas[editar]

A[editar]

  • «Allí donde el mando es codiciado y disputado no puede haber buen gobierno y reinará la discordia.» [1]
  • «Ante todo nadie poseerá casa propia excepto en caso de absoluta necesidad.» [2]
  • «Atención [exagerada] a la salud es el mayor estorbo de la vida.» [3]

B[editar]

Buscando el bien de nuestros semejantes, encontramos el nuestro - Platón.svg
  • «Buscando el bien de nuestros semejantes, encontramos el nuestro.» [4]

C[editar]

  • «Cada lágrima enseña a los mortales una verdad.» [5]
  • «[...], con respecto a las personas crónicamente minadas por males internos, no se consagra a prolongar y amargar su vida con un régimen de paulatinas evacuaciones e infusiones de modo que el enfermo pueda engendrar descendientes que, como es natural, heredarán su constitución, sino que, al contrario, que quien no es capaz de vivir desempeñando las funciones que le son propias no debe recibir cuidados, por ser una persona inútil tanto para sí mismo como para la sociedad.» [6]
    • Nota: Comentario sobre los que tiene derecho a recibir cuidados médicos. Los médicos hipocráticos siguieron, a su modo, este consejo platónico, no tratando a quienes consideraban que debían morir. [6]
  • «Consideran enemigo a quien les dice la verdad.» [3]
  • «Cuando una multitud ejerce la autoridad, es más cruel aún que los tiranos.» [7]

D[editar]

  • «De virtud hay una especie, de maldad, muchas.» [8]
  • «De noche, sobre todo, es hermoso creer en la luz.» [9]
  • «Debemos buscar para nuestros males otra causa que no sea Dios.» [3]
  • «Dios nos ha dado dos alas para volar hasta Él: el amor y la razón.» [10]
  • «Donde reina el amor, sobran las leyes.» [11]
  • «Debemos, pues, según parece, vigilar ante todo a los forjadores de mitos y aceptar los creados por ellos cuando estén bien y rechazarlos cuando no; y convencer a las madres y ayas para que cuenten a los niños los mitos autorizados, moldeando de este modo sus almas por medio de las fábulas.» [12]
    • Fuente: La República. [13]

E[editar]

  • «El amor consiste en sentir que el ser sagrado late dentro del ser querido.» [14]
  • «El amor es la alegría del bien, la maravilla de los sabios, el asombro de los dioses.» [15]
    • Original en inglés: «Love is the joy of the good, the wonder of the wise, the amazement of the gods.»
  • «El cuerpo es la cárcel del alma inmortal.» [16]
  • «El cuerpo humano es el carruaje; el yo, el hombre que lo conduce; el pensamiento son las riendas, y los sentimientos, los caballos.» [17]
  • «El hombre inteligente habla con autoridad cuando dirige su propia vida.» [18]
  • «El hombre que hace que todo lo que lleve a la felicidad dependa de él mismo, ya no de los demás ha adoptado el mejor plan para vivir feliz.» [19]
  • «El hombre sabio querrá estar siempre con quien sea mejor que él.» [3]
  • «El objeto de la educación es la virtud y el deseo de convertirse en un buen ciudadano.» [20]
  • «El que aprende y aprende y no practica lo que sabe, es como el que ara y ara y no siembra.» [21]
  • «El que no es un buen siervo no será un buen amo.» [3]
  • «El tiempo es una imagen móvil de la eternidad.» [22]
  • «El virtuoso se conforma con soñar lo que el pecador realiza en la vida.» [23]
  • «Entonces lo del dicho: que el hermano ayude al hermano.» [13]
    • Fuente: La República, Libro II.

F[editar]

  • «Frío e insípido es el consuelo cuando no va envuelto en algún remedio.» [24]

H[editar]

  • «[...] ¿Habrá que devolver a los enemigos lo que se les debe?» [25]
    • Fuente: La República.
    • Nota: En un diálogo entre Sócrates y Polemarco en el que se discute sobre la afirmación de Simónides de que es justo devolver lo que se debe. [13]
  • «Hay que observar, candidísimo Sócrates, que al hombre justo le va peor en todas partes que al injusto. Primeramente, en las asociaciones mutuas, donde uno se junta con otro, nunca verás que, al disolverse la comunidad, el justo tenga más que el injusto, sino menos. Después, en la vida ciudadana cuando hay algunas contribuciones, el justo con los mismos bienes contribuye más; el segundo, menos. Y cuando hay que recibir, el primero sale sin nada; el segundo, con mucho.» [26]
    • Fuente: La república. [13]
  • «Hay tres clases de hombres: amantes de sabiduría, amantes de honor y amantes de ganancias.» [3]

I[editar]

  • «Imposible, pues, también que un dios quiera modificarse a sí mismo; antes bien, creo que todos y cada uno de ellos son los seres más hermosos y excelentes que pueden darse y, por ende, permanecen invariable y simplemente en la forma que les es propia.» [13]
    • Fuente: La República. [13]
    • Nota: Contestación de Sócrates a Adamanto.

L[editar]

  • «La burla y el ridículo son, entre todas las injurias, las que menos se perdonan.» [27]
  • «La ciudad [polis] nace, en mi opinión, por darse la circunstancia de que ninguno de nosotros se basta a sí mismo, sino que necesita de muchas cosas.» [28]
  • «La civilización es la victoria de la persuasión sobre la fuerza.» [29]
  • «La gimnasia para el desarrollo del cuerpo y la música para la formación del alma.» [31]
  • «La vida debe ser vivida como si fuera un juego.» [32]
  • «La libertad está en ser dueños de la propia vida.» [33]
  • «La mayor declaración de amor es la que no se hace; el hombre que siente mucho, habla poco.» [34]
  • «La música da alma al universo , alas a la mente , vuelos a la imaginación , consuelo a la tristeza , y vida y alegría a todas las cosas.» [35]
  • «La obra maestra de la injusticia es parecer justo sin serlo.» [36]
  • «La oportunidad es el instante preciso en que debemos recibir o hacer una cosa.» [37]
  • «La pobreza no viene por la disminución de las riquezas, sino por la multiplicación de los deseos.» [38]
  • «La educación y la crianza - contesté -; porque si con una buena educación llegan a ser hombres discretos percibirán fácilmente todas estas cosas y aún muchas más que ahora pasamos por alto, como lo de que la posesión de las mujeres, los matrimonios y la procreación de los hijos deben, conforme al proverbio, ser todos comunes entre amigos en el mayor grado posible.» [39]
    • Fuente: La República. [13]
    • Nota: Habla Sócrates.
  • «La razón y el valor siempre se impondrán a la traición y a la ingratitud.» [37]
    • Fuente: La República. [13]
  • «Los amigos se convierten con frecuencia en ladrones de nuestro tiempo.» [41]
  • «Los espíritus vulgares no tienen destino.» [10]
  • «Los muchachos deben abstenerse de beber vino, pues es un error añadir fuego al fuego[10]
  • «Los sabios hablan porque tienen algo que decir, los tontos hablan porque tienen que decir algo.» [42]
  • «La vigilancia de la educación de los jóvenes es fundamental para el buen funcionamiento de la futura ciudad: para decirlo, pues, brevemente: los que cuidan de la ciudad han de esforzarse para que esto de la educación no se corrompa sin darse ellos cuenta, sino que en todo han de vigilarlo, de modo que no haya innovaciones contra lo prescrito ni en la gimnasia ni en la música;[...]» [43]

M[editar]

  • «Me parece que es evidente para todo el mundo que la astronomía obliga al alma a mirar a lo alto, y a pasar de las cosas de la tierra a la contemplación de las del cielo.»
    • Fuente: La República. Libro VII. [13]
  • «Mejor se guarda del enojo el que recuerda que dios siempre lo está viendo.» [3]

N[editar]

  • «Nadie es justo de grado, sino por fuerza y estando convencido de que la justicia no es buena para él personalmente, pues en cuanto cree que puede cometer una injusticia, la comete.» [44]
    • Fuente: La República. [13]
  • «No dejes crecer la hierba en el camino de la amistad.» [45]
  • «No existe hombre tan cobarde como para que el amor no pueda hacerlo valiente y transformarlo en héroe.» [46]
  • «No hay mayor perfección en el mal que el parecer ser bueno no siéndolo.» [47]
  • «No hay un solo rey que no descienda de un esclavo, ni un esclavo que no haya tenido reyes en su familia.» [48]
  • «[...] nosotros no establecemos la ciudad mirando a que una clase de gente sea especialmente feliz, sino para que lo sea en el mayor grado posible la ciudad toda; [...]» [49]

O[editar]

  • «¡Oh, Sócrates, cuán raras veces bajas a vernos al Pireo!» [50]
    • Fuente: La República. [13]

P[editar]

  • «Podemos perdonar fácilmente a un niño que le tiene miedo a la oscuridad, la verdadera tragedia de la vida es cuando un adulto le tiene miedo a la luz.» [45]
  • «¿Podrá, pues, haber un mejor testimonio de la mala y viciosa educación de una ciudad que el hecho de que no ya la gente baja y artesana, sino incluso quienes se precian de haberse educado como personas libres, necesiten de hábiles médicos y jueces?» [51]
  • «Por consiguiente, haremos bien en suprimir las lamentaciones de los hombres famosos y atribuírselas a las mujeres - y no a las de mayor dignidad- o a los hombres más viles, con el fin de que les repugne la imitación de tales gentes a aquellos que decimos educar para la custodia del país.» [52]
  • «Por consiguiente, no solo tenemos que vigilar a los poetas y obligarles o a representar en sus obras modelos de buen carácter o a no divulgarlas entre nosotros, sino que también hay que ejercer inspección sobre los demás artistas e impedirles que copien la maldad, intemperancia, vileza o fealdad en sus imitaciones de seres vivos o en las edificaciones o en cualquier otro objeto de su arte; y al que no sea capaz de ello no se le dejará producir entre nosotros, para que no crezcan nuestros guardianes rodeados de imágenes del vicio, alimentándose, por así decirlo, de este modo con una mala hierba que recogieran y pacieran día tras día, en pequeñas cantidades, pero tomadas estas de muchos lugares distintos, con lo cual introducirían, sin darse plena cuenta de ello, una enorme fuente de corrupción en sus almas. Hay que buscar, en cambio, a aquellos artistas cuyas dotes naturales les guían al encuentro de todo lo bello y agraciado; de este modo, los jóvenes vivirán como en un lugar sano donde no desperdiciarán ni un solo de los efluvios de la belleza que, procedentes de todas partes, lleguen a sus ojos y oídos, como si les aportara de lugares saludables un aura vivificadora que les indujera desde su niñez a imitar, obrar y amar de acuerdo con la idea de belleza. ¿No es así?»
  • Fuente: La República, Los límites del estado. [13]
  • Nota: Los personajes debaten en este diálogo sobre la educación de los niños.
  • «Por consiguiente, también a las mujeres habrá que introducirlas en ambas artes, e igualmente en lo relativo a la guerra; y será preciso tratarlas de la misma manera.» [53]
  • Fuente: La República. [13]
  • «Por tanto, existen también la mujer apta para ser guardiana y la que no lo es. ¿O no son ésas las cualidades por las que elegimos a los varones guardianes?» [54]
    • Fuente: La República. [13]
  • «Por tanto, no hay disciplina alguna que examine y ordene la conveniencia del más fuerte, sino la del ser inferior y gobernado por ella.» [55]
    • Fuente: La República. [13]
  • «Piensa, pues también -dije yo - que es justo hacer cosas inconvenientes para los gobernantes y dueños de la fuerza cuando los gobernantes, involuntariamente, ordenan lo que es perjudicial para ellos mismos, pues que dijiste que era justo hacer lo que los hayan ordenado. ¿Acaso entonces, discretísimo Trasímaco, no viene por necesidad a ser justo hacer lo contrario de lo que tú dices? Porque sin duda alguna se ordena a los inferiores hacer lo inconveniente para el más fuerte.»
    • Fuente: La República. [13]
    • Nota: Se está debatiendo sobre la necesidad de cumplir la leyes dictadas por los gobernantes y los dueños de la fueza, aún cuando ésto, por equivocación, se hayan equivocado dictando una ley inconveniente para ellos mismo.
  • «Precisamente, es característico del filósofo este estado de ánimo: el de la maravilla, pues el principio de la filosofía no es otro, y aquél que ha dicho que Iris (la filosofía) es hija de Thaumante (la maravilla), no ha establecido mal la genealogía.» [56]
  • «Pues bien, con respecto a la embriaguez dijimos que habían de renunciar a ella. Porque nadie es menos propio, creo yo,que de un guardián el embriagarse y no saber ni en qué lugar de la tierra se halla.» [57]
  • «Pues yo al menos no puedo decir que exista para un joven recién llegado a la adolescencia mayor bien que tener un amante virtuoso, o para un amante, que tener un amado.» [58]
    • Original: «Οὐ γὰρ ἔγωγ᾽ ἔχω εἰπεῖν ὅτι μεῖζόν ἐστιν ἀγαθὸν εὐθὺς νέῳ ὄντι ἢ ἐραστὴς χρηστὸς καὶ ἐραστῇ παιδικά.»
    • El Banquete
  • «¡Purifiquemos también lo que nos queda!»
    • Fuente: La República. [13]

Q[editar]

  • «¿Qué tal andas, Sófocles, con respecto al amor? ¿Eres capaz todavía de estar con una mujer?. Y el repuso: "No me hables, buen hombre; me he librado de él con la mayor satisfacción, como quien escapa de un amo furioso y salvaje.» [59]
    • Fuente: La República, Libro I. [13]

S[editar]

  • «Serán pues ellos los únicos ciudadanos a los que no esté permitido tocar el oro ni la plata[...]Si así proceden se salvarán ellos y salvarán su ciudad; pero si adquieren tierras propias, casas y dinero, se convertirán de guardianes en administradores y labriegos y de amigos de sus conciudadanos en odiosos déspotas.» [60]
    • Fuente: La República. [13]
    • Nota: Se está debatiendo el régimen perfecto de la polis, en la que Platón, en boca de Sócrates, distribuye la sociedad en dos clases, los gobernantes o guardianes y los ciudadanos. Sólo con una ley justa se podrá organizar la felicidad de los ciudadanos y una cierta convivencia en la polis; para ello hay que educar a los guardianes en ser justos, equitativos y razonables, y con ese fin deben aceptar la prohibición de la cita, proveyendo a cambio el resto de la polis a sus necesidades. [60]
  • «Sin embargo, los trágicos y Píndaro cuentan, apartándose de nuestras normas, que Asclepio, hijo de w:Apolo, fue inducido a sanar por dinero a un hombre rico que estaba ya muriéndose, lo que le costó ser fulminado. Pero nosotros, de acuerdo con lo antes dicho, no les creeremos ambas afirmaciones. “Si era hijo de dios - objetaremos - no pudo ser codicioso. Y si lo era, no sería hijo de ningún dios”.»
    • Fuente: La República. [13]
  • «Si se aspira a que una ciudad se desenvuelva en buen orden, hay que impedir por todos los medios que nadie diga en ella que la divinidad, que es buena, ha sido causante de los males de un mortal.» [61]
  • «Sólo hay un dios, y es el conocimiento, y una maldad, que es la ignorancia.» [6]
  • «Son filósofos verdaderos aquellos a quienes gusta contemplar la verdad.» [62]

T[editar]

  • «Tampoco hay que permitir que los hombres sean venales ni ávidos de riquezas.»
    • Fuente: La República. [13]
  • «Tampoco hay nada menos apropiado para los guardianes que la embriaguez, molicie y pereza.» [63]
    • Fuente: La República. [13]
  • «Todos estos desposados con la filosofía tienen oculta su aspiración, que no es sino morir y estar muertos.» [64]
    • Fuente: Fedón.

U[editar]

  • «Un hombre que no arriesga nada por sus ideas, o no valen nada sus ideas, o no vale nada el hombre.» [65]
  • «Uno de los castigos por rehusarte a participar en política, es que terminarás siendo gobernado por hombres inferiores a ti.» [66]

Y[editar]

  • «Y con respecto a las multitudes, ¿no consiste la templanza principalmente en obedecer a los que mandan y mandar ellos, en cambio, en sus apetitos de comida, bebida y placeres amorosos?» [50]
  • «Y los fundadores no tienen obligación de componer fábulas, sino únicamente de conocer las líneas generales que deben seguir en sus mitos los poetas con el fin de no permitir que se salgan nunca de ellas.» [67]

Diálogos[editar]

Sócrates: - ¿Y que diremos del piloto? ¿El verdadero piloto es jefe de los marinos o marino? 
Trasímaco: - Jefe de los marinos.
S.: - En nada se ha de tener en cuenta, creo yo, que navega en el bajel, ni por ello se le ha de llamar marino; pues no por navegar recibe el nombre de piloto, sino por su arte y el mando de los marinos.
  • Fuente: La República. [13]
Sócrates: - ¿Y es acaso propio del hombre justo - dije yo - el hacer mal a quienquiera que sea?
Polemarco: - Bien de cierto - dijo -; a los perversos y malvados hay que hacerles mal.
S.: - ¿Y cuando se hace daño a los caballos ¿se hacen éstos mejores o peores?
P.: - Peores.
[...]
S.: - ¿Y no diremos también, amigo, que los hombres al ser dañados se hacen peores en lo que toca a la virtud humana?
P:: - Ni más ni menos.
S.: - ¿Y la justicia no es virtud humana?
P.: También esto es forzoso.
S.: - Necesario es, por tanto, querido amigo, que los hombres que reciben daño se hagan más injustos.
P.: - Eso parece.
[...]
S.: - ¿Ni tampoco los justos pueden hacer a nadie injusto con la justicia, ni - en suma - los buenos a nadie malo con su virtud?
P.: - No, imposible.
[...]
S.: - ¿Ni del bueno [es obra] el hacer daño, sino de su contrario [el malo]?
P.: - Eso parece.
S.: - ¿Y el justo es bueno?
P.: - Bien seguro.
S.: - No es, por tanto, oh Polemarco, obra propia del justo el hacer daño ni a su amigo ni a otro alguno, sino de su contrario, el injusto.
P.: - Me parece que todo lo que dices es verdad, ¡oh Sócrates! - repuso él.
S.: - Por tanto, si alguien afirma que es justo el dar a cada uno lo debido y entiende con ello que por el hombre justo se debe daño a los enemigos y beneficio a los amigos, no fue sabio el que tal dijo, pues no decía verdad; porque el hacer mal no se nos muestra justo en ningún modo.
[...]
S.: - ¿Y sabes - dije yo - de quien creo que es ese dicho de que es justo favorecer a los amigos y hacer daño a los enemigos?
P.: - ¿De quién? - preguntó.
S.: Pues pienso que de Periandro, o de Perdicas, o de Jerjes o de Isimenias el tebano, o de algún otro hombre muy opulento convencido de su gran poder.
  • Fuente: La República, No se debe hacer daño a los enemigos. [13]
  • Nota: Los párrafos omitidos, señalados con [...], son variaciones dialécticas del argumento principal expuesto.
Sócrates: - Y ellos [los niños] - dije - descubrirán también aquellas reglas que sus predecesores dejaron totalmente perdidas.
Adamanto: - ¿Cuáles son?
S.: De este género: el silencio que los jóvenes han de guardar ante personas de más edad; cómo han de hacer que se sienten y levantarse ellos en su presencia; el respeto de los prlo que opios padres; y también el modo de cortarse el pelo, de vestir y calzar,el pergeño general del cuerpo y, en fin, todo cuanto hay de semejante a esto. ¿No te parece? 
A.: - Desde luego.
S.: Creo que sería tonto disponer por ley todas esas cosas: no se hace en ninguna parte, y aunque se hicieran, no se mantendrían ni por la palabra ni por la escritura.
  • Fuente: La República, Los límites del estado. [13]
  • Nota: Los personajes debaten en este diálogo sobre la educación de los niños.
Sócrates: - ¿Y qué más? ¿La medicina misma es imperfecta o, en general, cualquier otra arte necesita en su caso de alguna virtud, como los ojos de la vista, o las orejas del oído, a los que por esto hace falta un arte que examine y procure lo conveniente para ellos? ¿Acaso en el arte misma hay algún modo de imperfección y para cada arte se precisa otra parte que examine lo conveniente para ella y otra, a su vez, para la que examina, y así hasta lo infinito? ¿O es ella misma quien examina su propia conveniencia? ¿O quizá no necesita de sí misma ni de otra para examinar lo conveniente a su propia imperfección y es la razón de ello que no hay defecto ni error en arte alguna, ni le atañe a ésta buscar lo conveniente para nada que no sea su propio objeto, sino que ella misma es incontaminada y pura en cuanto es recta, esto es, mientras cada una es precisa y enteramente lo que es? Examínalo con el convenido rigor de palabra: ¿Es esto o no?
Trasímaco: - Tal parece - contestó.
S.: La medicina, pues, no busca lo conveniente para sí misma, sino para el cuerpo.
  • Fuente: La República. [13]

Sobre Platón[editar]

  • «Amicus Plato, sed magis amica veritas.» [68]
  • «Hay un único asunto fundamental en filosofía: La eficacia cognitiva de la mente humana. El conflicto de Aristóteles contra Platón es el conflicto de la Razón frente al misticismo. Fue Platón quien formuló la mayoría de las preguntas -y de las dudas- básicas de la filosofía. Fue Aristóteles quien preparó las bases para la mayoría de las respuestas.» [70]
  • «Las enseñanzas de los grandes filósofos Sócrates y Platón no pueden, en modo alguno, armonizarse con las del Nuevo Testamento[71]
    • Original: «The teaching of the great philosophers Socrates and Plato can in no way be brought into consonance with that of the New Testament.»
    • Fuente:Inmortality of the Soul or Resurrection of the Dead?: The Witness of the New Testament (La inmortalidad del alma o la resurrección de los cuerpos : El testimonio del nuevo testamento). Capítulo Conclusion
    • Oscar Cullmann, teólogo protestante francés.
  • «Prefiero equivocarme con Platón que acertar con los demás.» [72]
    • Original: «Errare malo cum Platone.»
    • Proverbio

Referencias[editar]

  1. Palomo Triguero, Eduardo. Cita-logía. Editorial Punto Rojo Libros,S.L. ISBN 978-84-16068-10-4. p. 142.
  2. Agora, número 11. Colaborador Universidad de Santiago de Compostela. Sección de Filosofía. Editorial Universidad de Santiago de Compostela, Sección de Filosofía, 1992. p. 159.
  3. 3,0 3,1 3,2 3,3 3,4 3,5 3,6 Schnedler, Larry. Pepitas de oro. Editorial ibukku, 2016. ISBN 9781944278694.
  4. Eusebio, Sebastián Arribas. Enciclopedia básica de la vida. Cultivalibros. 2010. ISBN 978-84-99233-42-0. p. 369.
  5. Eusebio, Sebastián Arribas. Enciclopedia básica de la vida. Cultivalibros. 2010. ISBN 978-84-99233-42-0. p. 259.
  6. 6,0 6,1 6,2 Las incertidumbres de un mundo en mutación - Vol. I. Autores Pedro Miguel Etxenike, Antonio Martínez, Anjel Lertxundi, Ginés Morata, Margarita Robles, Diego Gracia, Martine Krawczak, Frère Emile, Marta Maurás, Alberto Galindo. Editorial Universidad de Deusto, 2001. ISBN 9788498306057. p. 143.
  7. Citado en Vigil, Mercedes. Cuando sopla el Hamsin. Ediciones Martínez Roca, 2006. ISBN 9788427032859. p. 217.
  8. Ruiz González, Moisés. Platón, que debo hacer en mi empresa. Ediciones Díaz de Santos, 2010. ISBN 9788479789541. p. 105.
  9. Citado en Ruiz, Javier. De cómo los animales viven y mueren. Editorial Diversa Ediciones, 2016. ISBN 9788494608117.
  10. 10,0 10,1 10,2 Ortega Blake, Arturo. El gran libro de las frases célebres. Editorial Penguin Random House Grupo Editorial México, 2013 ISBN 978-60-7311-631-2.
  11. Miguel@ifilosofia. Qué razón tenía Platón: 1001 pensamientos para triunfar en la vida. Editorial Grupo Planeta Spain, 2012. ISBN 9788467008326.
  12. Domínguez García, Vicente. Los dioses de la ruta del incienso: un estudio sobre Evémero de Mesene. Edición ilustrada. Editorial Universidad de Oviedo, 1994. ISBN 9788474688450. p. 143.
  13. 13,00 13,01 13,02 13,03 13,04 13,05 13,06 13,07 13,08 13,09 13,10 13,11 13,12 13,13 13,14 13,15 13,16 13,17 13,18 13,19 13,20 13,21 13,22 13,23 13,24 13,25 Platón. La República. Editorial Minimal, 2014. ISBN 9788416099580.
  14. Palomo Triguero, Eduardo. Cita-logía. Editorial Punto Rojo Libros,S.L. ISBN 978-84-16068-10-4. p. 37.
  15. Allott, Robin. The Great Mosaic Eye: Embodied Language Evolution and Society. Editorial Xlibris Corporation, 2012. ISBN 9781469146300. p. 451.
  16. González Pérez, Rodolfo. Catecismo católico liberal occidental. Editorial Lulu.com. ISBN 9781365473609. p. 31.
  17. Ruiz González, Moisés. Platón, que debo hacer en mi empresa. Ediciones Díaz de Santos, 2010. ISBN 9788479789541. p. 69.
  18. Palomo Triguero, Eduardo. Cita-logía. Editorial Punto Rojo Libros,S.L. ISBN 978-84-16068-10-4. p. 146.
  19. Herrera Carles, Humberto. 1500 Frases, pensamientos para la vida. Editor Lulu.com. ISBN 9781105216565. p. 70.
  20. Palomo Triguero, Eduardo. Cita-logía. Editorial Punto Rojo Libros,S.L. ISBN 978-84-16068-10-4. p. 104.
  21. Herrera Carles, Humberto. 1500 Frases, pensamientos para la vida. Editor Lulu.com. ISBN 9781105216565. p. 99.
  22. Federico García Lorca et Cetera. Editores Nicole Delbecque, Nadia Lie, Brigitte Adriaensen. Compilado por Nicole Delbecque, Nadia Lie, Brigitte Adriaensen. Editorial Leuven University Press, 2003. ISBN 9789058673190. p. 439.
  23. Eusebio, Sebastián Arribas. Enciclopedia básica de la vida. Cultivalibros. 2010. ISBN 978-84-99233-42-0. p. 56.
  24. Palomo Triguero, Eduardo. Cita-logía. Editorial Punto Rojo Libros,S.L. ISBN 978-84-16068-10-4. p. 74.
  25. Galati, J. María. El poder y la justicia en el pensamiento platónico. Editorial Club de Bs. As., 1987. ISBN 9789509905207. p. 51.
  26. Ferrajoli, Luigi. Democracia, derechos humanos, derecho internacional humanitario. Editor y compilador Miguel Autor Rijuana Quintero. Editorial Universidad Libre de Colombia, Facultad de Filosofía, Cátedra Gerardo Molina, 2000. ISBN 9789589649725. p. 380.
  27. Palomo Triguero, Eduardo. Cita-logía. Editorial Punto Rojo Libros,S.L. ISBN 978-84-16068-10-4. p. 251.
  28. Filosofía. Prueba Especifica. Prueba de Acceso a la Universidad Para Mayores de 25 Años.e-book. Editorial MAD-Eduforma. ISBN 9788466517843. p. 88.
  29. Palomo Triguero, Eduardo. Cita-logía. Editorial Punto Rojo Libros,S.L. ISBN 978-84-16068-10-4. p. 65.
  30. Krebs, Alexander. El éxito sin corbata: ¡Conquista la felicidad ahora!. Edición íntegra. Editorial Alexander Krebs, 2018.
  31. Pensar la vida cotidiana: Actas III Encuentros Internacionales de Filosofía en el Camino de Santiago, 1997. Editores Marcelino Agís Villaverde, Carlos Baliñas, Carlos Baliñas Fernández. Edición ilustrada. Editorial Univ. Santiago de Compostela, 2001. ISBN 9788481218688. p. 116.
  32. Baena-Extremera, Antonio y otros. Dinámicas y estrategias de recreación.: Más allá de la actividad físico-deportiva. Editorial Grao, 2009. ISBN 9788478278985.
  33. Herrera Carles, Humberto. 1500 Frases, pensamientos para la vida. Editor Lulu.com. ISBN 9781105216565. p. 86.
  34. Eusebio, Sebastián Arribas. Enciclopedia básica de la vida. Cultivalibros. 2010. ISBN 978-84-99233-42-0. p. 92.
  35. Marden, Orison Swett. La alegría de vivir : El secreto de la felicidad. Editorial FV Éditions, 2016. ISBN 9791029902093.
  36. Palomo Triguero, Eduardo. Cita-logía. Editorial Punto Rojo Libros,S.L. ISBN 978-84-16068-10-4. p. 167.
  37. 37,0 37,1 Sarmiento, J. M. Mil y una frases célebres. Editorial Planet House Editorials, 2016.
  38. Palomo Triguero, Eduardo. Cita-logía. Editorial Punto Rojo Libros,S.L. ISBN 978-84-16068-10-4. p. 232.
  39. Cerezo Magán, Manuel. "Helios": de los griegos a Eugeni d'Ors: Temas de cultura griega antigua y tradición clásica. Traducción de José Manuel Pabón y Manuel Fernández Galiano. Editorial Universitat de Lleida, 2016. ISBN 9788484098607. p. 92.
  40. Vázquez Atochero, Alfonso. Ciberantropología. Cultura 2.0. Editorial UOC, 2011. ISBN 9788497882613. p. 97.
  41. Eusebio, Sebastián Arribas. Enciclopedia básica de la vida. Cultivalibros. 2010. ISBN 978-84-99233-42-0. p. 99.
  42. Superación Personal: Tesoro de la Sabiduría- Tomo III. Autor y editor Villamarín Pulido, Luis Alberto, 2016. ISBN 9781533613455 p. 149.
  43. Mujeres, diosas y musas: tejedoras de la memoria. Autores Margarita Dalton, Colegio de México. Programa Interdisciplinario de Estudios de la Mujer. Edición ilustrada. Editorial El Colegio de México, Programa Interdisciplinario de Estudios de la Mujer, 1996. ISBN 9789681206741. p. 269.
  44. Blackburn, Simon. La historia de La República de Platón. Editorial Penguin Random House Grupo Editorial España, 2015. ISBN 9788499925646.
  45. 45,0 45,1 Percy, Allan. Platón para soñadores (Genios para la vida cotidiana): Cápsulas de filosofía cotidiana para hacer realidad tus mejores ideas. Editorial Penguin Random House Grupo Editorial España, 2017. ISBN 9788466337526.
  46. Bol Cecilio; OLLIRUM LEUGIM. Mis conversaciones con ellos. Editor Bubok 2010. ISBN 978-84-90096-34-5. p. 27.
  47. Bermudo Avila, José Manuel. Maquiavelo, consejero de príncipes. Edición ilustrada. Editorial Edicions Universitat Barcelona, 1994. ISBN 9788447506378. p. 48.
  48. Ribó Co, José María. Yo gnóstico: Nuevo Cristianismo para el Tercer Milenio. Entrelineas Editores, 2005. ISBN 9788498020366. p. 136.
  49. Rodríguez Rodríguez, Jahir. El palimpsesto de la ciudad: ciudad educadora. Editorial Juan Carlos Martínez Coll, 1999. ISBN 9788469038307. p. 83.
  50. 50,0 50,1 García Peña, Ignacio. El jardín del alma: mito, eros y escritura en el «Fedro» de Platón. Tesis doctorales. Editorial Universidad de Salamanca, 2009. ISBN 9788478001767. p. 117.
  51. Revista española de la opinión pública, volumen 37. Colaborador Instituto de la Opinión Pública (España). Editorial Instituto de la Opinión Pública., 1974. p. 179.
  52. Mujeres, diosas y musas: tejedoras de la memoria. Autores Margarita Dalton, Colegio de México. Programa Interdisciplinario de Estudios de la Mujer. Edición ilustrada. Editorial El Colegio de México, Programa Interdisciplinario de Estudios de la Mujer, 1996. ISBN 9789681206741. p. 273.
  53. Dalton, Margarita. Democracia e igualdad en conflicto: las presidentas municipales en Oaxaca. Editorial Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, 2012. ISBN 9786077081012. p. 47.
  54. Mujeres, diosas y musas: tejedoras de la memoria. Autores Margarita Dalton, Colegio de México. Programa Interdisciplinario de Estudios de la Mujer. Edición ilustrada. Editorial El Colegio de México, Programa Interdisciplinario de Estudios de la Mujer, 1996. ISBN 9789681206741. p. 258.
  55. Filosofía del derecho. Editores Edgardo Fernández Sabaté, Ofelia C. de Fernández Sabaté. Ediciones Depalma, 1984. p. 171.
  56. Bol Cecilio; OLLIRUM LEUGIM. Mis conversaciones con ellos. Editor Bubok 2010. ISBN 978-84-90096-34-5. p. 36.
  57. González Cruz, Iván. El libro perdido de Aristóteles. Editorial Dykinson, 2015 ISBN 9788490854631. p. 93.
  58. Bendahan Cohen, Esther. Sefarad es también Europa. El otro en la obra de Albert Cohen. Editorial Prensas de la Universidad de Zaragoza, 2017. ISBN 9788416515837. p. 245.
  59. García Peña, Ignacio. El jardín del alma: mito, eros y escritura en el «Fedro» de Platón. Volumen 271 de Colección Vítor. Tesis doctorales. Editorial Universidad de Salamanca, 2009. ISBN 9788478001767. p. 131.
  60. 60,0 60,1 Rodríguez Merino, José María. Bioética y derecho emergentes. Editorial Dykinson, 2016. ISBN 9788491480211. p. 268.
  61. Castellanos, Francisco. Miedo de creer. Editorial Diana, 1977. p. 43.
  62. Palomo Triguero, Eduardo. Cita-logía. Editorial Punto Rojo Libros,S.L. ISBN 978-84-16068-10-4. p. 135.
  63. Patella, Giuseppe. Simbolo, metafora e linguaggio: nella elaborazione filosofico-scientifica e giuridico-politica. Colaborador Franco Ratto. Editorial Edizioni Sestante, 1998. ISBN 9788886114431. p. 345.
  64. Holguín, Andrés. Las formas del silencio y otros ensayos. Editorial Monte Avila Editores, 1969. p. 111.
  65. La guerra civil en Castilla-La Mancha, 70 años después: actas del Congreso Internacional. Autores Francisco Alía Miranda, Angel Ramón del Valle Calzado, Olga M. Morales Encinas. Editores Francisco Alía Miranda, Angel Ramón del Valle Calzado. Edición ilustrada. Editorial Univ de Castilla La Mancha, 2008. ISBN 9788484275558. p. 462.
  66. Dut, Javier. Un recuerdo a contraluz. Ediciones Kiwi, 2016.
  67. Diálogo con los griegos: estudios sobre Platón, Aristóteles y Plotino. Editor María Isabel Santa Cruz. Compilado por María Isabel Santa Cruz. Ediciones Colihue SRL, 2004. ISBN 9789505815098. p. 177.
  68. 68,0 68,1 Torres. Jose Alejandro. Refranero del Quijote. Editorial LD Books, 2005. ISBN 9789707320918. p. 92.
  69. Estrada Segura, Juan. Leer, pensar, saber. Editorial Punto Rojo Libros, 2016. ISBN 9781635039450.
  70. Anderson, Christopher Alan. Aristotle's Laws of Logic Revisited. Editorial First Edition Design Pub., 2012. ISBN 9781622871278.
  71. Polka, Brayton. Between Philosophy and Religion, Vol. II: Spinoza, the Bible, and Modernity. Edición reimpresa. Editorial Lexington Books, 2010. ISBN 9780739116043. p. 286.
  72. Cantera Ortiz de Urbina, Jesús. Refranero Latino. Volumen 42 de Akal Diccionarios. Ediciones AKAL, 2005. ISBN 978-84-4601-296-2. p. 367.