Fidel Castro

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
Saltar a: navegación, buscar
Fidel Castro Ruz
«Condenadme, no importa, la Historia me absolverá».
«Condenadme, no importa, la Historia me absolverá».
Véase también
Wikipedia-logo.png Biografía en Wikipedia.
Commons-logo.svg Multimedia en Wikimedia Commons.
Wikinews-logo.svg Noticias en Wikinoticias.
Wikisource-logo.svg Obras en Wikisource.
Esta página contiene citas de una persona actualmente viva.
Copyright red.svg Dependiendo de cómo se publicaran, pueden estar protegidas por derechos de autor. Deben usarse según las políticas de licencias de Wikiquote.


Fidel Alejandro Castro Ruz (Birán, 13 de agosto de 1926) es un estadista cubano. Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (1956-2008), Primer Ministro (1959-1976), Primer Secretario del Partido Comunista (1965-2011), Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros (1976-2008), Diputado de la Asamblea Nacional del Poder Popular (1976-presente), Secretario General del Movimiento de Países No Alineados (1979-1983; 2006-2008). Tiene el título de Héroe de la Unión Soviética y tres Órdenes de Lenin.

Citas de Fidel Castro[editar]

  • «La política es la consagración del oportunismo de los que tienen medios y recursos. La revolución abre paso al mérito verdadero, a los que tienen valor e ideal sincero, a los que exponen el pecho descubierto y toman en la mano el estandarte. A un partido revolucionario debe corresponder una dirigencia revolucionaria, joven y de origen popular.»
    • Recuento crítico del PPC (Ortodoxo), en El Acusador, nº 3, 16/7/1952.
  • «Es que, cuando los hombres llevan en la mente un mismo ideal, nada puede incomunicarlos, ni las paredes de una cárcel, ni la tierra de los cementerios, porque un mismo recuerdo, una misma alma, una misma idea, una misma conciencia y dignidad los alienta a todos.»
  • «Los demagogos y los políticos de profesión quieren obrar el milagro de estar bien en todo y con todos, engañando necesariamente a todos en todo. Los revolucionarios han de proclamar sus ideas valientemente, definir sus principios y expresar sus intenciones para que nadie se engañe, ni amigos ni enemigos.»
    • La Historia me absolverá
  • «¡Ése es el pueblo, el que sufre todas las desdichas y es por tanto capaz de pelear con todo el coraje! A ese pueblo, cuyos caminos de angustias están empedrados de engaños y falsas promesas, no le íbamos a decir: "Te vamos a dar", sino: "¡Aquí tienes, lucha ahora con todas tus fuerzas para que sean tuyas la libertad y la felicidad!"»
    • La Historia me absolverá
  • «El porvenir de la nación y la solución de sus problemas no pueden seguir dependiendo del interés egoísta de una docena de financieros, de los fríos cálculos sobre ganancias que tracen en sus despachos de aire acondicionado diez o doce magnates. El país no puede seguir de rodillas...»
    • La Historia me absolverá
  • «Nacimos en un país libre que nos legaron nuestros padres, y primero se hundirá la Isla en el mar antes que consintamos en ser esclavos de nadie.»
    • La Historia me absolverá
  • «Condenadme, no importa, la Historia me absolverá.»
    • La Historia me absolverá
  • «¡Ahora sí ganamos la guerra!»
    • Expresión para levantar la moral de los combatientes luego de los reveses tras el desembarco del Granma, 18/12/1956. En Kohan, N. y Scherma, N.: Fidel para principiantes, Buenos Aires: Era Naciente, 2006, p. 52.
  • «¿Voy bien, Camilo
  • «Sé, además, que nunca más en nuestras vidas volveremos a presenciar una muchedumbre semejante, excepto en otra ocasión —en que estoy seguro de que se van a volver a reunir las muchedumbre—, y es el día en que muramos, porque nosotros, cuando nos tengan que llevar a la tumba, ese día, se volverá a reunir tanta gente como hoy, porque nosotros ¡jamás defraudaremos a nuestro pueblo!»
    • Discurso en el campamento militar de Columbia, La Habana, 8 de enero de 1959. En Deutschmann, D. y Shnookal, D. (eds.): Antología mínima, Querétaro: Ocean Sur, 2008, cap. 2: Al triunfo de la Revolución, p. 141.
  • «I know the world thinks of us, we are Communists, and of course I have said very clear that we are not Communists.»
    • Traducción desde el inglés: Sé que están preocupados de si somos comunistas. Quiero que quede bien claro, no somos comunistas. 13/1/1959.
  • «No soy comunista, ni los comunistas tienen fuerza para ser factor determinante en mi país.»
    • Declaración en la Asociación Americana de Editores de Periódicos de Washington, 17/4/1959. En Grau Esteban, E.: Declara Fidel Castro que el Comunismo no tiene en Cuba ninguna posibilidad de éxito, Diario de la Marina, año CXXVII, nº 91, p. 1, La Habana, 18/4/1959.
«Los pueblos de América no quieren ni libertad sin pan ni pan sin libertad.»
  • «A los pueblos muchas veces les hablan de democracia los mismos que la están negando en su propio suelo; a los pueblos les hablan de democracia los mismos que la escarnecen, los mismos que se la niegan y los pueblos no ven más que contradicciones por todas partes. Y por eso nuestros pueblos han perdido, desgraciadamente, la fe. Han perdido la fe, que se hace tan necesaria en instantes como este para salvar al continente para el ideal democrático, mas no para una democracia teórica, no para una democracia de hambre y miseria, no para una democracia bajo el terror y bajo la opresión, sino para una democracia verdadera, con absoluto respeto a la dignidad del hombre, donde prevalezcan todas las libertades humanas bajo un régimen de justicia social, porque los pueblos de América no quieren ni libertad sin pan ni pan sin libertad.»
  • «¿Qué sería de América si los gobiernos constitucionales que hoy existen caen en manos de minorías armadas? ¿Qué destino le espera si nosotros no hallamos solución a estos problemas? ¿Qué destino le espera a América, si esas minorías que no entienden de otra solución que el terror, el crimen, el destierro, la cárcel y la destrucción de todos los derechos humanos, toman el poder en estos instantes en que, precisamente, nuestros males se agravan, en que precisamente nuestra tasa de crecimiento y de desarrollo disminuye? ¿Qué alternativa les quedaría a los pueblos de América? ¿Cuáles no serían las consecuencias? ¿Quién podría detener en esas circunstancias los tremendos conflictos que posiblemente derivasen hacia una espantosa contienda civil, a una tremenda pugna entre las concepciones que hoy se debaten en el mundo? ¿Quién puede afirmar que por ese camino la América no corra el riesgo de perderse para el ideal democrático, que es el ideal de este continente?»
    • Discurso pronunciado ante el Consejo Económico de los 21, en el Palacio del Ministerio de Industria y Comercio de Buenos Aires, 2/5/1959.
  • «Es verdad que hay gobiernos constitucionales corrompidos también; pero al paso que los gobiernos constitucionales tienen que cuidarse porque deben asistir a unas elecciones y pueden perderlas si hay democracia verdadera y votan las personas, entonces se abstienen, hay un freno en la denuncia pública, hay un freno en la libertad de expresión, hay un freno en las elecciones que se suceden cada dos años; pero cuando se trata de una dictadura, roban no millones, roban 10 años, 15 años, 20 años y hasta más años, nadie los acusa, nadie los denuncia, porque no puede, nadie los refrena y nadie los sustituye.»
    • Discurso pronunciado ante el Consejo Económico de los 21, en el Palacio del Ministerio de Industria y Comercio de Buenos Aires, 2/5/1959.
  • «La Historia demostrará que si al fin y al cabo, las fortalezas llenas de aspilleras y de soldados sucumbieron ante el empuje de nuestro pueblo que luchaba por una causa justa; en cambio, nuestras escuelas, representación del pensamiento y la cultura, jamás caerán bajo las fuerzas de los que nos la quieran quitar para convertirlas en cuarteles defensores de privilegios, porque esas escuelas las sabrá defender nuestro pueblo; porque esas escuelas las defenderá nuestro pueblo con trincheras de ideas y trincheras de piedras.»
  • «Nosotros la fortaleza no la tomamos el 26 de Julio [de 1953], ni la tomamos el día Primero de Enero [huida de Batista]... ¿Ustedes saben cuándo hemos tomado la fortaleza? Hoy hemos tomado la fortaleza, hoy hemos tomado esta fortaleza, porque hoy la hemos convertido en un centro de enseñanza, hoy sí hemos ganado esta batalla.»
«No sólo sabremos resistir cualquier agresión sino que sabremos vencer a cualquier agresión.»
«Dentro de la Revolución, todo; contra la Revolución, nada.»
  • «Una revolución es algo así como destruir un viejo edificio para construir un edificio nuevo, y el nuevo edificio no se construye sobre los cimientos del edificio viejo. Por eso, un proceso revolucionario tiene que destruir para poder construir. [...] Una revolución es una lucha a muerte entre el futuro y el pasado.»
  • «Siga adelante sin dar un solo paso atrás ni para coger impulso.»
  • «Dentro de la Revolución, todo; contra la Revolución, nada.»
  • «Los intereses de la Humanidad reclamaban el cese de la anarquía en la producción, el derroche, las crisis económicas y las guerras de rapiña propias del sistema capitalista. Las crecientes necesidades del género humano y la posibilidad de satisfacerlas, exigían el desarrollo planificado de la economía y la utilización racional de sus medios de producción y recursos naturales.»
  • «Todas las clases reaccionarias en todas las épocas históricas, cuando el antagonismo entre explotadores y explotados llega a su máxima tensión, presagiando el advenimiento de un nuevo régimen social, han acudido a las peores armas de la represión y la calumnia contra sus adversarios.»
    • Segunda Declaración de La Habana, 4/2/1962.
  • «Las condiciones subjetivas de cada país —es decir, el factor conciencia, organización, dirección— pueden acelerar o retrasar la revolución, según su mayor o menor grado de desarrollo; pero tarde o temprano, en cada época histórica, cuando las condiciones objetivas maduran, la conciencia se adquiere, la organización se logra, la dirección surge, y la revolución se produce.»
    • Segunda Declaración de La Habana, 4/2/1962.
  • «En Punta del Este [lugar de la cumbre que aprobó la Alianza para el Progreso] se libró una gran batalla ideológica entre la Revolución Cubana y el imperialismo yanqui. ¿Qué representaba allí, por quién habló cada uno de ellos? Cuba representó los pueblos; Estados Unidos representó los monopolios. Cuba habló por las masas explotadas de América; Estados Unidos por los intereses oligárquicos explotadores e imperialistas. Cuba por la soberanía; Estados Unidos por la intervención. Cuba por la nacionalización de las empresas extranjeras; Estados Unidos por nuevas inversiones de capital foráneo. Cuba por la cultura; Estados Unidos por la ignorancia. Cuba por la reforma agraria; Estados Unidos por el latifundio. Cuba por la industrialización de América; Estados Unidos por el subdesarrollo. Cuba por el trabajo creador; Estados Unidos por el sabotaje y el terror contrarrevolucionario que practican sus agentes, la destrucción de cañaverales y fábricas, los bombardeos de sus aviones piratas contra el trabajo de un pueblo pacífico. Cuba por los alfabetizadores asesinados; Estados Unidos por los asesinos. Cuba por el pan; Estados Unidos por el hambre. Cuba por la igualdad; Estados Unidos por el privilegio, la discriminación. Cuba por la verdad; Estados Unidos por la mentira. Cuba por la liberación; Estados Unidos por la opresión. Cuba por el porvenir luminoso de la Humanidad; Estados Unidos por el pasado sin esperanza. Cuba por los héroes que cayeron en Girón para salvar la patria del dominio extranjero; Estados Unidos por los mercenarios y traidores que sirven al extranjero contra su patria. Cuba por la paz entre los pueblos; Estados Unidos por la agresión y la guerra. Cuba por el socialismo; Estados Unidos por el capitalismo.»
    • Segunda Declaración de La Habana, 4/2/1962.
  • «Todo lo que es revolucionario, lo que enseña, lo que trata de guiar, lleno de luz y de conciencia, de claridad y de belleza, a los hombres y a los pueblos a mejores destinos, hacia más altas cumbres del pensamiento, de la vida y de la justicia, encuentra la reprobación más encarnizada del imperialismo; encuentra la valla, la condena, la persecución macartista.»
    • Segunda Declaración de La Habana, 4/2/1962.
  • «Cada año que se acelere la liberación de América significará millones de niños que se salven para la vida, millones de inteligencias que se salven para la cultura, infinitos caudales de dolor que se ahorrarían los pueblos.»
    • Segunda Declaración de La Habana, 4/2/1962.
  • «Si queremos expresar cómo aspiramos que sean nuestros combatientes revolucionarios, nuestros militantes, nuestros hombres, debemos decir sin vacilación de ninguna índole: ¡Que sean como el Che! Si queremos expresar cómo queremos que sean los hombres de las futuras generaciones, debemos decir: ¡Que sean como el Che! Si queremos decir cómo deseamos que se eduquen nuestros niños, debemos decir sin vacilación: ¡Queremos que se eduquen en el espíritu del Che! Si queremos un modelo de hombre, un modelo de hombre que no pertenece a este tiempo, un modelo de hombre que pertenece al futuro, ¡de corazón digo que ese modelo sin una sola mancha en su conducta, sin una sola mancha en su actitud, sin una sola mancha en su actuación, ese modelo es el Che! Si queremos expresar cómo deseamos que sean nuestros hijos, debemos decir con todo el corazón de vehementes revolucionarios: ¡Queremos que sean como el Che!»
  • «Che se ha convertido en un modelo de hombre no solo para nuestro pueblo, sino para cualquier pueblo de América Latina. Che llevó a su más alta expresión el estoicismo revolucionario, el espíritu de sacrificio revolucionario, la combatividad del revolucionario, el espíritu de trabajo del revolucionario, y Che llevó las ideas del marxismo-leninismo a su expresión más fresca, más pura, más revolucionaria. ¡Ningún hombre como él en estos tiempos ha llevado a su nivel más alto el espíritu internacionalista proletario!»
«Si algunas de las cosas que decimos las explota el enemigo y nos producen profunda vergüenza, ¡bienvenida sea la vergüenza!, ¡bienvenida sea la pena si sabemos convertir la vergüenza en fuerza, si sabemos convertir la vergüenza en espíritu de trabajo, si sabemos convertir la vergüenza en dignidad, si sabemos convertir la vergüenza en moral!»
«Jruschov... fue extraordinariamente generoso y amistoso con nuestro país; yo diría que todo lo que hizo fue bueno para nuestro país.»
  • «Jruschov fue muy amigo de nosotros, Jruschov fue quien inició las relaciones políticas y las relaciones económicas con Cuba, fue extraordinariamente generoso y amistoso con nuestro país; yo diría que todo lo que hizo fue bueno para nuestro país. Tenía que consultarnos [sobre la resolución de la Crisis de los Misiles] porque teníamos acuerdos concertados entre los dos países y tenía obligación no sólo política sino legal de consultarnos y no nos consultó.»
    • Entrevista con Maria Shriver, 24/2/1988. En Instituto Cubano del Arte e Industria Cinematográficos: Momentos con Fidel, de la serie documental Cuba: Caminos de Revolución.
  • «Sentarme en el Malecón o pararme en una esquina.»
    • Deseos de poder ser una persona común. Entrevista con Maria Shriver, 24/2/1988. Ídem.
  • «Ser internacionalista es saldar nuestra propia deuda con la Humanidad. Quien no sea capaz de luchar por otros, no será nunca suficientemente capaz de luchar por sí mismo.»
  • «Porque no es en las ideas socialistas donde puedan estar las dificultades, es en los errores que cometemos los hombres en cualquier tarea humana, en cualquier tarea social, en cualquier tarea revolucionaria. Somos los hombres los que a veces hemos copiado sin necesidad de copiar; somos los hombres los que nos olvidamos con las glorias de las memorias; somos los hombres los que nos aburguesamos o nos dejamos aburguesar; somos los hombres los que nos confundimos o nos dejamos confundir.»
  • «Es realmente impresionante qué porquería de sistema es el capitalismo, que no le puede garantizar ni a su propia gente empleo, no le puede garantizar salud, la educación adecuada; que no puede impedir que la juventud se corrompa con las drogas, con el juego, con los vicios de todas clases. [...] Eso es lo que le ha dado el capitalismo en cuatro siglos: una pobreza espantosa para gran parte de la humanidad. Han envenenado los mares y los aires; han ido produciendo con su derroche de combustible y de recursos una catástrofe ecológica que no se sabe qué consecuencias tendrá.»
    • Discurso pronunciado en el acto estudiantil con motivo del XXXIV Aniversario del Asalto al Palacio Presidencial y a Radio Reloj, efectuado en el antiguo Palacio Presidencial, 13/3/1991.
  • «Nosotros, que venimos de atrás, que fuimos conquistados, que fuimos explotados, que fuimos esclavizados a lo largo de la historia, ¡qué ideas maravillosas podemos defender hoy, qué ideas tan justas pueden ser nuestras ideas! Y podemos pensar en términos latinoamericanos y hasta en términos mundiales: ¡Qué lejos hemos llegado los esclavos!»
  • «Argumentos tenemos millones para defendernos; el capitalismo es indefendible, el imperialismo es indefendible; el socialismo, cualesquiera que sean los errores que puedan cometer los hombres —y no habrá ninguna obra humana en que los hombres no cometan errores—, es lo más noble, lo más justo y lo más digno que se pueda llevar a cabo.»
  • «Si nosotros hubiéramos sido de barro, si nosotros hubiésemos sido elaborados con clara de huevo, si nosotros hubiésemos sido blandos, ¿qué quedaría de este país?, ¿qué quedaría de esta Revolución?»
    • Discurso pronunciado en la clausura del VI congreso de la UJC, efectuada en el Palacio de las Convenciones, 4/4/1992.
  • «Ni nos suicidaremos con concesiones cobardes y entreguistas, ni nos autodestruiremos, ni renunciaremos a nuestra independencia, ni renunciaremos a nuestra sólida unidad, ni renunciaremos a la esperanza, ni renunciaremos a las oportunidades que la vida nos ha dado de construir nuestro destino sin importarnos las difíciles condiciones de hoy. ¡Y para arrebatarnos lo que tenemos, tendrán que exterminamos, si es que pueden exterminarnos!»
    • Discurso pronunciado en la clausura del VI congreso de la UJC, efectuada en el Palacio de las Convenciones, 4/4/1992.
  • «Los peores errores de Stalin son, además de su abuso de poder, su crueldad, sus purgas y la violación de la legalidad: la colectivización forzosa del campo, el pacto sin principios con los nazis en 1940, la ocupación de una parte de Polonia, la guerra a Finlandia, el haber descabezado al Ejército soviético, no haber movilizado a todo el pueblo antes la invasión nazi y su reacción demasiado cautelosa antes de esa invasión.»
    • 18/4/1992. En Kohan, N. y Scherma, N.: ob. cit., p. 102.
  • «No venimos a despedir al Che y sus heroicos compañeros. Venimos a recibirlos. Veo al Che y a sus hombres como un refuerzo, como un destacamento de combatientes invencibles, que esta vez incluye no sólo cubanos sino también latinoamericanos que llegan a luchar junto a nosotros y a escribir nuevas páginas de historia y de gloria.»
    • Discurso por la llegada de los restos del Che a Cuba, 17/10/1997. En Che en la memoria de Fidel Castro, 2ª edición, Ocean Sur, 2006, cap. 10, p. 217.
  • «¿Cómo podría caber [Che] bajo una lápida? ¿Cómo podría caber en esta plaza? ¿Cómo podría caber únicamente en nuestra querida pero pequeña isla? Sólo en el mundo con el cual soñó, para el cual vivió y por el cual luchó hay espacio suficiente para él.»
    • Discurso por la llegada de los restos del Che a Cuba, 17/10/1997. Ídem, pp. 217-218.
  • «Che fue un verdadero comunista y hoy es ejemplo y paradigma de revolucionario y de comunista. Che fue maestro y forjador de hombres como él. Consecuente con sus actos, nunca dejó de hacer lo que predicaba, ni de exigirse a sí mismo más de lo que exigía a los demás.»
    • Discurso por la llegada de los restos del Che a Cuba, 17/10/1997. Ídem, p. 219.
  • «Un combatiente puede morir, pero no sus ideas. ¿Qué hacía un hombre del gobierno de Estados Unidos allí donde estaba herido y prisionero el Che? ¿Por qué creyeron que matándolo dejaba de existir como combatiente? Ahora no está en La Higuera, pero está en todas partes, dondequiera que haya una causa justa que defender.»
    • Discurso por la llegada de los restos del Che a Cuba, 17/10/1997. Ídem, p. 220.
«Revolución es sentido del momento histórico; es cambiar todo lo que debe ser cambiado; es igualdad y libertad plenas; es ser tratado y tratar a los demás como seres humanos; es emanciparnos por nosotros mismos y con nuestros propios esfuerzos; es desafiar poderosas fuerzas dominantes dentro y fuera del ámbito social y nacional; es defender valores en los que se cree al precio de cualquier sacrificio; es modestia, desinterés, altruismo, solidaridad y heroísmo; es luchar con audacia, inteligencia y realismo; es no mentir jamás ni violar principios éticos; es convicción profunda de que no existe fuerza en el mundo capaz de aplastar la fuerza de la verdad y las ideas. Revolución es unidad, es independencia, es luchar por nuestros sueños de justicia para Cuba y para el mundo, que es la base de nuestro patriotismo, nuestro socialismo y nuestro internacionalismo.»
  • «Revolución es sentido del momento histórico; es cambiar todo lo que debe ser cambiado; es igualdad y libertad plenas; es ser tratado y tratar a los demás como seres humanos; es emanciparnos por nosotros mismos y con nuestros propios esfuerzos; es desafiar poderosas fuerzas dominantes dentro y fuera del ámbito social y nacional; es defender valores en los que se cree al precio de cualquier sacrificio; es modestia, desinterés, altruismo, solidaridad y heroísmo; es luchar con audacia, inteligencia y realismo; es no mentir jamás ni violar principios éticos; es convicción profunda de que no existe fuerza en el mundo capaz de aplastar la fuerza de la verdad y las ideas. Revolución es unidad, es independencia, es luchar por nuestros sueños de justicia para Cuba y para el mundo, que es la base de nuestro patriotismo, nuestro socialismo y nuestro internacionalismo.»
  • «El candidato republicano con esa posición extrema, opuesta a cualquier propuesta más sensata y razonable por parte de su oponente, sería presentado ante el electorado como el hombre fuerte, previsor y duro que Estados Unidos necesita frente a todo peligro imaginario o real. Esa es la buena nueva que obsequiaron a todos los habitantes del planeta desde Filadelfia.»
  • «Nuestro mensaje llegará a todos los rincones de la Tierra, y nuestra lucha será ejemplo. El mundo, cada vez más y más ingobernable, luchará hasta que el hegemonismo y el avasallamiento de los pueblos sean totalmente insostenibles.»
    • Discurso pronunciado en la Tribuna Abierta en conmemoración del aniversario 47 del asalto al cuartel Moncada el 26 de julio de 1953, en la Plaza Provisional de la Revolución en Pinar del Río, 5/8/2000.
  • «No deseamos que la sangre de cubanos y norteamericanos sea derramada en una guerra. No deseamos que un incalculable número de vidas, de personas que pueden ser amistosas, se pierdan en una contienda. Pero jamás un pueblo tuvo cosas tan sagradas que defender ni convicciones tan profundas por las cuales luchar, de tal modo, que prefiere desaparecer de la faz de la Tierra antes que renunciar a la obra noble y generosa por la cual muchas generaciones de cubanos han pagado el elevado costo de muchas vidas de sus mejores hijos. Nos acompaña la convicción más profunda de que las ideas pueden más que las armas por sofisticadas y poderosas que éstas sean. Digamos como el Che, cuando se despidió de nosotros: ¡Hasta la Victoria siempre!»
  • «Lo que decimos cuando regalamos una caja de puros a un amigo: Si fumas, puedes fumar, si algún amigo fuma, le puedes brindar, pero lo mejor que puedes hacer con esa caja es regalársela a tu enemigo
  • «Esta Revolución dejará huellas indelebles en la historia del mundo, y no tiene absolutamente nada de qué abochornarse, porque su moral está tan alta como las estrellas, y su conducta ha sido intachable.»
  • «Puesto que usted ha decidido que nuestra suerte está echada, tengo el placer de despedirme como los gladiadores romanos que iban a combatir en el circo: Salve, César, los que van a morir te saludan. Sólo lamento que no podría siquiera verle la cara, porque en ese caso usted estaría a miles de kilómetros de distancia, y yo estaré en la primera línea para morir combatiendo en defensa de mi patria.»
  • «Yo rechazo la mentira porque sé que la ignorancia ha sido la gran aliada de la opresión a lo largo de la historia.»
    • Denuncia la manipulación por parte del gobierno del Partido Popular en España tras los atentados del 11-M de 2004, 13/6/2004.
  • «Esta Humanidad tiene ansias de justicia
  • «¿Quién ha puesto en libertad, antes de cumplir la sanción, a miles y miles de contrarrevolucionarios? El Gobierno de Cuba. [...] Y Estados Unidos, ¿por qué no pone en libertad a los puertorriueños que luchan por la independencia de Puerto Rico? ¿Por qué no pone en libertad al periodista Mumia Abu-Jamal, que lleva más de 23 años preso? ¿Por qué no libera al dirigente indígena Leonard Peltier, que lleva en prisión más de 25 años?»
    • Sobre el encarcelamiento a opositores. En Ramonet, Ignacio: Fidel Castro. Biografía a dos voces, edición ampliada y revisada, Buenos Aires: Debate, 2007, cap. 26: Cuba Hoy, p. 555.
  • «Pienso que reducir y además reciclar todos los motores que consumen electricidad y combustible es una necesidad elemental y urgente de toda la Humanidad. La tragedia no consiste en reducir esos gastos de energía, sino en la idea de convertir los alimentos en combustible. [...] Aplíquese esta receta a los países del Tercer Mundo y verán cuántas personas dejarán de consumir maíz entre las masas hambrientas de nuestro planeta. O algo peor: présteseles financiamiento a los países pobres para producir etanol del maíz o de cualquier otro tipo de alimento y no quedará un árbol para defender la Humanidad del cambio climático
  • «Sorry, I'm still a dialectical materialist.»
    • Traducción desde el inglés: Disculpe, sigo siendo un materialista dialéctico (respondiendo a la pregunta de si estar enfermo le devolvió la fe en Dios). The Atlantic, 2010.
  • «I don't think anyone has been slandered more than the Jews. I would say much more than the Muslims. They have been slandered much more than the Muslims because they are blamed and slandered for everything. No one blames the Muslims for anything.»
    • Traducción desde el inglés: Yo no creo que nadie haya sido más injuriado que los judíos. Diría que mucho más que los musulmanes. Ellos han sido más injuriados que los musulmanes porque han sido responsabilizados e injuriados por prácticamente todo. Nadie culpa a los musulmanes de nada. The Atlantic, 2010.
  • «There is nothing that compares to the Holocaust.»
    • Traducción desde el inglés: No hay nada que se pueda comparar con el Holocausto. The Atlantic, 2010.
  • «Se puede adquirir conocimientos y conciencia a lo largo de toda la vida, pero jamás en ninguna otra época de su existencia una persona volverá a tener la pureza y el desinterés con que, siendo joven, se enfrenta a la vida.»
  • «Fue estudiando el capitalismo que me volví comunista.»
    • En Blanco, K.: Fidel Castro Ruz, Guerrillero del Tiempo, Buenos Aires: Cartago, 2012, primera parte, t. I, cap. 10, p. 529.
  • «La política para mí es el combate amplio y resuelto de las ideas. La publicidad es tarea de los publicistas, que tal vez conocen las técnicas para hacer que los oyentes, espectadores y lectores hagan lo que se les dice.»
«El alemán más revolucionario que he conocido fue Erich Honecker.»
  • «El alemán más revolucionario que he conocido fue Erich Honecker. [...] Me correspondió el privilegio de observar su conducta cuando este pagaba amargamente la deuda contraída por aquel que vendió su alma al diablo por unas pocas líneas de Vodka. Guardo hacia Honecker el sentimiento más profundo de solidaridad.»
  • «Presumía de hombre sabio [Deng] y, sin duda, lo era. Pero incurrió en un pequeño error. "Hay que castigar a Cuba", dijo un día. Nuestro país nunca pronunció siquiera su nombre. Fue una ofensa absolutamente gratuita.»
  • «Respeto todas las religiones aunque no las comparta. Los seres humanos buscan una explicación a su existencia, desde los más ignorantes hasta los más sabios.»
  • «No hay peor precio que capitular frente al enemigo que sin razón ni derecho te agrede.»
  • «La política del imperio es tan dramáticamente ridícula que no tardará mucho en pasar al basurero de la historia. [...] Algo que se ha convertido en un símbolo de la política imperial es el cinismo.»
    • Triunfarán las ideas justas o triunfará el desastre, 31/8/2014.
  • «Los 27 millones de soviéticos que murieron en la Gran Guerra Patria, lo hicieron también por la Humanidad y por el derecho a pensar y a ser socialistas, ser marxistas-leninistas, ser comunistas, y a salir de la prehistoria.»
  • «¡Socialismo o Muerte! ¡Patria o Muerte! ¡Venceremos!»
    • Habitual conclusión de sus discursos.

Citas sobre Fidel Castro[editar]

  • «Fidel Castro cursará la carrera de Derecho y no dudamos que llenará con páginas brillantes el libro de su vida. Fidel tiene madera y no faltará el artista.»
    • Amado Llorente, sacerdote jesuita del colegio en el cual Castro completó su bachillerato, 1945. En Báez, L.: Absuelto por la Historia, La Habana: Oficina de Publicaciones del Consejo de Estado, 2006, p. 39.
  • «Las ideas no se matan.»
    • Pedro Sarría, militar del Ejército, evita con esta frase que sus soldados disparen sobre Castro, capturado tras el fracaso del asalto al Moncada, 1953.
«El que tiene que vivir es Fidel» (Abel Santamaría).
  • «El que tiene que vivir es Fidel.»
    • Abel Santamaría, revolucionario cubano, 1953. En Santamaría, H. y Rojas, M.: El que debe vivir, La Habana: Casa de las Américas, 1978, p. 68.
  • «Mamá, ahí tienes a Abel, ¿no te das cuenta mamá? Abel no nos faltará jamás. Mamá, piensa que Cuba existe y Fidel está vivo para hacer la Cuba que Abel quería. Mamá, piensa que Fidel también te quiere, y que para Abel, Cuba y Fidel eran la misma cosa, y Fidel te necesita mucho. No permitas a ninguna madre te hable mal de Fidel, piensa que eso sí Abel no te lo perdonaría.»
    • Haydée Santamaría, revolucionaria cubana, en carta a su madre tras el asesinato de su hermano Abel, 1953. En Kohan, N. y Scherma, N.: ob. cit., p. 36.
  • «Más fácil me será dejar de respirar que dejar de ser fiel a su confianza.»
    • Camilo Cienfuegos, al ser ascendido a Comandante, 1958. En Báez, L.: ob. cit., p. 53.
  • «This man superseded my every expectation I had. He is, I think… he will rank in history with some of the greats.»
    • Traducción desde el inglés: Este hombre superó todas mis expectaciones. Él es, yo creo... será una de las figuras más grandes de la historia. Errol Flynn, entrevista en el programa Front Page de televisión canadiense, 1959.
  • «Te lo prometió Martí y Fidel te lo cumplió.»
    • Nicolás Guillén, versos del poema Se acabó. En Obra poética, La Habana: Letras Cubanas, 2002, t. 2, pp. 129-130.
  • «Durante mi paso por las Antillas, fui conducido múltiples veces a meditar sobre el destino de esas bellas islas, las aspiraciones tan conmovedoras de sus pueblos, los medios de abrir de una vez por todas las garras seculares que han estado posadas sobre ellas. No he dudado, desde el primer instante –y me han dado las más seguras razones para creerlo–, que Fidel Castro era el hombre de esa situación, de la misma manera que Zapata hubiera podido serlo hace 40 años para México; que de su inteligencia y su voluntad probada dependía que la promesa, que se enfrentaba con una casi imposibilidad aparente, fuera mantenida.»
    • André Breton, poeta y escritor francés, 1960. En Báez, L.: ob. cit., pp. 29-30.
  • «El que no esté con Cuba, con su Revolución, con Fidel Castro, está del otro lado, de la ignominia y de la traición.»
    • Pablo Neruda, poeta chileno, 1960. En Báez, L.: ob. cit., p. 235.
  • «Castro no tiene la pretensión de ser un gran orador. Sus discursos son didácticos. [...] Castro explica desde el principio hasta el fin por qué se ha decidido una reforma. Al comienzo es lento. Después se anima. Al final se "crece" entre los gritos de sus oyentes que nunca faltan. Al llegar a este punto se expresa con extraña elocuencia, entre violenta y apasionada. Es algo realmente bello.»
  • «En el transcurso de la Crisis de Octubre pasé junto a Fidel los momentos más impresionantes de mi vida. Estuve la mayor parte del tiempo a su lado. Hubo un instante en que considerábamos cercano el ataque militar de los Estados Unidos y Fidel tomó la decisión de poner todos los medios en alerta. En pocas horas, el pueblo estaba en posición de combate. Era impresionante la fe de Fidel en su pueblo, y de su pueblo y de nosotros, los soviéticos, en él. Fidel insistía mucho en la preparación de los cuadros de arriba abajo. Siempre nos decía que llegaría el momento en que lo militar pasaría a un segundo plano y la economía al primero, pero que en esos momentos lo más importante era sobrevivir, salvar la Revolución. Fidel es, sin discusión alguna, uno de los genios políticos y militares de este siglo.»
    • Cnel. Gral. Alexei Deméntiev, 1963. En Báez, L.: ob. cit., p. 22.
«...el espíritu solidario y humano de Fidel Castro» (Ben Bella).
  • «La presencia de los médicos cubanos en Argelia forma parte de la fraterna hermandad y de la amistad indestructible entre los pueblos de Cuba y Argelia, así como del espíritu solidario y humano de Fidel Castro.»
    • Ahmed Ben Bella, presidente argelino, 1964. En Báez, L.: ob. cit., p. 49.
  • «Pocas veces brilló más alto un estadista que en esos días [los de la Crisis de los Misiles], me enorgullezco también de haberte seguido sin vacilaciones, identificado con tu manera de pensar y de ver y apreciar los peligros y los principios. [...] Si me llega la hora definitiva bajo otros cielos, mi último pensamiento será para este pueblo y especialmente para ti.»
    • Carta de despedida del Che a Fidel, 1965. En Che en la memoria de Fidel Castro, 2ª edición, Ocean Sur, 2006, cap. 1, pp. 41-42.
  • «Los cubanos, con el compañero Fidel al frente, han sido muy solidarios con nuestro pueblo y con nuestra lucha. Los vietnamitas jamás olvidaremos ese apoyo.»
    • Ho Chi Minh, presidente vietnamita, 1965. En Báez, L.: ob. cit., p. 134.
  • «Su posición en declarar el carácter socialista de la Revolución fue una decisión valiente y admirable. Hoy día, Cuba existe como país socialista independiente, justo frente a las fauces abiertas del voraz imperialismo americano. Es de esperar que el ejemplo de Cuba, con Fidel al frente, continúe brillando como una luminaria.»
    • Nikita Jruschov, premier soviético, 1970. En Báez, L.: ob. cit., p. 223.
  • «Fidel Castro es el digno hijo de la patria de José Martí y el protagonista del Moncada, que guía los destinos de un pueblo indomable, pueblo constructor de una Revolución que, como un torrente impetuoso que surgió en la Sierra Maestra, barrió a su paso las fortalezas de la dictadura y derrotó las múltiples agresiones.»
    • Huari Bumedián, presidente argelino, 1972. En Báez, L.: ob. cit., p. 135.
  • «Fidel Castro es uno de los hombres más encantadores y joviales que cualquiera de nosotros hubiera conocido antes.»
  • «Fidel Castro es un lector voraz, amante y conocedor muy serio de la buena literatura de todos los tiempos, y aún en las circunstancias más difíciles, tiene un libro interesante a mano para llenar cualquier vacío. Yo le he dejado un libro al despedirnos a las cuatro de la madrugada, después de una noche entera de conversación, y a las doce del día he vuelto a encontrarlo con el libro ya leído. Además, es un lector tan atento y minucioso, que encuentra contradicciones y datos falsos donde uno menos se lo imagina. Después de leer Relato de un náufrago, fue a mi hotel solo para decirme que había un error en el cálculo de la velocidad del barco, de modo que la hora de llegada no pudo ser la que yo dije. Tenía razón. De modo que, antes de publicar Crónica de una muerte anunciada, le llevé los originales, y él me señaló un error en las especificaciones del fusil de cacería. Uno siente que le gusta el mundo de la literatura, que se siente muy cómodo dentro de él, y se complace en cuidar la forma literaria de sus discursos escritos, que son cada vez más frecuentes. En cierta ocasión, no sin cierto aire de melancolía, me dijo: "En mi próxima reencarnación yo quiero ser escritor".»
    • Gabriel García Márquez, Premio Nobel de Literatura, 1982. En Mendoza, P.: El olor de la guayaba, Bogotá: Oveja Negra, 1982, pp. 127-128.
  • «Fidel es el escultor de la Revolución Cubana.»
    • Julio Cortázar, escritor argentino, 1982. En Báez, L.: ob. cit., p. 175.
  • «Me siento honrado por haber recibido la condecoración de un hombre como Fidel Castro, que ha luchado por la independencia, la dignidad, la libertad y el progreso del pueblo de Cuba.»
    • Amadou-Mahtar M'Bow, director general de la UNESCO, al ser condecorado por Cuba en 1983. En Báez, L.: ob. cit., p. 28.
  • «Nuestra esperanza de una América diferente, de una América mejor, proyectada hacia el porvenir en un clima de justicia, de dinamismo, de fuerza y de afirmación de las diferentes nacionalidades, encontró en la Revolución Cubana y en las ideas de Fidel Castro una concretización.»
    • Alejo Carpentier, escritor cubano, 1984. En Chao, R.: Palabras en el tiempo, Argos Vergara, 1984, p. 28.
  • «Cuba ha tenido la suerte de haber encontrado un hombre honesto, de una rectitud intachable: Fidel Castro.»
    • Antonio Puigvert Gorro, urólogo español, 1984. En Báez, L.: ob. cit., p. 36.
  • «Admiro a Fidel Castro porque para Washington cualquier nación que elija el sistema social que más le convenga constituye una amenaza que atenta contra sus intereses en el área, y es acusada de comunista e inmediatamente sufre su hostilidad.»
    • Harry Belafonte, cantante y cineasta estadounidense, 1986. En Báez, L.: ob. cit., p. 127.
  • «Me pareció mentira tener un cacho de historia tan cerca. Es un seductor y usa todo para envolverte. Dicen que él arrancó con doce hombres y tres fusiles en la Sierra Maestra y ahora me doy cuenta de por qué ganó: tiene una convicción de hierro. Fidel Castro es una personalidad imposible de olvidar.»
  • «Fidel es un genio, definitivamente eso se lo reconoce todo el mundo. Eso se lo reconocen hasta los "contra". El gusano más grande de Miami se lo reconoce. Ha jugado con el imperio. Le conoce todas las grietas por donde meterse.»
    • Eden Pastora, 1988. En Báez, L.: ob. cit., p. 76.
  • «Admiro a Fidel Castro. ¿Cómo no admirar a un hombre que se las ha arreglado para mantener a su país, durante tantos años, frente a toda la presión norteamericana?»
    • Robert Redford, actor estadounidense, 1988. En Báez, L.: ob. cit., p. 262.
  • «Fidel Castro es el hombre más grande que he conocido en mi vida. He conocido montones de gentes, grandes músicos, grandes literatos, grandes políticos... Jamás nadie me dio la impresión de una cosa íntegra, de un personaje total, en todos sus aspectos, en cada una de sus frases, como Fidel. El pueblo está al lado de Fidel de una forma absoluta, el pueblo de Cuba dice que ojalá Fidel sea eterno. El pensamiento generalizado en América Latina es que Cuba es la realización de todos los pueblos que aspiran a ser; es nuestra esperanza.»
  • «Si sintiera lo grande que es, lo mataría el peso.»
    • Alicia Alonso, bailarina cubana, 1993. En Báez, L.: ob. cit., p. 28.
  • «Fidel es uno de los pocos casos en que se conjugan brillantemente lo político y lo militar.»
    • Gral. Abelardo Colomé Ibarra, 1996. En Báez, L.: ob. cit., p. 16.
  • «Fidel siempre ha hecho realidad lo que ha pensado. Río cuando escucho a algunos comentar que Fidel ha cambiado. Están equivocados. Es el mismo hombre que conocí hace más de cuarenta años en Prado 109; mantiene el mismo entusiasmo, confianza y optimismo en el triunfo, pero con más experiencia por el paso de los años.»
    • Gral. Calixto García Martínez, 1996. En Báez, L.: ob. cit., p. 52.
  • «Las ideas como las que Fidel Castro defiende no envejecen nunca. Sigo reteniendo del líder cubano la imagen de un héroe homérico, tanto por sus incontables combates pletóricos de juventud como por su impresionante personalidad. Fidel es la esperanzada luz de un futuro más solidario y más justo.»
    • Rafael Alberti, poeta español, 1996. En Báez, L.: ob. cit., p. 246.
  • «Mis hijos me hablaron mucho de Fidel. Pienso que ellos también soñaron alguna vez con verlo frente a frente y abrazarlo. Él habla con tal profundidad. Yo comprendí que no era una entrevista formal, que era una entrevista de sentimiento... Se conmovió mucho al recibir mi pañuelo. Yo no quería hablar, yo quería pensar en mis hijos, en los sueños de ellos... ¡cuántas veces habrán querido estar ahí! Y yo me sentía como una elegida, sentía aquello como un privilegio. Cuando nos abrazamos, cuando yo sentí que lo abrazaba a él, pero que él también me abrazaba a mí, nos estábamos trasmitiendo algo muy fuerte. Él trasmite ternura porque es una persona que todo el tiempo está mirando a los ojos. En la mirada de la gente se trasluce si es sincero, si es hipócrita, si está formal, si está aburrido, si no sabe cómo terminar con la entrevista. Todo el tiempo que estuvo fue el tiempo que quería estar.»
    • Hebe de Bonafini, activista argentina por los DD. HH., 1997. En Báez, L.: ob. cit., pp. 128-129.
  • «Visité Cuba invitado por el episcopado, no por el gobierno, pero el gobierno fue muy acogedor. Mi visita no tenía un carácter oficial. Pero la noche antes de partir Fidel llamó a la Nunciatura. En esos momentos me encontraba en la Catedral, diciendo misa, y le informaron que estaba ausente y a la hora que estaría de regreso. Fidel llegó alrededor de las 11:30 de la noche. Estuvimos hablando alrededor de dos horas. Fue una conversación de aspecto humano, cordial. Una de las primeras cosas que me dijo el Comandante fue: "pensaba en un monseñor gordo y me encontré con un hombrecito muy modesto, muy humilde". Esta fue la primera impresión positiva para él de mi persona. La conversación se desarrolló sin ningún tipo de agenda, ni la finalidad del encuentro era establecer algo concreto, algo político de relaciones Iglesia-Estado, pero en fin todos esos problemas fueron hablados. Tengo un recuerdo con un poco de nostalgia, porque he encontrado no solo al país sino a un hombre de inteligencia superior, de gran cultura y con ideas. Naturalmente no coincidíamos en todas las ideas, pero en fin la conversación fue muy interesante y también, bajo ciertos aspectos, agradable. Hablar con un adversario inteligente, es mucho mejor que hablar con un amigo no inteligente. De manera que el recuerdo, es un buen recuerdo.»
    • Cardl. Agostino Casaroli, 1998. En Báez, L.: ob. cit., pp. 18-19.
  • «He hablado con Fidel Castro de todo, de la vida, de la cultura. Fidel es un genio, un humanista, y pienso que nunca quiso romper con nosotros. Los cubanos son muy abiertos y no tienen ninguna hostilidad contra el pueblo norteamericano.»
    • Jack Nicholson, actor estadounidense, 1998. En Báez, L.: ob. cit., p. 141.
  • «Fidel Castro es uno de los muchos símbolos de este mundo hispánico que tantas veces fue glorioso, estuvo dividido, fue despreciado injustamente y es un símbolo de independencia.»
  • «Fidel Castro es uno de mis grandes amigos. Me encuentro orgulloso de encontrarme entre aquellos que apoyan el derecho de los cubanos a elegir su propio destino. Las sanciones que castigan a los cubanos por haber elegido la autodeterminación se oponen al orden mundial que queremos instaurar. Los cubanos nos facilitaron tanto recursos como instrucción para luchar y ganar. Soy un hombre leal y jamás olvidaré que en los momentos más sombríos de nuestra patria, en la lucha contra el apartheid, Fidel Castro estuvo a nuestro lado.»
    • Nelson Mandela, presidente sudafricano, 1998. En Báez, L.: ob. cit., p. 220.
  • «Siento una gran admiración por Fidel. Me solidarizo con él en esta lucha, que supo comenzar y, seguramente, terminará victoriosa. Por las tardes recibo a los amigos para conversar y a veces hablamos de filosofía. Pero cuando ellos se refieren a Platón, yo estoy pensando en Fidel Castro.»
    • Oscar Niemeyer, arquitecto brasileño, 1999. En Báez, L.: ob. cit., p. 230.
  • «El pueblo cubano y Fidel Castro nos están ofreciendo su corazón, su vida, todo; y yo creo que esto es un ejemplo maravilloso de vida, entereza; y tenemos que seguir unidos y luchando, porque la lucha no ha terminado.»
    • Adolfo Pérez Esquivel, Premio Nobel de la Paz, 2000. En Báez, L.: ob. cit., p. 18.
  • «Hemos tenido el inmenso privilegio de tener como amigo al compañero Fidel, que nunca nos ha fallado. Fidel viaja al futuro, regresa y lo explica.»
    • Abdelaziz Bouteflika, presidente argelino, 2001.
  • «Es una secuoya, viejo árbol gigante, que mientras otros han sido segados, él sigue en pie.»
    • Alice Walker, escritora estadounidense, 2001. En Báez, L.: ob. cit., p. 27.
  • «Fidel es un hombre que pone su vida en función de la utopía, es un hombre que jamás en esta vida encontrará su plenitud porque Fidel cree que es posible el cielo en la tierra.»
    • Frei Betto, teólogo brasileño, 2001. En Báez, L.: ob. cit., p. 111.
  • «Fidel Castro es un libro.»
  • «Fidel ha mostrado que es posible que un país en medio de la lucha, sin recursos, eduque, proporcione vivienda, salud, trabajo y todo lo que requiere la humanidad. Y miren al resto del mundo. Necesitamos ese modelo.»
    • Ramsey Clark, fiscal general estadounidense, 2001. En Báez, L.: ob. cit., pp. 252-253.
  • «Fidel Castro ya no es un personaje, sino que es más grande que la vida misma. Es un líder mundial extremadamente inteligente.»
    • Sydney Pollack, cineasta estadounidense, 2001. En Báez, L.: ob. cit., pp. 282-283.
  • «Fidel es un hombre que merece respeto por la transformación que ha sido capaz de concebir y llevar a cabo. Es una persona que le ha entregado a nuestro país cada segundo de su existencia. Es un extraño presidente que no tiene ni un solo dólar en banco extranjero alguno.»
  • «Admiro su tenacidad, su voluntad de poder. Fue un joven que tuvo la oportunidad en su vida de seguir las reglas y ser un buen estudiante de Derecho y trabajar para el sistema. Le iba a ir bien. Pero peleó por lo que creía y arriesgó todo, incluso su vida. Si algo ocurrió, es que mi opinión sobre él se profundizó. Antes no me había dado cuenta de lo moral que es.»
  • «Spielberg viajó allá recientemente y dijo: "Las mejores siete horas que he pasado nunca fueron, en realidad, con Fidel Castro". [...] Ahora, lo que quiero preguntarle es... ¿Consideraría erigir un pequeño edificio anexo al Museo del Holocausto o al menos a lo largo de la calle, para rendir homenaje a los cubanos que Castro ha matado? Es muy pretencioso por su parte ir allá.»
    • Robert Duvall, entrevistado en 60 Minutes II para la emisora estadounidense CBS, sobre unas declaraciones que supuestamente Spielberg habría hecho tras su visita a Cuba en 2002 (y que su portavoz, Marvin Levy, negó luego), 2004.
  • «Un hombre de mucho carisma. Es valiente Fidel Castro. Político... con una manita de hierro. Lo mantiene la fuerza. Fusiló hasta a su amigo íntimo. Yo le habría dado cadena perpetua o expulsado del país, pero él lo fusiló».
  • «Pero, sobre cómo gustan o no los gobernantes en los países democráticos, no tenemos fiable más que un procedimiento, el de las elecciones, y yo puedo decir, porque es verdad, que él [Hugo Chávez] no llegó al poder del mismo modo que llegaron, por ejemplo, Castro o Pinochet. Llegó por las urnas.»
  • «Estoy seguro de que Fidel y Chávez son comandantes de las fuerzas libertarias de América para liberar a América y al mundo.»
  • «Fidel vive con la historia. Igual que tiene ese sentido de futuridad que siempre está visitando el futuro, anticipando el futuro, Fidel vive con la historia. Eso que comunica Fidel tiene que ver con la ética, tiene que ver con la resistencia, tiene que ver con la lealtad a los principios. Luchar contra el imposible, desafiar el imposible. Para Fidel no hay tarea imposible.»
    • Abel Prieto, intelectual cubano, 2006. En Báez, L.: ob. cit., p. 16.
  • «Este renacimiento de la izquierda en América Latina no hubiera sido posible si Cuba no hubiese resistido como lo hizo; y sin una figura como la de Fidel —quijotesca en el más bello sentido de la palabra: lúcido, austero, ético, incorruptible— que aun en los momentos en que parecía que el mundo se venía abajo, a comienzos de los noventas, mantuvo inquebrantable su fe en el socialismo y en la causa de los pueblos. Por eso, a un personaje de esa estatura, el imperio lo ataca sin reparar en escrúpulos de ningún tipo. Volviendo al Quijote, "ladran Sancho, señal de que estamos cabalgando".»
    • Atilio Borón, intelectual argentino, 2006. En Báez, L.: ob. cit., pp. 42-43.
  • «Con el orgullo de un viejo luchador que, de manera porfiada y consecuente, ha dedicado su vida a construir un sueño en el que no estaban incluidos ni el dinero ni la riqueza monetaria. Fidel lo dice con la suprema sabiduría de quien ha comprendido la diferencia entre tener y no tener. En Cuba cualquiera sabe que esto es cierto. Lo saben los revolucionarios y los adversarios de la revolución. Lo saben los más enérgicos antiyanquis y los que anhelan irse de Cuba para acceder a un trabajo como lavaplatos en algún restaurante de Miami. Es una verdad tan grande como la legendaria Plaza de la Revolución habanera. Se puede ver desde el aire, y hasta puede ser fotografiada por los satélites. Fidel Castro no tiene un centavo.»
  • «La persona de Fidel es más grande que la Isla.»
    • Leonardo Boff, teólogo brasileño, 2006. En Báez, L.: ob. cit., p. 185.
  • «La vida de Fidel trasciende a su persona individual. El nombre de Fidel condensa las aspiraciones, las resistencias y los sueños rebeldes de numerosos pueblos, no solo del cubano, contra el capitalismo, el imperialismo y el neoliberalismo. Si el Che Guevara es el símbolo mundial de la rebeldía juvenil, su amigo y compañero Fidel representa la máxima expresión de las rebeliones antimperialistas y socialistas del Tercer Mundo. Por eso es tan despreciado por los poderosos del planeta, sus monopolios de (in)comunicación y la CIA, incluyendo en esta fauna atroz a los extremistas millonarios de Miami que hoy quieren, mezquinamente, ocupar el centro de la escena mediática con su prédica de odio, resentimiento y muerte. Todos y todas esperamos de corazón que el comandante, el revolucionario, el amigo entrañable de nuestro Che, se recupere de la operación. Que siga siendo el Fidel de siempre. El que molesta, exaspera e incomoda al imperio más poderoso de la tierra. El que horroriza a cuanto millonario anda por el mundo contando sus billetes. El que escandaliza a tanto burguesito bienpensante y "políticamente correcto". El que sigue predicando la rebelión mundial contra las injusticias. El que continúa promoviendo entre los pueblos el empleo de las armas, fundamentalmente las dos más poderosas que se han inventado: las ideas y los libros.»
«A Fidel Castro en Rusia le conocemos bien como uno de los más competentes y brillantes estadistas contemporáneos» (Putin).
  • «A Fidel Castro en Rusia le conocemos bien como uno de los más competentes y brillantes estadistas contemporáneos.»
    • Vladimir Putin, presidente ruso, 2006. En Báez, L.: ob. cit., p. 298.
  • «Fue un luchador por la libertad que con un puñado de valientes derrocó una dictadura sanguinaria.»
    • Rafael Correa, en su mensaje semanal al país emitido por radio y televisión, 2008.
  • «El secreto de Fidel es no mentir jamás, ni al pueblo, ni al mundo y el amor profundo que siente por la Humanidad.»
    • Pascal Onguemby, embajador de la República del Congo en Cuba, 2009.
  • «Fidel es el primer hombre solidario del mundo».
    • Evo Morales, 2014.