Rafael Alberti

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Rafael Alberti
«Me marché con el puño cerrado... Vuelvo con la mano abierta»
«Me marché con el puño cerrado... Vuelvo con la mano abierta»
Véase también
Wikipedia-logo.png Biografía en Wikipedia.
Commons-logo.svg Multimedia en Wikimedia Commons.
Wikisource-logo.svg Obras en Wikisource.
Esta página contiene citas de una persona fallecida hace 21 años.
Copyright red.svg Dependiendo de cómo se publicaran, pueden estar protegidas por derechos de autor. Deben usarse según las políticas de licencias de Wikiquote.

Rafael Alberti (El Puerto de Santa María, Cádiz, 16 de diciembre de 1902-ibidem, 28 de octubre de 1999) fue un poeta y escritor español, miembro de la Generación del 27.

Citas[editar]

  • «A través de una niebla caporal de tabaco
    miro al río de Francia
    moviendo escombros tristes, arrastrando ruinas
    por el pesado verde ricino de sus aguas.
    Mis ventanas
    ya no dan a los álamos y los ríos de España».[1]
    • Fuente: «11. Muelle del Reloj». Entre el clavel y la espada, 1939-1940
  • «Las ideas como las que Fidel Castro defiende no envejecen nunca. Sigo reteniendo del líder cubano la imagen de un héroe homérico, tanto por sus incontables combates pletóricos de juventud como por su impresionante personalidad. Fidel es la esperanzada luz de un futuro más solidario y más justo».
  • «Las únicas armas con las que defendí la legalidad republicana fueron mi pluma y mi palabra».[3]
  • «Lloraré cuando haga falta. Canto, rio, con tus aguas: De piedra, los que no gritan. De piedra, los que no ríen. De piedra, los que no cantan. Yo nunca seré de piedra. Gritaré cuando haga falta. Reiré cuando haga falta. Cantaré cuando haga falta».[4]
  • «Me marché con el puño cerrado... Vuelvo con la mano abierta».[5]
  • «Tiende, amor, tus banderas de paz y de armonía
    sobre todos los lechos de amor a un mismo tiempo.
    Bésame, amante mío, mí solo amor, mi amado.
    Amor, amor, amor, solo amor para siempre
    sopla el viento cantando alrededor del mundo».[6]
    • Fuente: «Cántico de cánticos». Otros poemas 1968-1988
  • «... Y allí soñábamos, abierta la ventana por la que se metía el desvaído azul de los montes guadarrameños, hasta que el sol se iba por detrás de las cumbres y con las primeras estrellas la penumbra lejana de Madrid comenzaba a encenderse de luces».[7]
    • Nota: Referiéndose a su dormitorio —apodado «la leonera»—, con vistas a la sierra de Guadarrama en la calle Lagasca de Madrid.

Referencias[editar]

  1. Alberti, Rafael. «Muelle del Reloj». Centro Virtual Cervantes. Consultado el 13 de octubre de 2020.
  2. Trujillo, Ignacio M. Conquistar la libertad: Cómo desarrollar la actitud de hacerle el amor a la vida. Editorial Consultora Alas, 2018. ISBN 9789874291684.
  3. Prieto, Darío. «Rafael Alberti, la 'guerra civil' entre la viuda y su hija impidieron que se cumpliera su voluntad.» El Mundo. Consultado el 8 de noviembre de 2019.
  4. Alberti, Rafael. Poesía, p. 346. Colección Poesía. Editorial Arte y Literatura, 1976.
  5. Israel, Ricardo. El libro de las verdades: Citas citables, p. 133. Editorial RIL Editores, 2011.
  6. Alberti, Rafael. «Cántico de cánticos». Centro Virtual Cervantes. Consultado el 13 de octubre de 2020.
  7. 7,0 7,1 Casado, Marina. «El Madrid insomne de Rafael Alberti.» El País. Consultado el 8 de noviembre de 2019.