Che Guevara

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Che Guevara

Véase también
Wikipedia-logo.png Biografía en Wikipedia.
Commons-logo.svg Multimedia en Wikimedia Commons.
Wikisource-logo.svg Obras en Wikisource.
Esta página contiene citas de una persona fallecida hace 53 años.
Copyright red.svg Dependiendo de cómo se publicaran, pueden estar protegidas por derechos de autor. Deben usarse según las políticas de licencias de Wikiquote.

Che Guevara (Rosario, Argentina, 14 de junio de 1928-La Higuera, Bolivia, 9 de octubre de 1967), fue un guerrillero, político, escritor y médico argentino-cubano.

Citas[editar]

  • «Para Haedo que aquí en Punta del Este ha comprendido el porqué de nuestra revolución y sabe “que hay que endurecerse sin perder la ternura jamás”».[1]
    • Fuente: Entrevista realizada a su hermano Juan Martín Guevara en Radio Uruguay AM 1050.
    • Nota: Escrito por el Che en el libro de visitas de la residencia presidencial de Uruguay conocida como "la azotea de Haedo" en agosto de 1961, con motivo de su visita a Punta del Este para participar del Consejo Interamericano Económico y Social de la OEA.
  • «Hasta la victoria. Siempre, Patria o muerte».[2]
    • Nota: Final de la carta en la que el Che explicaba a Fidel las razones de su marcha de Cuba en 1965. [2]
  • «Fusilamientos, sí, hemos fusilado, fusilamos y seguiremos fusilando mientras sea necesario. Nuestra lucha es una lucha a muerte. Nosotros sabemos cuál sería el resultado de una batalla perdida, y también tienen que saber los gusanos cuál es el resultado de la batalla perdida hoy en Cuba».[3]
    • Fuente: Discurso ante la ONU el 11 de diciembre de 1964.
  • «Los negros, los mismos magníficos ejemplares de la raza africana que han mantenido su pureza racial gracias al poco apego que le tienen al baño, han visto invadidos sus reales por un nuevo ejemplar de esclavo: el portugués. Y las dos viejas razas han iniciado una dura vida en común poblada de rencillas y pequeñeces de toda índole. El desprecio y la pobreza los une en la lucha cotidiana, pero el diferente modo de encarar la vida los separa completamente; el negro indolente y soñador, se gasta sus pesitos en cualquier frivolidad o en "pegar unos palos", el europeo tiene una tradición de trabajo y de ahorro que lo persigue hasta este rincón de América y lo impulsa a progresar, aun independientemente de sus propias aspiraciones individuales».[4]
  • «Ha pasado un camión del ejército, el mismo de ayer, en la parte de atrás dos soldaditos envueltos en una manta. No he tenido el valor de dispararles ni he tenido suficientes reflejos para capturarlos». [5]
    • Fuente: Diario de Bolivia, 3 de junio de 1967.
  • «El camino pacífico está eliminado y la violencia es inevitable. Para lograr regímenes socialistas habrán de correr ríos de sangre y debe continuarse la ruta de la liberación, aunque sea a costa de millones de víctimas atómicas».
    • Fuente: Táctica y Estrategia de la Revolución Cubana. Revista Verde Olivo, Prensa Latina 8-10-68.
  • «Usted ha venido a matarme».[6]
    • Nota: Se dirigía así al sargento boliviano Mario Terán, su verdugo, según relató él mismo años más tarde.[6]
  • «¡Póngase sereno, y apunte bien! ¡Usted va a matar a un hombre!».[6]
    • Nota: se dirigía así al sargento boliviano Mario Terán, su verdugo, según relató él mismo años más tarde.[6]
  • «Vale, pero millones de veces más la vida de un solo ser humano, que todas las propiedades del hombre más rico de la tierra». [7]
  • «Yo creo que las cosas fundamentales en que Trotski se basaba estaban erróneas, que su actuación posterior fue una actuación errónea e incluso oscura en su última década. Y que los trotskistas no han aportado nada al movimiento revolucionario en ningún lado y donde hicieron más, que fue en Perú, en definitiva, fracasaron porque los métodos son malos».[8]
    • Fuente: «Fusil contra fusil. Reunión bimestral (5 de diciembre de 1964)», en 1959: una rebelión contra las oligarquías y los dogmas revolucionarios, pp. 479-480 Ruth Casa Editorial-Instituto de Investigación Cultural Juan Marinello, La Habana, 2009.

Citas sobre el Che[editar]

  • «Si queremos expresar cómo aspiramos que sean nuestros combatientes revolucionarios, nuestros militantes, nuestros hombres, debemos decir sin vacilación de ninguna índole: ¡que sean como el Che! Si queremos expresar cómo queremos que sean los hombres de las futuras generaciones, debemos decir: ¡que sean como el Che! Si queremos decir cómo deseamos que se eduquen nuestros niños, debemos decir sin vacilación: ¡queremos que se eduquen en el espíritu del Che! Si queremos un modelo de hombre, un modelo de hombre que no pertenece a este tiempo, un modelo de hombre que pertenece al futuro, ¡de corazón digo que ese modelo sin una sola mancha en su conducta, sin una sola mancha en su actitud, sin una sola mancha en su actuación, ese modelo es el Che! Si queremos expresar cómo deseamos que sean nuestros hijos, debemos decir con todo el corazón de vehementes revolucionarios: ¡queremos que sean como el Che!»
  • «¿Cómo podría caber bajo una lápida? ¿Cómo podría caber en esta plaza? ¿Cómo podría caber únicamente en nuestra querida pero pequeña isla? Sólo en el mundo con el cual soñó, para el cual vivió y por el cual luchó hay espacio suficiente para él».
    • Fidel Castro: discurso por la llegada de los restos del Che a Cuba, 17/10/1997. En Che en la memoria de Fidel Castro, 2ª edición, Ocean Sur, 2006, cap. 10, pp. 217-218.
  • «Che fue un verdadero comunista y hoy es ejemplo y paradigma de revolucionario y de comunista. Che fue maestro y forjador de hombres como él. Consecuente con sus actos, nunca dejó de hacer lo que predicaba, ni de exigirse a sí mismo más de lo que exigía a los demás».
    • Fidel Castro: discurso por la llegada de los restos del Che a Cuba, 17/10/1997. En Che en la memoria de Fidel Castro, 2ª edición, Ocean Sur, 2006, cap. 10, p. 219.
  • «Un combatiente puede morir, pero no sus ideas. ¿Qué hacía un hombre del gobierno de Estados Unidos allí donde estaba herido y prisionero el Che? ¿Por qué creyeron que matándolo dejaba de existir como combatiente? Ahora no está en La Higuera, pero está en todas partes, dondequiera que haya una causa justa que defender.»
    • Fidel Castro: discurso por la llegada de los restos del Che a Cuba, 17/10/1997. En Che en la memoria de Fidel Castro, 2ª edición, Ocean Sur, 2006, cap. 10, p. 220.

Referencias[editar]

  1. Consultado el 03 de febrero de 2020.
  2. 2,0 2,1 "Hasta la victoria, siempre": la historia de la frase con la que Raúl despidió a Fidel Castro. Publicado en La Voz el 26 de noviembre de 2016. Consultado el 31 de marzo de 2019.
  3. Castro Formento, Manuel. La obra de la revolución cubana: Aspectos relevantes entre 1952 y 2016 (Tomos I y II). ibukku, 2017. ISBN 9781640860131.
  4. Guevara, Ernesto. Diarios de motocicleta. Grupo Editorial Planeta. tercera edición argentina. 2005. Página 203.
  5. Editor Humberto Quiroga Lavié. Secretos y Misterios de Patriotas Celebres Argentinos.
  6. 6,0 6,1 6,2 6,3 Citado en Glasman, Gabriel. Breve historia del Che Guevara. Ediciones Nowtilus S.L., 2010. ISBN 978-84-9763-554-7, p. 335.
  7. Guevara, Ernesto (1979). El socialismo y el hombre nuevo. Siglo XXI.
  8. Massón, Caridad. Las Izquierdas latinoamericanas: Multiplicidad y experiencias durante el siglo XX, p. 313. Ariadna Ediciones, 2018. ISBN 9791036503610. En Google Libros. Consultado el 17 de octubre de 2020.