Blas de Otero

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Blas de Otero
Véase también
Wikipedia-logo.png Biografía en Wikipedia.
Commons-logo.svg Multimedia en Wikimedia Commons.
Wikidata-logo-en.svg Datos en Wikidata.
Esta página contiene citas de una persona fallecida hace 42 años.
Copyright red.svg Dependiendo de cómo se publicaran, pueden estar protegidas por derechos de autor. Deben usarse según las políticas de licencias de Wikiquote.

Blas de Otero (Bilbao, 15 de marzo de 1916–Majadahonda, Madrid, 29 de junio de 1979) fue un poeta español.

Citas[editar]

  • «Cuando yo muera, por fin no tendré necesidad de hacer más poemas, lo que me producirá un descanso infinito».
    • Fuente: «Finito», Historias fingidas y verdaderas.[1]
  • «Doy todos los versos por un hombre viviendo en paz».[2]
    • Fuente: Pido la paz y la palabra (1955).[3]
  • «El aire es sabiduría y música del entendimiento. No hay diálogo posible si el aire falta, entonces la atmósfera se enrarece y el ciudadano se entontece».[4]
    • Fuente: «El aire», Historias fingidas y verdaderas
  • «Hablad,
    Alamos, olmos, hermoseando el día,
    de nuevo verdead
    Ahora
    diré la verdad».[5]
    • Fuente: No espantéis el ruiseñor
  • «Hay días que no tienen razón de ser ni de estar, sólo de transcurrir y dejar que otro cielo, distinto aire ocupen el espacio y se colmen poco a poco, de palabra, pensares y obra que ahí quedan, intactos, a través de los días y su campana azul y transferible».[6]
    • Fuente: «Diario», Historias fingidas y verdaderas.
  • «Mis ojos hablarían aunque mis labios quedaran sin voz...».[7]
    • Fuente: Pido la paz y la palabra (1955).
  • «Nada es tan necesario al hombre como un par de lágrimas
    a punto de caer en la desesperación».[8]
    • Fuente: «A punto de caer», Redoble de conciencia
  • «No se engañe nadie, no, innumerable como las ondas de un río es el afán del hombre y permanente como el mar el ritmo de su trabajo».[9]
    • Fuente: «Pasar», Historias fingidas y verdaderas.
  • «Realizarse no es un juego de palabras».[10]
    • Fuente: Verso y prosa.
  • «Si he perdido la vida, el tiempo, todo
    lo que tiré, como el anillo, al agua,
    si he perdido la voz en la maleza,
    me queda la palabra».[11]
    • Fuente: «En el principio», Pido la paz y la palabra (1955).[12]
  • «Ya sabes
    lo que hay que hacer en este mundo: andar,
    como un arado, andar entre la tierra».[13]
    • Fuente: «Hablamos de las cosas de este mundo»,Que trata de España/Verso y prosa.

Citas sobre Blas de Otero[editar]

  • «Amigo Blas de Otero: Porque sé que tú existes,
    y porque el mundo existe, y yo también existo,
    porque tú, y yo, y el mundo nos estamos muriendo,
    gastando nuestras vueltas como quien no hace nada,
    quiero hablarte y hablarme, dejar hablar al mundo
    de este dolor que insiste en todo lo que existe».
    • Gabriel Celaya
    • Nota: Poema (carta) “A Blas de Otero”, publicado en Las cartas boca arriba (1951), de Celaya.[14]
  • «Mayor interés tiene señalar la influencia de Vallejo operando de manera directa en la obra del poeta más representativo de la primera promoción poética de posguerra. Me refiero a Blas de Otero. Entre todos los poetas de su generación, es Otero el que alcanza un perfil más inconfundible y suyo, de modo que cualquier posible influencia que se señale en su obra está lejos de menoscabar su personalidad como escritor, sino que, por el contrario, viene a enriquecerla».[15]
  • «Otero es quien con más lucidez que nadie ha expresado (...) los datos esenciales del problema del desarraigo».[17]

Referencias[editar]

  1. Otero (1980), p. 71.
  2. Albaigès Olivart, José María. Un siglo de citas, p. 68. Planeta, 1997. ISBN 8423992543.
  3. Otero (1976), p. 47.
  4. Otero (1980), p. 87.
  5. Martín Hernández, Evelyne. «Blas de Otero: Esta verdad vertida en la palabra». Ancia, 2012. Año III N.º 5, p. 17. Fundación Blas de Otero. Consultado el 12 de junio de 2021.
  6. Otero (1980), p. 108.
  7. José María Albaigès Olivart. Un siglo de citas, p. 523. Planeta, 1997. ISBN 8423992543.
  8. Otero (1976), p. 34.
  9. Otero (1980), p. 109.
  10. Otero (1976), p. 95.
  11. José María Albaigès Olivart. Un siglo de citas. Planeta, 1997. ISBN 8423992543. p. 584.
  12. Otero (1976), p. 48.
  13. Otero (1976), p. 75.
  14. Lanz, Juan José. «La relación entre Blas de Otero y Gabriel Celaya a través de sus cartas (1949-1951)». Ancia. Bilbao, 2012; año III, n.º 5, p. 27. Fundación Blas de Otero.
  15. Terrasson, Claude. «Blas de Otero: ¿Poeta de la condición humana y de su desamparo?» CAUCE, n.º 34, p. 408. CVC. Consultado el 12 de junio de 2021.
  16. Muñoz Molina, Antonio. «Palabras venidas de tan lejos». Babelia, 26 de junio de 2010. El País. Consultado el 12 de junio de 2021.
  17. Lanz, Juan José. Alas de Cadenas: Estudios sobre Blas de Otero, pp. 14-15. Editorial Renacimiento, 2014. ISBN: 9788484729372. En Google Libros.
  18. Alonso, Dámaso. Poetas españoles contemporáneos, p. 351. (1952). Editorial Gredos (1965). En Google Libros.

Bibliografía[editar]

  • Otero, Blas (1980). Historias fingidas y verdaderas. Alianza Editorial.  ISBN 8420617741.
  • Otero, Blas (1976). Verso y prosa. Cátedra 3.ª ed. (selección del propio autor).  ISBN 8420710008.