Walter Gropius

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Walter Gropius

Véase también
Wikipedia-logo.png Biografía en Wikipedia.
Commons-logo.svg Multimedia en Wikimedia Commons.
Esta página contiene citas de una persona fallecida hace 51 años.
Copyright red.svg Dependiendo de cómo se publicaran, pueden estar protegidas por derechos de autor. Deben usarse según las políticas de licencias de Wikiquote.

Walter Gropius (Berlín,18 de mayo de 1883–Boston, USA, 5 de julio de 1969) fue un arquitecto alemán, fundador de la Bauhaus.

Citas[editar]

NOTA: Salvo en los casos que cuentan con referencia en español, la traducción de las citas incluidas en esta sección es propia del usuario que las aporta.

  • «Cada vez estoy más convencido de que el trabajo es la única deidad verdadera de nuestro tiempo y desde el arte debemos ayudar a encontrar una expresión para el mismo».[1]
  • «El papel de las fachadas se limita al de simples pantallas extendidas entre los soportes verticales del armazón, para proteger de la llúvia, el frío y el ruido. [...] ... como resultado directo de la preponderancia creciente de los vanos frente a los macizos [...] el vidrio está asumiendo una importancia cada vez mayor».[2]
    • Fuente: The New Architecture and the Bauhaus, pp. 22-23, 502. (Londres, Faber & Faber, 1935); versión española: La nueva arquitectura y la Bauhaus (Barcelona, Lumen, 1966).
    • Nota: Al referirse a la Fábrica Fagus, «el primer encargo importante tras abrir su propio estudio».[2]
  • «El principio rector de la Bauhaus era la idea de crear una nueva unidad a partir de la amalgama de muchas 'artes' y movimientos; una unidad que tenía su fundamento en el propio hombre y que era significativa solo como organismo vivo».[2]
    • Fuente: Das Staatliche Bauhaus in Weimar 1919-1923 (1923)
  • «El vicio persistente de las escuelas de las academias es que estaban obsesionadas con ese extraño deporte 'biológico' del imponente genio; y olvidaron que su cometido era enseñar dibujo y pintura a centenares y centenares de talentos menores, de los cuales apenas uno de cada mil podría considerarse poseedor de los que hace falta para ser un arquitecto o pintor de veradad».
    • «The besetting vice of academy schools was that they were obsessed by that rare 'biological' sport, the commanding genius; and forgot that their business was to teach drawing and painting to hundreds and hundreds of minor talents, barely one in a thousand of whom could be expected to have the makings of a real architect or painter. In the vast majority of cases, this hopelessly one-sided instruction condemned its pupils to the lifelong practice of a purely sterile art. Had these hapless drones been given a proper practical training, they could have become useful members of society».[3]
  • «En la educación arquitectónica, la enseñanza de un método de planteamiento es más importante que la enseñanza de habilidades».[2]
    • Fuente: Discurso ante el Congrès International d'Architecture Moderne, Bridgewater, Inglaterra, 1947
  • «¿Qué es la arquitectura? La expresión cristalina de los más nobles pensamientos del hombre, su fe, su religión. ¡Esto es lo que fue una vez! Pero ¿cuántos de quienes viven en nuestro tiempo... comprenden todavía su naturaleza...? ¡Caminamos por nuestras calles y ciudades y no gritamos de vergüenza ante tales desiertos de fealdad! Seamos completamente claros: esos remiendos sin espíritu, grises y vacíos en que vivimos, serán para la posteridad la evidencia vergonzosa de la infinita decadencia espiritual de nuestra generación, que olvidó el grande, único arte: la arquitectura».[4]
    • Fuente: Folleto de la Exposición de arquitectos desconocidos, Berlín, 1919. Recogida en Ulrich Conrads, Programas y manifestos de la arquitectura del siglo XX (Barcelona: Lumen, 1973)
  • «Sin embargo, si no se puede enseñar o aprender lo que llamamos arte, sí se puede hacer con un conocimiento profundo de sus principios y la firmeza del trazo. Ambas [habilidades] son tan necesarias para el artista genial como para el artesano».
    • Original (versión en inglés): «But if what we call art cannot be taught or learnt, a thorough knowledge of its principles and sureness of hand can be. Both are as necessary for the artist of genius as for the ordinary artisan».[3]

Citas sobre Gropius[editar]

NOTA: Salvo en los casos que cuentan con referencia en español, la traducción de las citas incluidas en esta sección es propia del usuario que las aporta.

  • «Gropius dijo una vez que [la Bauhaus] no era un estilo, sino una actitud. Su herencia consiste en permanecer abiertos y buscar otros enfoques en todos los campos, de la arquitectura a la performance, para lograr encontrar nuevas soluciones a los desafíos de hoy».[5]
    • Claudia Perren, directora de Bauhaus Dessau

Referencias[editar]

  1. 1,0 1,1 1,2 Zabalbeascoa, Anatxu. «Walter Gropius, el enigma de la Bauhaus.» El País. Consultado el 27 de febrero de 2020.
  2. 2,0 2,1 2,2 2,3 Giedion, Sigfried (traducción y edición de Jorga Sainz). Espacio, tiempo y arquitectura (edición definitiva): Origen y desarrollo de una nueva tradición, pp. 475-476. Reverte, 2009. ISBN 842912117X, 9788429121179. En Google Libros. Consultado el 27 de febrero de 2020.
  3. 3,0 3,1 Moffett, Marian; Michael W. Fazio, Lawrence Wodehouse (en inglés). A World History of Architecture. Laurence King Publishing, 2003. ISBN 1856693716, 9781856693714. En Google Libros. Consultado el 27 de febrero de 2020.
  4. Muñoz Cosme, Alfonso. Iniciación a la arquitectura, pp. 14-15. Reverte, 2007. ISBN 8429122044, 9788429122046. En Google Libros. Consultado el 27 de febrero de 2020.
  5. Vicente, Álex. «Bauhaus, la escuela que cambió el arte (y el mundo), cumple 100 años.» El País. Consultado el 27 de febrero de 2020.