Oscar Wilde

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Oscar Wilde
«Discúlpeme, no le había reconocido: he cambiado mucho»
«Discúlpeme, no le había reconocido: he cambiado mucho»
Véase también
Wikipedia-logo.png Biografía en Wikipedia.
Commons-logo.svg Multimedia en Wikimedia Commons.
Wikisource-logo.svg Obras en Wikisource.
Esta página contiene citas de una persona fallecida hace 120 años.
Icon PD.svg Hay una gran probabilidad de que hayan entrado en el dominio público en la mayoría de los países.

Oscar Wilde (16 de octubre de 1854-30 de noviembre de 1900) fue un escritor irlandés.

Citas[editar]

NOTA: Salvo en los casos que cuentan con referencia en español, la traducción de las citas incluidas en esta sección es propia del usuario que las aporta.

D[editar]

  • «Debería uno sentirse agradecido de que haya alguna culpa de la cual se nos pueda acusar justamente».[1]
  • «Del sufrimiento han surgido las almas más fuertes. Los carácteres más sólidos están plagados de cicatrices». [2]

E[editar]

  • «El cinismo consiste en ver las cosas como realmente son, y no como se quiere que sean».[1]
  • «El hombre debería decir siempre mucho más de lo que pretende y pretender mucho más de lo que dice».[3]
  • «El hombre es menos sincero cuando habla por cuenta propia; dadle una máscara y os dirá la verdad». [4]
  • «El único amor consecuente, fiel, comprensivo, que todo lo perdona, que nunca nos defrauda, y que nos acompaña hasta la muerte es el amor propio».[6]
  • «El único vínculo entre literatura y drama que nos queda en Inglaterra es la factura del teatro».
    • Fuente: Algunas máximas para la instrucción de los supereducados, 1894.
  • «Este hombre es el marqués de Queensberry, el más infame bruto de la ciudad de Londres; no vuelvas a dejarlo entrar en esta casa».[10]
    • «This is the Marquess of Queensberry, the most infamous brute in London. You are never to allow him to enter my house again».[11]
    • Nota: Wilde a su jóven y menudo mayordomo, al echarle a Queensberry y el boxeador profesional que le acompañaba, de su casa.

H[editar]

  • «Hay dos maneras de no amar el arte. Una consiste en no amarle. Otra en amarle razonablemente».[1]

L[editar]

  • «Lo que realmente tiene un hombre, lo lleva dentro. Lo que se ve de él desde fuera no debería importar para nada».
    • «What a man really has, is what is in him. What is outside of him should be a matter of no importance».[13]
    • The Soul of Man Under Socialism
  • «Los hombres jóvenes quieren ser fieles y no lo consiguen; los hombres viejos quieren ser infieles y no lo logran».[14]
  • «Los solteros ricos deberían pagar más impuestos. No es justo que algunos hombres sean más felices que otros».
    • Original: «Rich bachelors should be heavily taxed. It is not fair that some men should be happier than others».[15]
    • In Conversation

N[editar]

  • «No puedes enviarme al infierno porque siempre he vivido en él, ni puedes enviarme al cielo porque jamás, ni en parte alguna, he podido imaginarme un cielo».[16]
    • La Casa del Juicio
  • «No siempre se puede evaluar a un hombre por lo que hace. Él puede obedecer la ley y, sin embargo, ser un inútil. Él puede infringir la ley y, sin embargo, ser un hombre excelente».
    • «A man cannot always be estimated by what he does. He may keep the law, and yet be worthless. He may break the law and yet be fine».[15]
    • The Soul of Man Under Socialism
  • «Nos vemos castigados por nuestras negaciones. Cada impulso que intentamos ahogar se extiende en nuestras mentes y nos envenena».[17]
  • «No voy a dejar de hablarle sólo porque no me esté escuchando. Me gusta escucharme a mí mismo. Es uno de mis mayores placeres. A menudo mantengo largas conversaciones conmigo mismo, y soy tan inteligente que a veces no entiendo ni una palabra de lo que digo».[18]
    • Original: «I am not going to stop talking to him merely because he pays no attention. I like hearing myself talk. It is one of my greatest pleasures. I often have long conversations all by myself, and I am so clever that sometimes I don't understand a single word of what I am saying».[19]
    • Fuente: The Remarkable Rocket

O[editar]

  • «O, eso es totalmente intrascendente, excepto para el dueño quien, por supuesto lo carga en la factura. Un caballero nunca mira por la ventana».
    • Original: Oh, that is altogether immaterial, except to the proprietor, who of course charges it in the bill. A gentleman never looks out of the window Nota; Referiéndose a las vistas desde la ventana de un hotel[15]
    • In Conversation

P[editar]

T[editar]

  • «Todos los juicios son juicios para la vida, al igual que todas las sentencias son sentencias de muerte... La sociedad, tal como la hemos constituido, no tendrá un lugar para mí, no tiene ningún lugar para ofrecerme; solamente la Naturaleza, cuyas dulces lluvias caen sobre los justos y los injustos por igual, tendrá grietas en las rocas en las cuales podré esconderme...».
    • «All trials are trials for life, just as all sentences are sentences of death... Society as we have constituted it, will have no place for me, has none to offer; but Nature, whose sweet rains fall on just and unjust alike, will have clefts in the rocks where I may hide...».[11]
    • Fuente: De Profundis

U[editar]

  • «Uno debería elegir a sus amigos por su belleza, sus conocidos por su carácter y los enemigos por su inteligencia».[23]
  • «Un cínico es un hombre que sabe el precio de todas las cosas e ignora el valor de una sola».[24]
    • Nota: Aunque el fondo de la cita sea el mismo su formulación generalmente atribuida no es correcta. La cita tiene su origen en el siguiente diálogo de la obra El abanico de Lady Windermere:
      Cecil Graham: ¿Y qué es un cínico?
      Lord Darlington: Un hombre que sabe el precio de todo e ignora el valor de nada.
      Cecil Graham: Y un sentimiental, mi querido Darlington, es un hombre que asigna un valor absurdo a todo, y no conoce el precio fijo de una sola cosa. [25]

Y[editar]

  • «Yo siempre traspaso los buenos consejos que me dan. Es para lo único que sirven».[26]

Citas de sus obras[editar]

Citas de El abanico de lady Windermere[editar]

  • «Un hombre que moraliza es normalmente un hipócrita, y una mujer que moraliza es invariablemente aburrida».
    • Original: «A man who moralizes is usually a hypocrite, and a woman who moralizes is invariably plain».[27]

Citas de La importancia de llamarse Ernesto[editar]

  • Lady Bracknell: «¿Es esta Señorita Prism una mujer de aspecto repelente, remotamente relacionada con la educación?».
Canónigo Chasuble: «Ella es la más culta de de señoras, y la misma imagen de la respetabilidad».
Lady Bracknell: «Obviamente se trata de la misma persona».
  • Los treinta y cinco años son una edad muy atractiva, la sociedad londinense está llena de mujeres de la más alta cuna que han quedado a esa edad, por voluntad propia, durante años.
    • Thirty-five is a very attractive age, London society is full of women of the highest birth who have, of their own free choice, remained thirty-five for years.[28]

Citas de Una mujer sin importancia[editar]

  • «El alma nace vieja pero se rejuvenece. Esa es la comedia de la vida. El cuerpo nace joven y se envejece. Esa es la tragedia de la vida».[29]
    • Original: «The soul is born old, but grows young. That is the comedy of life. The body is born young and grows old. That is life's tragedy».[30][31]
  • «El Hombre Ideal... debe decir siempre mucho más que lo que piensa, y siempre pensar mucho más que lo que dice».
    • Original: «The Ideal Man... he should always say much more than he means, and always mean much more than he says».[13]
    • Mrs Allonby
  • «El Hombre, el pobre, torpe, fiel y necesario hombre pertenece a un sexo que lleva millones y millones de años siendo racional. No lo puede remediar. Lo lleva en su raza. La Historia de la Mujer es distinta. Nosotras siempre hemos sido protestas pictorescas frente a la existencia misma del sentido común. Vimos sus peligros desde el principio».
    • Original: «Man, poor, awkward, reliable, necessary man belongs to a sex that has been rational for millions and millions of years. He can't help himself. It is in his race. The History of Women is different. We have always been picturesque protests against the mere existence of common sense. We saw its dangers from the first».[27]
    • Mrs Allonby
  • «Las mujeres adoramos a los fracasados. Se apoyan en nosotras».
    • «We women adore failures. They lean on us».[28]
    • Mrs Allonby
  • «Un hombre malo es el tipo de hombre que admira a la inocencia, y una mala mujer es el tipo de mujer de la que un hombre nunca se cansa».
    • Original: «A bad man is the sort of man who admires innocence, and a bad woman is the sort of woman a man never tires of».[13]

Citas sobre Wilde[editar]

NOTA: Salvo en los casos que cuentan con referencia en español, la traducción de las citas incluidas en esta sección es propia del usuario que las aporta.

  • «Aunque no quiero elogiarle a Wilde, soy consciente de que, a pesar de sus muchos defectos, yo nunca dudé de su grandeza... La gente no siempre se da cuenta de cuanta verdad, sabiduría y seriedad se ocultaban bajo la máscara de un bufón».
    • André Gide
    • Original: «Though I do not wish to flatter Wilde, I am aware that in spite of his many defects, I never for a moment doubted his greatness... People did not always realize how much truth, wisdom and seriousness were concealed under the mask of a jester».[32]
  • «... Aunque se presentaba a sí mismo como el apóstol del placer, la obra creada por él contiene mucho dolor. [...] En esencia, Wilde estaba llevando a cabo, da la forma más civilizada posible, una anatomía de su sociedad y un replanteamiento radical de la ética [de esa sociedad]. Conocía todos sus secretos y sabía exponer todo su fingimiento. Junto con Blake y Nietzsche, proponía que el bien y el mal no son lo que parecen, que las etiquetas morales no pueden abarcar la complejidad del comportamiento. Su grandeza como escritor es, en parte, el resultado de su exigencia de una mayor simpatía para las víctimas de la sociedad».
    • Richard Ellmann
    • Original: «... Though he offered himself as the apostle of pleasure, his created work contains much pain. [...] Essentially Wilde was conducting, in the most civilized way, an anatomy of his society, and a radical reconsideration of its ethics. He knew all the secrets and could expose all the pretense. Along with Blake and Nietzsche, he was proposing that good and evil are not what they seem, that moral tabs cannot cope with the complexity of behaviour. His greatness as a writer is partly the result of the enlargement of sympathy which he demanded for society's victims».[33]
    • Fuente: Oscar Wilde (1987), «Introduction», xii. (Libro ganador del Premio Pulitzer de 1989 en la sección de Biografía.[34])
  • «Él era incomparablemente el orador más grande de su época —posiblemente de todos los tiempos—».
  • «El hombre que más tarde sería tachado como corruptor de jóvenes ejerció en mí, cuando yo era jóven, una influencia totalmente beneficiosa. Aunque él no me hubiera enseñado más que el gran valor y la felicidad de la vida, aún tendría con él deuda incalculable».
    • Robert Sherard
    • Original: «The man who was afterwards branded as a corruptor of youth exerted in me, as a young man, an influence altogether beneficial. If he has taught me nothing but the great value and happiness of life, I should still owe him an unpayable debt...».[35]
  • «Estabamos hablando de la cínica máxima de que la buena fortuna de nuestros amigos nos hacen sentir discontentos. "El diablo," contó Wilde, "estaba cruzando el desierto de Libia y se encontró con un grupo de diablillos que estaban atormentado un santo ermitaño. El hombre santo rechazaba con facilidad sus malvadas sugerencias. El diablo vió como fracasaban y decidió enseñarles cómo se hace. 'Lo que hacéis está demasiado burdo,' dijo. 'Permitídme un momento,' Se acercó al hombre santo y le susurró, 'A tu hermano le acaban de nombrar obispo de Alejandría.' Un ceño de envidia maligna nubló de inmediato el rostro tranquilo del ermitaño. 'Eso,' dijo el diablo a sus diablillos, 'es el tipo de cosa que yo recomendaría.'».[36]
    • Arthur Conan Doyle
    • Nota: Doyle se refiere a una anécdota que le contó Wilde durante una cena (c. 1889-1890)[36]
  • «No echo de menos a nadie tanto como le echo de menos a Oscar Wilde. [...] Preferería tenerle de vuelta ahora más que a nadie que haya conocido jamás. He conocido almas más heróicos y algunos almas más profundos; almas más decidamente conscientes de los ideales del deber y la generosidad; pero nunca he conocido un espíritu más encantador, más animador, más agradable... El hombre más encantador que haya jamás conocido fue, sin lugar a duda, Oscar Wilde. No creo que pueda existir en todos los reinos de la muerte un compañero más fascinante y encantador».
    • Frank Harris
    • Original: «I miss no one so much as I miss Oscar Wilde. [...] I would rather have him back now than almost anyone I have ever met. I have known more heroic souls and some deeper souls; souls more keenly alive to ideals of duty and generosity; but I have known no more charming, no more quickening, no more delightful spirit... The most charming man I ever met was assuredly Oscar Wilde. I do not believe that in all the realms of death there is a more fascinating or delightful companion».[35]
  • «Recuerdo como, al hablar de las guerras del futuro, dijo: "Un químico de cada bando se acercará a la frontera con una botella" y con su mano levantada y una expresión de ilustrativa evocó una imagen vivaz y grotesca».[36]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. 1,0 1,1 1,2 1,3 Ortega Blake (2013), en Google Libros. Consultado el 28 de enero de 2020.
  2. Citado en Palomo y Trigueros, Eduardo. Cuentos para el alma. Editorial Punto Rojo Libros, 2016. ISBN 9781635035209. p. 90.
  3. Palomo Triguero (2013), p. 86.
  4. Citado en Lovink, Geert. Redes sin causa: Una crítica a las redes sociales. Editorial UOC, 2016. ISBN 9788491165385.
  5. Patrocinio Rod, Alexandra do. El legado ECU narrativa. Edición ilustrada. Editorial Club Universitario, 2000. ISBN 9788484540298, p. 70.
  6. Palomo Triguero (2013), p. 41.
  7. Palomo Triguero (2013), p. 46.
  8. Walkowitz, Rebecca L. (en inglés). Cosmopolitan Style: Modernism Beyond the Nation. Columbia University Press, 2006. En Google Books. Consultado el 13 de junio de 2019.
  9. Raby, Peter (en inglés). Oscar Wilde, p. 120. CUP Archive, 1988. En Google Libros. Consultado el 13 de junio de 2019.
  10. Marías, Javier. Vidas escritas. Penguin Random House Grupo Editorial España, 2011. ISBN 8420494712, 9788420494715. En Google Libros. Consultado el 30 de enero de 2020.
  11. 11,0 11,1 Lewis, Geoffrey (en inglés). Carson: The Man Who Divided Ireland, pp. 39, 45. A&C Black, 2006. ISBN 1852855703, 9781852855703. En Google Libros. Consultado el 30 de enero de 2020.
  12. 12,0 12,1 Wilde (2012), p. 30. Consultado el 29 de enero de 2020.
  13. 13,0 13,1 13,2 Wilde (2012), The Wit and Humor of Oscar Wilde, p. 34. Consultado el 29 de enero de 2020.
  14. Palomo Triguero (2013), p. 134. Consultado el 28 de enero de 2020.
  15. 15,0 15,1 15,2 Wilde (2012), p. 33. Consultado el 29 de enero de 2020.
  16. Wilde, Oscar (traducciones de Julio Gómez de la Serna y E. P. Garduño). «Nota del traductor.» El ruiseñor y la rosa y otros cuentos; Poemas en prosa. Madrid, Espasa Calpe, 1937. Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes, 1999. Consultado el 5 de marzo de 2020.
  17. Wilde, O. (2012). El Retrato de Dorian Gray. México, D. F.: Porrúa, p. 16.
  18. Amate Pou (2017), p. 127. En Google Books. Consultado el 27 de noviembre de 2019.
  19. Conrad, Tweed. Oscar Wilde in Quotation: 3,100 Insults, Anecdotes and Aphorisms, Topically Arranged with Attributions, p. 56. Edición ilustrada. McFarland, 2014. ISBN 9781476607313. En Google Libros. Consultado el 28 de noviembre de 2019.
  20. Zelinski, Ernie J. 101 cosas que ya sabes, pero siempre olvidas, p. 122. Editorial AMAT, 2012. En Google Books. Consultado el 7 de junio de 2019.
  21. Ellmann (1987), p. 5.
  22. Palomo Triguero (2013), p. 123. Consultado el 28 de enero de 2020.
  23. New York Magazine de 6 de febrero de 1984. p. 56.
  24. Diccionario de citas. Colaborador Luis Señor. Editorial Espasa Calpe, 2007. ISBN 978-84-6702-374-9. p. 371.
  25. El abanico de Lady Windermere. Autor y editor Oscar Wilde, 2016. ISBN 9786050420616.
  26. Wilde, Óscar. Un marido ideal: comedia en cuatro actos. Editor Prensa Moderna, 1925, p. 26.
  27. 27,0 27,1 Wilde (2012), p. 32. Consultado el 29 de enero de 2020.
  28. 28,0 28,1 Wilde (2012), p. 38. Consultado el 29 de enero de 2020.
  29. Ellmann (1987), p. 3.
  30. Wilde (2012), The Wit and Humor of Oscar Wilde, p. 168. Consultado el 29 de enero de 2020.
  31. Wilde, Oscar (en inglés). A Woman of No Importance: A Play (8.ª edición). Methuen & Co. Ltd., 1919. Project Gutenberg. Consultado el 29 de enero de 2020.
  32. Wilde (2012), pp. 18-19. Consultado el 29 de enero de 2020.
  33. Ellmann (1987), «Introduction», xii.
  34. (En inglés.) «The 1989 Pulitzer Prize Winner in Biography.» The Pulitzer Prizes. Consultado el 29 de enero de 2020.
  35. 35,0 35,1 Wilde (2012), p. 18. Consultado el 29 de enero de 2020.
  36. 36,0 36,1 36,2 36,3 Doyle, Arthur Conan (en inglés). Memories and Adventures: An Autobiography, p. 66. Wordsworth Editions, 2007. ISBN 184022570X, 9781840225709. En Google Libros. Consultado el 29 de marzo de 2020.

Bibliografía[editar]

  • Ortega Blake, Arturo (2013). El gran libro de las frases célebres. Penguin Random House Grupo Editorial. México. ISBN 6073116314, 9786073116312. En Google Libros.