François de La Rochefoucauld

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
La Rochefoucauld

Véase también
Commons-logo.svg Multimedia en Wikimedia Commons.
Wikisource-logo.svg Obras en Wikisource.
Esta página contiene citas de una persona fallecida hace 340 años.
Icon PD.svg Hay una gran probabilidad de que hayan entrado en el dominio público en la mayoría de los países.

François de La Rochefoucauld, (París, 15 de septiembre de 1613-ibídem, 17 de marzo de 1680) fue un escritor, aristócrata, militar y filósofo francés, conocido, sobre todo, por sus Máximas.

Citas[editar]

ABCDEFGHIJKLMNOPQRSTUVWXYZReferenciasBibliografía

A[editar]

  • «A veces un necio tiene talento, pero nunca buen juicio».[1]

C[editar]

  • «Cada edad de la vida es nueva para nosotros; no importa cuántos años tengamos, aun nos aqueja la inexperiencia».[2]
  • «Cuando no se encuentra descanso en uno mismo, es inútil buscarlo en otra parte».[3]
  • «Cuando nuestro odio es demasiado vivo, nos coloca por debajo de lo que odiamos».[4]

E[editar]

  • «El interés que a unos ciega, abre los ojos a los demás».[5]
  • «El más admirable milagro del amor es curar a las mujeres de su coquetería».[6]
  • «El que cree encontrar en sí mismo los medios para prescindir de los demás, se equivoca mucho; pero el que piensa que los demás no pueden pararse sin él, se engaña más todavía».[7]
  • «El temperamento determina con frecuencia el valor de los hombres y la virtud de las mujeres».[10]
  • «El verdadero valor consiste en hacer sin testigos lo que seríamos capaces de hacer delante de todo el mundo».[11]
  • «Es tan fácil engañarse así mismo sin darse cuenta como difícil engañar a los demás sin que lo noten».[12]
  • «Es tan frecuente que cambien los gustos, como extraordinario que varíen las inclinaciones».[13]

H[editar]

  • «Hay ocasiones en la vida en las que para salir airosamente hace falta estar un poco loco».[15]

L[editar]

  • «La esperanza, no obstante sus engaños, nos sirve al menos para llevarnos al fin de la existencia por un camino agradable».[16]
  • «La gloria de los hombres debe medirse siempre por los medios que se emplearon para adquirirla».[17]
  • «La libre comunicación de los pensamientos y las opiniones es uno de los derechos más preciados por el hombre».[18]
  • «La locura nos acompaña en todos los periodos de nuestra vida; si alguno parece cuerdo es solamente porque sus locuras son proporcionadas a su edad y a su forma».[19]
  • «Las únicas copias buenas son aquellas que nos permiten apreciar el ridículo de los originales».[20]
  • «Los espíritus mediocres condenan, por lo general, todo lo que rebasa su pequeña estatura».[22]

N[editar]

  • «No durarían mucho las disputas si el error estuviera de un solo lado».[23]
  • «No hay disfraz que pueda largo tiempo ocultar el amor donde lo hay, ni fingirlo donde no lo hay».[24]
  • «No hay necios más insoportables que aquellos que tienen algún talento».[25]
    • Variantes: «No hay necio/tonto más molesto que el ingenioso».[25] / «Se puede ser necio teniendo talento, pero jamás teniendo juicio».[25]
  • «Nuestro arrepentimiento no es tanto una contrición por el mal que hemos hecho como por el que nos puedan hacer».[26]

O[editar]

  • «Olvidamos nuestras faltas con mucha facilidad cuando sólo las conocemos nosotros mismos».[27]

P[editar]

  • «Por lo general nos aburren las personas con quienes no está permitido aburrirse».[28]

S[editar]

  • «Se elogia o se censura la mayoría de las cosas porque está de moda elogiarlas o censurarlas».[29]
  • «Si quieres tener enemigos, supera a tus amigos; si quieres tener amigos, deja que tus amigos te superen».[31]

T[editar]

U[editar]

  • «Una amistad reanudada requiere más cuidados que la que nunca se ha roto».[35]

Referencias[editar]

  1. Ortega Blake (2013), p. 2356.
  2. Señor (1997), p. 180.
  3. Palomo Triguero (1997), p. 88.
  4. Señor (1997), p. 405.
  5. Ortega Blake (2013), p. 2333.
  6. Ortega Blake (2013), p. 940.
  7. Ortega Blake (2013), p. 1515.
  8. Ortega Blake (2013), p. .
  9. Señor (1997), p. 483.
  10. Ortega Blake (2013), p. 3962.
  11. Señor (1997), p. 542.
  12. Ortega Blake (2013), p. 1467.
  13. Ortega Blake (2013), p. 2234.
  14. Ortega Blake (2013), p. 3721.
  15. Señor (1997), p. 344.
  16. Ortega Blake (2013), p. 1564
  17. Señor (1997), p. 568.
  18. Señor (1997), p. 324.
  19. Ortega Blake (2013), p. 2502.
  20. Ortega Blake (2013), p. 2218.
  21. D. R. C. (1858), p. 238. Consultado el 23 de febrero de 2020.
  22. Ortega Blake (2013), p. 2621.
  23. Señor (1997), p. 199.
  24. Amate Pou (2017), p. 113.
  25. 25,0 25,1 25,2 Señor (1997), p. 422.
  26. Ortega (2013), p. .
  27. Ortega Blake (2013), p. 1683.
  28. Ortega Blake (2013), p. 35.
  29. Ortega Blake (2013), p. 2707.
  30. Ortega Blake (2013), p. 2036.
  31. Señor (1997), p. 26.
  32. Señor (1997), p. 124.
  33. Señor (1997), p. 356.
  34. Goicoechea (1952), p. 299.
  35. Señor (1997), p. 27.

Bibliografía[editar]

  • Albaigès Olivart, José María y M. Dolors Hipólito (1997). Un siglo de citas. Planeta.  ISBN 8423992543.
  • Goicoechea, Cesáreo (1952). Diccionario de citas. Labor. 
  • Ortega Blake, Arturo. El gran libro de las frases célebres. Penguin Random House Grupo Editorial. México, 2013. ISBN 6073116314, 9786073116312. (En Google Books.)
  • Señor, Luis (1ª ed. 1997 / 2017). Diccionario de citas. Espasa Calpe.  ISBN 8423992543.