Ateísmo

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Ateísmo es la doctrina, convicción o condición del ateo, que «niega la existencia de Dios o de cualquier divinidad», definición aceptada tanto en el ámbito filosófico como en el religioso. El término proviene del adjetivo griego “αθεος” (“azeós”), que significaba ‘sin dios’ (en cualquiera de los dos sentidos, de no creer en uno o más dioses o de no venerarlos debidamente); suma de la partícula negativa ‘no’ o ‘sin’ y ‘theós’: (dios, literalmente Zeus).[1]

Citas[editar]

  • «El ateísmo está más en la boca que en el corazón del hombre».[Atheism is rather on the lips tan in the heart of man].[2]
  • «El ateísmo es una posición esencialmente individualista: la del hombre que toma como tipo de evidencia el de su propio existir, con lo cual inaugura el reino de la nada, más allá de las fronteras de su yo. Este hombre, o no cree en Dios, o se cree Dios, que viene a ser lo mismo».
  • «El ateo es un mal conductor del género humano».[C'est un mauvais conducteur du genre humain que celui qui est athée].[4]
    • Víctor Hugo
    • Fuente: Los miserables, I, 1, 10.[referencia incompleta]
  • «En una época de masones de chascarrillo, de liberalotes furibundos, de volterianismos estudiados, León Roch es ateo. Esto es: hombre que niega la existencia de Dios» (Madrid, 1960, p. 13). Al ateo opone el «antiteo» [sic], que es el que «intenta luchar con Dios y que [...] cree en él» (14). Apoya esta definición en la opinión personalísima de que al ateo no le importaría fingir que practica la religión, y al antiteo, sí. De esto deduce que León, si quisiera a María, podría fingir una religiosidad que no siente, lo cual revela una ignorancia total de la moralidad de Roch. Con este razonamiento es claro que el ateísmo de León no debiera perturbar a un alma religiosa como la de María, puesto que no es combativo».[5]
  • «Nosotros los nacionalsocialistas quizá discrepemos en algún punto de organización de nuestras instituciones religiosas, pero no queremos jamás ateísmo y falta de fe, ni pretendemos que nuestros templos se conviertan en clubes o cines».
  • «Gracias a Dios, todavía soy ateo».[6][7]
    • Luis Buñuel
    • Fuente: Citado por Ado Kyrou en Luis Buñuel. An Introduction.
  • «La casta de los filósofos materialistas no es nueva, antes muy antigua, sin que esa antigüedad sirva para calificación de su nobleza, siendo la más ruín de todas, ya porque pretende envilecer al alma racional, degradándola de su espiritualidad, ya porque conduce derechamente al ateísmo».[sin fuentes]
  • «La única disculpa de Dios es que no existe».
  • «Me aburren los ateos; siempre están hablando de Dios».[8]
    • Heinrich Böll
    • Fuente: Parlamento de un personaje de Opiniones de un payaso (1963).
  • «No creo que los ateos deban ser considerados ciudadanos ni tampoco patriotas, esta es una nación bajo Dios».
  • Idioma original:
  • «No, I don't know that atheists should be considered as citizens, nor should they be considered patriots. This is one nation under God».
    • George H. W. Bush
    • Fuente: Chicago, Illinois, 27 de agosto de 1987. En el aeropuerto O'Hare durante una conferencia de prensa oficial al aire libre. En respuesta a una pregunta de Hay Robert I. Sherman, un reportero de la prensa de la revista American Atheist.
    • «No es dureza de corazón o pasiones malignas lo que conduce a ciertos individuos al ateísmo, sino más bien una escrupulosa honestidad intelectual».
  • Idioma original:
  • «It is not hardness of heart or evil passions that drive certain individuals to atheism, but rather a scrupulous intellectual honesty».
    • Steve Allen
    • Fuente: 2000 Years of Disbelief: Famous People with the Courage to Doubt by James A. Haught.
    • «Si las civilizaciones industriales son naturalmente ateas, las agrícolas son naturalmente paganas».[10]

    [material sin referencias][editar]

    • El ateísmo es el vicio de unas pocas personas inteligentes.[sin fuentes]
    • "Yo no puedo ser religioso ni creer en dios. Prefiero la filosofía, la lógica, la razón, pues no puedo poseer al mismo tiempo lo evidente y lo incomprensible"
      • Pierre Bayle.
    • «La diferencia entre un ateo y un creyente es el respeto, el creyente siempre se cree mejor persona».[sin fuentes]
    • "La verdad no demanda creencias. Los científicos no unen sus manos cada domingo, cantando “¡Sí, la ley de gravedad es real! Creo en mi corazón que todo lo que sube tiene que bajar. ¡Tendré fe! ¡Seré fuerte! ¡Amén!”. Si lo hicieran, pensaríamos que no están bastante seguros de ello"
      • Dan Barker.
    • «No es dureza de corazón o pasiones malignas lo que conduce a ciertos individuos al ateísmo, sino más bien una escrupulosa honestidad intelectual».[sin fuentes]
    • «Yo no tendría el más leve escrúpulo en renunciar a mi ateísmo el día en que, ante los ojos de todos los hombres que pueblan la Tierra, Dios se me apareciera clamando con voz tonante: ¿Por qué te obstinas tanto en negar mi existencia?».[sin fuentes]
    • «Yo soy ateo, sí. Me tomé un largo tiempo para decir eso. He sido ateo por años y años, pero de algún modo sentí que era intelectualmente inaceptable que alguien dijera que es ateo, porque eso asumía un conocimiento que nadie tiene. De algún modo era mejor decir que alguien era un humanista o agnóstico. No tengo la evidencia para probar que Dios no existe, pero sospecho tanto que no existe que no quiero perder más el tiempo».[sin fuentes]
    • "Jamás se ha descubierto un pueblo que, en el estricto sentido del vocablo, sea ‘ateo.’ Puede que haya individuos ateos; pero nunca un pueblo."
      • Celestine N. Bittle

    Referencias[editar]

    1. Definición del DLE
    2. Goicoechea (1952), p. 45.
    3. Machado, Antonio (2009). Juan de Mairena. Alianza Editorial (1ª ed. Biblioteca de autor).  ISBN 9788420649849
    4. Goicoechea (1952), p. 45.
    5. Anales galdosianos. Año II, 1967
    6. Señor, Luis (ed.). Diccionario de citas. Editorial Espasa Calpe, 2005. ISBN 8423992543, p. 482.
    7. Albaigès Olivart (1997), p. 400.
    8. Albaigès Olivart (1997), p. 429
    9. Arbeloa Muru, Víctor Manuel (2011). Clericalismo y anticlericalismo en España (1767-1930): Una introducción, Encuentro, p. 224. ISBN 8499205488
    10. Albaigès Olivart (1997), p. 432

    Bibliografía[editar]

    Enlaces externos[editar]