Francis Bacon

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Francis Bacon
«El conocimiento es poder».
«El conocimiento es poder».
Véase también
Wikipedia-logo.png Biografía en Wikipedia.
Commons-logo.svg Multimedia en Wikimedia Commons.
Esta página contiene citas de una persona fallecida hace 392 años.
Icon PD.svg Hay una gran probabilidad de que hayan entrado en el dominio público en la mayoría de los países.

Sir Francis Bacon (n. Londres; 22 de enero de 1561 - m. ibid.; 9 de abril de 1626), primer barón Verulam, vizconde de St Albans, fue un canciller de Inglaterra y célebre filósofo.

Citas[editar]

  • «A la naturaleza sólo se la domina obedeciéndola».
    • En latín: «Natura non nisi parendo vincitur».[1]
    • Variante: «No se vence a la naturaleza más que obedeciéndola».
  • «El conocimiento es poder».[2]
    • En latín: «Scientia potentia est» o «Scientia est potentia».
  • «El espíritu humano no recibe con sinceridad la luz de las cosas, sino que mezcla a ellas su voluntad y sus pasiones; así es como se hace una ciencia a su gusto, pues la verdad que más fácilmente admite el hombre es la que desea».[sin fuentes]
  • «El juez debe tener en la mano el libro de la ley y el entendimiento en el corazón».[sin fuentes]
  • «El malo, cuando se finge bueno; es pésimo».[sin fuentes]
  • «El respeto a sí mismo es, después de la religión, el mejor freno de todos los vicios».[sin fuentes]
  • «El silencio es el reposo del espíritu».[sin fuentes]
  • «En el Gobierno, todo cambio es sospechoso, aunque sea por mejorar».[3]
  • «Es triste condición tener pocas cosas que desear y muchas que temer, y, sin embargo, tal suele ser el caso de los reyes».[sin fuentes]
  • «Hay que agradecer a Maquiavelo y a los escritores de este género que digan abiertamente y sin disimulos lo que los hombres acostumbran hacer, no lo que deben hacer».[sin fuentes]
  • «La amistad duplica las alegrías y divide las angustias por la mitad».[sin fuentes]
  • «La discreción en las palabras vale más que la elocuencia».[sin fuentes]
    • Variante: «La discreción en el habla vale más que la elocuencia».
  • «La esperanza es un buen desayuno pero una mala cena».[sin fuentes]
  • «La felicidad de los grandes consiste no en sentirse felices, sino en comprender cuán felices piensan otros que han de ser ellos».[sin fuentes]
  • «La historia hace ilustrado al hombre; la poesía, ingenioso; las matemáticas, sutil».[sin fuentes]
  • «La lectura hace al hombre completo; la conversación lo hace ágil, el escribir lo hace preciso».[sin fuentes]
  • «La ocasión hay que crearla, no esperar que llegue».[sin fuentes]
  • «La filosofía estudiada de manera superficial nos aleja de Dios; estudiada en profundidad, nos vuelve a El».[4][5]
  • «La verdad surge más fácilmente del error que de la confusión».[sin fuentes]
  • «Las casas son para habitar y no para contemplar».[sin fuentes]
  • «Nada induce al hombre a sospechar mucho como el saber poco».[sin fuentes]
  • «No hay cosa que haga más daño a una nación como el que la gente astuta pase por inteligente».[sin fuentes]
  • «No solo apreciamos aquellos experimentos que tienen un uso inmediato y presente, sino principalmente aquellos que poseen más consecuencias universales para crear otros experimentos, y los que dan más luz al descubrimiento de las causas, por ejemplo, la invención de la brújula, que nos da la dirección, no es menos beneficiosa para la navegación menor que la invención de las velas, que nos dan al movimiento».[6]
  • «Quien se niega a aplicar remedios nuevos, debe aprestarse a sufrir nuevos males, porque el tiempo es el mayor innovador».[sin fuentes]
  • «Tampoco es posible descubrir las partes más remotas y profundas de cualquier ciencia, si permanecemos sólo en el nivel de la misma ciencia, y no ascendemos a una ciencia superior».[sin fuentes]
  • «La propia Ciencia es poder».[7]
    • En latín: «Ipsa Scientia est potestas».
  • «Un joven en años puede ser viejo en horas, si no ha perdido el tiempo».[sin fuentes]
  • «Vieja madera para arder, viejo vino para beber, viejos amigos en quien confiar, y viejos autores para leer».[sin fuentes]
  • «Pueden colocarse los ambiciosos en tres clases: unos sólo piensan en elevarse a sí propios, especie común y despreciable; otros combinan con estas propias miras el engrandecimiento de la patria, ambición más noble, más delicada, y acaso más violenta; otros, en fin, abrazan la felicidad y la gloria de todos los hombres en la inmensidad de sus proyectos; esta es la ambición de los filósofos que quieren ilustrar el entendimiento o corregir las costumbres. Es, pues, la ambición tal vez un vicio y tal vez una virtud».

Referencias[editar]

  1. Francis Bacon: Novum Organum, libro I, aforismo 129. Editorial ORBIS. Barcelona, 1984. Página 81.
  2. Aunque la frase se atribuye habitualmente a Francis Bacon, no aparece en ninguna de sus obras y sí puede ser encontrada en escritos de Thomas Hobbes, un filósofo posterior. En el Leviatán, primera parte (De Homine), cap. x, Hobbes afirma: "Scientia potentia est, sed parva;...».
  3. Ensayos, 13, De la bondad y la bondad de la naturaleza. (Referencia original: Essays, 13, ‘Of Goodness and Goodness of Nature’.).
  4. Citado en: LO SECRETO Y LO SAGRADO. Mora-Anda Eduardo. Editorial DUNKEN, 2014. ISBN 10: 9870270247 ISBN 13: 9789870270249, pág. 44
  5. Citado en: El Gran Libro de las Frases Celebres. Arturo Ortega Blake. Editorial GRIJALBO, 2013, ISBN: 9786073116312, Seccion Estudios frase numero 8
  6. The Second Book of Francis Bacon of the Proficience and Advancement of Learning (1605). Citado en Francis Bacon y Basil Montagu, The Works of Francis Bacon, Lord Chancellor of England (1852), 200
  7. Citado en: Desde La Libertad. Rafael Termes. Capitel Editores, 1997. ISBN 84-7970-007-6, pág. 279