Thomas Hobbes

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Thomas Hobbes
«El miedo y yo nacimos gemelos».
«El miedo y yo nacimos gemelos».
Véase también
Wikipedia-logo.png Biografía en Wikipedia.
Commons-logo.svg Multimedia en Wikimedia Commons.
Wikisource-logo.svg Obras en Wikisource.
Esta página contiene citas de una persona fallecida hace 340 años.
Icon PD.svg Hay una gran probabilidad de que hayan entrado en el dominio público en la mayoría de los países.

Thomas Hobbes (Malmesbury, Wiltshire, Inglaterra, 5 de abril de 1588—4 de diciembre de 1679) fue un filósofo inglés.

Citas[editar]

A[editar]

  • «A una justicia igualitaria corresponde también una igualitaria aplicación de impuestos».
  • «A veces un hombre desea conocer el resultado de una acción, y entonces piensa en una acción parecida y en los resultados sucesivos a que ésta dio lugar, en la suposición de que acciones semejantes se seguirán de resultados semejantes».
  • «Al deseo, acompañado de la idea de satisfacerse, se le denomina esperanza; despojado de tal idea, desesperación».
  • «Al miedo de un poder invisible, fingido por la mente o imaginado a partir de historias que han sido aceptadas por el público, lo llamamos religión; si no han sido aceptadas, superstición».

C[editar]

  • «¿Cómo podrá un hombre que no ha tenido una revelación sobrenatural asegurarse de que el que declara esa ley lo ha hecho por revelación? Y ¿cómo podrá estar obligado a obedecer esas leyes?».
  • «Cuando los hombres construyen sobre falsos cimientos, cuanto más construyan, mayor será la ruina».
  • «Cuando un hombre razona, no hace otra cosa que concebir una suma total, por adición de partes, o concebir un resto por sustracción».

D[editar]

  • «De entre las enfermedades de un Estado, consideraré por tanto, en primer lugar, aquellas que surgen de una institución imperfecta y que se asemejan a las enfermedades de un un cuerpo natural que proceden de una procreación defectuosa».
  • «De la igualdad de habilidades surge la igualdad de esperanzas en el logro de nuestros fines».
  • «...Una persona es lo mismo que un actor, tanto en el escenario como en la conversación ordinaria».
  • «De modo que, en la naturaleza del hombre, encontramos tres causas principales de disensión. La primera es la competencia; en segundo lugar, la desconfianza; y en tercer lugar, la gloria».
  • «De qué modo les habló Dios es algo que no resulta claro».
  • «Definieron la justicia diciendo que ésta consistía en distribuir a cada hombre lo suyo».

E[editar]

  • «El temor de las cosas invisibles es la semilla natural de lo que cada uno llama para sí mismo religión».
  • «El Papado no es más que el fantasma del ya fallecido Imperio romano».
  • «El presente existe sólo en la naturaleza; las cosas pasadas tienen su ser sólo en la memoria; pero las cosas que están por venir no tienen existencia alguna, ya que el futuro no es otra cosa que una ficción que la mente fabrica atribuyendo a las acciones presentes las consecuencias que se siguieron de acciones pasadas».
  • «En la naturaleza del hombre encontramos tres causas principales de querella: la competencia, la difidencia y la gloria».
  • «Esos hombres que basan sus conocimientos en la autoridad de los libros, y no en su propia meditación, sean de condición más baja que los simples ignorantes».
  • «Es un deber del soberano hacer que el pueblo sea instruido como corresponde; y no sólo es su deber,; sino también su beneficio y el modo de asegurarse contra el peligro que pueda cernirse sobre su persona natural, proveniente de una rebelión».
  • «Estos cuatro elementos son los gérmenes naturales de la religión: la creencia de que los espíritus existen, el desconocimiento de causas secundarias, la veneración a todo aquello que produce miedo y la predicción de lo que sucederá en el futuro a partir de situaciones accidentales».
  • «Estos títulos de duque, conde y marqués fueron introducidos en el imperio en tiempos de Constantino el Grande y provinieron de las costumbres de la militia germánica».
  • «Exhibir imágenes en las procesiones es otro residuo de la religión de los griegos y romanos».

H[editar]

  • «Hay muy pocos que sean tan necios que no prefieren gobernarse a sí mismos antes que ser gobernados por otros».
  • «Homo homini lupus est».
    • Traducción: «el hombre es un lobo para el hombre».
    • Locución latina, originaria de Plauto en su obra Asinaria, aunque el texto exacto dice «Lupus est homo homini non homo».. Fue popularizada por Hobbes, que dice que el egoísmo es básico en el comportamiento humano; la sociedad intenta corregir tal comportamiento favoreciendo la convivencia.
  • «Hombre libre es aquel que, en aquellas cosas que puede hacer en virtud de su propia fuerza e ingenio, no se ve impedido en la realización de lo que tiene voluntad de llevar a cabo».

L[editar]

  • «La aparición de la propiedad es un efecto de la institución del Estado».
  • «La base de todas las sociedades grandes y duraderas ha consistido, no en la mutua voluntad que los hombres se tenían, sino en el recíproco temor».
  • «La buena apariencia es poder, porque, siendo una promesa de bien, procura a los hombres el favor de las mujeres y de los extraños».
  • «La canonización de santos es otra religión del gentilismo».
  • «La competencia por alcanzar riquezas, honores, mando o cualquier otro poder lleva al antagonismo, a la enemistad y a la guerra».
  • «La desigualdad que ahora existe ha sido introducida por las leyes civiles».
  • «La elocuencia es poder, porque tiene aspecto de prudencia».
  • «La enorme jurisdicción del Papa le fue dada por quienes la tenían, es decir, por los emperadores de Roma (puesto que el patriarca de Constantinopla, en virtud de ese mismo título, es decir, el de obispo de la capital del Imperio y sede del emperador, reclamaba ser su igual».
  • «La enseñanza de que el matrimonio es un sacramento, da al clero la capacidad de juzgar acerca e la legalidad de los matrimonios y, consecuentemente , la de decidir cuáles son los hijos legítimos; y, de ahí, la de decidir también sobre el derecho de sucesión en las monarquías hereditarias».
  • «La parte más tenebrosa del Reino de Satán es la que está fuera de la Iglesias de Dios, es decir, entre los que no creen en Jesucristo».
  • «Las ciencias traen consigo poco poder, porque no son muy visibles y no pueden reconocerse en ningún hombre».
  • «La guerra no consiste sólo en la batalla sino en la voluntad de contender».
  • «La risa no es más que la gloria que nace de nuestra superioridad».
  • «La vida es un perpetuo movimiento que, si no puede progresar en línea recta, se desenvuelve circularmente».
  • «Las nociones de rectitud e ilicitud, justicia e injusticia, no tienen lugar en la guerra».
  • «Lo cierto es que la alabanza a los escritores antiguos no procede de un respeto a los muertos, sino de la competencia y la envidia mutua que tiene lugar entre los vivos».
  • «Lo que otorga a las acciones humanas un sabor de justicia es esa nobleza o galantería de ánimo, que se da muy raras veces, que hace que un hombre desprecie las ventajas que podría obtener en su vida como resultado del fraude o del quebrantamiento de una promesa».
  • «Los duques, en latín duces eran los generales en tiempos de guerra; los condes, comités, eran, por razón de amistad, los que acompañaban al general, y se les encargaba gobernar y defender las plazas ya conquistadas y pacificadas; los marqueses, marchiones, eran los que gobernaban las marcas o provincias fronterizas del imperio».
  • «Los eclesiásticos impiden a los jóvenes que hagan uso de su razón».
  • «Los Estados cristianos castigan a quienes se rebelan contra la religión cristiana; y todos los Estados castigan a quienes tratan de establecer una religión que está prohibida por ellos».
  • «Los favores obligan, y la obligación es una esclavitud».
  • «Los griegos sólo tienen una y la misma palabra, logos, para significar lenguaje y razón».
  • «Los individuos influyentes tienen siempre dificultad en digerir doctrinas que establecen un poder capaz de poner coto a sus caprichos».
  • «Los impostores no necesitan estudiar mucho las causas naturales, sino que les basta con servirse de la común ignorancia, estupidez y superstición de la humanidad».
  • «Los paganos también tenían sus saturnalias, y nosotros tenemos carnavales».
  • «Los que aprueban una opinión, la llaman opinión; pero los que la desaprueban la llaman herejía».
  • «Los que tienen a su cargo el gobierno cuiden de no aprobar indirectamente lo que directamente prohíben».
  • «Los hombres no encuentran placer, sino un gran sufrimiento, al convivir con otros allí donde no hay un poder capaz de atemorizarlos a todos».

M[editar]

  • «Muéstrate conciliador con tu adversario mientras compartas el camino con él, no sea que te entregue al juez, y el juez al alguacil, y seas puesto en prisión».

N[editar]

  • «Ningún hombre puede conocer, mediante el discurso, que esto o aquello es, ha sido o será».
  • «Ningún hombre puede saber infaliblemente, por razón natural, si otro ha tenido una revelación sobrenatural de la voluntad de Dios; tendrá sólo una creencia».
  • «Ninguna injusticia puede convertirse en norma de juicio por la que se guíen los jueces posteriores».
  • «No buscamos la sociedad por amor a ella misma, sino por los honores o los beneficios que puede reportarnos».
  • «No hay hombre que pueda tener un pensamiento o representación de algo que no esté sujeto al orden de lo sensorial».

O[editar]

  • «Originalmente, tirano significaba simplemente monarca».

P[editar]

  • «Pero el hombre que goza comparándose a sí mismo con otros hombres, sólo puede saborear lo que puede destacarlo sobre los demás».
  • «Porque la ignorancia de la ley no es buena excusa allí donde todo hombre está obligado a tener en cuenta las leyes a que está sujeto».

Q[editar]

  • «Que aquellas cosas que no puedan dividirse sean disfrutadas en común».
  • «Que cada hombre reconozca a su prójimo como a su igual por naturaleza. El quebrantamiento de este precepto es el orgullo».
  • «Quien no está contra nosotros está de nuestra parte».

S[editar]

  • «Si la cantidad de gente pobre, capacitada físicamente para trabajar, continúa creciendo, habrá de ser transplantada a países no suficientemente habitados».
  • «Sin el lenguaje no habría habido entre los hombres ni república, ni sociedad, ni contrato, ni paz, en mayor grado del que estas cosas pueden darse entre los leones, los osos y los lobos».
  • «Son los hombres y las armas, no las palabras y las promesas, lo que constituye la fuerza y el poder de las leyes».
  • «Si es por el comercio, el interés propio es el fundamento de esta sociedad; y no nos juntamos por el placer de la compañía, sino para avanzar en los asuntos particulares».
    • Fuente: El Ciudadano, 1642.

T[editar]

  • «Toda infracción de la ley es una ofensa contra el Estado».
  • «Todo lo que imaginamos es finito. No hay, por tanto, ninguna idea o concepción de nada que podamos llamar infinito».

U[editar]

  • «Una democracia no es en realidad más que una aristocracia de oradores, interrumpida a veces por la monarquía temporal de un orador».
  • «Una vez que un cuerpo está en movimiento, se mueve eternamente, a menos que algo se lo impida; y cualquiera que sea la cosa que impida este movimiento, no podrá extinguirlo en un instante, sino al cabo de cierto tiempo, y gradualmente».

Y[editar]

  • «Y considerando cuánta profundidad de filosofía moral se requiere en quienes suministran el poder soberano, estoy a punto de creer que esta labor más es tan inútil como la República de Platón».
  • «Y cuando el mundo entero esté superpoblado de habitantes, el último recurso será la guerra, la cual vendrá a poner remedio para cada hombre, o con la victoria, o con la muerte».
  • «...En estas cuatro cosas -creencia en los espíritus, ignorancia de las causas segundas, devoción a lo que suscita el temor de los hombres y el tomar como presagio lo que es casual- consiste la semilla natural de la religión».
  • «...matar con tormento es mayor delito que matar simplemente».
  • «Y robar a un hombre pobre es delito más grave que robar a uno rico, pues el pobre notará más el daño».

Citas sobre Hobbes[editar]

  • «Tomás Hobbes fue materialista, pero lejos de anular el derecho de los príncipes, le amplificaba sin límite alguno, pretendiendo que le tenían para ser obedecidos en cuanto los inspirase su capricho, sin respeto a ley o razón alguna. Esto era consiguiente a su desatinado sistema de que no hay de hombres a hombres otro derecho alguno que el que da la superioridad de la fuerza; y así, muy contra la máxima de suponer tiranos a todos los legítimos príncipes, cualificaba legítimos príncipes a todos los tiranos».
  • «Mr. Hobbes cuando bebía lo hacía excesivamente para poder purgarse vomitando, cosa que lograba con facilidad».

Referencias[editar]