Afrancesado

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

El término afrancesado se aplica en la España del siglo XVIII —de forma peyorativa o no, según los vaivenes de las relaciones políticas con el país vecino de Francia[1]— a los seguidores y promotores del despotismo ilustrado y el reformismo borbónico, los reformistas ilustrados.[2][3][4]

Citas[editar]

  • «Con rara unanimidad —los casos de Jovellanos y Floridablanca tiene su explicación: el primero en su indeterminación política, claramente expuesta en sus obras doctrinales, que le tuvo varios días a la puerta de Madrid, dudando acerca del partido más conveniente, y el segundo, en razón de su edad y de la violenta reacción que le produjo el espectáculo de la revolución— los ilustrados de Carlos III se enrolaron bajo las banderas de José I, constituyendo el núcleo del partido que se llamaría afrancesado».[5]
    • Miguel Artola, académico de la Real Academia de la Historia
    • Fuente: Los afrancesados. Sociedad de Estudios y Publicaciones, Madrid, 1953, pág. 21.
  • «Decididamente, la frontera entre patriotismo y afrancesamiento era muy sutil».[5]
    • Ricardo García Cárcel, catedrático de Historia Moderna en la Universidad Autónoma de Barcelona y académico de Real Academia de la Historia
  • «Decir que los afrancesados eran unos traidores es una versión simplista de la historia. Los afrancesados eran seguidores de las ideas de la Ilustración y en la Francia napoleónica encontraron la realización material de sus ideas».[6]
    • Miguel Artola, académico de la Real Academia de la Historia
    • Fuente: Entrevista para Europa Press, 2008
  • «[El tema de los afrancesados es] uno de los problemas más arduos de nuestra historia».[3]
  • «Sevilla siempre se apunta al vencedor. Y tras su conquista por los franceses en 1810, después de haber sido la capital de la España libre frente al Madrid napoleónico, se convirtió en la ciudad más afrancesada en España».[7]
    • Manuel Moreno Alonso, catedrático de Historia Contemporánea de la Universidad de Sevilla
    • Fuente. Entrevista en ABC, 2014

Notas y referencias[editar]

  1. Boime, Albert (en inglés). A Social History of Modern Art, Volume 2: Art in an Age of Bonapartism, 1800-1815, p. 229. Volumen 2 de A Social History of Modern Art, University of Chicago Press, 1993. ISBN 0226063364, 9780226063362. En Google Books. Consultado el 16 de octubre de 2019.
  2. Queralt del Hierro, María Pilar. «Los afrancesados: ilustres y perseguidos.» 24 de agosto de 2019. Consultado el 17 de octubre de 2019.
  3. 3,0 3,1 Barbastro Gil, Luis. Los afrancesados: primera emigración política del siglo XIX español (1813-1820), pp. 29, 53. Editorial CSIC-CSIC Press, 1993. ISBN 8400050045, 9788400050047. En Google Books. Consultado el 17 de octubre de 2019.
  4. Bozal, Valeriano. Pinturas negras de Goya. Capítulo V (nota de pie): «La división civil y política no tiene su límite en afrancesados/no afrancesados. La declaración de Fernando VII por la que anula la Constitución de 1812 deja muy claro que se impondrán pena de la vida a todos los que defiendan dicha constitución, ya sea de hecho, por escrito o de palabra, "moviendo o incitando, o de cualquier modo exhortando y persuadiendo a que se guarden y observen dicha constitiución y decretos".». Volumen 170 de La balsa de la Medusa. Antonio Machado Libros, 2015. ISBN 8491140387, 9788491140382. En Google Books. Consultado el 18 de octubre de 2019.
  5. 5,0 5,1 5,2 Alvarez-Valdés y Valdés, Manuel. Jovellanos: vida y pensamiento, pp. 470, 496. Ediciones Nobel, 2012. ISBN 848459680X, 9788484596806. En Google Books. Consultado el 16 de octubre de 2019.
  6. «Reeditan el libro 'Los afrancesados' de Miguel Artola, quien rechaza que éstos fueran "traidores" e "interesados".» 4 de abril de 2008. Europa Press. Consultado el 16 de octubre de 2019.
  7. González-Barba, Andrés. «Sevilla siempre se apunta al vencedor. Fue la ciudad más afrancesada de España.» 16 de marzo de 2014. ABC. Consultado el 17 de octubre de 2019.