Gregorio Marañón

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
Saltar a: navegación, buscar
Gregorio Marañón
«Vivir no es sólo existir, sino existir y crear, saber gozar y sufrir, y no dormir sin soñar. Descansar, es empezar a morir».
«Vivir no es sólo existir, sino existir y crear, saber gozar y sufrir, y no dormir sin soñar. Descansar, es empezar a morir».
Véase también
Wikipedia-logo.png Biografía en Wikipedia.
Commons-logo.svg Multimedia en Wikimedia Commons.
Esta página contiene citas de una persona fallecida hace 57 años.
Copyright red.svg Dependiendo de cómo se publicaran, pueden estar protegidas por derechos de autor. Deben usarse según las políticas de licencias de Wikiquote.

Gregorio Marañón y Posadillo (Madrid, 19 de mayo de 1887 – ibídem, 27 de marzo de 1960) fue un médico endocrino, científico, historiador, escritor y pensador español, cuyas obras en los ámbitos científico e histórico tuvieron una gran relevancia internacional.

Citas[editar]

  • «Aunque la verdad de los hechos resplandezca, siempre se batirán los hombres en la trinchera sutil de las interpretaciones».
  • «El escudo con el que yo soñaría: El fin no justifica los medios».
  • «El libro bueno es el amigo que todo lo da y nada pide. El maestro generoso que no regatea su saber ni se cansa de repetir lo que sabe. El fiel transmisor de la prudencia y de la sabiduría antigua. El consuelo de las horas tristes. El que hace olvidar al preso su cárcel y al desterrado su nostalgia. El sedante de los grandes afanes, que va dondequiera que vayamos con nuestro dolor. El mentor de las grandes decisiones. El que ablanda el corazón en los momentos de dureza, o nos vigoriza cuando empezamos a flanquear. Y después de ser todo esto, tiene la soberana grandeza de no hipotecar nuestra gratitud. Una vez leído lo volvemos sencillamente al estante, o lo dejamos olvidado en el asiento de un tren. Es igual. Ni nos guardará rencor si no se lo hemos agradecido».
  • «El médico, en la guerra, es el único que no quiere matar, el único para quien no existe el enemigo, porque no hay enemigo capaz de esconderse dentro de un hermano».
  • «El progreso de los hombres es siempre aspiración a la universalidad».
  • «En el lenguaje científico la claridad es la única estética permitida».
  • «En este siglo acabaremos con las enfermedades, pero nos matarán las prisas».
  • «En medio del clamor de los aplausos, el hombre inteligente cerrará los ojos, y con la mente pedirá a los que le aclaman: ¡Perdón por haber vencido!».
  • «Es más fácil morir por una idea, y aún añadiría que menos heroico, que tratar de comprender las ideas de los demás».
  • «La capacidad de entusiasmo es signo de salud espiritual».
    • Fuente: Obras completas.
  • «La ciencia, a pesar de sus progresos increíbles, no puede ni podrá nunca explicarlo todo… Las rayas fronterizas del saber, por muy lejos que se eleven, tendrán siempre delante un infinito mundo de misterio».
  • «La librería de un hombre es también su retrato, y tan fino que no pueden igualarle ni los pinceles más exactos ni la pluma más penetrante y fiel del mejor biógrafo. Los libros que cada cual escoge para su recreo, para su instrucción, incluso para su vanidad, son verdaderas huellas dactilares del espíritu, que permiten su exacta identificación».
  • «La multitud ha sido en todas las épocas de la historia arrastrada por gestos más que por ideas. La muchedumbre no razona jamás».
  • «La rapidez que es una virtud, engendra un vicio, que es la prisa».
  • «La verdadera grandeza de la ciencia acaba valorándose por su utilidad».
  • «Mi respeto y mi amor por la verdad me obligan a reconocer que la República española ha sido un fracaso trágico».
  • «Nadie más muerto que el olvidado».
  • «No hay nada bueno de lo que no se pueda abusar».
  • «No sabrás todo lo que valgo hasta que no pueda ser junto a ti todo lo que soy».
  • «Sólo el que sabe es libre y más libre el que más sabe. No proclaméis la libertad de volar, sino dad alas».
    • Nota: El autor de esta cita es Miguel de Unamuno; su lugar original en UNAMUNO, M. de, Pensamiento político, selección de textos y estudio preliminar de Elías Díaz, Madrid, Tecnos, 1965, pág. 213. La cita completa reza así: «La libertad no es un estado sino un proceso; sólo el que sabe es libre, y más libre el que más sabe. Sólo la cultura da libertad. No proclaméis la libertad de volar, sino dad alas; no la de pensar, sino dad pensamientos. La libertad que hay que dar al pueblo es la cultura. Sólo la imposición de la cultura lo hará dueño de sí mismo, que es en lo que la democracia estriba».
  • «Toda la historia del progreso humano se puede reducir a la lucha de la ciencia contra la superstición».
  • «La felicidad es fundamentalmente un sentimiento negativo: la ausencia de dolor».
  • «Vivir no es sólo existir, sino existir y crear, saber gozar y sufrir, y no dormir sin soñar. Descansar, es empezar a morir».

Sobre la Guerra Civil[editar]

  • «Aunque en el lado rojo no hubiera un solo soldado ni un solo fusil moscovitas, sería igual: la España roja es espiritualmente comunista rusa. En el lado nacional, aunque hubiera millones de italianos y alemanes, el espíritu de la gente es, con sus virtudes y sus defectos, infinitamente español, más español que nunca».
  • «El liberal español unía al defecto común a todos los liberales del mundo, a saber, una ceguera de colores que sólo le permitía ver el antiliberalismo negro, pero no el rojo: la vieja tradición anticlerical».
  • «[...] el liberal sigue creyendo que Rusia es el país del progreso y de la libertad, casi la Meca del liberalismo».
  • «Éstos son los términos exactos del problema. Una lucha entre un régimen antidemocrático, comunista y oriental y otro régimen antidemocrático, anticomunista y europeo, cuya fórmula exacta sólo la realidad española, infinitamente pujante, modelará».
  • «La sublevación de Asturias en octubre de 1934 fue un intento en regla de ejecución del plan comunista de conquistar a España. (…) El movimiento comunista de Asturias fracasó por puro milagro. Pero dos años después tuvo su segundo y formidable intento».
  • «Mas lo que no admite duda es que las profecías de las derechas extremas o monárquicas que se oponían a la República se realizaron por completo: desorden continuo, huelgas inmotivadas, quema de conventos, persecución religiosa, exclusión del poder de los liberales que habían patrocinado el movimiento (…), negativa a admitir en la normalidad a las gentes de derecha que de buena fe acataron el régimen».
  • «¡Qué gentes! [en referencia a los dirigentes del bando «republicano»] Todo es en ellos latrocinio, locura, estupidez (...) Tendremos que estar varios años maldiciendo la estupidez y la canallería de estos cretinos criminales, y aún no habremos acabado. ¿Cómo poner peros, aunque los haya, a los del otro lado? (...). Y aun es mayor mi dolor por haber sido amigo de tales escarabajos».
    • Fuente: M. Rubio Cabeza, Los intelectuales españoles y el 18 de julio, 1975, Ediciones Acervo, p. 64.
  • «Si el lema de ‘Arriba España’, que hoy gritan con emoción muchos, muchos que no son ni serán fascistas, lo hubieran adoptado los del bando de enfrente, el tanto por ciento de sus probabilidades de triunfar hubiera sido, por este simple hecho, infinitamente mayor».