Sócrates

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
Saltar a: navegación, buscar
Σωκράτης
Sócrates
«Alcanzarás buena reputación esforzándote en ser lo que quieres parecer».
«Alcanzarás buena reputación esforzándote en ser lo que quieres parecer».
Véase también
Wikipedia-logo.png Biografía en Wikipedia.
Commons-logo.svg Multimedia en Wikimedia Commons.
Esta página contiene citas de una persona fallecida hace 2414 años.
Icon PD.svg Hay una gran probabilidad de que hayan entrado en el dominio público en la mayoría de los países.

Sócrates (Atenas, c.469 a. C. - 399 a. C.) filósofo griego, considerado el fundador de la filosofía moral o axiología. Sócrates no dejó escritos, por lo que las siguientes citas le fueron atribuidas por sus discípulos Antístenes y Platón.

Citas[editar]

A[editar]

  • "Alcanzarás buena reputación esforzándote en ser lo que quieres parecer."[1]
  • "Anda despacio cuando escojas a tus amigos; pero cuando los tengas mantente firme y constante."

C[editar]

  • "Cásate: si por casualidad das con una buena mujer, serás feliz; si no, te volverás filósofo, lo que siempre es útil para el hombre."
  • "Cada uno de nosotros sólo será justo en la medida en que haga lo que le corresponde."
  • "Comenzar bien no es poco, pero tampoco es mucho."[1]
  • "Cuatro características corresponden al juez: escuchar de manera cortés,responder sabiamente, ponderar prudentemente y decidir imparcialmente."[1]

D[editar]

  • "Desciende a las profundidades de ti mismo, y logra ver tu alma buena. La Felicidad la hace solamente uno mismo con la buena conducta."
  • "Después de la tormenta, viene la lluvia" (Dicha a sus discípulos después de que su mujer le tirara un cubo de agua, tras una fuerte discusión)
  • "Deseo y amor tienen por objeto cosas o cualidades que un hombre no posee de momento, sino de las que carece."[2]

E[editar]

  • "El amigo ha de ser como el dinero, que antes de necesitarle, se debe saber el valor que tiene primero."
  • "El grado sumo del saber es contemplar el por qué."
  • "El hombre desenfrenado no puede inspirar afecto; es insociable y cierra la puerta a la amistad."
  • "El hombre que no piensa sino en vivir, no vive."
  • "El justo la guarreria, pues se parece al discreto y bueno, y el injusto al malo e ignorante"
  • "El malo lo es por ignorancia, y por tanto se cura de ello con la sabiduría"
  • "El mayor de todos los misterios es el hombre."
  • "El orgullo divide a los hombres, la humildad los une."
  • "El pasado tiene sus códigos y costumbres."
  • "El saber es la parte principal de la felicidad."
  • "En cualquier dirección que recorras el alma, nunca tropezarás con sus límites."
  • "Es peor cometer una injusticia que padecerla porque quien la comete se convierte en injusto y quien la padece no.
  • "Es preferible sufrir una injusticia, que cometerla"

F[editar]

  • "Filosofía es la búsqueda de la verdad como medida de lo que el hombre debe hacer y como norma para su conducta."

H[editar]

  • "Habla para que yo te vea."

Verte con los ojos del alma

L[editar]

  • "La admiración es la hija de la ignorancia y la madre de la ciencia."
  • "La alegría del alma forma los días más bellos de la vida en cualquier época que sea."
  • "La belleza de la mujer se halla iluminada por una luz que nos lleva y convida a contemplar el alma que habita tal cuerpo, y si aquélla es tan bella como ésta, es imposible no amarla."
  • "La buena conciencia es la mejor almohada para dormir."
  • "La ciencia humana consiste más en destruir errores que en descubrir verdades."
  • "La caridad es la virtud que consiste en ver siempre algo bueno en nuestro prójimo."
  • "La hermosura es una tiranía de corta duración."
  • "La mentira gana bazas, pero la verdad gana el juego."
  • "La multitud, cuando ejerce su autoridad, es más cruel que los tiranos de Oriente."
  • "La naturaleza me ha condenado a muerte desde que nací"[3].
  • "La verdadera sabiduría está en reconocer la propia ignorancia."
  • "Las almas de todos los hombres son inmortales, pero las almas de los justos son inmortales y divinas."
  • "Las almas ruines sólo se dejan conquistar con presentes."
  • "Las almas son inmortales, pero las almas justas son inmortales y divinas."
  • "Las nociones de bien y de mal son innatas en el alma humana."
  • "Las penas de la vida deben consolarnos de la muerte."
  • "Las verdaderas batallas se libran en el interior."
  • "Lo que mejor sienta a la juventud es la modestia, el pudor, el amor a la templanza, y la justicia. Tales son las virtudes que deben formar su carácter.
  • "Lo más terrible se aprende enseguida y lo hermoso nos cuesta la vida."
  • "Los hombres buenos y bellos se conquistan con gentilezas."
  • "Los ratos de ocio son la mejor de todas las adquisiciones."

M[editar]

  • "Mucho mayor riesgo se corre en la compra de enseñanzas que en la de alimentos. Porque quien compra comida o bebida al traficante o al comerciante puede transportar esto en otros recipientes y, depositándolo en casa, antes de proceder a comerlo o beberlo, puede llamar a un entendido para pedirle consejo sobre lo que es comestible o potable y lo que no, y en qué cantidad y cuándo. Pero las enseñanzas no se pueden transportar en otro recipiente, sino que, una vez pagado su precio, necesariamente, el que adquiere una enseñanza marcha ya, llevándola en su propia alma, dañado o beneficiado."

N[editar]

  • "No dejes crecer la hierba en el camino de la amistad."
  • "No hagas nada que sea vergonzoso, ni en presencia de nadie ni en secreto. Sea tu primera ley… respetarte a ti mismo."
  • "¿No te parece que es una vergüenza para el hombre que le suceda lo que a los más irracionales de los animales?"
  • "No soy un ateniense, ni un griego, sino un ciudadano del mundo."[1]

Sócrates en sus tiempos decía: "hay probabilidad de que si te pones debajo de un árbol te caiga un limón"

O[editar]

  • "Obsérvate sin ceguera y di con precisión y coraje lo que estás sintiendo."

P[editar]

  • "Para decir la verdad, poca elocuencia basta."
  • "Para desembarcar en la isla de la sabiduría hay que navegar en un océano de aflicciones."
  • "Pesa las opiniones, no las cuentes."
  • "Preferid, entre los amigos, no sólo aquellos que se entristecen con la noticia de cualquier desventura vuestra, sino más aún a los que en vuestra prosperidad no os envidian."
  • "Pues nadie conoce la muerte, ni siquiera si es, precisamente, el mayor de todos los bienes para el hombre, pero la temen como si supieran con certeza que es el mayor de los males."

Q[editar]

  • "Que cada uno de tus actos, palabras y pensamientos sean los de un hombre que acaso en ese instante, haya de abandonar la vida."
  • "Que si has de casarte, me preguntas. Yo te respondo: Haz lo que quieras. Pues hagas lo que hagas, te arrepentirás."
  • "¿Quién capitulará más pronto: el que necesita las cosas difíciles o quien se sirve de lo que buenamente pueda hallar?"

R[editar]

  • "Reyes o gobernantes no son los que llevan cetro, sino los que saben mandar."

S[editar]

  • "Si alguien busca la salud, pregúntale si está dispuesto a evitar las causas de la enfermedad; en caso contrario, abstente de ayudarle".
  • "Si existe algo bello, además de lo que es bello por sí mismo, lo es porque participa de la belleza."[1]
  • "Si me hubiese pegado una coz un asno, ¿lo denunciaría?"
  • "Si la muerte acaba con todo, sería ventajoso para los malos".
  • "Si yo me hubiera dedicado a la política ¡Oh atenienses! hubiera padecido hace mucho tiempo y no hubiese hecho ningún bien ni a vosotros ni a mi mismo."
  • "Sólo Dios es el verdadero sabio."
  • "Sólo el conocimiento que llega desde dentro es el verdadero conocimiento."
  • "Solo es útil el conocimiento que nos hace mejores."
  • "Sólo hay un bien: el conocimiento. Sólo hay un mal: la ignorancia."
  • "Sólo que no sé nada; y esto cabalmente me distingue de los demás filósofos, que creen saberlo todo."
  • "Si yo fuera sordo hablaría con señas"[4]
  • “Si, con relación a esto, me dijérais: ‘[...] te absolvemos, pero con esta condición: con la condición de que dejes esos diálogos examinatorios y ese filosofar; pero si eres sorprendido practicando eso todavía, morirás’ [...], yo os respondería: ‘[...] os estimo, atenienses, pero obedeceré al dios antes que a vosotros y, mientras tenga aliento y pueda, no cesaré de filosofar, de exhortaros y de hacer demostraciones a todo aquel de vosotros con quien tope [...]. Pues eso es lo que ordena el dios [...] Atenienses, tened presente que yo no puedo obrar de otro modo, ni aunque se me impongan mil penas de muerte; [...] absolvedme o no me absolváis’”.
    • Nota: defensa ante el tribunal que lo condenó, que sigue siendo, uno de los más elocuentes discursos en favor de la libertad de expresión.

T[editar]

  • "Teme al amor de una mujer más que al odio de un hombre."

U[editar]

  • "Un hermoso cuerpo promete un alma bella."

Frases de «Sócrates», personaje de los escritos de su discípulo Platón[editar]

  • "Crito, Le debo una gallina a Asclepius; recordarías pagarle la deuda." O: "Un gallo para Esculapio"
    • Últimas palabras
  • "La educación es el encendido de una llama, no el llenado de un recipiente." -- (Hem.,1 /97, p.96)
  • "La sabiduría es saber qué tan poco sabemos."
  • "Las palabras falsas no son malas por si mismas, pero infectan el alma con maldad." -- (Phaedo, 91)
  • "Podría subir al lugar más alto de Atenas, elevaría mi voz y diría: "compañeros ciudadanos, por que se dan la vuelta y raspan cada piedra para ganar dinero y tienen tan poco cuidado de sus niños, frente a quienes un día ustedes deberán abandonarlo todo."
  • "Solo sé que no sé nada y esa nada ni siquiera sé que no la sé."
  • "Yo no, pero la ciudad enseña."
  • "El temor a la muerte, señores, no es otra cosa que considerarse sabio sin serlo, ya que es creer saber sobre aquello que no se sabe. Quizá la muerte sea la mayor bendición del ser humano, nadie lo sabe, y sin embargo todo el mundo la teme como si supiera con absoluta certeza que es el peor de los males".

Falsas citas[editar]

  • "Sólo sé que no sé nada."
  • "Conócete a ti mismo"
  • "Los jóvenes de hoy aman el lujo, tienen manías y desprecian la autoridad. Responden a sus padres, cruzan las piernas y tiranizan a sus maestros."
  • "Los jóvenes hoy en día son unos tiranos. Contradicen a sus padres, devoran su comida, y le faltan el respeto a sus maestros"
    • La cita, que data de 1953, es de William L. Patty y Louise S. Johnson en el libro "Personality and Adjustment", p. 277 (1953). Puede consultarse a propósito de su falsa atribución "Respectfully Quoted: A Dictionary of Quotations." 1989. Ver

Citas de Sócrates[editar]

  • «¿No crees que me he pasado la vida preparando mi defensa?”.
  • «Y en cuanto a nuevas divinidades, ¿cómo podría introducirlas al decir que una voz divina se me manifiesta para darme a entender lo que debo hacer?”.
  • «… el oráculo divino dijo cosas más importantes sobre Licurgo, el legislador de Lacedemonia, que sobre mí, pues se cuenta que al entrar en el templo se dirigió a él diciéndole: ¿Me pregunto si debo llamarte dios u hombre?. A mí no me comparó con un dios, pero juzgó que destacaba mucho sobre el resto de los hombres.”.
  • «¿Qué hombre veis que sea más libre que yo, que no recibo de nadie regalos ni salario?”.
  • «¿A quien podríais considerar razonablemente más justo que a un hombre que está acomodado a lo que tiene y que no necesita ningún bien ajeno?”.
  • «Y en cuanto a sabio, ¿cómo se podría con razón negar que lo es un hombre como yo, que desde que empecé a comprender lo que se decía nunca dejé, en la medida de mis posibilidades, de investigar y aprender todo lo bueno que pude?”.
  • «Sé que también testimoniarán en mi favor el futuro y el pasado, haciendo ver que jamás hice daño a nadie ni volví peor a ninguna persona, sino que hacía el bien a los que conversaban conmigo, enseñándoles gratis todo lo bueno que podía".
  • «¿Acaso no sabéis hace mucho tiempo que desde que nací estaba condenado a muerte por la naturaleza?”.


    • Fuente: Jenofonte , Apologia de Socrates, Garnier Hnos., París, 1914.

  • «Calias, le dije, si tus dos hijos fueran potros o becerros, tendríamos que tomar un cuidador de ellos y pagarle; éste debería hacerlos aptos y buenos en la condición natural que les es propia, y sería un conocedor de los caballos o un agricultor. Pero, puesto que son hombres, ¿qué cuidador tienes la intención de tomar? ¿Quién es conocedor de esta clase de perfección, de la humana y política?”.
  • «Es probable que ni uno ni otro sepamos nada que tenga valor, pero este hombre cree saber algo y no lo sabe, en cambio yo, así como, en efecto, no sé, tampoco creo saber. Parece, pues, que al menos soy más sabio que él en esta misma pequeñez, en que lo que no sé tampoco creo saberlo”.
  • «Quizá alguien diga: «¿No te da vergüenza, Sócrates,haberte dedicado a una ocupación tal por la que ahora corres peligro de morir?» A éste yo, a mi vez, le diría unas palabras justas: «No tienes razón, amigo, si crees que un hombre que sea de algún provecho ha de tener en cuenta el riesgo de vivir o morir, sino el examinar solamente, al obrar, si hace cosas justas o injustas y actos propios de un hombre bueno o de un hombre malo”.
  • «En efecto, atenienses, temer la muerte no es otra cosa que creer ser sabio sin serlo, pues es creer que uno sabe lo que no sabe. Pues nadie conoce la muerte, ni siquiera si es, precisamente, el mayor de todos los bienes para el hombre, pero la temen como si supieran con certeza que es el mayor de los males. Sin embargo, ¿cómo no va a ser la más reprochable ignorancia la de creer saber lo que no se sabe?”.
  • «Yo, atenienses, os aprecio y os quiero, pero voy a obedecer al dios más que a vosotros y, mientras aliente y sea capaz, es seguro que no dejaré de filosofar, de exhortaros y de hacer manifestaciones al que de vosotros vay encontrando, diciéndole lo que acostumbro: ‘Mi buen amigo, siendo ateniense, de la ciudad más grande y más prestigiada en sabiduría y poder, ¿no te avergüenzas de preocuparte de cómo tendrás las mayores riquezas y la mayor fama y los mayores honores, y, en cambio no te preocupas ni interesas por la inteligencia, la verdad y por cómo tu alma va a ser lo mejor posible?.’”.
  • «…voy por todas partes sin hacer otra cosa que intentar persuadiros, a jóvenes y viejos, a no ocuparos ni de los cuerpos ni de los bienes antes que del alma ni, con tanto afán, a fin de que ésta sea lo mejor posible, diciéndoos: ’No sale de las riquezas la virtud para los hombres, sino de la virtud, las riquezas y todos los otros bienes, tanto los privados como los públicos.’”.
  • «…no parece humano que yo tenga descuidados todos mis asuntos y que, durante tantos años, soporte que mis bienes familiares estén en abandono, y, en cambio, esté siempre ocupándome de lo vuestro, acercándome a cada uno privadamente, como un padre o un hermano mayor, intentando convencerle de que se preocupe por la virtud.”.


    • Fuente: Platón, Apologia de Socrates, Xenofon, Lisboa, 1910.

Referencias[editar]

  1. 1,0 1,1 1,2 1,3 1,4 *Walker, Joseph M., Madrid: Edimat Libros La Grecia Antigua, 1999, 460ISBN 84-8403-490-9
  2. Greene Robert, El arte de la seducción.
  3. Diálogos de Platón, conversando con Apolodoro antes de morir.
  4. http://www.sitiodesordos.com.ar/bahan.htm