Ir al contenido

Francisco Brines

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
Francisco Brines
«El hombre es la ‘nada siendo’».
«El hombre es la ‘nada siendo’».
Véase también
Biografía en Wikipedia.
Multimedia en Wikimedia Commons.
Datos en Wikidata.
Esta página contiene citas de una persona fallecida hace 3 años.
Dependiendo de cómo se publicaran, pueden estar protegidas por derechos de autor. Deben usarse según las políticas de licencias de Wikiquote.

Francisco Brines (Oliva, Valencia, 22 de enero de 1932 – Gandía, 20 de mayo de 2021) fué un poeta y académico español, premio Cervantes 2020.

Citas[editar]

  • «El hombre es la ‘nada siendo’».[1]
  • «Goya, con sus reflexiones y sus «pinturas negras», se convierte en la conciencia de su tiempo, como Velázquez lo era del suyo en el drama de 1960».[2]
  • «Nadie como Cernuda, en mi experiencia lectora, había sabido incorporar con tanta verdad y completud al hombre que él era en las palabras escritas».[3]
  • «Teníamos que subir todos juntos
    el más hermoso monte».[4]
  • «Unos construyen sus casas y otros andan por los bosques; porque el destino del hombre es el amor, y cada uno tiene su propia lucha y su propio camino».[5]
  • «Y así, de un mundo débil y una existencia torpe, nace, breve, el amor». (de 'Ante el jardín nublado') [6]
  • «Y sin embargo, Sócrates sabía que su Estado no habría de existir sobre la tierra, pues sólo era un modelo de virtud para ayudar al hombre a que ordenase la conducta de su alma». (de 'La muerte de Sócrates') [7]

Citas en verso[editar]

  • «Busco un rostro que refleje luz,
    alguien que, como yo, teniendo muerte sólo,
    tenga también, como tuviera yo,
    venciéndola, la vida».[8]
  • «Junto al tiempo lento hay otro breve,
    el que anida en la frente de los hombres,
    el que lleva y descansa las olas en la orilla
    y hace habitar la luz en los vuelos del aire.
    El tiempo que no ve, ni oye, ni sabe,
    y desde siempre rueda regresando a un principio».[9]
  • «Vives ya en la estación del tiempo rezagado:
    lo has llamado el otoño de las rosas.
    Aspíralas y enciéndete. Y escucha,
    cuando el cielo se apague, el silencio del mundo».[10]

Referencias[editar]

  1. Brines (1986), p. 9.
  2. Discurso de ingreso en la Real Academia Española (2006), p. 14.
  3. Discurso RAE, p. 16.
  4. Brines, Francisco: Las Brasas. Hontanar. Valencia, 1971; p. 37; menciones en GL.
  5. Las Brasas. p. 49
  6. Brines (1986), p. 178.
  7. Brines (1986), p. 44.
  8. Seleccionado en Batlló, José (1968). Antología de la Nueva Poesía Española. Ciencia Nueva, 1.ª ed.; depósito legal: B. 7898-1968. 
  9. El otoño de las rosas. Renacimiento. Sevilla, 1987; p. 50. ISBN 8486307074; y mencionado en aula Univ. Murcia.
  10. El otoño de las rosas. 1987; p. 9.

Bibliografía[editar]

  • Brines, Francisco (1986). Antología poética. Alianza (ed. José Olivio Jiménez). ISBN 842060190X.