Diego Velázquez

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Diego Velázquez
Diego Velázquez en 1630 (Retrato de un hombre)
Diego Velázquez en 1630 (Retrato de un hombre)
Véase también
Commons-logo.svg Multimedia en Wikimedia Commons.
Esta página contiene citas de una persona fallecida hace 359 años.
Icon PD.svg Hay una gran probabilidad de que hayan entrado en el dominio público en la mayoría de los países.

Diego Velázquez (Sevilla, 6 de junio de 1599-Madrid, 6 de agosto de 1660), fue un pintor barroco español considerado uno de los máximos exponentes de la pintura española y maestro de la pintura universal.

Citas sobre Velázquez[editar]

En ensayos, artículos, etc.[editar]

  • «Aunque se alteren todas nuestras concepciones sobre la Vida y la Muerte, ha llegado el momento de denunciar la enorme superchería de las “Meninas” que –siendo las propias “Meninas” de carne y hueso– colgaron un letrerito donde se lee Velázquez para que nadie descubra el auténtico y secular milagro de su inmortalidad». Oliverio Girondo: Obra completa.[1]
  • «Cómo te echo de menos aquí [carta a Fantin-Latour durante la visita de Manet a Madrid en 1865], y cuánto te hubiera encantado ver a Velázquez, que solo en sí vale la pena el viaje (...). Es el pintor de los pintores. No me asombró, pero me encantó».[2]
    • Original: «How I miss you here [his friend in Paris, Manet visited Madrid and the famous museums there], and how delighted you would have been to see Velázquez, who in himself alone is worth the journey.. .He is the painter of painters. He did not astonish me, but delighted me».
  • «Compitió Velázquez con Caravaggio en la valentía del pintar; y fue igual con Pacheco en lo especulativo».
    • Fuente: Antonio Palomino: Vidas (1715-1724). Alianza Editorial. Madrid, 1986. ISBN 8420670561. Página, 156.
  • «Fue el pintor que mejor supo penetrar en el alma española, el que halló la forma y la expresión que convenían al espíritu de su pueblo...»
    • Fuente: Carl Justi: Velázquez y su siglo, 1888 (en Velázquez, el pintor hidalgo, página 146-149).
  • «Madrid no es Florencia ni París pero de Las Vistillas a la montaña del Príncipe Pío, tiene abierto el costado a una naturaleza que ha visto todo el mundo con los ojos de Velázquez».[3]
  • «Podré acercarme al Greco; conversar con Goya; estar, sólo con Velázquez.»
    • Fuente:Blas de Otero: 'Museo del Prado' (en Historias fingidas y vedaderas, página 84).[5]
  • «Velázquez era personaje de mucha reserva (...) ...en Roma le preguntaron su opinión sobre Rafael. Contestó nada más: “Non me piace niente”».
  • «Velázquez es como un cristal sobre el mundo».
  • «Yo no he tenido otros maestros que la Naturaleza, Velázquez y Rembrandt».[7]
    • Goya, en una nota recogida por Laurent Matheron en la primera biografía del pintor, publicada en 1858.[8]

En autores clásicos[editar]

  • «Por ti el gran Velázquez ha podido, / diestro, cuanto ingenioso, / ansí animar lo hermoso / ansí dar a lo mórbido sentido / con las manchas distantes / que son verdad en él, no semejantes, / si los efectos pinta / y de la tabla leve / huye bulto la tinta, desmentido / de la mano el relieve.». Francisco de Quevedo, A Velázquez.
    • Fuente: Velázquez, el pintor hidalgo, página 137.[9]
  • «Tanto el regio dominio que ha heredado / el retrato publica esclarecido, / que aun el mandar la vista le ha escuchado; / y si hasta en el poder es parecido, / lo más dificultoso has imitado, / que es más fácil el ser obedecido.» Luis Vélez de Guevara, A Velázquez.
    • Fuente: Velázquez, el pintor hidalgo, página 137.[9]
  • «¡Que realismo y qué inteligencia en el uso del claroscuro! ¿Cómo ha sabido utilizar, para individualizarlos, el efecto del aire al pasar entre los objetos». Baltasar Gracián, El Héroe.
    • Fuente: Velázquez, el pintor hidalgo, página 137.[9]

En obras de ficción[editar]

  • «Tengo presente que las gentes que pinto quedan definitivamente muertas en mi pintura y eso que intento infundirles vida. Sólo lo he conseguido una vez a base de juegos de luces y movimientos, y fue cuando pinté La familia de Felipe IV, el cuadro que mandó colgar Su Majestad en la antecámara de su despacho. Allí intenté pintar un instante de vida de las personas».

Citas sobre sus obras[editar]

  • «A sus contemporáneos les parecía que [sus figuras] no estaban ‘acabadas de pintar’ y a ello se debe que Velázquez no fuese en su tiempo popular. Había hecho el descubrimiento más impopular: que la realidad se diferencia del mito en que no está nunca acabada».
  • «Consciente del escenario moral de su impostura, tanto como de lo que se jugaba en ese autorretrato crucial que es Las meninas, Velázquez desdeña el disfraz en su sentido más pormenorizado, claro, inmediato y rupestre, para elevarlo a la categoría de una estrategia intelectual (...) Todo el cuadro de Las meninas es su disfraz». [10]
  • «Pero donde indudablemente Velázquez dio la más exacta idea de la Verdad misma fue en el cuadro de Las hilanderas, que pertenece a su último estilo y está hecho de tal modo que parece que la mano no haya tenido parte alguna en la ejecución y que sólo haya sido pintado con la voluntad...».

Referencias[editar]

  1. Girondo, Oliverio. Obra completa. Volumen 38 de Collection Archivos - ALLCA XX. Galaxia Gutenberg: Círculo de lectores. Editor Raúl Antelo. Compilado por Raúl Antelo. Edición ilustrada. Editorial Universidad de Costa Rica, 1999. ISBN 9788489666375. p. 63.
  2. Letters of the Great Artists: From Ghiberti to Gainsborough, Volumen 1 Auto and editor Richard Friedenthal. Translation Daphne Woodward. Editorial Thames and Hudson, Londres, 1963. p. 118. (Carta a Henri Fantin-Latour, Madrid, 1865.)
  3. Barga, Corpus. Paseos por Madrid (selección y notas de Arturo Ramoneda). Alianza Editorial, 2012. ISBN 9788420673011. Página 95.
  4. “Corpus Barga”, artículo de Luis Carandell en El País (23 de junio de 2002).
  5. .Blas de Otero Historias fingidas y vedaderas. Alianza Editorial, 1980; ISBN 8420617741.
  6. 6,0 6,1 6,2 6,3 6,4 d'Ors, Eugenio. Tres horas en el Museo del Prado, editorial Aguilar, 6ª ed. 1ª re., 1969.
  7. Matheron, Laurent (en francés). Goya. Schulz et Thuillié, 1858. En Google Books. Consultado el 30 de mayo de 2019.
  8. Muñoz-Rojas, Ritama. «La reedición de la primera biografía de Goya cierra el año dedicado al pintor.» El País. Consultado el 29 de mayo de 2019.
  9. 9,0 9,1 9,2 Baticle, Jeannine. Velázquez, el pintor hidalgo. Ediciones B, S.A. Barcelona, 1ª ed. 1999; ISBN 844068925X. Página 136.
  10. Citado en Chamorro, Eduardo. Trucos de artista. Editorial Planeta, 1998. ISBN 8408026054. pp. 189-190.
  11. Corpus Barga. Fuegos fugitivos: antología de artículos de Corpus Barga, 1949-1964 (edición de Manuel Velázquez Castro). UNMSM, 2003. ISBN 9972462293. [1]