Industrias y andanzas de Alfanhuí

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
'Industrias y andanzas de Alfanhuí'
Autor Rafael Sánchez Ferlosio
Publicación 1951 (hace 68 años)
Idioma español

Industrias y andanzas de Alfanhuí (también conocida como el Alfanhuí) es una novela de género picaresco del escritor español Rafael Sánchez Ferlosio, publicada en 1951.[1][2]

Citas del libro[editar]

  • «Historia castellana y llena de mentiras verdaderas».[3]
  • «Alfanhuí no hubiera sabido decir si en sus ojos había una tenebrosa soledad y en sus oídos un insondable silencio, porque aquella música y aquellos colores venían de la otra parte, de donde no vine nunca el conocimiento de las cosas; traspuesto el primer día, por detrás del último muro de la memoria, donde nace la otra memoria: la inmensa memoria de las cosas desconocidas».[4]
  • «Alfanhuí tiene los ojos amarillos como el alcaraván. Era, de chico, amigo de los lagartos, pero también del gallo de una veleta que le enseñó muchas cosas sobre los colores. Después estudió con un taxidermista que tenía una criada que un día se puso verde y se murió».[5]
  • «Las mismas cosas tienen, en distintos días, distintos modos de acontecer y lo que ocurrió bajo la lluvia, sólo bajo la lluvia puede ser contado».[6][7]
  • «No se debe contar mucho en un día, porque las historias se desvirtuan».[6]

Citas sobre el libro[editar]

  • «Alfanhuí ha quedado inscrito como el primer relato español dentro del realismo mágico».[8]
    • María Salgado
  • «En Alfanhuí hice lo que después más he odiado; algo que estaba entre Azorín y Miró (hay un ejemplo demoledor en el capítulo XV de la primera parte). Escribía un capítulo cada noche, muy de prisa, y está lleno de monerías como aquella 'gémula iridiscente' de Ortega».[9]
    • Sánchez Ferlosio
  • «Industrias y andanzas de Alfanhuí: Incorporación mítica del rito de iniciación».[10]
    • Karen Breiner-Sanders
  • «... Sánchez Ferlosio, que en Alfanhuí llevo su imaginación al límite, con veletas y marionetas capaces de actuar y de hablar como personas y animales y objetos llenos de humanidad y de sentimientos».[11]

Referencias[editar]

  1. Rodgers, 1999, p. 467.
  2. Ortega, 1967, pp. 626-631.
  3. Sánchez Ferlosio (1996), dedicatoria p. 13.
  4. Sánchez Ferlosio (1996), cap. VII, p. .
  5. Sánchez Ferlosio (1996), contraportada.
  6. 6,0 6,1 Albaigès Olivart (1997), p. 154.
  7. Entre comillas, el fragmento citado por Agustín Cerezales en el prólogo a la edición de 2001 por Bibliotex. ISBN 8481302813.
  8. Salgado, María A.: «Fantasía y realidad en Alfanhuí», Papeles de Son Armadans 3 (1985), pp. 140-52.
  9. Félix de Azua en Babelia/El País: Autorretrato inédito de Rafael Sánchez Ferlosio (2019/11/08).
  10. Breiner-Sanders, Karen E.: «Industrias y andanzas de Alfanhuí: Incorporación mítica del rito de iniciación.» Biblioteca del Centro Virtual Cervantes.
  11. Llamazares, Julio. «Alfanhuí.» El País (14.01.2016).

Bibliografía[editar]

  • Ortega, José (1967). «Recursos artísticos de Sánchez Ferlosio en "Alfanhuí"». Cuadernos Hispanoamericanos (Agencia Española de Cooperación Internacional) (216):  pp. 626-631. ISSN 0011-250X. 
  • Sánchez Ferlosio, Rafael (1996). Alfanhuí. Destino 20ª ed. en Destinolibro.  ISBN 8423308030.