Louis de Broglie

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
Saltar a: navegación, buscar
Louis-Victor Pierre Raymond de Broglie
«El estado actual de nuestro conocimiento es siempre provisional y... debe haber, más allá de lo que se sabe, vastas regiones nuevas por descubrir».
«El estado actual de nuestro conocimiento es siempre provisional y... debe haber, más allá de lo que se sabe, vastas regiones nuevas por descubrir».
Véase también
Wikipedia-logo.png Biografía en Wikipedia.
Commons-logo.svg Multimedia en Wikimedia Commons.
Esta página contiene citas de una persona fallecida hace 27 años.
Copyright red.svg Dependiendo de cómo se publicaran, pueden estar protegidas por derechos de autor. Deben usarse según las políticas de licencias de Wikiquote.

El príncipe Louis-Victor Pierre Raymond de Broglie (n. Dieppe; 15 de agosto de 1892 - m. París; 19 de marzo de 1987) fue un físico francés, galardonado con el premio Nobel de Física en 1929 por describir la naturaleza ondulatoria del electrón. Enunció el principio de dualidad onda-corpúsculo, uno de los pilares de la mecánica cuántica.

Citas[editar]

  • «Dos concepciones aparentemente incompatibles pueden representar la verdad. ...Es posible que a su vez ambas sirvan para representar los hechos sin necesidad de entrar en conflicto directo».
    • Refiriéndose a la naturaleza corpuscular y ondulatoria de las partículas subatómicas.
  • «Vulnerable, al igual que todos los hombres, a las tentaciones de la arrogancia, de la soberbia intelectual que es la peor, [el científico]debe permanecer sin embargo sincero y modesto, aunque sólo sea porque sus estudios constantemente le recuerdan que, en comparación con los objetivos gigantes de la ciencia, su propia contribución, no importa lo importante que sea, sólo es una gota en el océano de la verdad».[1]
  • «Después de una larga reflexión en soledad y meditación, de repente tuve la idea, durante el año 1923, que el descubrimiento hecho por Einstein en 1905 debe ser generalizado ampliándolo a todas las partículas materiales y en especial a los electrones».
  • «No hay ninguna razón por la cual la historia y la filosofía de la ciencia no deban ser enseñadas de tal manera que hagan ver a los alumnos la grandeza de la ciencia y el alcance de sus descubrimientos».[2]
  • «La propia ciencia, no importa si intenta la búsqueda de la verdad o simplemente la necesidad de obtener el control sobre el mundo exterior, para aliviar el sufrimiento, o para prolongar la vida, es en última instancia una cuestión de sentimiento, o mejor dicho, de deseo: el deseo de conocer o el deseo de realizar».[3]
  • «El estado actual de nuestro conocimiento es siempre provisional y ... debe haber, más allá de lo que se sabe, vastas regiones nuevas por descubrir».[4]
  • «Así, con cada avance en los conocimientos científicos surgen nuevos elementos que, a menudo nos obligan a reformular nuestra imagen de conjunto de la realidad física. Sin duda, los teóricos preferirían perfeccionar y modificar sus teorías en lugar de proceder continuamente a su desguace. Sin embargo, esta obligación es la condición y el precio de todo el progreso científico».[5]
  • «...como cohetes ardientes en la oscuridad de la noche que de repente lanzan un fogonazo breve pero de gran alcance sobre una inmensa región desconocida».
    • Describiendo el impacto sobre el mundo científico de los tres artículos que Albert Einstein publicó en el año 1905.
  • «En el espacio-tiempo, todo lo que para nosotros constituye el pasado, el presente y el futuro viene dado en bloque... Cada observador, mientras su tiempo pasa, descubre, por así decirlo, nuevas rebanadas de espacio-tiempo como los sucesivos que se le presentan como aspectos sucesivos del mundo material, aunque en realidad el conjunto de hechos constitutivos del espacio-tiempo existen antes de que tenga conocimiento de ellos».
  • «Muchos científicos han tratado de hacer del determinismo y la complementariedad la base de ciertas conclusiones que me parecen débiles y peligrosas, por ejemplo, han utilizado el principio de incertidumbre de Heisenberg para reforzar la libre voluntad humana, aunque este principio, que se aplica exclusivamente al comportamiento de los electrones y es el resultado directo de las técnicas de medición en microfísica, no tiene nada que ver con la libertad de elección humana. Es mucho más seguro y más inteligente que el físico permanezca en la tierra firme de la propia física teórica y que evite las arenas movedizas de las extrapolaciones filosóficas».


Referencias[editar]

  1. Louis de Broglie: New Perspectives in Physics (1962), 215.
  2. Louis de Broglie: New Perspectives in Physics (1962), 195.
  3. Louis de Broglie: New Perspectives in Physics (1962), 196.
  4. Prólogo del libro de David Bohm (1984): Causality and Chance in Modern Physics. Routledge. p. x. ISBN 0-415-17440-6.
  5. Louis de Broglie: New Perspectives in Physics (1962), 31.