Simón Bolívar

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
(Redirigido desde «Simón Bolivar»)
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Simón Bolívar
«Moral y luces son nuestras primeras necesidades»
«Moral y luces son nuestras primeras necesidades»
Véase también
Wikipedia-logo.png Biografía en Wikipedia.
Commons-logo.svg Multimedia en Wikimedia Commons.
Wikisource-logo.svg Obras en Wikisource.
Miguel de Cervantes 2.jpg Obras en Cervantes Virtual.
Wikidata-logo-en.svg Datos en Wikidata.
Esta página contiene citas de una persona fallecida hace 191 años.
Icon PD.svg

Simón Bolívar (Caracas; 24 de julio de 1783-Santa Marta, Colombia; 17 de diciembre de 1830) fue un militar y político venezolano, fundador de la Gran Colombia.

Citas[editar]

  • «¡Colombianos! Mis últimos votos son por la felicidad de la patria. Si mi muerte contribuye para que cesen los partidos y se consolide la Unión, yo bajaré tranquilo al sepulcro».
  • «En tanto que nuestros compatriotas no adquieran los talentos y virtudes políticas que distinguen a nuestros hermanos del norte, los sistemas enteramente populares, lejos de sernos favorables, temo mucho que vengan a ser nuestra ruina... Estamos dominados de los vicios que se contraen bajo la dirección de una nación como la española, que sólo ha sobresalido en fiereza, ambición, venganza y envidia».
  • «Juro por el Dios de mis padres, juro por mi patria, juro por mi honor, que no daré tranquilidad a mi alma, ni descanso a mi brazo, hasta no ver rotas las cadenas que oprimen a mi pueblo por voluntad de los poderosos».
    • Variante: «Juro delante de usted, juro por el Dios de mis padres, juro por ellos, juro por mi honor y juro por la patria que no daré descanso a mi brazo, ni reposo a mi alma hasta que no haya roto las cadenas que nos oprimen por voluntad del poder español».
    • Fuente: Juramento del Monte Sacro de Roma, referido por Simón Rodríguez y reproducido por Ricardo Herren en su biografía Bolívar.
  • «La continuación de la autoridad en un mismo individuo frecuentemente ha sido el término de los gobiernos democráticos. Las repetidas elecciones son esenciales en los sistemas populares, porque nada es tan peligroso como dejar permanecer largo tiempo en un mismo ciudadano el poder. El pueblo se acostumbra a obedecerle y él se acostumbra a mandarlo; de donde se origina la usurpación y la tiranía. Un justo celo es la garantía de la libertad republicana, y nuestros ciudadanos deben temer con sobrada justicia que el mismo magistrado, que los ha mandado mucho tiempo, los mande perpetuamente».
  • «La Patria es la América».[1]
  • «La República será feliz, si al admitir mi renuncia nombráis de presidente a un ciudadano querido de la nación; ella sucumbiría si os obstinaseis en que yo la mandara. Oíd mis súplicas; salvad la República; salvad mí gloria que es de Colombia».
  • «Las instituciones perfectamente representativas no son adecuadas a nuestro carácter , costumbres y luces actuales».[sin fuentes]
    • Fuente: Carta de Jamaica del 6 de septiembre de 1815.
  • «Los Estados Unidos parecen destinados por la Providencia a plagar la América de miserias en nombre de la libertad».
  • «Todos debéis trabajar por el bien inestimable de la unión: los pueblos obedeciendo al actual gobierno, para libertarse de la anarquía; los ministros del santuario dirigiendo sus oraciones al Cielo; y los militares empleando su espada en defender las garantías sociales».

Sobre la Provincia de Pasto[editar]

  • «El nuevo general Jiménez ha marchado ya para el Sur con 1.500 hombres, contra los asesinos de tan ilustre víctima. Añadiré como Catón, el anciano: Este es mi parecer y que se destruya a Cartago. Entienda Ud. por Cartago la guardia de los monstruosos del Cauca. Venguemos a Sucre... Vénguese a Colombia que poseía Sucre, al mundo que lo admiraba, a la gloria del ejército, y a la santa humanidad impíamente ultrajada en el más inocente de los hombres».[2]
    • Nota: Refiriendose a Pasto como "Cartago".
  • «Los pastusos deben ser aniquilados, y sus mujeres e hijos transportados a otra parte, dando a aquel país una colonia militar. De otro modo Colombia se acordará de los pastusos cuando haya el menor alboroto o embarazo, aún cuando sea de aquí a cien años, porque jamás se olvidarán de nuestros estragos aunque demasiado merecidos».[3]

Carta poco antes de morir (9 de noviembre de 1830)[editar]

Vd. sabe que yo he mandado veinte años y de ellos no he sacado más que pocos resultados ciertos:

  1. La América es ingobernable para nosotros.
  2. El que sirve una revolución ara en el mar.
  3. La única cosa que se puede hacer en América es emigrar.
  4. Este país [Colombia] caerá infaliblemente en manos de la multitud desenfrenada, para después pasar a tiranuelos casi imperceptibles, de todos colores y razas.
  5. Devorados por todos los crímenes y extinguidos por la ferocidad, los europeos no se dignarán conquistarnos.
  6. Si fuera posible que una parte del mundo volviera al caos primitivo, éste sería el último periodo de la América...
    • Fuente: Carta al general Juan José Flores, jefe del estado de Ecuador (Barranquilla, 9 de noviembre de 1830)[4]

Citas sobre Simón Bolívar[editar]

  • «Bolívar es una imitación de un gran hombre. Él aspira a ser un segundo Bonaparte en Sur América, sin poseer ni un sólo talento para los deberes del campo de batalla o de la administración. Él quisiera ser el rey de Nueva Granada y Venezuela, sin el talento para comandarlas y sin importancia o las habilidades para asegurar o mantener la posición tan alta a la cual su ambición aspira más».[5]
    • Coronel Hippisley

Referencias[editar]

  1. [1]
  2. Academia Nariñense de Historia, Manual de Historia de Pasto, Tomo IV, Graficolor, 2003, p. 25
  3. Academia Nariñense de Historia, Manual de Historia de Pasto, Tomo IV, Graficolor, 2003, p. 26
  4. «Simón Bolívar: aproximación al pensamiento del Libertador», editado por Antonio Gutiérrez Escudero, 2005, Escuela de Estudios Hispano-Americanos (CSIC), Sevilla, p. 12. Consultado el 6 de noviembre de 2017.
  5. [2]