Origen de la vida

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

El origen de la vida en la Tierra se produjo a través de un largo proceso hace millones de años. La teoría más extendida sugiere que se formó en el medio marino, a partir de una «sopa prebiótica» de compuestos orgánicos que pudieron formarse en dichas condiciones, evolucionando y consiguiendo con el paso del tiempo un mayor grado de auto organización. También existen teorías creacionistas, que parten de la hipótesis de la existencia de alguna potencia o entidad inteligente capaz de generar la vida, y otras teorías que involucran algún tipo de origen extraterrestre.

Citas[editar]

  • «Un hombre honrado, armado con todo el conocimiento a nuestra disposición ahora, solo podría declarar que, en algún sentido, por el momento el origen de la vida parece casi milagroso».[2]
    • Francis Crick (1916-2004), físico y biólogo molecular británico.
  • «La vida no es un milagro. Es un fenómeno natural y puede esperarse que aparezca siempre que exista un planeta cuyas condiciones dupliquen las de la Tierra».
    • Original: «Life is not a miracle. It is a natural phenomenon and can be expected to appear whenever there is a planet whose conditions duplicate those of the earth».[3]
    • Harold C. Urey (1893-2000), químico estadounidense.
  • «Más que aceptar la probabilidad extraordinariamente pequeña de que las fuerzas ciegas de la naturaleza hayan producido la vida, parece mejor suponer que su origen se deba a un acto intelectual deliberado».[4]
  • «Toda la estructura de la biología ortodoxa aún sostiene que la vida se produjo gracias al azar. No obstante, a medida que los bioquímicos profundizan en sus descubrimientos acerca de la tremenda complejidad de la vida, resulta evidente que las posibilidades de un origen accidental son tan pequeñas que deben descartarse por completo. La vida no puede haberse producido por casualidad».[5]
  • «Recientes descubrimientos sobre la materia orgánica básica demuestran que todas las formas de vida son producto del azar puro, a través de una mutación impredecible, y de la necesidad o selección darwiniana. [...] Armados con todos los poderes, disfrutando de toda la riqueza que le deben a la ciencia, nuestras sociedades todavía están tratando de practicar y enseñar sistemas de valores ya destruidos desde sus raíces por esa misma ciencia. El hombre sabe, al final, que está solo en la inmensidad indiferente del universo, de donde ha emergido por evolución. Su deber, como su destino, no está escrito en ninguna parte».

Referencias[editar]

  1. Barbieri, Marcello. The organic codes. Editorial Cambridge University Press, 2003. p. 262.
  2. Crick, Francis. Life itself. 1981, p. 88.
  3. Oceanography: The Official Magazine of the Oceanography Society, Volumen 16. Colaborador Oceanography Society (Virginia Beach, Va.). Editor The Society, 2003, p. V.
  4. Hoyle, Fred. The Universe: Past and Present. Reflections in Engineering and Science. 1981, p. 8.
  5. Hoyle, Fred y Wickramasinghe, N. Chandra. Evolution from space. Editorial J. M. Dent & Sons, Londres, 1981.