Francisco de Miranda

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Sebastián Francisco de Miranda Rodríguez
«¡Bochinche, bochinche! Esta gente no es capaz sino de bochinche».
«¡Bochinche, bochinche! Esta gente no es capaz sino de bochinche».
Véase también
Wikipedia-logo.png Biografía en Wikipedia.
Commons-logo.svg Multimedia en Wikimedia Commons.
Esta página contiene citas de una persona fallecida hace 203 años.
Icon PD.svg Hay una gran probabilidad de que hayan entrado en el dominio público en la mayoría de los países.

Sebastián Francisco de Miranda Rodríguez (n. Caracas; 28 de marzo de 1750 – m. San Fernando, Cádiz, España; 14 de julio de 1816) fue un político, militar, diplomático, escritor, humanista e ideólogo venezolano, considerado «el precursor de la emancipación americana» contra el Imperio español. Conocido como «el primer venezolano universal» y «el americano más universal», fue partícipe de la independencia de los Estados Unidos, de la Revolución francesa y posteriormente de la Independencia de Venezuela, siendo líder del «bando patriota» y gobernante de la Primera República de Venezuela durante esta última, en calidad de dictador plenipotenciario y jefe supremo de los Estados de Venezuela.[1]

Citas[editar]

  • «¡Bochinche, bochinche! Esta gente no es capaz de hacer sino bochinche».
    • Nota: las últimas palabras pronunciadas en libertad por Miranda. (31 de julio de 1812)
  • «¡Le Venezuela est Blessée au coeur!».
    • Traducción: «¡Venezuela está herida en el corazón!».
    • Nota: Frase que sería también sentencia de muerte de la Primera República, perdida al caer en manos del enemigo el arsenal de Puerto Cabello-. (5 de julio de 1812)
  • «El tamaño de tu éxito será del tamaño de tu esfuerzo».[sin fuentes]
  • «Mis únicos objetivos son y serán siempre promover la felicidad y la prosperidad de mi propio país excesivamente oprimido».[sin fuentes]
  • «Lograr el bienestar de la patria es la cúspide de la felicidad humana».[sin fuentes]
  • «Entre las diversas maneras de matar la libertad, no hay ninguna más homicida para la república que la impunidad del crimen o la proscripción de la virtud».[sin fuentes]
  • «La tiranía no puede reinar sino sobre la ignorancia de los pueblos».[sin fuentes]
  • «Jamás he creído que pueda construirse nada sólido ni estable en un país, si no se alcanza antes la independencia absoluta».[sin fuentes]
  • «La tiranía no puede reinar sino sobre la ignorancia de los pueblos».[sin fuentes]
  • «El verdadero carácter de un patriota consiste en ser obediente a las leyes de su país y miembro útil de la sociedad a la que pertenece».[sin fuentes]
  • «El trabajo y la moral son las bases fundamentales sobre las que reposa el sólido sistema de la libertad».[sin fuentes]
  • «Yo soy y seré perpetuamente, acérrimo defensor de los derechos, libertades e independencia de nuestra América, cuya honrosa causa defiendo y defenderé toda mi vida; tanto porque es justa y necesaria para la salvación de sus desgraciados habitantes, como porque interesa además en el día a todo el genero humano».[sin fuentes]
  • «Las Colonias hispanoamericanas, habiendo resuelto en su mayor parte proclamar su independencia y asentar su libertad sobre bases inquebrantables, se dirigirá con confianza a La Gran Bretaña, invitándola a apoyarlas en una empresa tan justa como honorable. En efecto, si en estado de paz, y sin ninguna provocación Francia y España han favorecido y proclamado la independencia de las colonias angloamericanas, cuya opresión seguramente no era tan vergonzosa como la de las colonias españolas, Inglaterra no vacilará en colaborar con la Independencia de las colonias de América Meridional, en momentos en que se encuentra empeñada violentamente en una guerra contra Francia. Y ésta ultima mientras alardea de reconocer la soberanía y libertad de los pueblos, no se avergüenza de consagrar, por los Art. II y XV del Tratado de Alianza ofensiva y defensiva con España, la esclavitud mas absoluta de casi 14 millones de habitantes; y esto con un espíritu de exclusión tanto mas odioso, cuanto que afecta proclamar para todos los demás pueblos de la tierra, el derecho incontestable de darse las formas de gobierno que les parezca».[sin fuentes]
    • Acta de París -extracto- (1.797)
  • «Nunca reconoceremos por gobierno legitimo de nuestra patria, sino aquel que sea elegido por la libre y espontánea voluntad del pueblo; y siendo el sistema republicano el mas adaptable al gobierno de las Américas, propondremos, por cuantos medios estén a nuestro alcance, a que los pueblos se decidan por él».
  • «Dos condiciones son esenciales para la independencia absoluta de los poderes. La primera, que la fuente de donde ellos emanan sea una; la segunda, que ejerzan todos, unos sobre otros, una vigilancia recíproca.
    El pueblo no será soberano, si uno de los poderes constituidos que lo representan, no emanase inmediatamente de él; y no habría independencia, si uno de ellos fuera el creador del otro. Dad al Cuerpo Legislativo, por ejemplo, el derecho de nombrar los miembros del Poder Ejecutivo; ejercerá sobre ellos una funesta influencia, y la libertad política ya no existirá. Si nombra a los jueces, influiría en los juicios y no habría libertad civil. Así, en Inglaterra, donde el Poder Ejecutivo ejerce una marcada influencia sobre el Legislativo, la libertad política está considerablemente disminuida. El Poder Judicial, aunque nombrado por el Ejecutivo, está protegido de su fatal influencia, porque el Pueblo compone el Jurado, y los jueces son inamovibles; entonces la libertad civil aún no ha recibido casi ningún ataque.» [2]
    • Fuente: Opinión del General Miranda sobre la situación actual de Francia y sobre los remedios adecuados a sus males. 1794.
  • «Los poderes deben vigilarse y contenerse recíprocamente. Esta vigilancia no debe atribuirse a uno de ellos excluyendo a los otros dos, ya que todos ellos son nombrados por el soberano. La confianza que él ha puesto en todos por igual; ¿Por qué deberíamos suponer que uno de ellos es infalible e incorruptible, y los otros dos, sujetos a error y corrupción? Tal es, sin embargo, el absurdo sistema de aquellos que hacen que el Cuerpo Legislativo sea el supervisor del Ejecutivo y que no le otorguen a éste ningún derecho de inspección sobre el Legislativo. Por lo tanto, se olvida que los tres poderes son como centinelas avanzados para velar por la seguridad del Estado, y que si uno de ellos se aparta de sus funciones, el deber de los otros dos es dar el alarma, para que el pueblo así advertido provea a su salud y a su seguridad. No es probable que tres poderes independientes y celosos se unan para traicionar los intereses del soberano; y es sobre esta probabilidad moral que la seguridad del ciudadano se funda con respecto a la libertad civil y política.»
    • Fuente: Opinión del General Miranda sobre la situación actual de Francia y sobre los remedios adecuados a sus males. 1794. [3][4][5]

Citas sobre Miranda[editar]

  • «A ese hombre le arde en el pecho el fuego sagrado del amor a la libertad».

Referencias[editar]

  1. Martínez, Francisco (2001) Serie Líderes de Venezuela. Francisco de Miranda, el precursor. Edicomunicacion S. A. Caracas, Venezuela.
  2. Miranda, Francisco de. Opinion du général Miranda sur la situation actuelle de la France, et sur les remèdes convenables à ses maux. Editorial Impr. de la rue de Vaugirard (Paris), 1794. p 7.
  3. texte, Miranda, Francisco de (1750-1816). Auteur du (1794). «Opinion du général Miranda sur la situation actuelle de la France, et sur les remèdes convenables à ses maux» (en fr). Consultado el 2018-07-07
  4. Miranda, Francisco de (1810), South American Emancipation: Documents, Historical and Explanatory, Shewing the Designs which Have Been in Progress, and the Exertions Made by General Miranda, for the Attainment of that Object During the Last Twenty-five Years
  5. Miranda, Francisco de (1992), Documentos fundamentales