Ir al contenido

Feminidad

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.

La feminidad o femineidad [1] es la «cualidad de femenino».

Citas del término feminidad o femineidad

[editar]
  • «El barco de la feminidad: curvo en la proa, majestuoso en la popa y picante en las escotillas».
    [Le vaisseau de la féminité: galbée en proue, majestueuse en poupe et poivrée dans les écoutilles]. [2]
  • «El perfume es una dimensión interior de la feminidad que, sobre todo, expresa de una manera particular aquello que no se podría decir de otro modo».[3]

Digresiones y tesis sobre feminismo y feminidad

[editar]
  • «Algunas mujeres están fuerte y persistentemente apegadas emocionalmente a los estereotipos de feminidad. Un ideal de feminidad que se ha vuelto central para su sentido de identidad por cualquier motivo: por ejemplo, las mujeres que repetidamente buscan cirugía estética para alcanzar ideales culturales femeninos [...] Género es una palabra para estereotipos sociales, expectativas y normas de masculinidad y feminidad, originalmente dirigidas a hombres biológicos y hembras respectivamente. Estos pueden diferir y difieren de una cultura a otra, aunque también hay muchas superposiciones».
    [A word for social stereotypes, expectations and norms of masculinity and femininity, originally directed towards biological males and females respectively. These can and do differ from culture to culture, though there are many overlaps too. [...] Some women are strongly and persistently emotionally attached to stereotypes of femininity. An ideal of emininity or womanhood has become central to their sense of self for whatever reason: for instance, women who repeatedly seek cosmetic surgery to reach feminine cultural ideals].[4]
  • «Desde que tengo uso de razón, me dijeron en términos muy claros que las cosas socialmente codificadas como femeninas estaban fuera de mis límites. Asignado como varón al nacer, la frase eso no es para niños fue una que escuché con aplastante regularidad.[ ] Comencé a darme cuenta de hasta qué punto la ya pequeña aceptación de las mujeres trans por parte de la sociedad se basaba en nuestra voluntad de realizar un tipo específico de feminidad, de representar estas expectativas de género».
    [From as early as I can remember, I was told in no uncertain terms that things socially coded as feminine were off-limits for me. Assigned male at birth, the phrase “that’s not for boys” was one I heard with crushing regularity.[...] I began to realise how much society’s already-small acceptance of trans women was based on our willingness to perform a specific kind of femininity, enact these gendered expectations].[5]
    • Alex Gallagher
  • «El feminismo político se ha mostrado contrario al determinismo biológico derivado del sexo, esto es, que nacer mujer determine tu destino y también se ha mostrado crítico con el constructivismo cultural derivado del género, esto es, tener que asumir roles de feminidad diferenciados de los roles masculinos».[6]
  • «Es un proceso lento, pero estoy convencido de que la mujeres podrían hacer una gran contribución al arte. Sin embargo, no estoy de acuerdo cuando suben al podio vestidas de hombre, deberían mantener su propia feminidad».
    [E' un un processo lento ma sono convinto che le donne possano dare un grande contributo alle Arti. Non sono d'accordo, però, quando sul podio si travestono da uomo, devono mantenere la propria femminilità. E anzi, eliminano quel machismo, il saltellare circense che spesso c'è nei direttori uomini: le donne vanno dritte al segno. In passato alcuni colleghi si sono espressi contrariamente, ma, si sa, gli idioti sono dappertutto].[7]
  • «El feminismo no consiste en reivindicar una identidad femenina, sino en desmontar esa supuesta identidad que se articula sobre el hecho de haber nacido con sexo femenino. Como dice Simone de Beauvoir, la feminidad no existe y no hay ninguna esencia. Hoy, este mensaje tan claro se está tergiversando y se está convirtiendo en una especie de reivindicación de la identidad de mujer que es muy extraño. Y en el islam, a las chicas jóvenes les venden el machismo como identidad, cuando en realidad es opresión».[8]
  • «El heteropatriarcado funciona porque parece el estado natural de las cosas. La masculinidad hegemónica se basa en convencer a los hombres de que pueden conseguir todo lo que desean y la feminidad en convencernos de que nos van a querer cuando más deseos satisfagamos». [9]
  • «En las mujeres la exigencia de belleza es permanente, sistemática e incisiva porque se considera que esta es una condición imprescindible de la feminidad, una mujer que no es bella o que no persigue alcanzar ese canon de belleza es vista socialmente como una mujer fallida [...] La violencia estética se fundamenta sobre la base de 4 premisas: el sexismo, la gerontofobia, el racismo y la gordofobia, por lo cual siempre le va a exigir a las mujeres feminidad, juventud, blanquitud y delgadez».[10]
  • «Incluir a los hombres que declaran su feminidad y tener una identidad de género femenina en la categoría legal de mujer, lesbiana o madre corre el riesgo de quitarles todo significado a estas categorías, dado que constituye una negación de las realidades biológicas en que se basa la condición de ser mujer, lesbiana o madre».[11]
    • Declaración sobre los derechos de las mujeres basados en el sexo.
  • «Las feministas críticas del género consideran que la masculinidad es el comportamiento y el estatus de la clase dominante de los hombres y la feminidad es el comportamiento y el estatus de la clase subordinada de las mujeres».[12]
  • «No se nace mujer: llega una a serlo. Ningún destino biológico, físico o económico define la figura que reviste en el seno de la sociedad la hembra humana; la civilización en conjunto es quien elabora ese producto intermedio entre el macho y el castrado al que se califica como femenino. [ ] Si mucho antes de la pubertad, ya a veces desde su más tierna infancia, se nos presenta como sexualmente especificada, no es porque una serie de misteriosos instintos la destinen ya a la pasividad, la coquetería y la maternidad, sino porque la intervención de terceros en la vida del niño es casi original, y porque desde sus primeros años su vocación le es imperiosamente insuflada. [ ] No todo ser humano femenino es necesariamente una mujer; ella debe participar en esta realidad misteriosa y en peligro de extinción conocida como feminidad».[13]
  • «Una mujer bella atraerá más miradas masculinas, lo cual le otorgará poder ante las demás mujeres. [...] La feminidad otorga poder a toda aquella mujer que sepa cómo ejercerla. ¿Por qué? Porque el ser bella y/o atractiva abre muchas puertas. [...] La mujer que posea más belleza estética o luzca más atractiva será más interesante conocer o tratar, y aquella mujer que se distinga por su atractivo físico automáticamente obtiene más liderazgo ante las demás féminas, pues es la favorita de las miradas masculinas, depende de ella convertir este detalle en una ventaja positiva de poder y seducción».[14]
    • David Navarro

Referencias

[editar]
  1. fundeu.es DRAE.
  2. En Le Figaro en línea.
  3. Ortega, Arturo. El gran libro de las frases célebres. Penguin Random House México, 2013. p. 3212. ISBN 9786073116312.
  4. Kathleen Stock. Material girls: por qué la realidad es importante para el feminismo. Shackleton Books, España, 2022. ISBN: 978-0-349-72659-5
  5. "What does it mean to be a woman? It is not just about femininity", en The Guardian del 02.01.2019.
  6. "Las feministas no aceptaremos que se reconozca jurídicamente la identidad de género" en línea.
  7. Ver en linea.
  8. «Najat El Hachmi: “Siempre escribo sobre el deseo». La Vanguardia. 
  9. “A quien no le gusta negociar, le gusta violar”. Forner, Gessamí en Diario El Salto, 2019. 22.06.2018.
  10. Día de la Mujer 8M O bellas o "fallidas": violencia y presión social sobre las mujeres por un canon inalcanzable. RTVE 03.04.2023. Y en "Pie de página" en línea.
  11. WDI en línea
  12. Ensayos sobre políticas sexuales. Labrys Editorial, 2021, ISBN: 978-84-122761-0-7, página 44
  13. Simone de Beauvoir. Penguin Random House Grupo Editorial, S.A., Santiago de Chile, 2018. ISBN 9789563253993. Página 211.
  14. "Mujer bonita, mujer poderosa" en línea.