Ir al contenido

Discusión:Richard Wagner

Contenido de la página no disponible en otros idiomas.
Añadir tema
De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
Último comentario: hace 4 años por Technopat

Sin justificación de autoridad de cita, extensión, redundancia, tópico, blogueo-fans, etc.[editar]

  • «Creo en Dios, Mozart y Beethoven».[1]
  • «Cualquier oyente se recrea en un pensamiento diáfano, melodioso: cuanto más comprensible le sea todo, tanto más prendido quedará de ello». De La ópera alemana (1834 (2011 [1851]), p. 165.
  • «Debemos respirar por encima de la confusión que amenaza con oprimirnos, quitarnos de encima una buena porción de afectado contrapunto, no tener visiones de hostiles quintas e inaccesibles novenas y devenir, de una vez por todas, seres humanos». De La ópera alemana (2011 [1851]), pp. 165-6.
  • «¿Por qué, si no, ha pasado tanto tiempo sin que se abriera paso un compositor de óperas alemán? Porque nadie ha sabido hacer suya la voz del pueblo; quiere decirse, porque no ha habido nadie capaz de captar la vida auténtica, cálida, tal como es». De La ópera alemana (1834 (2011 [1851]), p. 166.
  • «Tenemos que aprehender el momento y tratar de construir nuevas y robustas formas; y aquel que no escriba ni en italiano, ni en francés —ni tampoco en alemán—, será el maestro». De La ópera alemana (1834): p. 166
  • «Solo los hombres fuertes conocen el amor, solo el amor entiende de belleza, solo la belleza crea arte […] En cada región, en cada pueblo, los hombres conquistarán con la libertad su propia fuerza, y con ésta el verdadero amor, y con éste, la belleza: y la actividad de la belleza es el arte». 'Arte y revolución'(2013 [1849]), pp. 53-4.
  • «El arte del futuro […] se elevará, asentado en el fértil y vigoroso terreno de la naturaleza, hacia alturas insospechadas, pues su desarrollo irá desde abajo hacia arriba, como los árboles que desde la tierra se elevan hacia el cielo, desde la naturaleza del individuo hacia el gran espíritu de la humanidad».'Arte y revolución' (2013 [1849]), p. 57.
  • «Cuando llegue el día en que la sociedad se haya desarrollado de manera humana, hermosa y noble, algo que no alcanzaremos solo mediante el arte, sino también con las grandes e inevitables revoluciones sociales, entonces las representaciones teatrales serán las primeras manifestaciones colectivas completamente ajenas al dinero y al afán de lucro; pues, gracias a los cambios sociales mencionados, la educación se acercará siempre más hacia lo artístico, y todos acabaremos siendo artistas y como artistas nos uniremos, por amor al Arte y no por algún fin industrial, para compartir libremente nuestras actividades». 'Arte y revolución' (2013 [1849]), p. 61.
  • «El ser humano real no existirá hasta que su vida esté configurada y ordenada por la verdadera naturaleza humana, y no por las arbitrarias leyes del Estado; por su parte, el arte real no tendrá vida hasta que sus configuraciones precisen solo ya subordinarse a las leyes de la naturaleza, y no al despótico humor de la moda. Porque así como el ser humano solo se libera cuando se vuelve gozosamente consciente de su conexión con la naturaleza, el arte se libera solo cuando ya no tiene que avergonzarse de su conexión con la vida. Pues el ser humano no supera su dependencia de la naturaleza sino en la alegre conciencia de su conexión con ella; y el arte solo supera su dependencia de la vida si está en conexión con la vida de seres humanos libres y verdaderos». 'La obra de arte del futuro' (2000 [1849]), p. 32.
  • «El ser humano real no existirá hasta que su vida esté configurada y ordenada por la verdadera naturaleza humana, y no por las arbitrarias leyes del Estado; por su parte, el arte real no tendrá vida hasta que sus configuraciones precisen solo ya subordinarse a las leyes de la naturaleza, y no al despótico humor de la moda. Porque así como el ser humano solo se libera cuando se vuelve gozosamente consciente de su conexión con la naturaleza, el arte se libera solo cuando ya no tiene que avergonzarse de su conexión con la vida. Pues el ser humano no supera su dependencia de la naturaleza sino en la alegre conciencia de su conexión con ella; y el arte solo supera su dependencia de la vida si está en conexión con la vida de seres humanos libres y verdaderos». 'La obra de arte del futuro' (2000 [1849]), p. 32.
  • «[…] el drama del futuro llegará a tener propia existencia en el preciso instante en que ni la obra de teatro, ni la ópera, ni la pantomima sean ya capaces de seguir viviendo; en el momento en que las condiciones que les permitieron formarse y mantenerse en su artificial vida estén completamente superadas. Tales condiciones se superan mediante la aparición de aquellas condiciones que producen la obra de arte del futuro. Ahora bien, estas no pueden darse aisladas, sino solo en la más íntima conexión con las condiciones de todas nuestras relaciones vitales. Pues tan solo cuando la religión imperante del egoísmo, que encima ha fragmentado a todo el arte en modalidades y orientaciones artísticas deformes y egoístas, haya sido despiadadamente expulsada de cada uno de los momentos de la vida humana y extirpada de cuajo y hasta las raíces, podrá vivir, y por supuesto de un modo enteramente autónomo, la nueva religión, la cual contiene ya, además, las condiciones de la obra de arte del futuro».(2000 [1849]), pp. 113-114.
  • El arte, para poder influir de algún modo en la vida, ha de ser él mismo el culmen de una formación natural, esto es, de una formación que haya surgido desde abajo; más desde arriba, nunca estará en condiciones de proporcionar formación cultural. Por eso nuestro arte culto se parece en el mejor de los casos a quien desea comunicarse con un pueblo en una lengua extranjera que ese pueblo desconoce: todo lo que produce, incluso lo más formidable, no puede llevar sino a las confusiones y a los malentendidos más ridículos».(2000 [1849]), p. 142.
  • «Todo organismo musical es, según su naturaleza, femenino, es solo paridor; mas no engendrador; la fuerza generadora está fuera de él, y sin la fecundación por esta fuerza no es capaz de dar a luz. ¡He aquí el entero secreto de la esterilidad de la música moderna!». Ópera y drama(2013 [1851]), p. 122.
  • «Así como la melodía popular viva es inseparable del poema popular vivo, y separada de éste está muerta orgánicamente, así el organismo de la música es capaz de dar a luz a la melodía verdadera y viva solo si está fecundado por el pensamiento del poeta. La música es la alumbradora, el poeta es el progenitor; y la música había llegado, en consecuencia, a la cima del verdadero desvarío cuando no quería solo alumbrar sino también engendrar». Ópera y drama(2013 [1851]), p. 123.
  • «El hombre es poeta de dos maneras: en la percepción y en la comunicación. El don natural de la poesía es la capacidad de condensar los fenómenos manifestados desde fuera a los sentidos en una imagen interior de ellos; el artístico, la de volver a comunicar hacia afuera esta imagen».Ópera y drama (2013 [1851]), p. 143.
  • «Según su significado, el arte no es otra cosa que la satisfacción del deseo de reconocerse a sí mismo en la representación de un objeto admirado o amado, de reencontrarse en los fenómenos del mundo exterior, dominados por medio de su representación».Ópera y drama (2013 [1851]), p. 145.

Sobre Wagner, sin referencias[editar]

  • «Recientemente hemos tenido una conversación muy seria sobre Richard Wagner. Me limité a afirmar que nunca había existido nadie tan grande como Wagner, nada más. No dije que fuera Dios, pese a que he podido pensar algo similar». Carta de Pierre Louÿs a Debussy
  • «Este hombre glorioso y único al que habría que venerar como a un dios».
  • «El señor Wagner tiene momentos buenos, pero horribles cuartos de hora».
  • «Mi pasión por el embrujo wagneriano me ha acompañado desde que lo conocí y empecé a hacerlo mío y a penetrarlo con mi comprensión. No puedo olvidar todo lo que le debo, todo el placer y la instrucción que me ha brindado: las horas de profunda y simple dicha en medio de la masa del teatro, horas de excitabilidad, de éxtasis y rapto intelectuales, percepciones de trascendencia enorme y conmovedora, como las que solo proporciona este arte».
  • «[La obra de Wagner es] una erupción absolutamente única de talento y genialidad; el logro, profundamente serio y perfectamente deslumbrante, de un mago...».
  • «No puedo sino adorarlo, alabar el poder que lo ha traído hasta mí. Cada vez siento de manera más clara que no puedo recompensarlo como se merece: cuanto puedo hacer por usted no es si no una manera balbuciente de darle las gracias. Un ser terrenal no puede corresponder a un espíritu divino».
  • «Supongo que conozco mejor que nadie las hazañas prodigiosas de las que Wagner era capaz, los cincuenta mundos de éxtasis extraños a los que solo él podía elevarse con sus alas; y como sigo vivo y soy aún lo bastante fuerte para sacar provecho incluso de las cosas más sospechosas y peligrosas, y por tanto para hacerme más fuerte, declaro que Wagner ha sido el mayor benefactor de mi vida».
  • «Cuando [Wagner] se presentaba en algún sitio, irrumpía como un torrente que revienta sus diques. Uno se quedaba asombrado ante aquella naturaleza exuberante y proteica, ardiente, personal, excesiva en todo, pero maravillosamente equilibrada por el predominio de un intelecto vehemente. La franqueza y extrema audacia con la que mostraba su carácter, cuyos defectos y cualidades quedaban completamente al descubierto, hechizaba a unos y repelía a otros».

--Technopat (discusión) 19:52 16 may 2020 (UTC)Responder

  1. Las últimas palabras del héroe de The Life's End of a German Musician in Paris (1840), un cuento escrito para la Gaceta Musical, como se cita en el bosquejo autobiográfico (1843). Luego no es de Wagner, sino de ¿?