Perla

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Una perla es, en general, una «concreción nacarada, generalmente de color blanco agrisado, reflejos brillantes y forma más o menos esferoidal»,[1] que se «estima mucho en joyería cuando tiene buen oriente y es de forma regular».[1] Por extensión, es también una «cosa preciosa o exquisita en su clase».[1]

Citas[editar]

NOTA: Salvo en los casos que cuentan con referencia en español, la traducción de las citas incluidas en esta sección es propia del usuario que las aporta.

  • «Gran número de las sobresalientes obras cortas de Mozart son, por alguna razón incomprensible, desconocidas, no solo por el gran público sino también por muchos músicos. El autor que ha realizado los arreglos para esta suite titulado Mozartiana tenía en mente brindar una nueva oportunidad para que haya actuaciones más frequentes con estas perlas del arte musical, modestas en su forma, pero llenas de bellezas sin parangón».[3]
  • «Los defectos, como la paja, flotan en el superficie; el que quiere encontrar perlas debe sumergirse».[4]
  • «... para colmo de calamidad y de horror, soy yo el que en otro tiempo habló primero de este Shakespeare; yo fui el primero que mostró a los franceses algunas perlas que había encontrado en su enorme estercolero».[5]
    • Voltaire
    • Fuente: Besterman, Theodore (ed.). 1967, Voltaire on Shakespeare, 175. Geneve, Institut et Musee Voltaire

Por autor[editar]

Cervantes[editar]

Página principal: Cervantes
Citas del Quijote[editar]
Página principal: El Quijote
  • «... que su nombre es Dulcinea; su patria, el Toboso, un lugar de la Mancha; su calidad, por lo menos, ha de ser de princesa, pues es reina y señora mía; su hermosura, sobrehumana, pues en ella se vienen a hacer verdaderos todos los imposibles y quiméricos atributos de belleza que los poetas dan a sus damas: que sus cabellos son oro, su frente campos elíseos, sus cejas arcos del cielo, sus ojos soles, sus mejillas rosas, sus labios corales, perlas sus dientes, alabastro su cuello, mármol su pecho, marfil sus manos, su blancura nieve, y las partes que a la vista humana encubrió la honestidad son tales, según yo pienso y entiendo, que sólo la discreta consideración puede encarecerlas, y no compararlas».[7]
  • «... si mal no me acuerdo, dijiste que tenía los ojos de perlas, y los ojos que parecen de perlas antes son de besugo que de dama; y, a lo que yo creo, los de Dulcinea deben ser de verdes esmeraldas, rasgados, con dos celestiales arcos que les sirven de cejas; y esas perlas quítalas de los ojos y pásalas a los dientes, que sin duda te trocaste, Sancho, tomando los ojos por los dientes».[7]

Referencias[editar]

  1. 1,0 1,1 1,2 Real Academia Española. «perla.» Diccionario de la lengua española (edición del Tricentenario, actualización 2020). Consultado el 27 de marzo de 2021.
  2. Domínguez Moreno, José María. «El retrato erótico en el cancionero extremeño: 1. Son tus muslos dos columnas». Revista de Folklore, número 307, 2006. Fundación Joaquín Díaz. Consultado el 27 de marzo de 2021.
  3. Schroeder, David (en inglés). Experiencing Tchaikovsky: A Listener's Companion Listener's Companion, pp. 53-4. Rowman & Littlefield, 2015 ISBN 1442233001, 9781442233003. En Google Books. Consultado el 27 de marzo de 2021.
  4. Palomo, Eduardo (2013). Cita-logía, p. 87. Editorial Punto Rojo Libros, S.L. ISBN 9788416068104. En Google Libros. Consultado el 27 de marzo de 2021.
  5. Pujante, Ángel Luis; Keith Gregor. «Hamlet» en España: las cuatro versiones neoclásicas, p. 17. Universidad de Salamanca, 2010. ISBN 8483719916, 9788483719916. En Google Libros. Consultado el 27 de marzo de 2021.
  6. Cervantes. Persiles y Segismunda, p. 145. Obras de Miguel de Cervantes Saavedra. Editorial Librería Europea de Baudry, 1841. En Google Libros. Consultado el 27 de marzo de 2021.
  7. 7,0 7,1 7,2 Cervantes (1605).

Bibliografía[editar]