Julio Caro Baroja

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Julio Caro Baroja
«Hacer y deshacer. Este es el sino del historiador».
«Hacer y deshacer. Este es el sino del historiador».
Véase también
Wikipedia-logo.png Biografía en Wikipedia.
Commons-logo.svg Multimedia en Wikimedia Commons.
Esta página contiene citas de una persona fallecida hace 25 años.
Copyright red.svg Dependiendo de cómo se publicaran, pueden estar protegidas por derechos de autor. Deben usarse según las políticas de licencias de Wikiquote.

Julio Caro Baroja (Madrid; 13 de noviembre de 1914 – Vera de Bidasoa, Navarra; 18 de agosto de 1995) fue un antropólogo, historiador, lingüista, folklorista y ensayista español.

Citas[editar]

  • «El Estado lo es todo... y un hombre u hombrecillo (a veces también un psicópata) es el que lo representa. Porque en nuestra época ha habido Luis XIV, comunistas, fascistas, nacionalistas (generalmente plebeyos), y el Estado se ha solido referir a un yo hipertrofiado e histérico».[1]
  • «El placer que da el poder es cosa compleja, según también sabían los antiguos, y el modo de administrar, concebir y practicar los placeres que dan los poderes varía por diferencias de carácter de los poderosos».[2]
  • «El político no puede vivir sin periódicos. El periódico sí podría vivir sin el político».

[3]

  • «Hacer y deshacer. Este es el sino del historiador».
    • Fuente: El señor inquisidor y otras vidas por oficio, página 14.[4]
  • «Hay episodios en la Historia que el hombre moderno se empeña vanamente en enjuiciar con su propio criterio moral».
    • Fuente: El señor inquisidor y otras vidas por oficio, página 14.[4]
  • «La biografía es un género literario que, de vez en cuando, se dice que se descubre».
    • Fuente: El señor inquisidor y otras vidas por oficio, página 9.[4]
  • «La edad viril es una edad mostrenca para la mayoría. La infancia siempre vale algo. La adolescencia también. Porque es apasionada y turbulenta y porque está llena de contradicciones, de deseos insatisfechos o larvados, de proyectos sin posibilidad de realización, románticos, a veces locos».
    • Fuente: Los Baroja, página 11.[5]
  • «La experiencia nos dice que, aunque de continuo se invoque a la ideología, los partidos se escinden y se forman por razón de antipatías personales».[6]
  • «Las experiencias nos guían. La historia puede ser maestra de la vida, pero la vida puede ser la maestra de la historia». (dicho en una conferencia tras citar a Lucrecio: «El tiempo no existe si no hay experiencia»).[7]
  • «Las tabarras que puede producir de vez en cuando un pelmazo no son nada al lado de las que causa a diario una calle estrecha con tres filas de coches».[8]
  • «Para un adolescente solitario la lectura es algo que cae fuera de las actividades racionales».
    • Fuente: Los Baroja, página 187.[5]
  • «Por desgracia, no estamos ya en tiempo de Don Quijote, cuando el hidalgo se deleitaba leyendo aquello de "la razón de la sinrazón que a mi razón se hace, de tal manera mi razón enflaquece, que con razón me quejo de la vuestra fermosura...". No estamos para cincunloquios».[10]
  • «Si hoy existiera la pena de la hoguera, los políticos serían los más sujetos a ella».[11]
    • Fuente: Las brujas y su mundo. [12]
  • «Si la amenidad de la vida futura consiste en disfrutar únicamente de las “amenidades” a la inglesa, no deseo que mi existencia particular se prolongue».
    • Fuente: Los Baroja, página 187.[5]

Citas sobre Julio Caro Baroja[editar]

  • «Caro Baroja heredaba así una tradición cultural que no se puede entender sin advertir sus primeros pasos, y el peso positivo que su madre, Carmen Baroja, escritora y mujer de conducta independiente, tuvo en la orientación del joven hacia el estudio de la cultura popular, la relación espacio temporal, y su visión del mundo con todas sus grandezas y debilidades».[13]
  • «Tras un breve periodo al frente del Museo del Pueblo Español, dimitió de su cargo al comprobar el inexistente interés en mantenerlo abierto. Lo mismo hizo, ya muerto Franco, cuando el Gobierno vasco le nombró asesor de la recién creada televisión autonómica. A la tercera o cuarta reunión renunció al considerar que sus consejos eran solo papel mojado».[15]

Referencias[editar]

  1. La idolatría del Estado Tribuna de El País del 15 de febrero de 1990. Consultado el 22 de marzo de 2019.
  2. Placer y poder. Publicado en El País del 7 de junio de 1978. Consultado el 22 de marzo de 2019.
  3. Del figurón al figurín. Publicado en El País del 9 de julio de 1978. Consultado el 22 de marzo de 2019.
  4. 4,0 4,1 4,2 Caro Baroja, Julio. El señor inquisidor y otras vidas por oficio, 2ª ed. en Alianza Editorial 1970. Madrid.
  5. 5,0 5,1 5,2 Caro Baroja, Julio. Los Baroja, 2ª ed. en Taurus Ediciones (1978). Madrid.
  6. Albaigès (1997), p. 155.
  7. Miguel Bayón Pereda: Julio Caro Baroja: "La antropología no puede entenderse sin un trasfondo histórico". El País del 11.05.1990. Consultado el 23 de marzo de 2019.
  8. Albaigès (1997), p. 251.
  9. Albaigès (1997), p. 275.
  10. Nuestra Cultura Tribuna de El País del 29 de enero de 1984. Consultado el 22 de marzo de 2019.
  11. Albaigès (1997), p. 383.
  12. Julio Caro Baroja. Colaborador Francisco J. Flores Arroyuelo. Alianza, 1997. ISBN 9788420663685.
  13. Julio Caro Baroja, la sabiduría como forma de vida. El Cultural del 13 de noviembre de 2014. Consultado el 23 de marzo de 2019.
  14. La excentricidad de los Baroja. Babelia, El País del 14 de Mayo de 2011. Consultado el 23 de marzo de 2019.
  15. Sabiduría y sencillez de Caro Baroja. El País del 16 de noviembre de 2014. Consultado el 23 de marzo de 2019.

Bibliografía[editar]