Juan Ramón Jiménez

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
Saltar a: navegación, buscar
Juan Ramón Jiménez

Véase también
Wikipedia-logo.png Biografía en Wikipedia.
Commons-logo.svg Multimedia en Wikimedia Commons.
Wikisource-logo.svg Obras en Wikisource.
Esta página contiene citas de una persona fallecida hace 59 años.
Copyright red.svg Dependiendo de cómo se publicaran, pueden estar protegidas por derechos de autor. Deben usarse según las políticas de licencias de Wikiquote.

Juan Ramón Jiménez (Moguer, Huelva, 23 de diciembre de 1881 - San Juan, Puerto Rico, 29 de mayo de 1958) fue un poeta español y ganador del Premio Nobel de Literatura en 1956.

Exiliado tras la Guerra Civil, residió en Estados Unidos, Cuba y Puerto Rico, donde escribe títulos como "La estación total" (1946), "Romances de Coral Gables" (1948) y "Animal de fondo" (1949).

En su primera etapa, marcada por el modernismo y el ornamento literario, escribió libros como "Rimas" (1902), "Arias tristes" (1903), "Jardines lejanos" (1905), "Olvidanzas" (1906), "Baladas de primavera" (1910) o "Sonetos espirituales" (1914). En su segunda etapa se aleja del artificio y su lirismo se vuelve más puro y desnudo, con títulos como "Diario de un poeta recién casado" (1917), "Eternidades" (1918), "Piedra y cielo" (1919), "Unidad" (1925), "Sucesión" (1932), "Presente" (1933), "Ciego ante ciegos" (1933). En prosa poética escribió su famoso "Platero y yo" (1907-1914).

Citas[editar]

Verificadas[editar]

  • "El hombre es libre, tiene que ser libre. Su primera virtud, su gran hermosura, su gran amor es la libertad."
  • "El poeta no es un filósofo, sino un clarividente."
  • "En la soledad no se encuentra más que lo que a la soledad se lleva."
  • "La poesía es un intento de aproximación a lo absoluto por medio de los símbolos."
  • "Lo que más indigna al charlatán es alguien silencioso y digno."
  • "Mi libertad consiste en tomar de la vida lo que me parece mejor para mí y para todos; y en darlo con mi vida."
  • "Yo considero al progreso como la llama de una antorcha que no es para quemar cosa alguna, sino para alumbrarlo todo. La antorcha solo quema al que se la guarda debajo de su capa y no la pasa, por egoísmo avaro. La antorcha es luz y calor, es amor y generosidad y cada uno debe incrementar su llama con la propia sustancia de su alma y de su cuerpo. Nuestro cuerpo es el cabo de la antorcha y su llama nuestra alma. Al pasarla a otros damos nuestra alma y nuestro cuerpo, nuestro cuerpo, es decir, lo que sirvió para renovarnos, para sucedernos, para revivirnos."
  • "Si os dan papel pautado, escribid por el otro lado" (Aparece al principio de Fahrenheit 451, de Ray Bradbury).
  • "::Un pájaro, en la lírica calma del mediodía,
canta bajo los mármoles del palacio sonoro;
sueña el Sol vivos fuegos en la cristalería,
en la frente abre el agua su cantinela de oro.
Es una fiesta clara con eco cristalino:
en el mármol, el pájaro; las rosas, en la fuente;
¡garganta fresca y dura; azul, dulce, arjentino*
temblar, sobre la flor satinada y reciente!
En un ensueño real, voy, colmado de gracia,
soñando, sonriendo, por las radiantes losas,
henchida* el alma de la pura aristocracia
de la fuente, del pájaro, de la luz, de las rosas...
    • Domingo de primavera.(falta del autor*)

Notas[editar]

  1. ("Castillo de Quema", artículo en El Sol, 26 de enero de 1936).