Arthur C. Clarke

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
Saltar a: navegación, buscar
Arthur Charles Clarke
«Aún tiene que probarse que la inteligencia tenga algún valor para la supervivencia».
«Aún tiene que probarse que la inteligencia tenga algún valor para la supervivencia».
Véase también
Wikipedia-logo.png Biografía en Wikipedia.
Commons-logo.svg Multimedia en Wikimedia Commons.
Wikinews-logo.svg Noticias en Wikinoticias.
Esta página contiene citas de una persona fallecida hace 6 años.
Copyright red.svg Dependiendo de cómo se publicaran, pueden estar protegidas por derechos de autor. Deben usarse según las políticas de licencias de Wikiquote.

Sir Arthur Charles Clarke, más conocido como Arthur C. Clarke (n. Minehead, Inglaterra; 16 de diciembre de 1917 - m. Colombo, Sri Lanka; 19 de marzo de 2008), fue un escritor británico de divulgación científica y ciencia ficción, además de inventor, y comentarista televisivo.

Citas[editar]

  • «Cualquier profesor que pueda ser sustituido por una máquina, debería ser sustituido por una máquina».[sin fuentes]
  • «Cuando un científico prestigioso pero anciano afirma que algo es imposible, lo más probable es que esté equivocado».[sin fuentes]
  • «Ésta es la primera época que ha prestado mucha atención al futuro, lo cual es irónico ya que puede que no tengamos uno».[1]
  • «Existen dos posibilidades: que estemos solos en el Universo, o que estemos acompañados. Ambas son igualmente aterradoras».[sin fuentes]
  • «La inteligencia del planeta es constante, y la población sigue aumentando».[sin fuentes]
  • «La magia es solo ciencia que no entendemos aun».[sin fuentes]
  • Idioma original:
«Magic's just science that we don't understand yet».
  • «Los microprocesadores se están metiendo en todo. En un futuro cercano no habrá ningún accesorio -salvo una escoba, acaso- que no tenga un procesador dentro».[sin fuentes]
  • «Qué inapropiado llamar Tierra a este planeta, cuando es evidente que debería llamarse Océano».[2]
  • «Tras cada hombre viviente hay treinta fantasmas, pues esa es la razón en la que los muertos superan a los vivos».
  • Fuente: prólogo 2001: una odisea espacial.
  • «Una fe que no pueda sobrevivir la colisión con la verdad no vale muchos arrepentimientos».[sin fuentes]
  • Nota: estaba en la página "Arthur Clarke"

Leyes de Clarke[editar]

1 «Cuando un anciano y distinguido científico afirma que algo es posible, es casi seguro que está en lo correcto. Cuando afirma que algo es imposible, muy probablemente está equivocado».
2 «La única manera de descubrir los límites de lo posible es aventurarse un poco más allá, hacia lo imposible».
3 «Toda tecnología lo suficientemente avanzada es indistinguible de la magia».

  • Fuente:la primera de estas leyes aparece en el ensayo “Hazards of prophecy: the failure of imagination” («Peligros de la profecía: la falta de imaginación») que se encuentra en el libro Profiles of the future (Perfiles del futuro, de 1962). En una edición revisada de ese mismo libro (de 1973), Clarke desarrolló la segunda ley y propuso la tercera, con la idea de redondear el número: «Si tres leyes fueron suficientes para Newton, modestamente decido parar aquí», agregó.


  • «Ley de Clarke sobre las ideas revolucionarias: Cada idea revolucionaria — en ciencias, politica, arte, o lo que sea — parece evocar tres etapas de reacción. Estas se pueden resumir con las siguientes frases:

(1) «Es completamente imposible, no me hagas gastar mi tiempo»;
(2) «Es posible pero no vale la pena hacerlo»;
(3) «Siempre dije que era una buena idea, desde el principio».

Toda verdad pasa por tres etapas.
Primero es ridiculizada.
En segundo lugar, recibe violenta oposición.
Y en tercer lugar se acepta como evidente.[3]
  • Fuente: The Promise of Space (1968);

.

Referencias[editar]

  1. Muy Interesante, nº 2277, pág. 7
  2. Citada en: El satélite que observará la lluvia y las tormentas está listo para despegar. Noticias Científicas de la NASA, 26 de febrero de 2014.
  3. Citada en Seeds of Peace : A Catalogue of Quotations (1986) by Jeanne Larson, Madge Micheels-Cyrus, p. 244