Rebelión de Kronstadt

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
«Cuando volvimos a casa nuestros familiares nos preguntaron por qué habíamos luchado para los opresores. Eso nos hizo pensar».

La Rebelión de Kronstadt (marzo de 1921) fue un alzamiento fracasado de los marinos soviéticos contra el gobierno de la primitiva República Socialista Federativa Soviética Rusa. Fue la última gran rebelión en contra del dominio bolchevique dentro del territorio ruso.

Citas[editar]

  • «El orgullo y la gloria de la revolución... los más rojos entre los rojos».[sin fuentes]
    • Nota: León Trotsky, cuatro años antes de la rebelión, sobre los marineros de Kronstadt.
  • «¡Todo el poder a los soviets!».[sin fuentes]
    • Nota: Consigna proletaria rusa, que los bolcheviques utilizaban como parte de su propaganda.
  • «Los marineros ya no eran los mismos de 1917-18. El prestigio revolucionario que tenían se había perdido desde hacía mucho».
    • Fuente: Ivan Oreshin, del partido kadete y miembro del Comité Revolucionario Provisional, en El levantamiento de Kronstadt y su significado (1924).
  • «El gobierno obrero y campesino ha decretado que Kronstadt y los buques rebeldes deben someterse inmediatamente a la autoridad de la República Soviética. Por tanto, ordeno a todos los que han levantado su mano contra la patria socialista, que depongan las armas de inmediato. Los recalcitrantes serán desarmados y entregados a las autoridades soviéticas. Los comisarios y otros representantes del gobierno que se encuentran detenidos, deben ser liberados en el acto. Sólo quienes se rindan incondicionalmente podrán contar con un acto de gracia de la República Soviética. Al mismo tiempo, doy órdenes para preparar la represión y el sometimiento de los amotinados por medio de las armas. Toda la responsabilidad por los perjuicios que pueda sufrir la población pacífica, recaerá sobre la cabeza de los amotinados contrarrevolucionarios. Esta advertencia es la definitiva».
    • Fuente: Trotski, Kamenev. «Ultimátum a Kronstadt», 5 de marzo de 1921.
  • «Lo único que os tenemos que decir es ¡TODO EL PODER A LOS SOVIETS! ¡Quitad vuestra manos de este poder, vuestras manos teñidas de sangre de los mártires de la libertad que lucharon contra los guardias blancos, los propietarios y la burguesía!»
    • Fuente: lzvestia de Kronstadt, n.º 6, 7 de marzo de 1921.
  • «La autocracia ha caído. La Asamblea Constituyente ha partido hacia el reino de los malditos. La comisariocracia está colapsando... Toda la Rusia soviética se ha convertido en una colonia penal. Ha llegado el momento de un verdadero gobierno de trabajadores, un gobierno de sóviets».[sin fuentes]
    • Nota: Marineros de Kronstadt.
  • «Fue el relámpago que iluminó la realidad».[sin fuentes]
    • Nota: Vladmir.
  • «Cuando volvimos a casa nuestros familiares nos preguntaron por qué habíamos luchado para los opresores. Eso nos hizo pensar».[sin fuentes]
    • Nota: Stepan Petrichenko.
  • «Aunque los emigrados estaban demasiado divididos como para que se los pudiera inducir a un esfuerzo cooperativo auténtico, el llamado de Burtsev no cayó en oídos sordos. Al mismo día siguiente, 7 de marzo, la Unión Rusa de Comercio e Industria de París manifestó su intención de enviar alimentos y otros abastecimientos a Kronstadt [...] Aparte de su propia y activa campaña de recolección de fondos, los emigrados buscaron la ayuda de las potencias de la Entente. Representantes del Centro Nacional telegrafiaron con llamados urgentes al presidente Harding y a Herbert Hoover, el secretario de Comercio de los Estados Unidos».

Referencias[editar]