Rainer Maria Rilke

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Rainer Maria Rilke
«En la vida no hay clases para principiantes; en seguida exigen de uno lo más difícil».
«En la vida no hay clases para principiantes; en seguida exigen de uno lo más difícil».
Véase también
Wikipedia-logo.png Biografía en Wikipedia.
Commons-logo.svg Multimedia en Wikimedia Commons.
Esta página contiene citas de una persona fallecida hace 93 años.
Icon PD.svg Hay una gran probabilidad de que hayan entrado en el dominio público en la mayoría de los países.

Rainer Maria Rilke (4 de diciembre de 1875 - 29 de diciembre de 1926). Poeta austriaco. Es considerado uno de los poetas más importantes en lengua alemana y de la literatura universal. Sus obras fundamentales son las Elegías de Duino y Los sonetos a Orfeo. En prosa destacan las Cartas a un joven poeta y Los cuadernos de Malte Laurids Brigge.

Citas[editar]

  • «Ama tu soledad y soporta el sufrimiento que te causa». [1]
  • «Amar es más bien una oportunidad, un motivo sublime, que se ofrece a cada individuo para madurar y llegar a ser algo en sí mismo; para volverse mundo, todo un mundo, por amor a otro». [2]
    • Fuente: Cartas a un joven poeta.
  • «¡Bien sabe usted que se halla en continua transición y que nada desearía tanto como transformarse!».[2]
    • Fuente: Cartas a un joven poeta.
  • «Busca la profundidad de las cosas; hasta ahí nunca logra descender la ironía». [3]
    • Fuente: Cartas a un joven poeta.
  • «Créame: tiene razón la vida. Siempre y en cualquier caso».[sin fuentes]
  • «Cualquier superación es buena si está en toda su sangre».[sin fuentes]
  • «Cuando has hecho los deberes y tu madre pasea contigo, sale todo lo que dice Rilke por que lo llevas dentro.Pues aún la madre sigue. Hará algo que te recuerde como estar mejor,y comprender más el niño que llevas dentro».[sin fuentes]
  • «Debemos aceptar y asumir nuestra existencia del modo más amplio posible. Todo, incluso lo inaudito, ha de ser viable en ella. Este es, en realidad, el único valor que se nos pide y exige: tener ánimo ante las cosas más extrañas, más portentosas y más inexplicables que nos puedan acaecer».[sin fuentes]
  • «El hallarnos en circunstancias que nos formen y labren, colocándonos de vez en cuando entre cosas grandes y naturales, es todo cuanto nos hace falta». [2]
    • Fuente: Cartas a un joven poeta.
  • «En la vida no hay clases para principiantes; en seguida exigen de uno lo más difícil».
    • Fuente: Rainer Maria Rilke, Los cuadernos de Malte Laurids Brigge. Bibliothèque Nationale, pág. 75.
  • «¿Es posible que a pesar de las invenciones y progresos, a pesar de la cultura, la religión y el conocimiento del universo, se haya permanecido en la superficie que, después de todo, aún habrá sido algo; que se le haya recubierto de un tejido increíblemente aburrido, que le hace parecerse a muebles de salón en vacaciones de verano?».
    • Fuente: Los cuadernos de Malte Laurids Brigge.
  • «Deberíamos sobrellevar nuestras tristezas más confiadamente que nuestras alegrías. Pues esos son los momentos en que algo nuevo, desconocido, entra en nosotros».[sin fuentes]
  • «Deseo que usted halle en sí bastante paciencia para sufrir, bastante sencillez y candor para creer, llegando a intimar y a familiarizarse cada vez más lo que es difícil».[sin fuentes]
  • «¿Es posible, que no se haya aún visto, reconocido, ni dicho nada verdadero e importante? ¿Es posible que haya habido milenios para observar, reflexionar y escribir, y que se hayan dejado transcurrir esos milenios como un recreo escolar, durante el cuál se come una rebanada de pan y una manzana?».[sin fuentes]
  • «El porvenir ya está fijo, mas nosotros nos movemos en el espacio infinito».[sin fuentes]
  • «La única patria feliz, sin territorio, es la conformada por los niños».[sin fuentes]
  • «La verdadera patria del hombre es la infancia».[sin fuentes]
  • «Muchos indicios nos revelan que el porvenir entra de ese modo (de tristezas) en nuestra vida para transformarse en nosotros mucho antes de acontecer. Por esto es tan importante permanecer solitario y alerta cuando se está triste».[sin fuentes]
  • «Ninguna razón tenemos para recelar y desconfiar del mundo en que vivimos. Si entraña terrores, son nuestros terrores. Si entraña abismos, esos abismos nos pertenecen. Si es así de peligros, hay que procurar amarlos. (...) Quizá sean todos los dragones de nuestra vida, princesas que sólo esperan vernos alguna vez resplandecientes de belleza y valor».[sin fuentes]
  • «No hay más que un solo remedio: adéntrese en sí mismo».[sin fuentes]
  • «No se deje engañar por lo que aparezca en la superficie. En las profundidades es donde todo se vuelve ley». [2]
    • Fuente: Cartas a un joven poeta.
  • «Nuestro deber es atenernos a lo que es arduo y difícil. Todo en la naturaleza crece y lucha a su manera y constituye por sí mismo algo propio, procurando serlo a toda costa y en contra de todo lo que se le oponga».[sin fuentes]
  • «No se observe demasiado a sí mismo. Ni saque prematuras conclusiones de cuanto le suceda. Deje simplemente que todo acontezca como quiera».[sin fuentes]
  • «Por ser usted tan joven, estimado señor, y por hallarse tan lejos aún de todo comienzo, yo querría rogarle, como mejor sepa hacerlo, que tenga paciencia frente a todo cuanto en su corazón no esté todavía resuelto. Y procure encariñarse con las preguntas mismas, como si fuesen habitaciones cerradas o libros escritos en un idioma muy extraño. No busque de momento las respuestas que necesita. No le pueden ser dadas, porque usted no sabría vivirlas aún. Viva usted ahora sus preguntas. Tal vez, sin advertirlo siquiera, llegue así a internarse poco a poco en la respuesta anhelada».[sin fuentes]
  • «Sólo quien no excluya nada de su existencia, ni lo que sea enigmático y misterioso, logrará sentir hondamente sus relaciones con otro ser como algo vivo, y sólo él estará en condiciones de apurar por sí mismo su propia vida».[sin fuentes]
  • «Una relación de persona a persona (...): el amor que consiste en que dos soledades se defiendan mutuamente, se delimiten y se rindan homenaje».[sin fuentes]
  • «Ser artista es: no calcular, no contar, sino madurar como el árbol que no apremia su savia, mas permanece tranquilo y confiado bajo las tormentas de la primavera, sin temor a que tras ella tal vez nunca pueda llegar otro verano. A pesar de todo, el verano llega. (...) ¡La paciencia lo es todo!».[sin fuentes]
  • «Si lo cercano se halla tan lejos, es que la amplitud de su vida ha crecido mucho y alcanza ya las estrellas».[sin fuentes]
  • «Si siente que su soledad es grande, alégrese. (...) Sólo hay una soledad. Es grande y difícil de soportar. (...) Adentrarse en sí mismo y, durante horas y horas no encontrar a nadie... Esto es lo que importa saber conseguir».[sin fuentes]
  • «Son puros todos los sentimientos que le abarquen totalmente y le eleven».[sin fuentes]
  • «Su soledad, aún en medio de circunstancias extrañas a su modo de ser, le servirá de sostén y de hogar. Y desde ahí podrá usted descubrir todos sus caminos».[sin fuentes]
  • «Únicamente el hombre solitario está sometido, cual una cosa, a las leyes profundas de la naturaleza».[sin fuentes]
  • «Ya vendrá luego el día en que el dudar deje de ser destructor, para convertirse en uno de sus mejores obreros, el más inteligente, tal vez, entre todos los que van edificando la vida en usted».[sin fuentes]

Referencias[editar]

  1. Citado en Sor Lucía Caram. Sor Lucía se confiesa. Editorial Plataforma, 2015. ISBN 9788416256792.
  2. 2,0 2,1 2,2 2,3 Rilke, Rainer María. Cartas a un joven poeta. NoBooks Editorial, 2011.
  3. Rilke, Rainer María. Cartas a un joven poeta. Editorial Verbum, 2016. ISBN 9788490744680.