Napoleón Bonaparte

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
(Redirigido desde «Napoleón»)
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Napoleón Bonaparte
Véase también
Wikipedia-logo.png Biografía en Wikipedia.
Commons-logo.svg Multimedia en Wikimedia Commons.
Wikisource-logo.svg Obras en Wikisource.
Wikidata-logo-en.svg Datos en Wikidata.
Esta página contiene citas de una persona fallecida hace 200 años.
Icon PD.svg
Jacques-Louis David 007.jpg

Napoleón Bonaparte (Ajaccio, 15 de agosto de 1769–Santa Helena, 5 de mayo de 1821) fue un militar y gobernante francés.

Citas históricamente atribuidas[editar]

NOTA: Salvo en los casos que cuentan con referencia en español, la traducción de las citas incluidas en esta sección es propia del usuario que las aporta.

Índice:
Top - 0-9 · A · B · C · D · E · F · G · H · I · J · K · L · M · N · O · P · Q · R · S · T · U · V · W · X · Y · ZCitasVéase tambiénReferenciasBibliografía

A[editar]

  • «Abandonarse al dolor sin resistir, suicidarse para sustraerse de él, es abandonar el campo de batalla sin haber luchado».[1][2]
  • «A la mayor parte de los que no quieren ser oprimidos no les disgustaría ser opresores».[3][4]
  • «A los hombres se le gobierna mejor aprovechandose de sus vicios que sirviéndose de sus virtudes». [On gouverne mieux les hommes par leurs vices que par leurs vertus].[5]

C[editar]

  • «Cada edad nos da un papel diferente».[6]
  • «Con audacia se puede intentar todo; mas no se puede conseguir todo».[7][8][9]
  • «Con constancia y tenacidad se obtiene lo que se desea; la palabra imposible no tiene ningún significado».[10][11]
  • «Cuando se hacen tonterías, éstas por lo menos deben dar resultado».[12]

D[editar]

  • «De lo sublime a lo ridículo no hay más que un paso». [Du sublime au ridicule il n'y a qu'un pas.].[13][14]
  • «Del talento a la cordura hay una distancia enorme».[15][16]
  • «Dos grandes virtudes posee la especie humana, que nunca serán bastante respetadas: el valor en el hombre, y el pudor en la mujer».[17]

E[editar]

  • «El amor es una locura hecha para dos». [L'amour est une sottise faite à deux].[18][19][20]
  • «El avance y perfeccionamiento de las matemáticas están estrechamente relacionados con la prosperidad de la nación».[21]
  • «El cañón mató al feudalismo; la tinta matará a la sociedad moderna».[22]
  • «El hombre no es sino un animal más perfecto que los otros y que razona mejor».[23]
  • «El hombre carece de amigos; es su buena fortuna quien los tiene». L'homme n'a point d'amis, c'est son bonheur qui en a.][24] o «El hombre no tiene amigos; los tiene su felicidad».[25]
  • «El hombre superior es impasible; se le vitupere o se le alabe, siempre sigue adelante».[26]
  • «El mal de la calumnia es semejante a la mancha de aceite, siempre deja huella».[27][28]
  • «El mejor orador del mundo es el éxito». [Le plus gran orateur du mond este le succès].[29]
  • «El método más seguro para permanecer pobre es ser honrado».[30]
  • «El orden social de una nación descansa sobre los hombres elegidos para sostenerla».[31]
  • «El perdón nos hace superiores a los que nos injurian».[32]
  • «El porvenir de un hijo es siempre obra de su madre». [L'avenir d'un enfant est loeuvre de sa mère].[33]
  • «El triunfo no está en vencer siempre, sino en nunca desanimarse».[34]
  • «El valor es como el amor: necesita una esperanza que lo alimente».[35]
  • «En amor, la única victoria es la huída».[36]
  • «Las batallas contra las mujeres son las únicas que se ganan huyendo».[37]
  • «En la guerra como en el amor, para acabar es necesario verse de cerca».[38]
  • «En los negocios prácticos de la vida, no es la fe la que salva, sino la desconfianza».[39][40]
  • «En toda adversidad los lamentos hacen necios y la acción sabios».[41]
  • «En toda revolución hay dos clases de personajes: los que la hacen y los que se aprovechan de ella».[42]
  • «Es el triunfo el que crea al gran hombre».[43]
  • «Es más seguro interesar a los hombres por medio de lo absurdo que por medio de las ideas justas».[44]

H[editar]

  • «Hace falta más valor para sufrir que para morir». [Il faut plus de courage pour souffrir que pour mourir!].[45]
  • «Hay calumnias, frente a las cuales la inocencia misma se siente desfallecer».[46]
  • «Hay ladrones a los que no se castiga, pero que roban lo más preciado: el tiempo».[47]
  • «Hay solamente dos poderes en el mundo, la espada y el espíritu. A la larga, la espada será siempre vencida por el espíritu».[48]
  • «Hay tantas leyes que nadie está seguro de no ser colgado».[49]

L[editar]

  • «La altura del soberano depende de la altura de su pueblo».[50]
  • «La ambición de dominar sobre los espíritus es la más poderosa de todas las pasiones».[51]
  • «La batalla más difícil la tengo todos los días conmigo mismo».[52]
  • «La manera más segura de mantener tu palabra es no darla nunca».[56]
  • «La mejor política es hacer creer a los hombres que son libres».[57]
  • «La moral es a menudo el pasaporte de la maledicencia».[58]
  • «La muerte es un sueño sin despertar». [La mort est un sommeil sans rêve].[59][60]
  • «La vanidad es la base de toda revolución, la libertad no es más que un pretexto».[61]
  • «La vida es un pequeño sueño que se disipa».[62]
  • «Los crímenes colectivos no comprometen a nadie».[64]
  • «Los hombres son como los números: solo adquieren el valor de la posición que ocupan».[65]

N[editar]

  • «Nada es más imperioso que la debilidad cuando se siente apoyada por la fuerza».[66]
  • «Nada funciona bien en un sistema político en el que las palabra contradicen los hechos».[67]
  • «Nada tan difícil como decidirse».[68]
  • «Nunca emprenderíamos nada si quisiéramos asegurar por anticipado el éxito de nuestra empresa».[69]
  • «Nunca sabréis quíénes son vuestros amigos, hasta que caigáis en la desgracia».[70]

P[editar]

  • «Para ganar la guerra se necesitan tres cosas: dinero, dinero y dinero».[71]
  • «Para los hombres de estado existe una moral pequeña y una moral grande».[72]
  • «Podéis pedírmelo todo, menos mi tiempo».[73]
  • «Podemos detenernos cuando subimos, pero nunca cuando descendemos».[74]

Q[editar]

  • «¿Qué es la historia? Una sencilla fábula que todos hemos aceptado».[75][76] [La historia es una serie de mentiras acordadas]
  • «Quien sabe adular, sabe calumniar».[77]

S[editar]

  • «Si fuera necesario que perecieran cincuenta mil hombres para el bienestar del Estado, yo los lloraría; pero la razón del Estado es antes que nada».[78]
  • «Si la perfección no fuese quimérica, no tendría tanto éxito».[79]
  • «Solo hay dos palancas que muevan a los hombres: el miedo y el interés».[80]
  • «Solo la verdad es ofensiva».[81]
  • «Solo se guía al pueblo mostrándole un porvenir: un líder es un mercader de esperanza». [On ne conduit le peuple qu'en lui montrant un avenir: un chef est un marchand d'espérance.][82]

U[editar]

  • «Una cabeza sin memoria es como una fortaleza sin guarnición».[83]
  • «Una mujer hermosa agrada a los ojos, una buena mujer agrada el corazón: una es una joya, la otra es un tesoro». [Une belle femme plaît aux yeux, une bonne femme plaît au cœur: l'une est un bijou, l'autre est un trésor].[84]
  • «Una retirada a tiempo es una victoria».[85][86]
  • «Un hombre de estado debe tener el corazón en la cabeza».[87]
  • «Un imbécil resulta aburrido, muy aburrido, pero un pedante es inaguantable».[88]

Referencias[editar]

  1. Señor (1997), p. .
  2. Palomo (2013), p. 271.
  3. Señor (1997), p. 409.
  4. Bonaparte (1838), p. 40.
  5. Goicoechea (1995), p. 290. Pensées.
  6. Señor (1997), p. 177.
  7. Señor (1997), p. 542.
  8. Palomo (2013), p. 47. Consultado el 28 de mayo de 2021.
  9. Ortega (2013), p. 501.
  10. Ortega (2013), p. 909.
  11. Señor (1997), p. 103.
  12. Señor (1997), p. 399.
  13. Ortega (2013), p. 3651.
  14. Palomo (2013), p. 251.
  15. Señor (1997), p. 502.
  16. Giner (1967), p. 292.
  17. Señor (1997), p. 584.
  18. Bonaparte (1838), p. 42.
  19. Ortega (2013), pp. 256 y 289 (con diferentes traduc. libres)
  20. Señor (1997), p. 43.
  21. Mackay (1992), p. 62.
  22. Señor (1997), p. 98.
  23. Señor (1997), p. 284.
  24. Goicoechea (1995), p. 28. Pensées.
  25. Señor (1997), p. 24.
  26. Señor (1997), p. 256.
  27. Señor (1997), p. 369.
  28. Palomo (1997), p. 57.
  29. Bonaparte (1838), p. 49.
  30. Señor (1997), p. 435.
  31. Ortega (2013), p. ¿?.
  32. Ortega (2013), p. 3169.
  33. Ortega (2013), p. 3093.
  34. Señor (1997), p. 536.
  35. Señor (1997), p. 542.
  36. Ortega (2013), p. 3093.
  37. Palomo (2013), p. 204.
  38. Señor (1997), p. 262.
  39. Señor (1997), p. 166.
  40. Giner (1967), p. 1123.
  41. Ortega (2013), p. 93. Innumerables versiones, ver adversidad.
  42. Ortega (2013), p. 3638.
  43. Señor (1997), p. 536.
  44. Señor (1997), p. 290.
  45. Palomo (2013), p. 271.
  46. Goicoechea (1995), p. 91.
  47. Palomo (2013), p. 276.
  48. Ortega (2013), p. 1585.
  49. Señor (1997), p. 129.
  50. Señor (1997), p. 247.
  51. Ortega (2013), p. 1584.
  52. Palomo (2013), p. 49.
  53. Ortega (2013), p. 1285.
  54. Palomo (2013), p. 113.
  55. Ortega (2013), p. 2007.
  56. Señor (1997), p. 450.
  57. Señor (1997), p. 447.
  58. Señor (1997), p. 378.
  59. Napoléon: Ses opinions et jugemens sur les hommes et sur les choses, Volume 2, p. 165; Duféy, 1838.
  60. Señor (1997), p. 386. (con traducción adornada)
  61. Señor (1997), p. 413.
  62. Señor (1997), p. 572.
  63. Palomo (2013), p. 204.
  64. Ortega (2013), p. 1002.
  65. Señor (1997), p. 440.
  66. Ortega (2013), p. ¿?.
  67. Señor (1997), p. 447.
  68. Señor (1997), p. 159.
  69. Señor (1997), p. 209.
  70. Señor (1997), p. 24. Y con similar texto e idéntica moraleja en innumerables refraneros.
  71. Ortega (2013), p. 1255.
  72. Señor (1997), p. 378.
  73. Señor (1997), p. 513.
  74. Señor (1997), p. 238.
  75. Señor (1997), p. 276.
  76. Ortega (2013), p. 1715.
  77. Palomo (2013), p. 24.
  78. Ortega (2013), p. 1596.
  79. Ortega (2013), p. 3203.
  80. Palomo (2013), p. 198.
  81. Señor (1997), p. 551.
  82. [1] Le Figaro. Consultado el 2 de mayo de 2020.
  83. Señor (1997), p. 356.
  84. Palomo (2013), p. 204.
  85. Palomo (2013), p. 290.
  86. Atribuída a Bonaparte, sin embargo aparece en múltiples refraneros: Etxabe, Regino (2012). Diccionario de refranes comentado. Ed. de la Torre. p. 418. 
  87. Señor (1997), p. 247.
  88. Señor (1997), p. 469.

Sobre Napoleón[editar]

Bibliografía[editar]

  • Bonaparte, Napoleón (1838/1920/2012). Máximes et pensées de Napoléon recueillies para J.-L. Gaudy jeune. Edic. del facsimil de la Biblioteca Nacional de Francia [gallica.nbnf.fr/ark:/12148/bpt6k6151840d] de una edición de 1920, por Hachette Libre En Google Libros.
  • Bonaparte, Napoleón (2014). Memorias de Napoleón escritas por él mismo: seguidas de Juicios de Napoleón sobre sus contemporáneos ; Máximas y pensamientos del prisionero de Santa Elena. Recopilado por Emmanuel comte de Las Cases. Ed. de Pedro Gómez Carrizo, para la editorial Desván de Hanta. ISBN 8494274775, 9788494274770. En Google Libros. BNE
  • Bonaparte, Napoleón (1854). Dictionnaire, ou, Recueil alphabétique des opinions et jugements de Napoléon Iº. Editor Club de l'honnête homme. Y su precedente: recopilación de Jean Joseph Stanislas Albert Damas-Hinard. En Plon Frères, Éditeurs. En Google Libros. En Google Libros.
  • Giner (José Luis Díaz y Vicente González 1967). Gran enciclopedia de frases célebres. Ediciones Giner. M.2003-1967. 
  • Señor, Luis (1.ª ed. 1997/2017). Diccionario de citas. Espasa Calpe. ISBN 8423992543. 

Enlaces externos[editar]

  1. Gómez de la Serna, Ramón (1962). Total de greguerías. Aguilar. p. 229.