Mario Benedetti

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
Saltar a: navegación, buscar
Mario Benedetti

Véase también
Wikipedia-logo.png Biografía en Wikipedia.
Commons-logo.svg Multimedia en Wikimedia Commons.
Esta página contiene citas de una persona fallecida hace 8 años.
Copyright red.svg Dependiendo de cómo se publicaran, pueden estar protegidas por derechos de autor. Deben usarse según las políticas de licencias de Wikiquote.

Mario Benedetti (14 de septiembre de 1920 - † 17 de mayo de 2009 ) nació en Paso de los Toros (Tacuarembó, Uruguay) fue un escritor, poeta y dramaturgo uruguayo. Residió en Buenos Aires y en Montevideo.

Citas[editar]

Felicidad[editar]

  • «Nunca pensé que en la felicidad hubiera tanta tristeza[1]
  • «Tal como ella lo planteaba iba a ser un minuto feliz y condenado. Y ese recuerdo, ese algo a que asirme tal vez amargara para siempre todas mis noches, todos mis insomnios. La historia de la muerte era rigurosamente cierta. Por algo vacilamos. Tal vez sea porque no nos resignamos al minuto único y feliz. Preferimos perderlo, dejarlo transcurrir sin siquiera hacer el razonable ademán de asirlo. Preferimos perderlo todo, antes que admitir que se trata de la única posibilidad y que esa posibilidad es solo un minuto y no una larga, impecable existencia.» [2]
    • Fuente: Gracias por el fuego.


Muerte[editar]

  • «La muerte se esta vengando siempre de nuestras vacilaciones; la vida se compone de 3 etapas, vacilar, vacilar y morir; la muerte en cambio no vacila frente a nosotros.» [2]
    • Fuente: Gracias por el fuego.


Amor[editar]

  • «Y para estar total, completa, absolutamente enamorado, hay que tener plena conciencia de que uno también es querido, que uno también inspira amor[2]
    • Fuente: Novela Gracias por el fuego, 1965.
  • «[...]
    usted claro no sabe
    ya que nunca lo he dicho
    ni siquiera
    esas noches en que usted me descubre
    con sus manos incrédulas y libres
    usted no sabe cómo yo valoro
    su sencillo coraje de quererme.
    [...]» [3]
    • Fuente: Poema Última noción de Laura.
  • «Beso tu oreja como si nunca hubiera besado otra oreja. Por eso tu oído escucha palabras que nunca escuchó antes. Ni dije ni pensé antes.El amor no es repetición. Cada acto de amor es un ciclo en sí mismo, una órbita cerrada en su propio ritual. Es, cómo podría explicarte, un puño de vida.» [4]
    • Fuente: Despistes y franquezas.
  • En todo idilio
    una boca hay que besa
    y otra es besada
    en el amor es virtuoso ser fiel
    mas no fanático.» [5]
    • Fuente: Rincón de Haikus,1999. Estrofa 191.
  • «Mi estrategia es
    que un día cualquiera
    no sé cómo ni sé con qué pretexto
    por fin me necesites.» [6]
    • Fuente: De Poemas de otros.
  • «Y aunque no siempre he entendido
    mis culpas y mis fracasos
    en cambio sé que en tus brazos
    el mundo tiene sentido.» [7]
    • Fuente: De Poemas de otros.
  • «Siempre me miro en tus ojos
    y si en mis ojos te miras
    todo queda entre nosotros.» [8]
    • Fuente: Poema Viñetas de mi viñedo, 12.
  • «Cada vez que te enamores
    no expliques a nadie nada
    deja que el amor te invada
    sin entrar en pormenores.» [9]
    • Fuente: Poema Viñetas de mi viñedo.
  • «Por su parte ella no decía nada. Le gustaba que él le dijera cosas, pero ella callaba. Sólo sus ojos y sus manos hablaban. Y eso bastaba.» [10]
    • Fuente: Cuento Gracias, vientre leal.
  • «Tus manos son mi caricia
    mis acordes cotidianos
    te quiero porque tus manos
    trabajan por la justicia» [8]
    • Fuente: Poema Te quiero.
  • «Uno no siempre hace lo que quiere
    uno no siempre puede
    por eso estoy aquí
    mirándote y echándote
    de menos.» [11]
    • Fuente: Poema Hombre preso que mira a su hijo, de Poemas de otros, 1974.
  • «Cómo me gustaría haber caminado alguna vez por las calles que ahora recorres, para que tuviéramos algo en común allí también.» [12]
    • Fuente: Primavera con una esquina rota.
  • «Mis disculpas por sentir así,
    nunca mi intención ha sido ofenderte.
    Nunca soñé con quererte,
    ni con sentirme así.» [13]
    • Fuente: Poema Te espero.
  • «[...]
    tus ojos son mi conjuro
    contra la mala jornada
    te quiero por tu mirada
    que mira y siembra futuro
    [...]» [3]
    • Fuente:Poema Te quiero.

Anochecer[editar]

  • «Cuando anochece se estremecen los pinos y no es de frío.» [5]
    • Fuente: Rincón de Haikus, 1999.

Che Guevara[editar]

  • «Así estamos
    consternados
    rabiosos
    aunque esta muerte sea
    uno de los absurdos previsibles.» [14]
    • Fuente: Poema Consternados, rabiosos.
  • [...]
    da vergüenza el confort
    y el asma da vergüenza
    cuando tú comandante estás cayendo
    ametrallado.» [14]
    • Fuente: Poema Consternados, rabiosos.

Eco[editar]

  • «Lo peor del eco
    es que dice las mismas
    barbaridades.» [5]
    • Fuente: Rincón de Haikus,1999.

Dios[editar]

  • «[...]
    el pobre dios
    tan solo
    tan sin nadie
    y tan sin vírgenes
    [...]» [5]
    • Fuente: Rincón de Haikus,1999.
  • «[...]
    si hubiera dios
    nadie le rezaría
    por no aburrirle
    [...]» [5]
    • Fuente: Rincón de Haikus,1999.
  • «Yo no sé si dios existe pero si existe, sé que no le va a molestar mi duda.» [15]
  • «Aquel gol que le hizo Maradona a los ingleses con la ayuda de la mano divina, es por ahora la única prueba fiable de la existencia de Dios.» [16]

Distancia[editar]

  • [...]
    me gustaría mirar
    todo de lejos
    pero contigo [5]
    • Fuente: Rincón de Haikus, 1999.

Fortaleza[editar]

  • «quién lo diría
    los débiles de veras
    nunca se rinden» [5]
    • Fuente: Rincón de Haikus, 1999.

Fútbol[editar]

  • «Me gusta el fútbol de Valdano o Cappa, que no sacrifican el juego en aras de ganar o perder.» [sin fuentes]
  • «Valdano no pierde de vista el espectáculo, no juega solamente para ganar, sino también para que el espectador disfrute.» [sin fuentes]
  • «Un estadio de fútbol vacío es un esqueleto de multitud.» [17]

Futuro[editar]

  • «Algunas cosas del pasado desaparecieron pero otras abren una brecha al futuro y son las que quiero rescatar.» [18]

Gente[editar]

  • «Acá hay tres clases de gente: las que se matan trabajando, las que deberían trabajar y las que tendrían que matarse.» [19]

Honestidad[editar]

  • «El que hace trampa es porque no tiene coraje para ser honesto.» [sin fuentes]

Intelectuales[editar]

  • «Los gobiernos de derecha encarcelan a los intelectuales; los de centro sólo los quieren para retratarse junto a ellos, y los de izquierda los usan para ampliar su electorado.» [sin fuentes]

Juventud[editar]

  • «Qué les queda por hacer a los jóvenes, en este mundo de paciencia y asco, sólo grafitis, rock escepticismo... También les queda no decir amén, no dejar que les maten el amor, recuperar el habla y la utopía, ser jóvenes sin prisa y con memoria, situarse en una historia, que es la suya, no convertirse en viejos prematuros.» [20]

Memoria[editar]

  • aunque nos olvidemos de olvidar
    seguro que el recuerdo
    nos olvida [21]

Mundo[editar]

  • «No vayas a creer lo que te cuentan del mundo (ni siquiera esto que te estoy contando) ya te dije que el mundo es incontable.» [22]

Jesucristo[editar]

  • «Como es notorio
    Jesús no era cristiano
    pero sufría» [5]
    • Fuente: Rincón de Haikus, número 158, 1999.

Libertad[editar]

  • «Uno no siempre hace lo que quiere
    pero tiene el derecho de no hacer
    lo que no quiere.» [23]
    • De su poema Hombre preso que mira a su hijo.

Paz[editar]

  • «Paz es aceptar la diferencia del otro.» [24]

Pesimismo[editar]

  • «Un pesimista es sólo un optimista bien informado.» [5]
    • Fuente:Rincón de Haikus, 1999.

Poesía[editar]

Política[editar]

  • «Cuando creíamos que teníamos todas las respuestas, de pronto, cambiaron todas las preguntas.» [25]

Propiedad privada[editar]

  • «Cuando un dueño de la tierra proclama: ¡para quitarme tal propiedad tendrían que pasar sobre mi cadáver! debería tener en cuenta que, a veces, ... pasan.» [sin fuentes]

Silencio[editar]

  • «Hay pocas cosas tan ensordecedoras como el silencio[5]
    • Fuente: Rincón de Haikus, 1999.

Torturadores[editar]

  • «Un torturador no se redime suicidándose, pero algo es algo.» [26]

La tregua [27][editar]

  • «La muerte es una tediosa experiencia; para los demás, sobre todo para los demás.»
    • Nota: Página 16.
  • «La infancia es eso: vida pura.»
    • Nota: Página 32.
  • «Que ellos, que son flor de guarangos, me hagan esos chistes, lo comprendo. Pero que usted, todo un tipo serio, se preste a secundarlos, francamente me desilusiona un poco. Nunca se lo dije, pero tenía de usted un buen concepto.»
    • Nota: Página 38.
  • «El es católico, yo no soy nada. El es activo, creador, categórico; yo soy rutinario e indeciso. Lo cierto es que, muchas veces, él me empuja a tomar una decisión; otras, soy yo el que lo freno con alguna de mis dudas.»
    • Nota: Página 43.
  • «Lo Nuestro. Lo Nuestro es ese indefinido vínculo que ahora nos une. Pero cuando lo mencionamos es siempre desde fuera.»
    • Nota: Página 77.
  • «Mientras la solterona se vuelve malhumorada, cada vez menos femenina, maniática, histérica, incompleta, el solterón en cambio se vuelve hacia el exterior, se hace chispeante, ruidoso, viejo verde. Los dos padecen la soledad, pero para el solterón es sólo un problema de asistencia doméstica, de cama individual; para la solterona, la soledad es una mazazo en la nuca.»
    • Nota: Página 99.
  • «Esta tarde hicimos el amor. Lo hemos hecho tantas veces y sin embargo no lo he registrado. Pero hoy fue algo maravilloso.»
    • Nota: Página 149.
  • «Tengo ternura y me siento orgulloso de tenerla. Hasta el deseo se vuelve puro, hasta el acto más definitivamente consagrado al sexo se vuelve casi inmaculado.»
    • Nota: Página 149.
  • «Esa pureza es querer cada centímetro de su piel, es aspirar su olor, es recorrer su vientre, poro a poro.»
    • Nota: Página 149.
  • «Cómo la necesito. Dios había sido mi más importante carencia. Pero a ella la necesito más que a Dios.»
    • Nota: Página 160.
  • «Ella me daba la mano y no hacía falta más. Me alcanzaba para saber que era bien acogido. Más que besarla, más que acostarnos juntos, más que ninguna otra cosa, ella me daba la mano y eso era amor.»
    • Nota: Página 164.

Otros[editar]

  • «Después de todo, te enseñaron que el fin justifica los medios, pero vos ya no te acordás mucho de cuál es el fin. Tu especialidad siempre fueron los medios, y éstos deben ser contundentes, implacables, eficaces.» [28]
    • Fuente: Cuento "Escuchar a Mozart".
  • «Pero ahora no quedan más excusas porque se vuelve aquí, siempre se vuelve. La nostalgia se escurre de los libros, se introduce debajo de la piel y esta ciudad sin párpados, este país que nunca sueña de pronto se convierte en el único sitio donde el aire es mi aire y la culpa es mi culpa.» [29]
    • Fuente: Noción de patria; Próximo prójimo.
  • «Un sociólogo norteamericano dijo hace más de treinta años que la propaganda era una formidable vendedora de sueños, pero resulta que yo no quiero que me vendan sueños ajenos, sino sencillamente que se cumplan los míos.» [30]
    • Fuente: Andamios.
  • «Compañera
    usted sabe
    que puede contar
    conmigo
    no hasta dos
    o hasta diez
    sino contar conmigo.» [31]
    • Fuente: Poema Hagamos un trato.
  • «Me gusta el viento. No sé por qué, pero cuando camino contra el viento, parece que me borra cosas. Quiero decir: cosas que quiero borrar.» [12]
    • Fuente: Primavera con una esquina rota.

Referencias[editar]

  1. Citado en La literatura en mi vida: Antología de ensayos del Primer Concurso Literario Prisma 2014. Autores Ramírez López, Óscar y otros. Un vitalicio histórico: la literatura. de Garza Gutiérrez, Arianna Lizeh; asesora: Garza, María F.;Editorial Nómada, 2017. p. 21.
  2. 2,0 2,1 2,2 Benedetti, Mario. Gracias por el fuego. Editorial Penguin Random House Grupo Editorial España, 2010. ISBN 978-84-2049-869-0.
  3. 3,0 3,1 Benedetti, Mario. El amor, las mujeres y la vida (Edición enriquecida con poemas leídos por el propio autor). Editorial Penguin Random House Grupo Editorial España, 2014 ISBN 978-84-2041-116-3.
  4. Benedetti, Mario. Despistes y franquezas. Editorial Penguin Random House Grupo Editorial España, 2010. ISBN 978-84-2049-233-9.
  5. 5,0 5,1 5,2 5,3 5,4 5,5 5,6 5,7 5,8 5,9 Benedetti, Mario. Rincón de Haikus. Editorial Visor Libros, 2001. ISBN 978-84-7522-978-2.
  6. Benedetti, Mario. Acordes cotidianos. Editorial Vergara & Riba Editoras, 2000. ISBN 978-98-7933-808-7. p. 37.
  7. Benedetti, Mario. Acordes cotidianos. Editorial Vergara & Riba Editoras, 2000. ISBN 978-98-7933-808-7. p. 49.
  8. 8,0 8,1 Benedetti, Mario. A título de inventario. Editorial Penguin Random House Grupo Editorial España, 2015. ISBN 978-84-9062-969-7.
  9. Benedetti, Mario. Acordes cotidianos. Editorial Vergara & Riba Editoras, 2000. ISBN 978-98-7933-808-7. p. 31.
  10. Benedetti, Mario. Cuentos completos. Editorial Penguin Random House Grupo Editorial España, 2012. ISBN 978-84-2040-813-2.
  11. Benedetti, Mario. Mario Benedetti: textos preferidos y complementarios de autor y lector; documentación bibliográfica. Anthropos Editorial, 1992. p. 18.
  12. 12,0 12,1 Benedetti, Mario. Primavera con una esquina rota. Editorial Penguin Random House Grupo Editorial España, 2010. ISBN 978-84-2049-930-7.
  13. Citado en Sánchez Mateo, Anna. Bajo La luna. Editorial Bubok, 2016 ISBN 978-84-6868-832-9.
  14. 14,0 14,1 Benedetti, Mario. Mario Benedetti: textos preferidos y complementarios de autor y lector ; documentación bibliográfica. Anthropos Editorial, 1992. p. 14.
  15. Citado en Beorlegui, Guillermo. No digamos mañana que ayer... Editorial Dunken, 2014 ISBN 978-98-7027-167-3. p. 110.
  16. Citado en Alcaide, Francisco. Fútbol, fenómeno de fenómenos. LID Editorial, 2009. ISBN 978-84-8356-181-2.
  17. Paula, Números 701-708. Editorial Lord Cochrane, 1995. Procedencia del original: Universidad de Texas. Digitalizado: 20 noviembre 2008.
  18. Citado en Los Grandes Escritores: Vidas, obras y estilos de los más influyentes autores de la historia. Autor y editor Borja Loma Barrie.
  19. Citado en Sebastián Arribas, Eusebio. Enciclopedia básica de la vida. Cultivalibros, S.L. 2010. ISBN 978-84-9923-342-0 p. 38.
  20. El Diablo Ilustrado. Autor Diablo Ilustrado. Editorial Casa Editora Abril, 2003. ISBN 978-95-9210-275.0. p. 282.
  21. Benedetti, Mario. Acordes cotidianos. Editorial Vergara & Riba Editoras, 2000 ISBN 978-98-7933-808-7. p. 19.
  22. Benedetti, Mario. Inventario Dos: poesía 1986-1991. Edición ilustrada, reimpresa. Editorial Visor, 1994. ISBN 978-84-7522-315-5. p. 66.
  23. Benedetti, Mario. Mario Benedetti: textos preferidos y complementarios de autor y lector; documentación bibliográfica. Anthropos Editorial, 1992. p. 19.
  24. Benedetti, Mario. Hasta aquí: poemas, relatos, ensayos, discursos ... Editorial La Línea, 1974. Procedencia del original: Universidad de California. Digitalizado: 22 marzo 2007. p. 38.
  25. Citado en González-Geraldo, José L. Educación, Desarrollo y Cohesión Social. Ediciones de la Universidad de Castilla La Mancha, 2015. ISBN 978-84-9044-173-2. p. 321.
  26. Memoria y sociedad: Revista del Departamento de Historia y Geografía, Volúmenes 6-7. Colaborador: Pontificia Universidad Javeriana. Departamento de Historia y Geografía. Editorial El Departamento, 2002. p. 165.
  27. Benedetti, Mario. La tregua. Editorial Penguin Random House Grupo Editorial España, 2010. ISBN 978-84-2049-063-2.
  28. Benedetti, Mario. Cuentos. Editor Alianza Editorial, 1984. ISBN 978-95-0400-009-9. p. 201.
  29. Benedetti, Mario. Noción de patria ; Próximo prójimo. Editorial Nueva Imagen, 1989. ISBN 978-96-8429-497-4. p. 9.
  30. Benedetti, Mario. Andamios . Editorial Penguin Random House Grupo Editorial España, 2010. ISBN 978-84-2048-840-0.
  31. Benedetti, Mario. Mario Benedetti: textos preferidos y complementarios de autor y lector; documentación bibliográfica. Anthropos Editorial, 1992. p. 21.