Margherita Luti

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Margherita Luti
«La cabeza aparece cubierta por una especie de turbante adornado con franjas doradas, el peinado se supone inventado por el pintor; todo lo demás es una reproducción exacta y concienzuda del natural: la nariz es un poco grande, los ojos negros […]; los hombros un poco estrechos, las manos plebeyas; se nota que han trabajado» [1] Rafael Sanzio. La Fornarina. 1518-1519 (fragmento)
«La cabeza aparece cubierta por una especie de turbante adornado con franjas doradas, el peinado se supone inventado por el pintor; todo lo demás es una reproducción exacta y concienzuda del natural: la nariz es un poco grande, los ojos negros […]; los hombros un poco estrechos, las manos plebeyas; se nota que han trabajado» [1] Rafael Sanzio. La Fornarina. 1518-1519 (fragmento)
Véase también
Wikipedia-logo.png Biografía en Wikipedia.
Commons-logo.svg Multimedia en Wikimedia Commons.
Esta página contiene citas de una persona fallecida hace 497 años.
Icon PD.svg Hay una gran probabilidad de que hayan entrado en el dominio público en la mayoría de los países.


Margherita Luti (Roma, c. 1493-1522), generalmente conocida como la Fornarina, fue la amante y modelo predilecta de Rafael, quien se inspiró en ella para la realización de varias de sus obras.

Citas sobre Margherita Luti[editar]

  • «La Fornarina, pobre muchacha del pueblo, no poseía más que su beldad:[2] pero ¿cuán deslumbrante no sería esta para que Rafael la elevase hasta sí?».[3]
  • «Más que como una tierna novela de amor, la pasión de Rafael por la bella trasteverina era vista por los romanos como la exaltación de una suerte de "gloria nacional". Así, hasta ahora, todo el mundo estaba convencido de que Margherita Luti o Luzi había nacido y vivido en una casa próxima a la iglesia de San Tommaso in Parione, que pertenecía a messer Benedetto Saxo. Pero si creemos a Il Messagero, generalmente bien informado sobre todo lo que concierne a la ciudad de Roma, acaba de descubrirse en uno de los barrios más antiguos de la margen izquierda, cerca del palacio Braschi, es decir, bastante lejos del Trastevere, una casa de aspecto moderno, que en nada se distingue –por fuera– de las otras del entorno. Pero si accedemos a su interior veremos una placa de mármol con la siguiente inscripción en latín:
RAPHAELI SANCTIO
QUAE CLARUIT DILECTA
HIC FERTUR INCOLUISSE
Que quiere decir: Aquí vivió la que se hizo famosa por haber sido amada por Rafael Sanzio».[4]
con lágrimas en los ojos,
contemplaba a Rafael
que, sereno y fulgurante
–los ojos fijos en él–,
parecía sonreírle;
la Fornarina temblaba».[5]
  • «Qué momentos de amor no transcurrirían en esta humilde habitación entre el mayor genio del Arte y esta mujer del pueblo, jóvenes los dos, apasionados los dos. María Bibienna, la novia de Rafael, está muerta y olvidada; el nombre de la amante se ha hecho famoso. Pero ¿qué sabemos de la vida de la Fornarina, de la influencia que tuvo en el pintor? No sabemos nada. Solo que –en su lecho de muerte– Rafael, por orden de su confesor, se despidió de ella».[6]
  • «Rafael amó tanto a la Fornarina que murió por ella. Pero durante nueve años, de 1511 a 1520, fue su vida, la vida de su corazón y de su arte. La Virgen de san Sixto, una de las obras maestras de Sanzio, es la Fornarina. También está en la Transfiguración, y sigue estando. Los dibujos de su amante nos han transmitido el opulento esplendor de sus formas, sus "recios muslos" de trasteverina».[7]
  • «Yo he visto cerca de la Porta Settimiana una vieja casita construida con restos de columnas antiguas. Una chimenea exterior indicaba que la entrada del horno estaba al aire libre. En el último piso, había una pequeña ventana, recercada por una ojiva de ladrillo, que iluminaba la habitación de la Fornarina».[8]

Referencias[editar]

  1. Un inconnu (23 nov. 1844). «Impressions de lecture et souvenirs littéraires d'un inconnu». La Presse (Paris):  p. 2. 
  2. RAE – Diccionario de la lengua española: Beldad
  3. [Sin indicación del autor] (16 abr. 1839). «Rafael de Urbino y la Fornarina». El Guardia Nacional (Barcelona) (1193):  p. 1. 
  4. Carrère, Jean (15 may. 1928). «Les maisons de la Fornarina». Le Temps (Paris) (24377):  p. 2. 
  5. Develey, Jérôme (1858). «Scènes et tableaux, poëmes». Mort de Raphael d'Urbin (Paris: J. Tardieu):  p. 8. 
  6. Un inconnu (23 nov. 1844). «Impressions de lecture et souvenirs littéraires d'un inconnu». La Presse (Paris):  p. 2. 
  7. Allain, Paul (16 abr. 1920). «La Fornarine». Le Radical (Paris):  p. 1. 
  8. Un inconnu (23 nov. 1844). «Impressions de lecture et souvenirs littéraires d'un inconnu». La Presse (Paris):  p. 2.