Julio Camba

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
Saltar a: navegación, buscar
Julio Camba Andreu
Véase también
Wikipedia-logo.png Biografía en Wikipedia.
Gutenberg ico.png Obras en el Proyecto Gutenberg (inglés).
Esta página contiene citas de una persona fallecida hace 55 años.
Copyright red.svg Dependiendo de cómo se publicaran, pueden estar protegidas por derechos de autor. Deben usarse según las políticas de licencias de Wikiquote.

Julio Camba Andreu (n. Villanueva de Arosa, Pontevedra; 17 de diciembre de 1884 - m. Madrid; 28 de febrero de 1962) fue un periodista y escritor español.

Citas de Julio Camba[editar]

  • «El español es poco amigo de pensar, pero si piensa no hay otro pensamiento más que el suyo».[sin fuentes]
  • «Una nación se hace lo mismo que cualquier otra cosa. Es cuestión de quince años y de un millón de pesetas. Con un millón de pesetas yo me comprometo a hacer rápidamente una nación en el mismo Getafe, a dos pasos de Madrid. Me voy allí y observo si hay más hombres rubios que hombres morenos o si hay más hombres morenos que hombres rubios, y si en la mayoría, rubia o morena, predominan los braquicéfalos sobre los dolicocéfalos, o al contrario. Es indudable que algún tipo antropológico tendrá preponderancia en Getafe, y este tipo sería el fundamento de la futura nacionalidad. Luego recojo los modismos locales y constituyo un idioma. Al cabo de unos cuantos años, yo habría terminado mi tarea y me habría ganado una fortuna. Y si alguien osaba decirme entonces que Getafe no era una nación, yo le preguntaría qué es lo que él entendía por tal y, como no podría definirme el concepto de nación, le habría reducido al silencio».

La casa de Lúculo o el arte de comer (1929)[editar]

  • «El primer francés que se comió un caracol no era, ciertamente, un epicúreo, sino un hambriento».
  • «el que sea capaz de quedarse con ganas ante un buen plato por temor a engordar, se quedará también con ganas ante todas las otras cosas agradables que hay en la vida».
  • «Carnes, carnes excelentes, preparadas del modo más sencillo. Carnes y pescados: tal es la base principal de lo que llamaremos cocina inglesa. Luego viene una serie de papillas, cremas, sopas de leche, confituras y mermeladas, alimentación puramente infantil que nos revela al pueblo inglés como un pueblo que no ha alcanzado aún la mayoría de edad».
  • «La comida popular, buena o mala, debe constituir para el viajero un dato de tanto valor como el paisaje, con el que guarda siempre una íntima afinidad. Lo uno explica lo otro, y el automovilista que se ponga a comer caviar en la paramera de Ávila no comprenderá la solemnidad de la paramera ni apreciará tampoco la exquisitez del caviar, y será al mismo tiempo un pésimo viajero y un gastrónomo abominable».