Josemaría Escrivá de Balaguer

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Josemaría Escrivá de Balaguer
«A ese Dios invisible, lo encontramos en las cosas más visibles y materiales»
«A ese Dios invisible, lo encontramos en las cosas más visibles y materiales»
Véase también
Wikipedia-logo.png Biografía en Wikipedia.
Commons-logo.svg Multimedia en Wikimedia Commons.
Wikidata-logo-en.svg Datos en Wikidata.
Esta página contiene citas de una persona fallecida hace 46 años.
Copyright red.svg Dependiendo de cómo se publicaran, pueden estar protegidas por derechos de autor. Deben usarse según las políticas de licencias de Wikiquote.

Josemaría Escrivá de Balaguer (Barbastro, Huesca, 9 de enero de 1902-Roma, 26 de junio de 1975) fue sacerdote español y fundador del Opus Dei.

Citas[editar]

  • «A ese Dios invisible, lo encontramos en las cosas más visibles y materiales».[1] p. 154
    • Nota: De la homilia pronunciada en el Campus de la Universidad de Navarra el 8 de octubre de 1967.
  • «Cuando los cristianos lo pasamos mal, es porque no damos a esta vida todo su sentido divino».[3]
  • «Dios os llama a servirle en y desde las tareas civiles, materiales, seculares de la vida humana: en un laboratorio, en el quirófano de un hospital, en la cátedra universitaria, en la fábrica, en el taller, en el hogar de familia y en todo el inmenso panorama del trabajo, Dios nos espera cada día».[4] p. 575
    • Nota: De una homilía pronunciada en el campus de la Universidad de Navarra, 8 de octubre de 1967.
  • «Donde la mano siente el pinchazo de las espinas, los ojos descubren un ramo de rosas espléndidas, llenas de aroma».[3]
  • «Hay un algo santo, divino, escondido en las situaciones más comunes, que toca a cada uno de vosotros descubrir».[5]
    • Nota: De la homilía pronunciada en el campus de la Universidad de Navarra, 8 de octubre de 1967.
  • «La atención de la mujer casada debe centrarse en el marido y en los hijos. Como la del marido debe centrarse en su mujer y en sus hijos».[6] p. 181
  • «La vocación cristiana consiste en hacer endecasílabos de la prosa de cada día».[7]
    • Nota: De la homilía pronunciada en el campus de la Universidad de Navarra, 8 de octubre de 1967.
  • «No concibo que pueda haber obediencia verdaderamente cristiana, si esa obediencia no es voluntaria y responsable. Los hijos de Dios no son piedras o cadáveres: son seres inteligentes y libres, y elevados todos al orden sobrenatural, como la persona que manda».[6] p. 106
  • «O sabemos encontrar en nuestra vida ordinaria al Señor, o no lo encontraremos nunca».[4] p. 570
    • Nota: De la homilía pronunciada en el campus de la Universidad de Navarra, 8 de octubre de 1967.
  • «Realizar las cosas según el querer de Dios, "porque nos da la gana", que es la razón más sobrenatural».[1] p. 81
  • «Si amas al Señor, no habrá criatura que no encuentre sitio en tu corazón».[3]

Citas sobre Escrivá de Balaguer[editar]

  • «El fundador vino una vez a España, exclusivamente a hablar a un grupo de personas y nos dijo justo al terminar el Concilio Vaticano II:
    Hijas mías vengo a deciros que la Iglesia va muy mal, va al desastre, lo que os digo es que pidáis por la Iglesia, porque está muy mal, este Concilio es el Concilio del diablo».[8]
  • «Era un hombre complejísimo. Puesto a ser simpático, era el que más; puesto a ser antipático, lo mismo».[9]
    • Declaraciones de Miguel Fisac a Época, 10 de febrero de 1992.
  • «Escrivá posee la fuerza de los clásicos: el temperamento de un Padre de

Iglesia ».[10]

  • «Lo que más me llamó la atención de su personalidad fue, en primer lugar, la refrescante serenidad que emanaba de él y que envolvía toda la conversación. Después, el increíble ritmo con que fluían sus ideas; y, finalmente, la sorprendente capacidad de entablar contacto inmediatamente con sus interlocutores».[11]
  • «Monseñor Escrivá vivió de manera plena el momento presente, abriéndose a él y dándose a sí mismo completamente».[11]
  • «Estas palabras del beato Escrivá de Balaguer me han alentado a vivir de fe en mi trabajo, a no olvidarme nunca de rezar antes de subir a un escenario, a hablar con Dios, de un modo un otro, a lo largo de la jornada: a entender que mi fe puede trascender también mi ámbito personal».[12]
  • «Tenía muy mal carácter. Siempre estaba dando patadas a las puertas y dando broncas por cualquier nimiedad. Pero si le interesabas por algo tenía un gran don teatral para envolverte con halagos».[9]
    • María del Carmen Tapia a la revista "Tiempo", 3 de febrero de 1992, pág. 12.

Referencias[editar]

  1. 1,0 1,1 Fazio, Mariano (2018). Rialp, ed. El último romántico: San Josemaría en el siglo XXI. ISBN 9788432149870. 
  2. Rodríguez Sánchez de Alva, Justo Luis (1993). Palabra, ed. Jesucristo y la mujer: Reflexiones en torno al Evangelio. ISBN 9788482399461. 
  3. 3,0 3,1 3,2 Escrivá de Balaguer, Josémaría (2001). Rialp, ed. Vía Crucis. ISBN 9788432139390. 
  4. 4,0 4,1 Burkhart, Ernst (2013). Rialp, ed. Vida cotidiana y santidad: en la enseñanza de San Josemaría. ISBN 9788432142512. 
  5. Portabella, John C. (2015). Palabra, ed. El Dios escondido. ISBN 9788490612194. 
  6. 6,0 6,1 Llanes Maestre, José Luis (2012). Rialp, ed. Conversaciones con Mons. Escrivá de Balaguer: Edición Crítico-Histórica. ISBN 9788432142116. 
  7. Orozco Delclós, Antonio (2010). Rialp, ed. Aprender de María. ISBN 9788432139086. 
  8. «Se habla de sus virtudes heróicas ¿Cuáles?». Opuslibros. Consultado el 18 de agosto de 2021. 
  9. 9,0 9,1 «Hijos en el Opus Dei». Opuslibros. Consultado el 18 de agosto de 2021. 
  10. «La prassi della libertà. Riflessioni antropologiche alla lucedegli insegnamenti del Beato Josemaría Escrivá». actaphilosophica (en italiano). p. 51. Consultado el 18 de agosto de 2021. 
  11. 11,0 11,1 John Allen. Opus Dei: una visión objetiva de la realidad y los mitos de la fuerza más polémica dentro de la Iglesia católica, Barcelona, Planeta, 2006, pp. 72-73
  12. «Políticos y artistas elogian la figura del beato Escrivá». ABC. 9 de enero de 2002. Consultado el 18 de agosto de 2021.