Jane Austen

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
Saltar a: navegación, buscar
Jane Austen

Véase también
Wikipedia-logo.png Biografía en Wikipedia.
Commons-logo.svg Multimedia en Wikimedia Commons.
Wikisource-logo.svg Obras en Wikisource.
Esta página contiene citas de una persona fallecida hace 200 años.
Icon PD.svg Hay una gran probabilidad de que hayan entrado en el dominio público en la mayoría de los países.

Jane Austen (Steventon, 16 de diciembre de 1775 – Winchester, 18 de julio de 1817) fue una destacada novelista británica que vivió durante el período de la Regencia.

Citas[editar]

  • Tal vez fue uno de esos casos en que se sabe si un consejo fue bueno o malo sólo cuando el evento ocurre.
    • Persuasion (1817)
  • Reflexionaba sobre lo delicioso que es ver unos lindos ojos en el rostro de una mujer bonita
    • "Orgullo y Prejuicio" (1796)
  • Pero ciertamente no hay tantos hombres de gran fortuna como mujeres hermosas que los merezcan.
    • Mansfield Park (1814)
  • La mitad del mundo no puede entender los placeres de la otra mitad.
    • Emma (1815)
  • La sabiduría es mejor que el ingenio y, a la larga, sin duda, tendrá la risa de su lado.
    • Carta a Fanny Knight (Noviembre de 1814)
  • Pronto comenzó a advertir que el rostro de Lizzy reflejaba una inteligencia extraordinaria, que se mostraba en la expresión de sus ojos negros.
    • "Orgullo y Prejuicio" (1796)
  • Las sorpresas son tontas. El placer nunca aumenta y los incovenientes son muchas veces considerables.
    • Emma (1815)
  • Hay personas que mientras más se haga por ellos, menos harán por sí mismos.
    • Emma (1815)
  • Un hombre soltero, dueño de una gran fortuna, ha de sentir algún día la necesidad de casarse.
    • "Orgullo y Prejuicio" (1796)
  • La amistad es el mejor bálsamo para las heridas que produce en el alma un amor mal correspondido.
    • "La abadía de Northanger" (1818)
  • El estar bien informados nos impide alimentar la vanidad ajena, lo cual el buen sentido aconseja evitar.
    • "La abadía de Northanger" (1818)
  • Todo lo que consigue una mujer al intentar lucir elegante es satisfacer su propia vanidad, nunca aumentar la admiración de los hombres ni la buena disposición de otras mujeres.
    • "La abadía de Northanger" (1818)
  • Querida tía, en cuestiones matrimoniales, ¿cuál es la diferencia entre el interés y la prudencia? ¿Dónde termina la discreción y empieza la avaricia? En Navidad temía usted que se casara conmigo, porque hacerlo sería una imprudencia; y ahora, cuando trata de conseguir a una chica con un modesto capital de diez mil libras, concluye usted que solo le mueve el interés.
    • Orgullo y prejuicio (1796)
  • Es una verdad universalmente aceptada que un soltero con posibles ha de buscar esposa.
    • Orgullo y prejuicio (1796)
  • Aunque no tenía demasiada buena opinión ni de los hombres ni del matrimonio, casarse había sido siempre su meta, ya que se trataba de la única manera honorable de que una joven bien educada, pero con pocos medios de fortuna, se asegurara el porvenir y, aunque incierto como fuente de felicidad, el vínculo matrimonial representaba la manera menos desagradable de cubrir sus necesidades. Lograrlo a los 27 años y sin ser guapa hacía que Charlotte se considerase una mujer afortunada.
    • Orgullo y prejuicio (1796)
  • Me pregunto quién sería el primero en descubrir la eficacia de la poesía para acabar con el amor.
    • Orgullo y prejuicio (1796)
  • La vanidad y el orgullo son cosas distintas, aunque muchas veces se usen como sinónimos. El orgullo está relacionado con la opinión que tenemos de nosotros mismos; la vanidad, con lo que quisiéramos que los demás pensaran de nosotros.
    • Orgullo y prejuicio (1796)
  • Ocultando sus pensamientos al hombre a quien ama, una mujer puede perder la ocasión de despertar su amor, y es un triste consuelo para ella pensar que nadie se ha enterado de que estaba enamorada. En los enamoramientos cuentan mucho la gratitud y la vanidad; de ahí que sea peligroso dejar que surjan por sí mismos. Su inclinación puede ser espontánea y empezar como una sencilla preferencia, cosa muy natural; pero somos pocos los que tenemos suficiente valentía para enamorarnos del todo si la otra parte no nos anima, De diez casos, en nueve aconsejaría a las mujeres que demostrasen más afecto del que realmente siente, pues todo puede quedar en simpatía si ellas no le animan al caballero a continuar.
    • Orgullo y prejuicio (1796)

Véase también[editar]