Henry David Thoreau

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Henry David Thoreau
«Deja de arañar la corteza; hay fruta madura en tu frente»
«Deja de arañar la corteza; hay fruta madura en tu frente»
Esta página contiene citas de una persona fallecida hace 157 años.
Icon PD.svg Hay una gran probabilidad de que hayan entrado en el dominio público en la mayoría de los países.

Henry David Thoreau (Concord, Massachusetts, 12 de julio de 1817-6 de mayo de 1862) fue un escritor, poeta y filósofo estadounidense, de tendencia trascendentalista y origen puritano, autor de Walden y La desobediencia civil. Es considerado uno de los padres fundadores de la literatura estadounidense y el conceptualizador de las prácticas de desobediencia civil.[1]

Citas[editar]

  • «Bajo un gobierno que encarcele a alguien injustamente, el sitio adecuado para una persona justa es también la cárcel».[2]
  • «Casi todas las personas viven la vida en una silenciosa desesperación».[3]
  • «¡Como si se pudiera matar el tiempo sin insultar a la eternidad!».[4]
  • «Cuán vano es sentarse a escribir cuando aún no te has levantado para vivir».[5]
  • «Deja de arañar la corteza; hay fruta madura en tu frente».[sin fuentes]
  • «De qué sirve una casa si no se cuenta con un planeta tolerable donde situarla».[sin fuentes]
  • «Deseo por igual ser un buen vecino y un mal ciudadano».[sin fuentes]
  • «El amor no sólo debe ser una llama, sino una luz».[sin fuentes]
  • «El costo de una cosa es la cantidad de aquello que yo llamo vida, necesaria para adquirirla, ya sea a corto o a largo plazo».[sin fuentes]
  • «El hombre con una idea nueva es un chiflado... hasta que la idea tiene éxito».[sin fuentes]
  • «El hombre es rico en proporción a la cantidad de cosas de las que puede prescindir».[sin fuentes]
  • «El mundo no es sino un lienzo para nuestra imaginación».[sin fuentes]
  • «El tiempo no es sino la corriente en la que estoy pescando».[sin fuentes]
  • «Es más deseable cultivar el respeto al bien que el respeto a la ley».[sin fuentes]
  • «Es más rico aquel cuyos placeres son los más baratos».[sin fuentes]
  • «Es tan difícil verse a uno mismo como mirar para atrás sin volverse».[sin fuentes]
  • «Fui a los bosques porque quería vivir deliberadamente; enfrentar solo los hechos de la vida y ver si podía aprender lo que ella tenía que enseñar. Quise vivir profundamente y desechar todo aquello que no fuera vida... para no darme cuenta, en el momento de morir, de que no había vivido». [6]
  • «Hacen falta dos para decir la verdad; uno que hable y otro que escuche».[sin fuentes]
  • «Hay más religión en la ciencia del hombre que ciencia en su religión».[sin fuentes]
  • «Hay momentos en que toda la ansiedad y el esfuerzo acumulados se sosiegan en la infinita indolencia y reposo de la naturaleza».[sin fuentes]
  • «Hay muchos que se van por las ramas, por uno que va directamente a la raíz».[sin fuentes]
  • «Incluso los hechos de la ciencia pueden enturbiar la mente por su sequedad, a menos que sean ... tornados fértiles por el fresco rocío de la verdad y la vida. El conocimiento no viene a nosotros en forma detallada, sino como destellos de luz desde el cielo».[sin fuentes]
  • «Jamás hallé compañera más sociable que la soledad».[sin fuentes]
  • «La bondad es la única inversión que nunca quiebra».[sin fuentes]
  • «La ley jamás hizo a los hombres un ápice más justos; y, en razón de su respeto por ella, incluso los mejor dispuestos se convierten a diario en agentes de la injusticia».[sin fuentes]
  • «La ley nunca hará a los hombres libres; son los hombres los que tienen que hacer la ley libre».[sin fuentes]
  • «La luz que enceguece nuestros ojos es oscuridad para nosotros. Sólo alborea el día para el cual estamos despiertos. Hay aún muchos días para amanecer. El sol no es sino una estrella de la mañana».[sin fuentes]
  • «La mayoría de los lujos y muchas de las llamadas comodidades de la vida no sólo no son indispensables, sino que resultan un obstáculo evidente para la elevación espiritual de la humanidad».[sin fuentes]
  • «La mayor parte de los hombres, incluso en este país relativamente libre, se afanan tanto en innecesarios artificios y labores absurdamente mediocres, que no les queda tiempo para recoger los mejores frutos de la vida».[sin fuentes]
  • "La verdadera cosecha de mi vida diaria es algo tan intangible e indescriptible como los matices de la mañana o de la tarde. He cogido un puñado de polvo estelar, un segmento de arco iris».[sin fuentes]
  • «Las cosas no cambian; cambiamos nosotros».[sin fuentes]
  • «Las leyes injustas existen: ¿deberíamos contentarnos con obedecerlas, o bien deberíamos luchar por enmendarlas? ¿y deberíamos seguir obedeciéndolas hasta que tuviésemos éxito, o bien deberíamos transgredirlas inmediatamente?».[7]
    • Thoreau, Desobediencia civil, Palma de Mallorca, J. J. de Olañeta, 2002, p. 21.
  • «Las matemáticas no mienten, lo que hay son muchos matemáticos mentirosos».[sin fuentes]
  • «Lee los buenos libros primero, lo más seguro es que no alcances a leerlos todos».[sin fuentes]
  • «Lo que un hombre piensa de sí mismo, esto es lo que determina, o más bien indica su destino».[sin fuentes]
  • «Me cuesta menos, en todos los sentidos, el incurrir en pena de desobediencia al Estado que el obedecer, en cuyo caso me sentiría mermado en mi propia estimación».[sin fuentes]
  • «No hay peor olor que el que despide la bondad corrompida».[sin fuentes]
  • «Nuestra vida siempre es malgastada por el detalle... simplifiquemos, simplifiquemos».[sin fuentes]
  • «Nueve décimas partes de la sabiduría provienen de ser juicioso a tiempo».[sin fuentes]
  • «Nunca mires atrás a menos que estés planeando ir en esa dirección».[sin fuentes]
  • «Se podría definir el cielo como el lugar que los hombres evitan».[sin fuentes]
  • «Si has construido castillos en el aire, tu trabajo no se pierde; ahora coloca las bases debajo de ellos».[sin fuentes]
  • «Si la naturaleza es nuestra madre, entonces Dios es nuestro padre».[sin fuentes]
  • «Si no logras convencer a una persona de lo malo que está haciendo, procura hacer entonces lo bueno. La gente cree sólo lo que ve».[sin fuentes]
  • «Un cielo sin nubes es una pradera sin flores, un mar sin velas».[sin fuentes]
  • «Un hombre es rico en proporción a las cosas que puede desechar».[sin fuentes]
  • «Vida ciudadana: millones de seres viviendo juntos en soledad».[sin fuentes]

Citas sobre Thoreau[editar]

  • «En la persona de Thoreau me habéis dado un maestro. Su ensayo sobre "El deber de la desobediencia civil" me proporcionó la confirmación científica de las razones de mi acción en África del Sur».
    • Gandhi. Todos los hombres son hermanos, Salamanca, Sígueme, 2002, p. 77.
  • «No hay duda de que las ideas de Thoreau tuvieron gran influencia en mi movimiento en India».
    • Gandhi
    • Original en inglés: «There is no doubt that Thoreau's ideas greatly influenced my movement in India».[8]

Referencias[editar]

  1. López, Luis Matías. «Vigencia de Thoreau, precursor de la desobediencia civil.» 2175/2013. Público.
  2. Palomo Triguero, Eduardo. Cita-logía. Editorial Punto Rojo Libros, S.L. ISBN 978-84-16068-10-4, p. 143.
  3. Palomo Triguero, Eduardo. Cita-logía. Editorial Punto Rojo Libros, S.L. ISBN 978-84-16068-10-4, p. 91.
  4. Citado en Verti, Sebastián. El gran libro de la sabiduría humana: en tus apuros y afanes, pide consejo a los refranes. Editorial Diana, 1998. ISBN 9789681331139, p. 79.
  5. Las mejores citas de provocación / Best provocation sayings: contra todo y contra todos. Coña fina. Autor y editor Samuel Red. Editorial Grasindo, 2008. ISBN 9788479277802, p. 103.
  6. Citado en Miralles, Francesc; García, Héctor. El método Ikigai: Despierta tu verdadera pasión y cumple tus propósitos vitales. Editorial Penguin Random House Grupo Editorial España, 2017. ISBN 9788403518223.
  7. González Marsal, Carmen. «Desobediencia civil: volviendo a Thoreau, Gandhi y King.» Foro, Nueva época, núm. 11-12/2010: 147-191. Universidad Complutense. Consultado el 18 de junio de 2019.
  8. Taylor, Bob Pepperman (en inglés). The Routledge Guidebook to Thoreau's Civil Disobedience, p. 3. Routledge, 2014. En Google Books. Consultado el 18 de junio de 2019.
  9. Romia y Agustí, Carme. I. «Henry D. Thoreau o el derecho a la disobediencia.» En: Prat, Enric (ed.) Pensamiento Pacifista, p. 13. Icaria Editorial, 2004. En Google Books. Consultado el 7 de junio de 2019.