Henrik Ibsen

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Henrik Ibsen
«Un verdadero espíritu de rebeldía es aquel que busca la felicidad en esta vida».
«Un verdadero espíritu de rebeldía es aquel que busca la felicidad en esta vida».
Véase también
Commons-logo.svg Multimedia en Wikimedia Commons.
Wikisource-logo.svg Obras en Wikisource.
Esta página contiene citas de una persona fallecida hace 113 años.
Icon PD.svg Hay una gran probabilidad de que hayan entrado en el dominio público en la mayoría de los países.


Henrik Johan Ibsen (Skien, 20 de marzo de 1828-Cristianía, 23 de mayo de 1906). Poeta y dramaturgo. Nació en el puerto de Skien y falleció en Cristiánia (Oslo). A lo largo de su vida escribió importantes obras como Casa de Muñecas (1879), Los Espectros (1881), El Pato Salvaje (1884), La Dama del Mar (1888), Al Despertar de Nuestra Muerte (1899), entre otras.

Citas[editar]

  • «Que griten otros, de que nuestros tiempos son malos. Yo clamo y lloro por la época vana. ¿Cómo no despreciar nuestro tiempo, si carece de carácter y de pasiones?». [1]
  • «Un verdadero espíritu de rebeldía es aquel que busca la felicidad en esta vida». [2]

Citas de sus Obras[editar]

Casa de muñecas [3][editar]

Helmer: ¡Abandonar tu hogar, tu marido, tus hijos...! ¿y no piensas en el qué dirán?

Nora: No puedo pensar en esos detalles. Sólo sé que es indispensable para mí.
H.: ¡Oh, es odioso! ¡Traicionar así los deberes más sagrados!
N.: ¿A qué llamas tú los deberes más sagrados?
H.: ¿Habrá que decírtelo? ¿No tienes deberes con tu marido y con tus hijos?
N.: Tengo otros deberes no menos sagrados.
H.: No los tienes. ¿Que deberes son esos?
N.: Mis deberes conmigo misma.
H.: Ante todo eres esposa y madre.
N.: Ya no creo eso. Creo que ante todo soy un ser humano, igual que tú... o, al menos, debo intentar serlo. Sé que la mayoría de los hombres te darán la razón, y que algo así está escrito en los libros. Tengo que pensar por mi cuenta en todo esto y tratar de comprenderlo.
Helmer: Pero, ¿no te das cuenta de cuál es tu puesto en tu propio hogar? ¿No tienes una guía infalible para estos dilemas? ¿No tienes la religión?
Nora: ¡Ay Torvaldo! No sé lo que es la religión.
H.: ¿Cómo que no? 
N.: Sólo sé lo que me dijo el pastor Hansen cuando me preparaba para la confirmación. Dijo que la religión era eso, aquello y lo de más allá. Cuando esté sola y libre, examinaré también ese asunto. Y veré si era cierto lo que decía el pastor, o cuando menos, si era cierto para mí


Un enemigo del pueblo [4][editar]

  • «No, no pienso denigrar más a nuestros superiores; quien crea que he de seguir haciéndolo, se equivoca de medio a medio. Estoy seguro de que todos ellos, todos esos reaccionarios, sucumbirán tarde o temprano. No es necesario atacarlos aún para que llegue su fin, y por ende, opino que no constituyen el peligro más inminente de la sociedad. No, no son ellos los más peligrosos destructores de las fuerzas vivas; no son ellos los más temibles enemigos de la razón y de la libertad. ¡No! [...] El enemigo más peligroso de la razón y de la libertad de nuestra sociedad es el sufragio universal. El mal está en la maldita mayoría liberal del sufragio, en esa masa amorfa. He dicho».
  • «Helo aquí. Escuchad. El hombre más poderoso del mundo es el que está más sólo».

Referencias[editar]

  1. Revista Nosotros, volumen 59. Publicado en 1928. p. 239.
  2. Ortega Blake, Arturo. El gran libro de las frases célebres. Editorial Penguin Random House Grupo Editorial México, 2013 ISBN 978-60-7311-631-2.
  3. Casa de muñecas Henrik Ibsen. 2ª edición. Editorial Libresa. ISBN 9789978490556.
  4. Un enemigo del pueblo. Henrik Ibsen. Editor Henrik Ibsen, 2016. ISBN 9786050433906.