Diferencia entre revisiones de «Francisco de Quevedo»

Ir a la navegación Ir a la búsqueda
4150 bytes eliminados ,  hace 1 año
salvar trabajo, sigue en obras
(Limitar selec. de framentos pare evitar redundancias con Wikisource; separar citas en verso en subsección para no estorbar visualización de citas/citas en el cuerpo principal de la página)
(salvar trabajo, sigue en obras)
 
* «Aquel hombre que pierde la honra por el negocio, pierde el negocio y pierde la honra».<ref name=que330/> ''De la vida de Marco Bruto''.
 
 
 
 
 
=== B ===
 
* «Bien acierta quien sospecha que siempre [[error|yerra]]».<ref>{{Versalita|Palomo Triguero}} (2013), p. 114.</ref>
 
* «Bien sé a cuántos contradigo, y reconozco los que se han de armar contra mí; mas no fuera yo español si no buscara peligros, despreciándolos antes para vencerlos después».<ref>{{Versalita|Roncero López}}, Victoriano; {{Versalita|Duarte}}, J. Enrique. ''Quevedo y la crítica a finales del siglo XX'', Ediciones Universidad de Navarra, 2002, p. 58.</ref>
 
=== C ===
 
* «Cánsate ya, mortal, de fatigarte<br/>En adquirir riquezas y tesoros,<br/>Que últimamente el tiempo ha de heredarte,<br/> Y al fin te han de dejar la plata y el oro<br/>Vive para ti solo si pudieres, <br/>Pues solo para ti, si mueres, mueres».{{fuentes}}
 
* «Cerrar mis ojos podrá la postrera<br/> Sombra, que me llevare el blanco día; <br/>Y podrá desatar esta alma mía<br/>Hora a su afán ansiosa lisonjera; <br/>Mas no de esa otra parte en la ribera<br/>Dejará la memoria en donde ardía: <br/>Nadar sabe mi llama el agua fría, <br/>Y perder el respeto a ley severa. <br/>Alma al que todo un Dios prisión ha sido, <br/>Venas que humor a tanto fuego han dado, <br/>Médulas que han gloriosamente ardido, <br/>Su cuerpo dejarán, no su cuidado: <br/>Serán ceniza, mas tendrán sentido: <br/>Polvo serán, mas polvo enamorado».<ref>{{Versalita|Gómez de Quevedo y Villegas}}, Francisco; {{Versalita|Ochoa}}, Eugenio de. ''Obras escogidas (de D. Francisco de Quevedo y Villegas): obras serias: obras jocosas; obras poeticas. Carta a don Diego de Villagomez'', p. 360. Editor Baudry, 1842.</ref>
 
* «Creyendo lo peor, casi siempre se acierta».<ref>{{Versalita|Quevedo}}, Francisco de. ''Migajas sentenciosas. Obras completas en prosa'', p. 1133. Madrid. Editorial Aguilar. 1981.</ref><ref>{{Versalita|García Gibert}}, Javier. ''La «humanitas» Hispana: Sobre el humanismo literario en los siglos de oro'', p. 120. Ediciones Universidad de Salamanca, 2010 ISBN 978-84-78002-02-3.</ref>
** Nota: Aunque esta nota es atribuida a Quevedo, sin embargo aparece recogida en una obra de época anterior, ''Las memorias... de los hechos y empressas de Louis undecimo Carlos octavo, reyes de Francia'' de Philippe de Commynes, (1447-1511).<ref>{{Versalita|Commynes}}, Philippe de. ''Las memorias... de los hechos y empressas de Louis undecimo Carlos octavo, reyes de Francia, publicado después de su muerte en 1643'', p. 130.</ref>
 
* «Cuando el [[avaro]] dice: tengo un [[tesoro]], el [[preso]] dice: tenga una [[cárcel]]».
** Variante: «Y sería lo propio decir el avaro que él tiene el tesoro, que si el preso dijese que él tiene la cárcel».<ref>{{Versalita|Quevedo}} (1772), Tomo II, p. 393.</ref>
 
=== D ===
 
* «Donde hay poca justicia es un peligro tener razón».<ref>{{Versalita|Palomo Triguero}} (2013), p. 175.</ref>
* «Dijo la [[rana]] al [[mosquito]] desde una [[tinaja]]: más quiero [[muerte|morir]] en el [[vino]] que vivir en el [[agua]]».<ref>{{Versalita|Quevedo}}, Francisco de. El parnaso español; o Las nueve musas de don Francisco de Quevedo Villegas...'' Editorial Zaragoza, Carranque, Delgado y cia, 1886. Página 359. </ref>
 
* «Donde hay poca justicia es un peligro tener razón».<ref>{{Versalita|Palomo Triguero}} (2013), p. 175.</ref>
 
=== E ===
 
* «El [[agradecimiento]] es la parte principal de un hombre de bien».<ref>{{Versalita|Palomo Triguero}} (2013), p. 26.</ref>
* «En tanto en [[Cataluña]] quedase un solo [[catalán]], y piedras en los campos desiertos, hemos de tener enemigos y [[guerra]]».<ref>{{Versalita|Cervera}}, César. [http://www.abc.es/espana/20141023/abci-quevedo-poeta-hostilidad-cataluna-201410221807.html «¿Cuál fue el origen de la hostilidad de Francisco de Quevedo hacia los catalanes?» 23 de octubre de 2014.] ''ABC''. </ref>
 
* «El [[agradecimiento]] es la parte principal de un hombre de bien».<ref>{{Versalita|Palomo Triguero}} (2013), p. 26.</ref>
 
* «El [[amistad|amigo]] ha de ser como la sangre, que acude luego a la herida sin esperar que le llamen».<ref>{{Versalita|Palomo Triguero}} (2013), p. 34.</ref>
 
* «El amigo interesado mira a su [[amor propio]]; el verdadero, sólo al bien del amigo».<ref>{{Versalita|Garcia Serrano}}, Jaime. ''Sea Usted una computadora humana'', p. 116. Editor LibrosEnRed, 2004. ISBN 978-98-75610-86-6.</ref>
 
* «El [[amor]] es fe y no ciencia».<ref>{{Versalita|Palomo Triguero}} (2013), p. 38.</ref>
 
* «El amor es la última filosofía de la tierra y del cielo».<ref name=herran117/>
* «El árbol de la vida es la comunicación con los amigos; el fruto, el descanso y la confianza en ellos».<ref>{{Versalita|Herrán}}, Andrea; {{Versalita|Santos}}, Modesto. ''Sentencias político-filosófico-teológicas: (en el legado de Antonio Pérez, Francisco de Quevedo y otros): del tacitismo al neoestoicismo'', p. 124. Anthropos Editorial, 1999. ISBN 84-7658-557-8.</ref>
 
* «El ciegoexceso lleva a cuestas al tullido... andees el pie[[Veneno|veneno]] conde el ojola remendado[[razón]]».<ref name= parnaso>{{Versalita|Gómez de Quevedo y VillegasPalomo}} (17642013), p. 41123.</ref>
** Fuente: Extracto del soneto "Representa esta moralidad con la fábula del cojo y del ciego, que recíprocamente se ayudaban"
** Versión completa:<br/>El ciego lleva a cuestas al tullido: <br/>Dígola maña, y caridad le niego; <br/>Pues en ojos los pies le paga al ciego<br/>El cojo solo para sí impedido. <br/>El mundo en estos dos está entendido, <br/>Si a discurrir con sus astucias llego: <br/>Pues yo a ti te asisto por tu talego; <br/>Tú, en lo que sé, cobrar de mí has querido. <br/>Si tú me das los pies, yo te doy los ojos: <br/>Todo este mundo es trueco interesado; <br/>Y despojos se cambian por despojos. <br/>Ciegos, con todos hablo escarmentado: <br/>Pues unos somos ciegos y otros cojos, <br/>Ande al pie con el ojo remendado.<ref name= parnaso/>
 
* «El exceso es el [[Veneno|veneno]] de la [[razón]]».<ref>{{Versalita|Palomo Triguero}} (2013), p. 123.</ref>
 
* «El mayor despeñadero, la confianza».<ref name=herran117>{{Versalita|Herrán}}, Andrea; {{Versalita|Santos}}, Modesto. ''Sentencias político-filosófico-teológicas: (en el legado de Antonio Pérez, Francisco de Quevedo y otros): del tacitismo al neoestoicismo'', p. 117. Anthropos Editorial, 1999. ISBN 84-7658-557-8.</ref>
* «El ocio es la pérdida del salario».<ref>{{Versalita|Gomez de Quevedo y Villegas}}, Francisco. ''Obras'': Tomo VI, p. 323. Madrid, 1791. Imprenta de Don Antonio de Sancha.</ref>
 
* «El que quiere de esta [[vida]] todas las cosas a su gusto, tendrá muchos disgustos».<ref>{{Versalita|Palomo Triguero}} (2013), p. 145.</ref>
 
* «El [[rico]] come, el pobre se alimenta».<ref>{{Versalita|Palomo Triguero}} (2013), p. 67.</ref>
 
* «El valiente tiene miedo del contrario; el cobarde, de su propio temor».<ref>{{Versalita|Palomo Triguero}} (2013), p. 282.</ref>
 
* «Entre el clavel blanco y la rosa roja, su majestad escoja».<ref>Mítica anecdota sobre la audacia de Quevedo, que apostó con sus amigos que le diría a la reina en público y en la corte que era coja, para lo cual, le ofreció a la soberana escoger entre un clavel y una rosa. VV. AA. ''Curiosidades históricas de España'', p. 38. Editorial Litres, 2017. ISBN 978-5-17-085099-0.</ref>
** ''Nota:'' La reina era coja, y nadie en la corte se atrevía a nombrar siquiera el tema. Sin embargo, Quevedo apostó con sus amigos a que se lo diría en público y en la corte. Entonces cogió un ramo de claveles blancos y otro de rosas rojas y se dirigió a la reina con la mencionada frase. Por supuesto ganó la apuesta.{{fuentes}}
 
* «... En besos, no en razones».<ref>{{Versalita|Sefchovich}}, Sara. ''El cielo completo: Mujeres escribiendo, leyendo''. Editorial Oceano, 2015. ISBN 978-6-07-735742-1.</ref><ref>{{Versalita|Velasco}}, Teresa. ''Cartografía de un poema'', p. 81. Editorial Seleer. ISBN 978-8-49-455339-4.</ref>
=== H ===
 
** «Haces lo que padeces y te imitas».<ref>''Marido paciente, que imagina satisfacerse de su deshonra con hacer a otros casados ofensas.''{{Versalita|Quevedo}} (1772), Tomo IV, p. 355. [ Solo en ti se mintió justo el pecado,<br/>Siendo injusto en trabajos y placeres; <br/>Pues que quitando a muchos sus mujeres <br/>Con tu mujer a, muchos has pagado. <br/>Si los cuernos que pones te has quitado, <br/>De tus sienes los huesos ¿qué prefieres? <br/>No pones cuernos, si entenderlo quieres: <br/>Cuernos truecas con premio de contado. <br/>Cobras, no haces, Filemón, cornudos; <br/>Adulterado adúltero desquitas<br/>Duras afrentas de los ganchos mudos. <br/>Ni es desquitarlos, pues que no te quitas<br/>Ni uno de cuantos peinas puntiagudos. <br/>Haces lo que padeces y te imitas.]</ref name= Quevedo/>
* «Haces lo que padeces y te imitas».<ref name= Quevedo>{{Versalita|Quevedo}} (1772), Tomo IV, p. 355.</ref>
** Versión completa: Título: ''Marido paciente, que imagina satisfacerse de su deshonra con hacer a otros casados ofensas.''
** Solo en ti se mintió justo el pecado,<br/>Siendo injusto en trabajos y placeres; <br/>Pues que quitando a muchos sus mujeres <br/>Con tu mujer a, muchos has pagado. <br/>Si los cuernos que pones te has quitado, <br/>De tus sienes los huesos ¿qué prefieres? <br/>No pones cuernos, si entenderlo quieres: <br/>Cuernos truecas con premio de contado. <br/>Cobras, no haces, Filemón, cornudos; <br/>Adulterado adúltero desquitas<br/>Duras afrentas de los ganchos mudos. <br/>Ni es desquitarlos, pues que no te quitas<br/>Ni uno de cuantos peinas puntiagudos. <br/>Haces lo que padeces y te imitas.<ref name= Quevedo/>
 
* «Hay cosas que solo son un nombre y una figura».<ref>''Epistolario'', edición de [[Luis Astrana Marín]], pocos días antes de morir.</ref>{{fuentes}}
** Fuente: ''Epistolario'', edición de [[Luis Astrana Marín]], pocos días antes de morir.{{fuentes}}
 
* «Hay [[libro]]s cortos que, para entenderlos como se merecen, se necesita una vida muy larga».<ref>{{Versalita|Palomo Triguero}} (2013), p. 51.</ref>
 
* «Hombre mal persuadido de la elocuencia de tus vicios, no eches la culpa de tu error a tu muerte, sino a tu vida. No quieres [[inmortalidad]] porque lo dudas, sino porque la temes. Vives como bestia porque no rehúsas de merecer los castigos eternos; y por no padecerlos no admites la eternidad, como si esto excluyera la inmortalidad de tu alma. Engañaste como los necios que dicen que todo es vida hasta la muerte, y lo que llamas muerte su último y menor instante».<ref>{{Versalita|Quevedo}} (1772), Tomo II, p. 256.</ref>
** Fuente: ''Fragmentos de la providencia de Dios. Tratado I, inmortalidad del alma''
 
=== L===
* «La [[guerra]] es de por vida en los hombres, porque es guerra la vida, y vivir y militar es una misma cosa».<ref> {{Versalita|Gómez de Quevedo y Villegas}}, Francisco; {{Versalita|Ochoa}}, Eugenio de. ''Obras escogidas (de D. Francisco de Quevedo y Villegas): obras serias: obras jocosas; obras poeticas. Carta a don Diego de Villagomez'', p. 7. Editor Baudry, 1842.</ref>
 
* «La [[paciencia]] es [[virtud]] vencedora, y hace a los reyes poderosos y justos. La impaciencia es [[vicio]] del demonio, seminario de los más horribles y artífice de los tiranos».<ref>{{Versalita|Quevedo}} (1772), Tomo II, p. 220.</ref>
 
* «La posesión de la [[salud]] es como la de la hacienda, que se goza gastándola, y si no se gasta no se goza».<ref>{{Versalita|Quevedo}} (1772), Tomo II, p. 458.</ref>
 
* «La [[soberbia]] nunca baja de donde sube, pero siempre cae de donde subió».<ref>{{Versalita|Palomo Triguero}} (2013), p. 226.</ref><ref>''Las cuatro pestes y las cuatro fantasmas''. {{Versalita|Quevedo}} (1859), [https://books.google.es/books?id=1ON70IgKPP0C&pg=PA101&dq=Las+cuatro+pestes+y+las+cuatro+fantasmas&hl=es&sa=X&ved=0ahUKEwjj5bDq2YbfAhXNyIUKHQj-CIkQ6AEIKDAA#v=onepage&f=false p. 101.]</ref>
** Fuente: ''Las cuatro pestes y las cuatro fantasmas''.<ref>{{Versalita|Quevedo}} (1859), [https://books.google.es/books?id=1ON70IgKPP0C&pg=PA101&dq=Las+cuatro+pestes+y+las+cuatro+fantasmas&hl=es&sa=X&ved=0ahUKEwjj5bDq2YbfAhXNyIUKHQj-CIkQ6AEIKDAA#v=onepage&q=La%20soberbia%20nunca%20baja%20de%20donde%20sube%2C%20porque%20siempre%20cae%20de%20donde%20subi%C3%B3&f=false p. 101.]</ref>
 
* «Lo más seguro es no ponerse en peligro».{{sin fuentes}}
* «Lo mucho se vuelve poco con [[deseo|desear]] otro poco más».<ref>{{Versalita|Quevedo}} (1772), Tomo II, p. 432.</ref>
 
* «Los que de [[corazón]] se [[amor|quieren]] sólo con el corazón se hablan».<ref name="Triguero">{{Versalita|Palomo Triguero}} (2013), p. 76.</ref>
 
* «Los verdaderos grandes son los de ánimo grande».<ref name= Triguero/>{{fuentes}}
 
=== M ===
* «Más fácil es escribir contra la soberbia que vencerla».<ref>{{Versalita|Quevedo}} (1772), Tomo II, p. 361.</ref>
 
* «ElMenos excesomal eshacen ellos [[Veneno|veneno]]delincuentes deque laun [[razón]]mal juez».<ref>{{Versalita|Palomo Triguero}} (2013), p. 123174.</ref>
* «Mejor me sabe en un platón la sopa<br/>y el vino con la mosca y la zurrapa<br/>que al rico que se engulle todo el mapa<br/> muchos años de vino en ancha copa».<ref>{{Versalita|Gómez de Quevedo y Villegas}}, Francisco; {{Versalita|Ochoa}}, Eugenio de. ''Obras escogidas (de D. Francisco de Quevedo y Villegas): obras serias: obras jocosas; obras poeticas. Carta a don Diego de Villagomez'', p. 403. Editor Baudry, 1842.</ref>
 
* «Muchos son buenos si se da crédito a los testigos; pocos si se toma declaración a su conciencia».<ref>{{Versalita|Ramírez Motafuentes}}, Victor. ''El amor es libertad'', p. 83. Publicaciones Paulinas, S.A. de CV, México, ISBN 968-437-155-1.</ref>
* «Menos mal hacen los delincuentes que un mal juez».<ref>{{Versalita|Palomo Triguero}} (2013), p. 174.</ref>
 
* «Muchos son buenos si se da crédito a los testigos; pocos si se toma declaración a su conciencia».<ref>{{Versalita|Ramírez Mota}}, Victor. ''El amor es libertad'', p. 83. Publicaciones Paulinas, S.A. de CV, México, ISBN 968-437-155-1.</ref>
 
=== N ===
 
* «Nadie ofrece tanto como el que no va a cumplir».<ref>{{Versalita|Palomo Triguero}} (2013), p. 84.</ref>
* «No es dichoso aquél a quien la fortuna no puede dar más, sino aquel a quien no puede quitar nada».<ref>{{Versalita|Caballero Méndezfuentes}}, Rubén. POET@NET, Poetas en la Red, p. 114. Editor Lulu.com. ISBN 978-132-685-518-511-4.</ref>
 
* «No hace la codicia que suceda lo que queremos, ni el temor que no suceda lo que recelamos».<ref>{{Versalita|Quevedo}} (1859), p. 138.</ref>
 
* «No hay contento en esta vida<br/>que se pueda comparar<br/>al contento que es cagar».<ref>{{Versalita|Quevedo y Villegas}}, Francisco. ''Gracias y desgracias del ojo del culo (1580-1645)'', p. 11. Ediciones Mister Clip. ISBN 978-151-192-797-0.</ref>
 
* «No hay cosa que más avive el amor que el temor de perder al ser amado».{{fuentes}}
 
* «No hay verdadero [[amor]] donde hay alguna sospecha».<ref>{{Versalita|Bosch}}, María José. ''La danza de las emociones: Vives como sientes'', p. 76. Editorial EDAF, 2009. ISBN 978-8-44-142117-2.</ref>
* «No hay necio que no me hable,<br/> ni vieja que no me quiera,<br/> ni pobre que no me pida,<br/> ni rico que no me ofenda.<br/>No hay camino que no yerre,<br/>ni juego donde no pierda,<br/>ni amigo que no me engañe,<br/>ni enemigo que no tenga.<br/>Agua me falta en el mar,<br/>y la hallo en las tabernas;<br/>que mis contentos y el vino<br/>son aguados dondequiera».<ref>{{Versalita|Gómez de Quevedo y Villegas}} (1764), p. 416.</ref>
** Romance "Refiere su nacimiento y las propiedades que le comunicó".
 
* «No hay verdadero [[amor]] donde hay alguna sospecha».<ref>{{Versalita|Bosch}}, María José. ''La danza de las emociones: Vives como sientes'', p. 76. Editorial EDAF, 2009. ISBN 978-8-44-142117-2.</ref>
 
* «No he de callar, por más que con el dedo<br/> ya tocando la boca, ya la frente,<br/> silencio avises o amenaces miedo.<br/> ¿No ha de haber un espíritu valiente?<br/> ¿Siempre se ha de sentir lo que se dice?<br/> ¿Nunca se ha de decir lo que se siente?».<ref>{{Versalita|Gómez Pérez}}, Rafael. ''Decadencia y esperanza: claves para entender este tiempo'', p. 38. Ediciones Rialp, 2007. ISBN 978-8-43-213652-8.</ref>
** Fuente: ''Epístola satírica y censoria sobre las costumbres presentes de los castellanos escrita a don Gaspar de Guzmán, conde de Olivares, en su valimiento''.
 
* «No es menos ofensiva arma la caricia en las mujeres, que la espada en los hombres».<ref>{{Versalita|Quevedo}} (1852), p. 102.</ref>
 
=== P ===
 
* «... pero no es buena ocasión,/que cuando hay tantos [[desastre]]s, hagas brotar [[fuente]]s de agua, cuando corren [[río]]s de [[sangre]]./No es [[razón]] que cuando el [[cielo]],/desenvainando el alfanje,/se mira contra nosotros por nuestros [[pecado]]s graves, andes haciendo retiros/y no haciendo [[soledad]]es».<ref name=rioyo>{{Versalita|Rioyo}}, Javier. [https://elpais.com/diario/1994/03/22/madrid/764339095_850215.html «El Retiro.» 22 de marzo de 1994.] ''El País''. Consultado el 28 de septiembre de 2019.</ref>
** Nota: Quevedo fue encarcelado, en León, por estos versos que críticaban las fiestas que el [[conde-duque de Olivares]] organizaba para el rey [[Felipe IV]] en el palacio y jardines del Buen Retiro.<ref name=rioyo/>
 
* «Pocos oyen murmurar de otro, que no les parezca poco lo que oyen y verdad lo que creen».<ref>{{Versalita|Quevedo}}, Francisco. ''Obras de don Francisco Quevedo Villegas, Caballero del Hábito de Santiago y Señor de la Villa de la Torre de Juan Abad''. Tomo II. Por don Joachín Ybarra, Impresor de cámara de S.M. Madrid, 1772, p. 672.</ref>
 
* «Por nuestra [[codicia]] lo mucho es poco; por nuestra necesidad lo poco es mucho».<ref>{{Versalita|Palomo}} (2013), p. 158.</ref>
 
 
=== Q ===
* «Quien no ama con todos sus cinco sentidos a una [[mujer]] hermosa, no estima a la naturaleza su mayor cuidado y su mayor obra».<ref>{{Versalita|Ortega}} name=que330(2013), p. 563. ''Obras de don Francisco de Quevedo Villegas: coleccion completa, corregida, ordenada e ilustrada''.<ref>{{Versalita|Quevedo}} (1852), p. 330.</ref>
 
=== S ===
 
* «Ayer se fué, mañana no ha llegado,/hoy se está yendo sin parar un punto;/soy un fué, y un seré y un es cansado».<ref name=kassier>''¡Ah de la vida!''. Citado en ''Conceptismo'' por Kassier, Theodore L. (en inglés). [https://books.google.es/books?hl=es&id=bsvkun_p3SgC&q=conceptismo#v=snippet&q=conceptismo&f=falsepp. 424-426.] Recogido en el ''Dictionary of the Literature of the Iberian Peninsula (A-K)''. Greenwood Publishing Group, 1993. ISBN 0313287317, 9780313287312. En Google Libros. Consultado el 8 de febrero de 2020.</ref>
 
* «Cánsate ya, mortal, de fatigarte<br/>En adquirir riquezas y tesoros,<br/>Que últimamente el tiempo ha de heredarte,<br/> Y al fin te han de dejar la plata y el oro<br/>Vive para ti solo si pudieres, <br/>Pues solo para ti, si mueres, mueres».{{fuentes}}
 
* «Cerrar mis ojos podrá la postrera<br/> Sombra, que me llevare el blanco día; <br/>Y podrá desatar esta alma mía<br/>Hora a su afán ansiosa lisonjera; <br/>Mas no de esa otra parte en la ribera<br/>Dejará la memoria en donde ardía: <br/>Nadar sabe mi llama el agua fría, <br/>Y perder el respeto a ley severa. <br/>Alma al que todo un Dios prisión ha sido, <br/>Venas que humor a tanto fuego han dado, <br/>Médulas que han gloriosamente ardido, <br/>Su cuerpo dejarán, no su cuidado: <br/>Serán ceniza, mas tendrán sentido: <br/>Polvo serán, mas polvo enamorado».<ref>{{Versalita|GómezCarta dea Quevedodon yDiego Villegas}},de Francisco; {{Versalita|Ochoa}}Villagomez'', Eugenio de.en ''Obras escogidas (de D. Francisco de Quevedo y Villegas): obras serias: obras jocosas; obras poeticas''. Carta{{Versalita|Ochoa}}, a don DiegoEugenio de Villagomez'',. p. 360. Editor Baudry, 1842.</ref>
 
 
 
* «Mejor me sabe en un platón la sopa<br/>y el vino con la mosca y la zurrapa<br/>que al rico que se engulle todo el mapa<br/> muchos años de vino en ancha copa».<ref>{{Versalita|Gómez de Quevedo y Villegas}}, Francisco; {{Versalita|Ochoa}}, Eugenio de. ''Obras escogidas (de D. Francisco de Quevedo y Villegas): obras serias: obras jocosas; obras poeticas. Carta a don Diego de Villagomez'', p. 403. Editor Baudry, 1842.</ref>
 
* «No hay contento en esta vida<br/>que se pueda comparar<br/>al contento que es cagar».<ref>{{Versalita|Quevedo y Villegas}}, Francisco. ''Gracias y desgracias del ojo del culo (1580-1645)'', p. 11. Ediciones Mister Clip. ISBN 978-151-192-797-0.</ref>
 
* «No hay necio que no me hable,<br/> ni vieja que no me quiera,<br/> ni pobre que no me pida,<br/> ni rico que no me ofenda.<br/>No hay camino que no yerre,<br/>ni juego donde no pierda,<br/>ni amigo que no me engañe,<br/>ni enemigo que no tenga.<br/>Agua me falta en el mar,<br/>y la hallo en las tabernas;<br/>que mis contentos y el vino<br/>son aguados dondequiera».<ref>{{Versalita|GómezRomance de"Refiere Quevedosu nacimiento y Villegaslas propiedades que le comunicó".{{Versalita|Quevedo}} (1764), p. 416.</ref>
 
* «No he de callar, por más que con el dedo<br/> ya tocando la boca, ya la frente,<br/> silencio avises o amenaces miedo.<br/> ¿No ha de haber un espíritu valiente?<br/> ¿Siempre se ha de sentir lo que se dice?<br/> ¿Nunca se ha de decir lo que se siente?».<ref>''Epístola satírica y censoria sobre las costumbres presentes de los castellanos escrita a don Gaspar de Guzmán, conde de Olivares, en su valimiento''. {{Versalita|Gómez Pérez}}, Rafael. ''Decadencia y esperanza: claves para entender este tiempo'', p. 38. Ediciones Rialp, 2007. ISBN 978-8-43-213652-8.</ref>
 
* «... peroPero no es buena ocasión,<br/>que cuando hay tantos [[desastre]]sdesastres, hagas brotar [[fuente]]sfuentes de agua, cuando corren [[río]]sríos de [[sangre]].<br/>No es [[razón]] que cuando el [[cielo]],<br/> desenvainando el alfanje,/ se mira contra nosotros por nuestros [[pecado]]specados graves, andes haciendo retiros/y no haciendo [[soledad]]essoledades».<ref name=rioyo>{{Versalita|Rioyo}}Quevedo fue encarcelado, Javieren León, por estos versos que críticaban las fiestas que el conde-duque de Olivares organizaba para el rey Felipe IV en el palacio y jardines del Buen Retiro."El Retiro", por Javier Rioyo, en ''El País'' del [https://elpais.com/diario/1994/03/22/madrid/764339095_850215.html «El Retiro22.03.» 22 de marzo de 1994.] ''El País''. Consultado el 28 de septiembre de 2019.</ref>
 
* «Poderoso caballero<br/> es Don Dinero. <br/>Madre, yo al oro me humillo<br/>él es mi amante y mi amado,<br/>pues de puro enamorado, <br/>de contino anda amarillo:<br/>que pues doblón, o sencillo<br/>hace todo cuanto quiero<br/>Poderoso Caballero<br/>es Don Dinero».<ref>Musa V; Letra satírica XIX. {{Versalita|Quevedo}} (1772), Tomo IV, p. 265.</ref><ref name=cvc>[https://cvc.cervantes.es/lengua/refranero/ficha.aspx?Par=59302&Lng=0 «Refranero multilingüe: Ficha.»] Centro Virtual Cervantes. Consultado el 8 de febrero de 2020.</ref>

Menú de navegación