Ernest Hemingway

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
Saltar a: navegación, buscar
Este artículo trata sobre el escritor francés nacido en 1802, para otros usos de este término, véase Alexandre Dumas.
Ernest Hemingway
«Se necesitan dos años para aprender a hablar y sesenta para aprender a callar».
«Se necesitan dos años para aprender a hablar y sesenta para aprender a callar».
Véase también
Wikipedia-logo.png Biografía en Wikipedia.
Commons-logo.svg Multimedia en Wikimedia Commons.
Wikisource-logo.svg Obras en Wikisource.
Esta página contiene citas de una persona fallecida hace 148 años.
Icon PD.svg Hay una gran probabilidad de que hayan entrado en el dominio público en la mayoría de los países.

Ernest Hemingway (21 de julio de 1899 - 2 de julio de 1961) fue un escritor y periodista estadounidense. Premio Nobel de Literatura 1954.

Citas[editar]

  • «Conocer a un hombre y saber lo que tiene en la cabeza son asuntos distintos».
  • «Desde un punto de vista moral moderno, es decir, cristiano, la corrida es completamente indefendible; hay siempre en ella crueldad, peligro, buscado o azaroso, y muerte».
  • «El hombre que ha empezado a vivir más seriamente por dentro, empieza a vivir más sencillamente por fuera».
  • «El mundo es un buen lugar por el que vale la pena luchar».
    • Fuente: Por quién doblan las campanas (1940)
  • «El talento consiste en cómo vive uno la vida».
    • Fuente: Las nieves del Kilimanjaro
  • «La cosa más espantosa, es una hoja de papel en blanco».
  • «La felicidad es la cosa más rara que conozco en la gente inteligente».
    • Fuente: El jardín del Edén (1986)
  • «La gente buena, si se piensa un poco en ello, ha sido siempre gente alegre».
  • «La moral es lo que hace a uno sentirse bien y lo inmoral es lo que hace a uno sentirse mal».
    • Fuente: Death in the Afternoon (1932)
  • «Es moral lo que hace que uno se sienta bien, inmoral lo que hace que uno se sienta mal. Juzgadas según estos criterios morales que no trato de defender, las corridas de toros son muy morales para mí».
  • «La papelera es el primer mueble en el estudio del escritor».
  • «La revolución no es un opio, es una purga, un éxtasis que sólo prolonga la tiranía. Los opios son para antes o después».
  • «Los ojos que han contemplado Auschwitz e Hiroshima nunca podrán contemplar a Dios».
  • «Me quieres, pero aún no lo sabes».
  • «Para un auténtico escritor, cada libro debería ser un nuevo comienzo en el que él intenta algo que está más allá de su alcance».
  • «Puedo reconocer al general Aranda y al general Dávila [...] e identificar el tipo de saludo que hacen; es el saludo del antiguo ejército español. Pero me cuesta identificar el saludo del obispo de Lugo, el del arzobispo de Santiago de Compostela, el del canónico de la ciudad y el del obispo de Madrid. ¿Es ese el saludo fascista? ¿El saludo de los nazis y de los fascistas italianos?».
    • Notas: En referencia a una fotografía observada en 1938 y que le había desconcertado. En ella se veía a un grupo de oficiales del ejército y de eclesiásticos españoles frente a la catedral de Santiago de Compostela (España) saludando al paso de las tropas.
  • «Se necesitan dos años para aprender a hablar y sesenta para aprender a callar».
  • «Toda la literatura estadounidense moderna parte de un libro de Mark Twain titulado Huckleberry Finn. Antes no había nada. No ha habido nada bueno desde entonces».
    • Fuente: Frase dicha en 1935.
  • «Todo hombre racional es ateo».
    • Fuente: Adiós a las armas (1929)
  • «En la guerra moderna mueres como un perro y sin motivo alguno».
  • «Intenta comprender, no eres un personaje de tragedia».
  • «Las personas más crueles son siempre las sentimentales».

París era una fiesta (1964)[editar]

  • «Si tienes la suerte de haber vivido en París cuando joven, luego París te acompañará vayas donde vayas, todo el resto de tu vida».
  • «He nacido para disfrutar la vida, pero Dios se olvidó del dinero».
  • «Nunca escribas sobre un lugar hasta que estés lejos de él».
  • «Al terminar un cuento me sentía siempre vaciado y a la vez triste y contento, como si hubiese hecho el amor (...) aunque para saber si era bueno tendría que esperar a releerlo el día siguiente».
  • «Cuando las lluvias frías persistían y mataban la primavera, era como si una persona joven muriera sin razón».
  • «Comíamos bien y barato, bebíamos bien y barato, y juntos dormíamos bien y con calor, y nos queríamos».
  • «Llegar a todo aquel nuevo mundo de literatura, con tiempo para leer en una ciudad como París, era como si a uno le regalaran un gran tesoro».
  • «Un poeta que fumaba opio y se olvidaba de comer».
  • «Aprendió a pensar pero no supo ya volar, porque había perdido el amor al vuelo y no hacía más que recordar los tiempos en los que volaba sin esfuerzo».
  • «Sentía la soledad de muerte que llega al cabo de cada día de la vida que uno ha desperdiciado».
  • «París nunca volvería a ser igual, aunque seguía siendo París».

Sobre él[editar]

  • «Yo viviría en Sevilla si quitaran la plaza de toros. Hemingway me engañó cuando decía que era una muerte limpia. Es un intolerable castigo».

Véase también[editar]