El vuelo de Minerva

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

El vuelo de Minerva es una obra, sobre el acercamiento a la condición femenina durante el siglo XIX, específicamente en Toluca, Estado de México. Obra de la autora Margarita García Luna Ortega, en 2008. Muestra las diferentes vertientes en las que se encuentra la mujer en ése tiempo; Por ejemplo: "Mujeres juaristas en Toluca", "Sacerdotisas del conocimiento", "La educación e instrucción mercantil en la mujer" y "Las obreras, una clase olvidada y desamparada"[1].

Arte y Feminismo (2015).

Citas[editar]

  • «Paso a la ilustración, paso a la ciencia, que caiga la ignorancia en el abismo»
  • «La mujer sin cultura es el enemigo del hogar. Para que ella también pueda cumplir fielmente con sus deberes, es preciso que penetre en la sociedad por el mismo vestíbulo que el hombre, la escuela»
  • «Las discusiones sobre la educación han sido y son muy acaloradas tratándose de la educación de un hombre, pero lo son mucho más tratándose de la mujer y principalmente en nuestro país»
  • «Una de las formas de educación reclamada por la necesidad del día, es la de ejercitar a las niñas en juegos gimnásticos en la mujer, añade, son vistos con malos ojos por algunas madres de familia por figurarse éstas que hacer gimnasia es descoyuntarse o hacer maromeo: la mujer no cree que el desarrollo conserva la salud, vigoriza y cura algunas enfermedades orgánicas.»
  • «Por mucho que entretenga el quehacer de una casa, y por largo el tiempo que roban los deberes sociales, siempre quedarán ratos de solaz y horas que destinar a la cultura del espíritu por medio de los conocimientos que nos dé el estudio y por el cultivo de las artes»
  • «Durante centenares de siglos, la mujer, la indispensable compañera del varón y madre de sus hijos, se ha sentido impotente, contenida, e imposibilitada en sus instintos nobles, porque el hombre, por el egoísmo de dominarlo todo, no consintió que se manifestara libremente. Sus instintos de energía eran siempre ahogados en la cuna; su actividad, contenida; sus impulsos condenados a la voluntad de su señor. De aquí nació su insignificancia social, su nulidad política, su puesto secundario en la familia, de la cual ella es autora, dueña y soberana»
  • «Pero la transformación social impuesta por la acción de los tiempos iba enseñando al hombre cosas mejores; desde luego, a conocer que la mujer es y debe ser su compañera y que, como tal, debe también compartir con él el trabajo y la responsabilidad individual»
  • «Trema tu voz de plata cuando las penas de tu dicha desgarran el claro cielo, y es cascada de notas que se desgranan, surgiendo del abismo de tu hondo duelo. Del fondo de tu pecho brota el sollozo, ese trágico grito de los vencidos, y en su acento lleva las vibraciones, de ensueños que se esfuman, de amores idos. Claridades de astros, sombras de abismo, todo lo que la humana piedad implora, surge de tu cerebro, doliente y triste triste como tu alma de soñadora»
  • «Y doquier que dirijo la mirada, de Dios contemplo el sacrosanto nombre; que formó tu belleza de la nada, como ha formado la razón del hombre.»
  • «Sí ayer débil en la lucha que ante el hombre sostenías casi siempre sucumbías porque era su fuerza mucha, hoy para ser fuerte escucha la voz de la ilustración, que enseña: que la instrucción es la luz de la inocencia, y sirva la inteligencia de coraza al corazón.»
  • «Cuando la mujer se instruya México sera dichoso y presuroso volará más renombre a conquistar»

Referencias[editar]

Fuente[editar]

Margarita García Luna Ortega. (2008) "El vuelo de Minerva: Un acercamiento a la condición femenina en Toluca durante el siglo XIX" ISBN: 978-970-826-043-5.