Doctrina

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
Saltar a: navegación, buscar

Una doctrina (del latín doctrina) es un conjunto coherente de creencias, enseñanzas o instrucciones. Pueden estar basadas en un sistema de creencias sobre una rama de conocimiento, campo de estudio o ciencia concreta (doctrina científica); sobre el cuerpo del dogma de una religión, tal como es enseñado por sus instituciones religiosas (doctrina religiosa); sobre los principios o posiciones que se mantienen respecto a una materia o cuestión determinadas (doctrina ideológica o política); o un sistema de postulados, científicos o no, frecuentemente con la pretensión de validez general o universal (doctrina filosófica).

Citas[editar]

  • «Las doctrinas falsas suelen buscar la imposición, y las verdaderas prefieren justificarse»[1].
  • «La moral, propiamente dicha, no es una doctrina que nos enseña como ser felices, sino como debemos llegar a ser dignos de la felicidad».[2]
    • Immanuel Kant (22 de abril de 1724 – 12 de febrero de 1804), filósofo prusiano.
  • «El nacionalsocialismo no es ninguna doctrina de inactividad; es una doctrina de lucha. No es una doctrina de goce, sino una doctrina de esfuerzo y de lucha».
    • Adolf Hitler (20 de abril de 1889 – 30 de abril de 1945), militar y político alemán de origen austríaco, Führer del Tercer Reich.
  • «La doctrina judía del marxismo rechaza el principio aristocrático de la naturaleza y antepone la cantidad numérica y su peso inerte al privilegio sempiterno de la fuerza y del poder».[3]
    • Adolf Hitler.
  • «¿No ve Vd. que de su doctrina nacen naturalmente todos los males que la inigualdad permanente alumbra, el orgullo, la violencia, el menosprecio del semejante, la tiranía y lo abyecto bajo todas sus formas? ... Me paro aquí; permita, os lo ruego, que dejemos ahí esta discusión. Estamos separados por un espacio demasiado grande para que la discusión pueda ser fructífera. Hay un mundo intelectual entre vuestra doctrina y la mía».[4]

Citas por autor[editar]

Juan Domingo Perón[editar]

Juan Domingo Perón (8 de octubre de 1895 – 1 de julio de 1974), militar y político argentino, presidente del país entre 1946 y 1955, y entre 1973 y 1974. Creador del movimiento peronista, cuya expresión política es el Partido Justicialista.

  • «El justicialismo no es un hombre, es una doctrina».
  • «La doctrina es la finalidad encarnada en el alma colectiva de la comunidad. La teoría, sus formas de ejecución».[5]
  • «Nuestra doctrina se presta adecuadamente para la formación de hombres del Pueblo que piensan que su misión en la vida es luchar para el Pueblo, por el Pueblo... y en el Pueblo». (25 de octubre de 1973)
  • «Las doctrinas son, generalmente, exposiciones sintéticas de grandes líneas de orientación, y representan en sí y en su propia síntesis solamente el enunciado de innumerables problemas; pero la solución de esos problemas, realizada por el examen, no puede formar cuerpo en esa doctrina sin que constituya toda una teoría de la doctrina misma».[6]

Las veinte verdades peronistas (1950)[editar]

  • «Un gobierno sin doctrina es un cuerpo sin alma. Por eso el peronismo tiene su propia doctrina política, económica y social: el justicialismo».
  • «Como doctrina política, el justicialismo realiza el equilibrio del derecho del individuo con la comunidad».
  • «Como doctrina económica, el justicialismo realiza la economía social, poniendo el capital al servicio de la economía y ésta al servicio del bienestar social».
  • «Como doctrina social, el justicialismo realiza la justicia social, que da a cada persona su derecho en función social».

Juan XXIII[editar]

    • Juan XXIII (25 de noviembre de 1881 - 3 de junio de 1963), obispo italiano y Papa número 261 de la Iglesia Católica entre 1958 y 1963.
  • «Lo que principalmente atañe al Concilio ecuménico es esto: que el sagrado depósito de la doctrina cristiana sea custodiado y enseñado en forma cada vez más eficaz».[7]
  • «[…] es claro lo que se espera del Concilio, por cuanto a doctrina se refiere. Es decir, el Concilio ecuménico XXI […] quiere transmitir la doctrina pura e íntegra sin atenuaciones que durante veinte siglos, a pesar de dificultades y de luchas, se ha convertido en patrimonio común de los hombres; patrimonio que, aunque no haya sido recibido gratamente por todos, constituye una riqueza para todos los hombres de buena voluntad».[8]
  • «Una cosa es el depósito mismo de la fe, es decir, las verdades que contiene nuestra venerada doctrina, y otra la manera como se expresa; y de ello ha de tenerse gran cuenta, con paciencia, si fuere necesario, ateniéndose a las normas y exigencias de un magisterio de carácter prevalentemente pastoral».[8]
  • «En nuestro tiempo, […] la Esposa de Cristo prefiere usar de la medicina de la misericordia más que de la severidad. Piensa que hay que remediar a los necesitados mostrándoles la validez de su doctrina sagrada más que condenándolos».[9]

Thomas Hobbes[editar]

Thomas Hobbes (5 de abril de 1588 — 4 de diciembre de 1679), filósofo político inglés.

  • «Los individuos influyentes tienen siempre dificultad en digerir doctrinas que establecen un poder capaz de poner coto a sus caprichos:...».
  • «Después, conforme los rebaños de Cristo fueron aumentando, los presbíteros se reunieron en asamblea para considerar qué enseñanzas deberían impartir, e hicieron al pueblo pensar que estaba obligado a seguir sus doctrinas».
  • «Así, esa norma privada para definir el bien no sólo es doctrina vana, sino que también resulta perniciosa para el Estado público».
  • «..., no hay más gobierno en esta vida, ni Estado ni religión, que los temporales. Y tampoco habrá enseñanza de ninguna doctrina que sea legal para los súbditos, si el gobernador del Estado y de la religión prohíbe que se enseñe».
  • «Porque no me cabe la menor duda de que si la doctrina que dice que los tres ángulos de un triángulo son iguales a dos ángulos rectos hubiera sido contraria al derecho de algún hombre para ejercer dominio sobre otros, o a los intereses de quienes ya lo ejercen, dicha doctrina, sin ser disputada, habría sido suprimida mediante la quema de todos los libros de geometría, si a quien le afectase hubiera sido capaz de hacerlo».

Friedrich Nietzsche[editar]

Friedrich Wilhelm Nietzsche (15 de octubre de 1844 – 25 de agosto de 1900), filósofo, poeta y filólogo alemán.

  • «...Lo que él mismo no creía, creyéndolo los idiotas entre los cuales arrojó su doctrina. — Su necesidad era el poder; con Pablo, una vez más quiso el sacerdote alcanzar el poder...».[10]
  • «¿Qué es lo único que Mahoma tomó en préstamo más tarde al cristianismo? El invento de Pablo, su medio de lograr la tiranía sacerdotal, de formar rebaños: la creencia en la inmortalidad — es decir la doctrina del juicio».[10]
  • «El concepto de culpa y de castigo, incluida la doctrina de la "gracia", de la "redención" , del "perdón" —mentiras completas, carentes de toda realidad psicológica— todo eso ha sido inventado para destruir el sentido de las causas en el hombre: ¡son el atentado contra el concepto causa y efecto!».[11]

Referencias[editar]

  1. El intelectual y su mundo‎ - Página 84, Julián Marías - Espasa-Calpe, 1968 - 156 páginas
  2. Kritik der praktischen Vernunft‎ - Página 90, Immanuel Kant - 1827
  3. Adolf Hitler: Mein Kampf, página 69.
  4. Tocqueville, Alexis de, «Œuvres complètes, Tomo IX» Gallimard (1959) Correspondance avec Gobineau, p.p. 202-203.
  5. Juan Domingo Perón: "Los Vendepatrias"(1957)
  6. Juan Domingo Perón "Conducción política" (1951)
  7. Juan XXIII: Gaudet Mater Ecclesia: n. 13, p. 992.
  8. 8,0 8,1 Ibídem, n. 14, p. 993.
  9. Ibídem, n. 15, p. 993-994. Citado en: Concilio Vaticano II. Constituciones. Decretos. Declaraciones. Legislación posconciliar, BAC, Madrid 1967
  10. 10,0 10,1 El Anticristo (1888), XLII
  11. El Anticristo (1888), XLIX