Ir al contenido

Ludwig Wittgenstein

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
(Redirigido desde «Wittgenstein»)
Ludwig Wittgenstein
«La filosofía no es una doctrina, sino una actividad».
«La filosofía no es una doctrina, sino una actividad».
Véase también
Biografía en Wikipedia.
Multimedia en Wikimedia Commons.
Datos en Wikidata.
Esta página contiene citas de una persona fallecida hace 73 años.
Dependiendo de cómo se publicaran, pueden estar protegidas por derechos de autor. Deben usarse según las políticas de licencias de Wikiquote.

Ludwig Wittgenstein (Viena, 26 de abril de 1889 – Cambridge, 29 de abril de 1951) fue un filósofo austriaco, nacionalizado británico.

Citas[editar]

  • «Aquello que no pueden ser puesto en palabras (lo inexpresable) pero que se hace a sí mismo como un todo limitado, es [lo] místico».
    [Es gibt allerdings Unaussprechliches. Dies zeigt sich, es ist das Mystische].[1]
  • «El mundo es todo lo que sucede [...] la totalidad de los hechos, no de las cosas».[2]
  • «El signo es aquello sensiblemente perceptible en el símbolo».[3]
  • «En lógica, nada es casual».[4]
  • «La filosofía no es una doctrina, sino una actividad».[6]
  • «La única manera de engañar que a veces logra el éxito es ser sincero».[7]
  • «Lo que se deja expresar, debe ser dicho de forma clara; sobre lo que no se puede hablar, es mejor callar».
    [Wovon man nicht sprechen kann, darüber muss man schweigen]. [De lo que no podemos hablar debemos guardar silencio.][8]
  • «Nuestras mayores tonterías pueden ser muy sabias».[9]
  • «Nuestro lenguaje puede verse como una vieja ciudad: una maraña de callejas y plazas, de viejas y nuevas casas, y de casas con anexos de diversos períodos; y esto rodeado de un conjunto de barrios nuevos con calles rectas y regulares y con casas uniformes».
    [Unsere Sprache kann man ansehen als eine alte Stadt: Ein Gewinkel von Gässchen und Plätzen, alten und neuen Häusern, und Häusern mit Zubauten aus verschiedenen Zeiten; und dies umgeben von einer Menge neuer Vororte mit geraden und regelmäßigen Straßen und mit einförmigen Häusern].[10][11]
  • «Pronunciar una palabra es como tocar una tecla en el piano de la imaginación».[12]
  • «Todos los números de la lógica han de poderse justificar. O más bien, se ha de poner de manifiesto que en la lógica no hay números».[13]

Referencias[editar]

  1. Bartra (1994), p. 331.
  2. Bartra (1994), p. 331.
  3. Bartra (1994), p. 331.
  4. Bartra (1994), p. 331.
  5. Bartra (1994), p. 331.
  6. Sentido y sinsentido: Wittgenstein y la crítica del lenguaje, p. 67. Moya, Carlo J. (ed). Editorial Pre-Textos, 2008. ISBN 9788481919363.
  7. Ortega (2013), p. 3822.
  8. Señor (1997), p. 484.
  9. Señor (1997), p. 401.
  10. Sergio Roncallo: Reconocimiento: entre la posmodernidad inquietante y la búsqueda del agonismo (2008); p, 97, nº 50, vol 25; ed. Pontificia Universidad Javeriana (Universitas philosophica)
  11. Wittgenstein, Lugwig. «§ 18». Philosophischen Untersuchungen [Investigaciones filosóficas] (en alemán). 
  12. Manuel Guillermo Jaimes Roa (9 de abril de 2019). «Cuando las palabras se arman, hay que prender las alarmas». Las 2 Orillas. 
  13. Bartra (1994), p. 331.

Bibliografía[editar]

  • Bartra (datos.bne). Frases y citas célebres. Grijalbo. p. 331. ISBN 8425315263. 
  • Ortega, Arturo. El gran libro de las frases célebres. Penguin Random House Grupo Editorial. México, 2013. ISBN 6073116314, 9786073116312. En Google Books.
  • Señor, Luis (1ª ed. 1997 / 2017). Diccionario de citas. Espasa Calpe. ISBN 8423992543.