Clara Campoamor

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Clara Campoamor

Véase también
Wikipedia-logo.png Biografía en Wikipedia.
Commons-logo.svg Multimedia en Wikimedia Commons.
Wikidata-logo-en.svg Datos en Wikidata.
Esta página contiene citas de una persona fallecida hace 49 años.
Copyright red.svg Dependiendo de cómo se publicaran, pueden estar protegidas por derechos de autor. Deben usarse según las políticas de licencias de Wikiquote.

Clara Campoamor (Madrid, 12 de febrero de 1888-Lausana, Suiza; 30 de abril de 1972) fue una política republicana española.

Citas[editar]

  • «Estoy tan alejada del fascismo como del comunismo. Soy liberal».[1] pp. 177-178.
  • «La única manera de mudarse en el ejercicio de la libertad y de hacerla accesible a todos es caminar dentro de ella»[2]
    • Durante un discurso en las Cortes el 1 de octubre de 1931.
  • «La división tan sencilla como falaz hecha por el gobierno entre fascistas y demócratas, para estimular al pueblo, no se corresponde con la verdad. La heterogénea composición de los grupos que constituyen cada uno de los bandos (...) demuestra que hay al menos tantos elementos liberales entre los alzados como anti demócratas en el bando gubernamental».[1] p. 149
  • «La victoria total, completa, aplastante de un bando sobre el otro, cargará al vencedor con la responsabilidad de todos los errores cometidos y proporcionará al vencido la base de la futura propaganda, tanto dentro como fuera de nuestras fronteras».[1] p. 179.
  • «... Lo que no espero ocurra es que se eleve una voz, una sola, de ese campo de la izquierda, de quien hube de sufrirlo todo, por ser el único que ideológicamente me interesa, y al que aún aislada sirvo».[3] p. 264.
  • «Resolved lo que queráis, pero afrontando la responsabilidad de dar entrada a esa mitad de género humano en política, para que la política sea cosa de dos, porque solo hay una cosa que hace un sexo solo: alumbrar; las demás las hacemos todos en común, y no podéis venir aquí vosotros a legislar, a votar impuestos, a dictar deberes, a legislar sobre la raza humana, sobre la mujer y sobre el hijo, aislados, fuera de nosotras».[3] p. 107.

Referencias[editar]

  1. 1,0 1,1 1,2 La revolución española vista por una republicana, Ediciones Espuela de Plata, 2005
  2. Ortega Álvarez, Luis (coordinador) (2009). INAP, ed. Las Reformas Administrativas en la II república: V Seminario de historia de la administración. p. 175. ISBN 9788473512879. 
  3. 3,0 3,1 El voto femenino y yo. Editorial Horas. Madrid, 2006