Charles Dickens

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Charles John Huffam Dickens
«Cada fracaso enseña al hombre algo que necesitaba aprender».
«Cada fracaso enseña al hombre algo que necesitaba aprender».
Véase también
Wikipedia-logo.png Biografía en Wikipedia.
Commons-logo.svg Multimedia en Wikimedia Commons.
Wikisource-logo.svg Obras en Wikisource.
Esta página contiene citas de una persona fallecida hace 149 años.
Icon PD.svg Hay una gran probabilidad de que hayan entrado en el dominio público en la mayoría de los países.

Charles John Huffam Dickens (Portsmouth, Inglaterra, 7 de febrero de 1812 – Gadshill Place, Inglaterra, 9 de junio de 1870) fue un famoso novelista inglés, uno de los más conocidos de la literatura universal, y el principal de la era victoriana. Supo manejar con maestría el género narrativo, con humor e ironía, y una aguda y álgida crítica social. En su obra destacan las descripciones de gente y lugares, tanto reales como imaginarios. Utilizó en ocasiones el pseudónimo Boz.

Citas[editar]

  • «Cuanto más engorda uno, más prudente se vuelve. Prudencia y barriga son dos cosas que crecen simúltaneamente».[sin fuentes]
  • «Entrego mi alma a la misericordia de Dios, a través de nuestro Señor y Salvador Jesucristo, y exhorto a mis queridos hijos a tratar humildemente de conducirse por las enseñanzas del Nuevo Testamento».[sin fuentes]
  • «El perro es, generalmente, un animal que jamas se venga del castigo que le aplica su amo».[sin fuentes]
  • «El corazón humano es un instrumento de muchas cuerdas; el perfecto conocedor de los hombres las sabe hacer vibrar todas, como un buen músico».[sin fuentes]
  • «Hay siempre en el alma humana una pasión por ir a la caza de algo».[sin fuentes]
  • «Hay grandes hombres que hacen a todos los demás sentirse pequeños. Pero la verdadera grandeza consiste en hacer que todos se sientan grandes».[sin fuentes]
  • «He aquí una regla fundamental en los negocios: hazlo a los demás, puesto que ellos te lo harán a ti».[sin fuentes]
  • «Hay hombres que parecen tener sólo una idea y es una lástima que sea equivocada».[sin fuentes]
  • «No fracasa en este mundo quien le haga a otro más llevadera su carga».[sin fuentes]
  • «Nunca debemos avergonzarnos de nuestras lágrimas, porque son la lluvia que limpia el polvo cegador de la tierra a que a veces cubre y mancilla nuestro endurecido corazón».[sin fuentes]
  • «Un día gastado en otros no es gastado en uno mismo».[sin fuentes]
  • «Nada es tan fuerte y seguro en una emergencia de la vida como la simple verdad».[sin fuentes]
  • «La comunicación electrónica nunca reemplazará al rostro de un ser humano que con su alma alienta a otra persona a ser valiente y auténtica».[sin fuentes]
  • «Si no hubiera malas personas, no habría buenos abogados».[sin fuentes]
  • «Abre los pulmones, lava el semblante, ejercita los ojos y suaviza el temperamento; así que llora».[sin fuentes]
  • «El dolor de la separación no es nada comparado con la alegría de reunirse de nuevo».[sin fuentes]

Sobre Dickens[editar]

  • «Lo que he observado es que Dickens escribía con letra muy pequeña, sin duda como reflejo de la estrechez que pasaban sus personajes».

Referencias[editar]

  1. Palomo Triguero, Eduardo. Cita-logía. Editorial Punto Rojo Libros,S.L. ISBN 978-84-16068-10-4. p. 45.