Arquímedes

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Ἀρχιμήδης
Arquímedes
«Dadme un punto de apoyo y moveré el mundo».
«Dadme un punto de apoyo y moveré el mundo».
Véase también
Wikipedia-logo.png Biografía en Wikipedia.
Commons-logo.svg Multimedia en Wikimedia Commons.
Esta página contiene citas de una persona fallecida hace 2230 años.
Icon PD.svg Hay una gran probabilidad de que hayan entrado en el dominio público en la mayoría de los países.

Arquímedes de Siracusa (en griego antiguo Ἀρχιμήδης) (c. 287 a. C. – c. 212 a. C.) fue un matemático griego, físico, ingeniero, inventor y astrónomo. Aunque se conocen pocos detalles de su vida, es considerado uno de los científicos más importantes de la antigüedad clásica. Entre sus avances en física se encuentran sus fundamentos en hidrostática, estática y la explicación del principio de la palanca. Es reconocido por haber diseñado innovadoras máquinas, incluyendo armas de asedio y el tornillo de Arquímedes, que lleva su nombre. Experimentos modernos han probado las afirmaciones de que Arquímedes llegó a diseñar máquinas capaces de sacar barcos enemigos del agua o prenderles fuego utilizando una serie de espejos.

Citas[editar]

Circuli dimensio, 1544
  • «Ciertas cosas, aunque al principio se me aclaran usando artificios mecánicos, luego hay que probarlas geométricamente, pues aquél método no proporciona auténticas demostraciones. Pero, por supuesto, si antes hemos adquirido, a través del método mecánico, cierto conocimiento de los problemas, resulta más fácil hallar la vía demostrativa». [1]
  • «¡Eureka!». [2]
    • Nota: Citado por Marco Polio Vitruvio en De Architectura, volúmen X, p. 215.
  • «Dadme un punto de apoyo y moveré el mundo». [2]
  • «Una mirada hacia atrás vale más que una hacia adelante». [3]

Citas sobre Arquímedes[editar]

  • «Arquímedes todavía será recordado cuando Asclepio haya caído en el olvido porque los lenguajes mueren pero las ideas matemáticas no». [2]
  • «Dicen que la prensa fue la palanca con la que Arquímedes movió el mundo». [4]
  • «Pero lo que más afligió a Marcelo fue la muerte de Arquímedes. Porque aconteció que estaba Arquímedes resolviendo un problema con la ayuda de un diagrama, y habiendo fijado su mente y sus sentidos en la materia de estudio, no advirtió la incursión de los romanos ni la caída de la ciudad. De repente apareció un soldado y le ordenó que le acompañara ante la presencia de Marcelo. Arquímedes se negó a hacerlo hasta que no hubiera resuelto el problema y completado su demostración; el soldado se enfureció, desenvainó la espada y lo atravesó. Sin embargo, es de sobra conocido que esta muerte apenó a Marcelo, rechazó al asesino como a una persona corrupta y buscó a la familia de Arquímedes para presentarles sus respetos». [5]
  • Plutarco.

Referencias[editar]

  1. Mackay, Alan L. Diccionario de citas científicas: la cosecha de una mirada serena. Ediciones de la Torre, 1992. ISBN 9788479600242. p. 40.
  2. 2,0 2,1 2,2 Clifford A. Pickover. De Arquímedes a Hawking: Las leyes de la ciencia y sus descubridores. Editorial Grupo Planeta (GBS), 2009. ISBN 9788498920031. p. 68.
  3. Sarmiento, J. M. Mil y una frases célebres. Editorial Planet House Editorials, 2016.
  4. Ortega Blake, Arturo. El gran libro de las frases célebres. Editorial Penguin Random House Grupo Editorial México, 2013 ISBN 978-60-7311-631-2.
  5. Mackay, Alan L. Diccionario de citas científicas: la cosecha de una mirada serena. Ediciones de la Torre, 1992. ISBN 9788479600242. p. 234.