Antoine-Laurent de Lavoisier

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
Saltar a: navegación, buscar
Antoine-Laurent de Lavoisier
«Considero a la Naturaleza como un amplio laboratorio químico en el que tienen lugar toda clase de síntesis y descomposiciones».
«Considero a la Naturaleza como un amplio laboratorio químico en el que tienen lugar toda clase de síntesis y descomposiciones».
Véase también
Wikipedia-logo.png Biografía en Wikipedia.
Commons-logo.svg Multimedia en Wikimedia Commons.
Esta página contiene citas de una persona fallecida hace 220 años.
Icon PD.svg Hay una gran probabilidad de que hayan entrado en el dominio público en la mayoría de los países.

Antoine-Laurent de Lavoisier (26 de agosto de 1743 — 8 de mayo de 1794) fue un químico francés, considerado el creador de la química moderna por sus estudios sobre la oxidación de los cuerpos, el fenómeno de la respiración animal, el análisis del aire, la ley de conservación de la masa o la ley Lomonósov-Lavoisier y la calorimetría. Fue también filósofo y economista.

Citas[editar]

  • «En una reacción química ordinaria la masa permanece constante, es decir, la masa consumida de los reactivos es igual a la masa obtenida de los productos».
    • Ley de Lavoisier o ley de conservación de la masa en las reacciones químicas.
  • «Considero a la Naturaleza como un amplio laboratorio químico en el que tienen lugar toda clase de síntesis y descomposiciones».[1]
  • «Un terrateniente rico no puede cultivar y mejorar su granja sin extender la comodidad y el bienestar a su alrededor. Los cultivos ricos y abundantes, con una población numerosa y un paisaje rural próspero son las recompensas por sus esfuerzos».[2]

Citas sobre Lavoisier[editar]

  • «La República no necesita de sabios ni de químicos».[3]
    • Jean Baptiste Coffinhal du Bail (1754-1794), juez francés que lo condenó a morir en la guillotina.
    • En respuesta a la petición de clemencia por parte de Lavoisier, para continuar su trabajo científico.
  • «Sólo hizo falta un instante para cortar su cabeza, pero es poco probable que cien años sean suficientes para que surja una igual».[4]

Referencias[editar]

  1. Lavoisier, chemist, biologist, economist. Jean Pierre Poirier. University of Pennsylvania Press, 1996. ISBN 0-8122-3365-4, pág. 311
  2. Lavoisier: Chemist, Biologist, Economist. Jean-Pierre Poirier, Rebecca Balinski. University of Pennsylvania Press, 1998. ISBN 0-8122-1649-0, pág. 124
  3. Marie-Anne Pierrete Paulze. Grupo Heurema.
  4. The Lying Stones of Marrakech: Penultimate Reflections in Natural History. Stephen Jay Gould. Harvard University Press, 2011. ISBN 0-674-06167-5, pág. 95