1914

De Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
«Todo iría mejorando. Ese era el mundo en el cual nací... De repente, sin que nadie lo esperara, cierta mañana de 1914, todo aquello terminó»
Harold Mcmillan

En 1914 comenzó la Primera Guerra Mundial, entre otros acontecimientos.

Citas sobre 1914[editar]

NOTA: Salvo en los casos que cuentan con referencia en español, la traducción de las citas incluidas en esta sección es propia del usuario que las aporta.

  • «Desde 1914 a toda persona consciente de las tendencias mundiales ha preocupado mucho lo que parece ser una marcha predestinada y predeterminada hacia desastres cada vez mayores. Eso ha llevado a muchas personas serias a opinar que no se puede hacer nada para evitar que nos precipitemos en la ruina».[1]
  • «En el año 1914 el mundo, como se conocía y se aceptaba entonces, terminó. Mucho más que cualquier otro año antes o desde entonces, ha sido el signo de puntuación del siglo veinte... desde entonces en adelante nada podía ser igual jamás».[2][Referencia incompleta]
  • «Es instructivo comparar la Primera Guerra Mundial con la segunda . . . la primera guerra marcó un cambio mucho más grande en la historia. Cerró una larga era de paz general y dio comienzo a una nueva era de violencia de la cual la segunda guerra es sencillamente un episodio. Desde 1914 el mundo ha tenido un nuevo carácter: un carácter de anarquía internacional... Así la primera Guerra Mundial marca un punto de viraje en la historia moderna».[3][Referencia incompleta]
  • “«Pensamientos y cuadros me vienen a la mente, . . . pensamientos de antes del año 1914 cuando había verdadera paz, quietud y seguridad en esta Tierra... un tiempo en que no conocíamos el temor... La seguridad y la quietud han desaparecido de la vida de los hombres desde 1914».[4][Referencia incompleta]
  • «Todo iría mejorando. Ese era el mundo en el cual nací... De repente, sin que nadie lo esperara, cierta mañana de 1914, todo aquello terminó».
    • Harold Macmillan, estadista británico.
    • Fuente: The New York Times, 23 de noviembre de 1980.
  • «... Una destacada religión estadounidense predijo, sin temor a equivocarse, que el mundo acabaría en 1914. Pues bien, 1914 vino y se fue, y —mientras los acontecimientos de ese año fueron ciertamente de alguna importancia— el mundo, hasta donde puedo ver, no parece haber acabado. Hay al menos tres respuestas que una religión organizada puede hacer frente a una profecía fallida. Pudieron haber dicho, "oh, ¿dijimos 1914? Lo sentimos, quisimos decir 2014. Un leve error en el cálculo. Lamentamos las molestias que esto pueda ocasionar." Pero no lo hicieron. Pudieron haber dicho, "Pues bien, el mundo hubiera acabado, pero oramos mucho e intercedimos con Dios de modo que Él salvó a la Tierra." Pero no lo hicieron. En lugar de eso, hicieron algo mucho más ingenioso. Anunciaron que el mundo había, de hecho, acabado en 1914, y que si el resto de nosotros no nos habíamos dado cuenta de ello, ese era nuestro problema...».
    • Carl Sagan
    • Fuente: Broca's Brain: Reflections on the Romance of Science, Random House Publishing Group (2011)
    • Original: «One prominent American religion confidently predicted that the world would end in 1914. Well, 1914 has come and gone, and —while the events of that year were certainly of some importance— the world does not, as far as I can see, seem to have ended. There are at least three responses that an organized religion can make in the face of such a failed and fundamental prophecy. They could have said, "Oh, did we say '1914'. A slight error in calculation. Hope you weren't inconvenienced in any way." But they did not. They could have said, "Well, the world would have ended, except we prayed very hard and interceded with God so He spared the Earth." But they did not. Instead they did something much more ingenious. They announced that the world had in fact ended in 1914, and if the rest of us hadn't noticed, it was our lookout...».[5]
    • Variante: «Si miramos a las religionas más recientes —y me limitaré a aquellas con más de un millón de fieles— nos encontramos con una, por ejemplo, que predijo, sin temor a equivocarse, que el mundo acabaría en 1914. Inequívoco. Y cuando el mundo no se acabó en 1914 (hasta donde uno sé, no lo ha hecho), no argumentaron que "oh, hemos cometido un pequeño error en la aritmética, queríamos decir 2014. Lamentamos las molestias que esto pueda ocasionar." No dijieron que "bien, el mundo habría acabado, pero como teníamos el fe suficiente como para interviniera Dios. No, Dijieron que, y esto sigue siendo el principio fundamental de su religión, el mundo efectivamente acabó en en 1914 y resulta que simplemente no nos hemos dado cuenta aún. Se trata de una religión con millones de fieles, actualmente, en los Estados Unidos».
    • Carl Sagan
    • Fuente: The Varieties of Scientific Experience: A Personal View of the Search for God. Penguin (2006)
    • Original: «If we look at recent religions —and let me restrict myself to those that have more than a million adherents— we find, for example, one that confidently predicted that the world would end in 1914. Unambiguous. And when the world did not end in 1914 (as far as one can tell it has not), they did not argue that, oh, they made a small mistake in arithmetic, it was actually 2014, hope no one was inconvenienced, They did not say that, well, the world would have ended, but thay were sufficiently faithful that God intervened. No. They said, and it is still the major tenet of their faith, that the world did end in 1914 and we simply haven't noticed it yet. This is a religion with millions of adherents, currently in the United States».[6]
    • Nota: «Aunque Sagan no menciona específicamente a la Sociedad Watchtower o los Testigos de Jehová por su nombre, es obvio que está hablando de ellos cuando hace referencia a la religión que "afirmó sin temor a equivocarse que el mundo acabaría en 1914"»./«Although Sagan doesn't mention the Watchtower Society or Jehovah's Witnesses by name, he is obviously talking about them when he refers to the American religion that "confidently predicted that the world would end in 1914».[7]

Referencias[editar]

  1. The New York Times Magazine, 27 de septiembre de 1953.
  2. 1914, por J. Cameron, 1959, págs. v, vi.
  3. La Times Magazine de Nueva York, 1 de ago. de 1954, pág. 9.
  4. (The West Parker, Cleveland, Ohio, 20 de enero de 1966).
  5. Sagan, Carl (en inglés). Broca's Brain: Reflections on the Romance of Science, p. 332. Random House Publishing Group, 2011. ISBN 0307800997, 9780307800992. En Google Books. Consultado el 7 de octubre de 2019.
  6. Sagan, Carl (en inglés). The Varieties of Scientific Experience: A Personal View of the Search for God. Penguin, 2006. En Google Books. Consultado el 7 de octubre de 2019.
  7. Cameron, Don (en inglés). Captives of a Concept (Anatomy of an Illusion). Lulu Press, Inc., 2013. En Google Books. Consultado el 7 de octubre de 2019.